Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

viernes, 13 de julio de 2012

De cómo involucioné en las redes sociales


Hoy me ha dado por recordar el estado de alienación al que me vi sometida hará como dos años, cuando decidí abrirme una cuenta de Facebook. Supongo que, el que más el que menos, todos hemos pasado por ese trance y, los que no, tienen una fuerza de voluntad encomiable y aprovecho la ocasión que este medio me brinda para hacerles llegar mi más sincera admiración.

Mi involución en el mundo Facebook ha sido más o menos así:

Cuando abrí la cuenta hice lo normal. Esto es, buscar gente conocida para agregarla y entrar cada tres minutos a ver si me había agregado alguien. Todos los días publicaba mi estado y me leía las actualizaciones de todo el mundo.

Cuando lo de buscar amigos perdió la gracia (o cuando dejé de tener amigos a los que buscar, que tampoco es que conozca tantos millones de personas) empecé a buscar enemigos. No para agregarlos, claro está, pero sí que me dio cierto morbillo eso de buscar a los típicos compañeros de instituto o de trabajo que nunca soporté. Para cotillear, básicamente. Pasé grandes momentos viendo quién había engordado, quién se había quedado calvo y quién seguía igual de guapa, la muy asquerosa (seguro que tiene mal aliento o algo, pero como eso en las fotos no se ve…). Ahí fue cuando me di cuenta de que Facebook es como una plaza de pueblo virtual. Tú vas ahí a enterarte de qué es lo que se cuece y te enteras de las intimidades de todo quisqui. Huelga decir que, cuando terminé con los enemigos, me dediqué a los ex (a excepción de mi primer novio, que a ese lo tengo de amigo y es muy majete). Les cotilleaba la situación sentimental para, acto seguido, ir a cotillear la foto de su actual novia, a ver si era más fea que yo. Es curioso como, a pesar de que uno puede no querer volver a ver a un ex ni en pintura, siempre te queda esa cosa de compararte con la actual. Al menos a  mí me pasa pero lo mismo estoy enferma, qué se yo.

La etapa “marujona” pasó, igual que había pasado la etapa “Soy Miss Sociabilidad” y yo necesitaba nuevas emociones. ¿Qué me iba faltando? Los jueguecillos. Por aquel entonces, los jueguecillos solían ser tipo test. En un par de semanas averigüé qué estación del Metro de Madrid soy, qué dibujo animado de los años 80 soy, de qué país es el amor de mi vida (aún por conocer) y un montón de datos útiles más que me han ayudado mucho a crecer como persona. El súmmum de la tecnología era una mascota virtual. En mi caso elegí una gata rosa a la que di en llamar “Judy Garland”. Soy una nostálgica.

Judy debe haber muerto de inanición a estas alturas porque hubo un día en que me cansé de ese bicho amorfo que lo único que hacía era comer, defecar, ir de visita a casa de sus amigos hambrientos y defecadores y conseguir monedas para adquirir muebles y demás artículos de consumo.

Hoy por hoy, mi actitud en cuanto al Facebook ha cambiado radicalmente. Actualizo de pascuas a ramos. No leo prácticamente nada porque no tengo tiempo (prefiero leer blogs, la verdad sea dicha) y, como alguien me vuelva a invitar a la chorrada del juego de las Granjas, juro por mi vida que me lío a tiros con las vacas, y eso que siempre he sido defensora de los animales. Avisados quedáis.

Por cierto, todo lo que he relatado se refiere a mi cuenta de Facebook personal. La del blog es otro cantar y ahí me encanta actualizar, leer y lo que se tercie así que, si no sois fans míos todavía, ya estáis tardando. Aquí, a la derechita. 

30 comentarios:

  1. Hola, hola....

    Me ha gustado mucho, mucho conocer tu experiencia con Facebook. Me ha hecho gracia que digas que admiras a las personas que no han entrado en ese rollo, que por cierto es mi caso y tiene una explicación: quedé tipa, muy harta del messenger, de estar enganchada a toda hora y dije basta, pues no quería sentirme esclavizada otra vez con algo similar, pero más moderno y dinámico. No descarto darme de alta pero más para temas profesionales, aunque no lo veo muy claro. Coincido contigo en que los blogs son otra cosa, es como si leyeras mini revistas virtuales de muchos temas.
    Ay nena como me he enrollado... y por cierto yo soy tu seguidora desde el primer día que puse un "pie" aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Me refería a fans de facebook pero, si no has pasado por el aro, mantente así. Yo, de momento, con lo que no he pecado aún es con Twitter. Espero mantenerme fuerte... Un besote!!!

