Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 17 de mayo de 2012

No me dejes caer en la tentación

El pasado lunes, con motivo de mi cumpleaños, llevé una caja de bombones al trabajo. Como soy una pena de persona calculando cantidades, compré un kilo. Al finalizar la jornada sobraba como media caja, por lo que la guardé en la nevera a fin de que la cataran dos compañeras que el lunes no habían venido.

El martes fue fiesta en Madrid y vino un compañero a  casa a buscar unos trastos que el churri no necesitaba (un ordenador viejo, unos altavoces y un DVD) que han terminado en el comedor del Colegio de Aranjuez, donde es residente nuestro compañero y al cual asiste su hijo. Me alegró infinito que nuestras cosas acabaran siendo de utilidad en un colegio. 

Como agradecimiento, ayer miércoles me trajo una tableta de chocolate pero no termina aquí la cosa. Cuando fui a la nevera, observé que aún quedaban bastantes bombones. No hice otra cosa que andar ofreciendo bombones a todo el mundo pero la caja parecía no tener fin y, como la tenía al lado, estuve picoteando bombones toda la tarde.

Para colmo de males, el martes había sido el cumple de mi jefa y, para celebrarlo, trajo el miércoles bizcocho de chocolate, que también me zampé con deleite.

Las consecuencias: Un empacho monumental y una ligera repugnancia al pensar en chocolate.

Pensé que jamás sería capaz de decir esto pero creo que voy a pasar una larga temporada sin comer chocolate. Tal vez me trague mis palabras junto con media tableta dentro de tres días pero, de momento, es lo que hay.

Pienso utilizar esto de aprendizaje en la vida y, cada vez que tenga una necesidad imperiosa de devorar chocolate, recordaré la vorágine de estos días y quizás, sólo quizás, así se aplaque mi ansia desaforada.

De más está decir que, como aun así sobraron, los que quedaron se los di a mi compañera V. para que se los llevara a su familia y me dice “¿No quieres llevártelos a tu casa para el churri y para ti?” Sólo de pensar en llevarme todavía más chocolate a mi casa, por poco me da algo.

El año que viene, medio kilito, que mis compis parece ser que están muy poco golosos últimamente.

28 comentarios:

  1. Yo amaba la tarta de chocolate que hace mi madre. Un día me empaché y desde entonces prefiero la muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, no me digas eso, que espero poder comer chocolate alguna otra vez... Besotes!!!

      Eliminar
  2. Tomamos nota Álter, a ver cuánto tardas en volver a pecar, jejeje, ya nos contarás.
    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento no he pecado, pero ya me va dando menos asquito... Jajaja. Besotes.

      Eliminar
  3. Qué solete... no tenerte yo de compañera, con lo que me gustan los bombones, raro que te hubiera sobrado alguno.
    Por cierto, ¿se puede uno empachar de chocolate?, porque yo no lo he conseguido todavía, ya me gustaría...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba que era imposible pero te prometo que me llegó a dar hasta asco el otro día, jajaja. Ahora ya no tanto... Besotes.

      Eliminar
  4. Mmmmm... chocolateeee, jajajajajajaja. El año que viene, cuando lleves medio kilo seguro que todas tus compis están premenstruales y se queda corto el medio kilo, ya verás, ya, jajajajajaja. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso es ley de Murphy. Uno nunca acierta con la cantidad de comida. O te pasas o te quedas corta... Besotes.

      Eliminar
  5. Para empezar yo te diría que cuando se calcula "por arriba" una no es ninguna pena de persona, siempre es mejor que sobre a que falte. Lo que daría yo ahora por uno de esos bombones! ;d

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Algún día se inventará el teletransporte y os podré mandar unos cuantos. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Yo no soy mega forofa del dulce, pero cuando me da por el chocolate...soy como un agujero negro! Y lo del arrepentimiento, quizás a ti te funcione, pero yo cada vez que he pillado una turca me he jurado no catar ni una sola gota de alcohol más y aquí me ves, deleitándome con una cervecita ;) Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no. Si lo mío no es arrepentimiento. Es empacho puro y duro, jajajaja. Besotes y espero que haya aprovechado la cervecita!!!!

      Eliminar
  7. Que acumulación de chocolates jaja si te sobran mandalos para aca que yo encantada siempre. Besos chocolateados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que quedaban se los llevó V. para su familia (ella también estaba que reventaba de chocolate, jajaja). Besotes.

      Eliminar
  8. Jajajaajajajaja, ya te veo empacha de chocolate... pero si eso no empacha!!! o es que tú no tienes termino medio claro... eso se dice que me planto en tu ofi y me pongo morá para que me salgan todos los granos juntos. Mejórate, besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pensé que nunca podría sucederme pero sucedió... Jajajaja. Besotes.

      Eliminar
  9. Ains, pues si te siguen sobrando, mándalos para acá! Que yo mando la dieta a hacer puñetas, jajaj.
    Y te aseguro que se te pasa, te habla la chocolatera oficial. Un día te empachas, al día siguiente no quieres oir hablar del chocolate, pero al tercero ya estás salivando, chocholateeeeeee....
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora ya no me da tanta repugnancia cuando pienso en él... Jajaja. Besotes.

      Eliminar
  10. ...y líbranos del mal. ¡Amén!.

    (Casi me empacho leyendo)
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no veas qué saturación... Jajaja. Besos.

      Eliminar
  11. Saturada!! jijii
    pero si el chocolate es el causante, dudo que te dure mucho...es un placer dificil de eliminar
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo creo que la saturación no me va a durar demasiado. Jajaja. Besotes.

      Eliminar
  12. MMMMMmmmm chocolate...(tonillo Homer) que rulen!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por mi curro rulaban y rulaban y nunca se acababan. Jajaja. Besotes.

      Eliminar
  13. ohhh....a mí me encantaaaa....y no consigo nunca un empachoooo.....y mira que yo soy de brownie de chocolate con helado y sirope de chocolate a mansalva!

    Besos dulces!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba a pasar dos días alimentándote prácticamente a base de brownie y me cuentas... Besotes!!!!

      Eliminar
  14. Vaya, creo que fácilmente podemos formar el club de los amantes del chocolate, jeje. Yo todavía no consigo empacharme de chocolate, pero tampoco es que me lo permita mucho cierto órgano acumulador de billis, que cuando me he pasado ni tardo ni perezoso me manda unas advertencias que no te cuento, el muy...pero aun así, sigo dándome mis gustitos...ahora mismo, como el 15 ha sido día del maestro en México, tengo todavía por ahi unos cuantos chocolates que me han dado mis alumnos, eso si, solo uno por día para no contrariarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si aquí en el trabajo nos hubiésemos puesto el límite de uno por día todavía tendríamos reserva para mi próximo cumpleaños, jajaja. Besotes.

      Eliminar