      Eliminar
  2. ¡¡¡Me ha encantado esta entrada Álter!!!

    Lo de compararte con las actuales novias de tus ex es todo cierto! jajaja

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhh. O sea, que no soy la única... Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Jajajaja, creo que TODOS habremos pasado por esas fases (y quién diga que no mentirá como un bellaco), ahora lo uso principalmente para tener controlada a mi gente en Canarias, y los que están pateándose el mundo (y para que todos ellos sepan de mis andanzas, es que si no se aburren XDD).
    Kisses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo lo uso también un poco para enterarme de qué se cuece en Uruguay y USA. Esto es lo que pasa cuando tienes a la gente desparramada por todas partes. Jajaja. Un besote!!!

      Eliminar
  4. Jajaajaaaa!!! Bueno, bueno, estoy alucinando leyéndote!! A mí me pasó exactamente igual. Pero vamos, lo mismo! Sufrí la misma involución y alienación que tú: cotillear el estado (sobre todo estado físico y sentimental actual de ex compañeros, ex amigos, ex novios y sus actuales novias/mujeres. Qué malignas somos! xD).
    Me enteré de bodas, bautizos y comuniones, me enganché a la puñetera granja, a las mascotas virtuales (perros y gatos que ya habrán muerto de hambre y desidia; islas, restaurante...); y ahora, la verdad es que entro poquísimo. Me aburre un montón. Me parece un patio de colegio. Y lo peor es que está lleno de canis!!!!
    Hace tiempo escribí un post sobre este mismo tema: Con facebook y a lo loco, si te apetece leerlo, ya verás cómo seguimos el idéntico patrón! xD

    PS: Soy muy fan de Luhay! (De ti ya lo era, eh??) ^^
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscaré tu entrada en cuanto me ponga al día con todo lo que tengo atrasado, porque la verdad es que me interesa un montón leer cómo fue tu experiencia...
      No sé si decirle a Luhay que tiene una nueva fan. Luego se le sube a la cabeza y no hay quién le aguante.

      Besotes!!!

      Eliminar
  5. Yo pasé más o menos por las mismas etapas que tú cuando me uní a Facebook, aunque mi final es diferente, un buen día, harta de esa red social, me di de baja...
    Besotes y feliz sábado guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he llegado a esos extremos porque tengo mucha gente fuera de España y es como una manera muy rápida de enterarte de lo que les pasa, que si no... Besotes!!!

      Eliminar
  6. jajajaj que análisis mas detallado. Me he visto retratada totalmente, yo también he involucionado, ahora entro a diario y lo cierro al instante, que hago yo ahí????Me aburre mucho, aunque reconozco tristemente que yo también me hice una mascota lila que ahora estará muerta, ains la pobre!!! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía era rosa y seguro que también está en el cielo de las mascotas virutales, junto a la tuya, quejándose de lo malas madres que fuimos. Un besote!!!

      Eliminar
  7. Jajajaja, que razon tienes! Yo esque lo utilizo para otras cosas, tenemos como una comunidad virtual musulmana y nos colgamos mucha informacion religiosa y noticias de lo que pasa en el mundo que los medios de comunicacion convencionales 8osease la tele) no publican porque no les combiene a quienes los manejan. Tambien para hablar gratis con mi hermana o madre o quien sea y no gastar tanto movil, le dejo un mensajito por ahi y ya esta, enseñarles alguna foto de los niños que luego borro, por si llega a manos indeseadas...bueno cosas asi, pero no tengo ninguna foto mia por ningun lado ni pongo infromacion personal tipo dodnde vivo y cosas asi. Que la gente te cuenta hasta cuando se va a mear...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo lo estoy usando más para mensajitos directos o para chatear que para otras cosas. Es que hay veces que dices "¿pero para qué leches publicas esto?". Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Yo me di cuenta de que tenía tantos amigos que borré el FB y me hice otro nuevo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra. Hay gente que tengo agregada y con la que no sé si nos habremos dicho "hola" alguna vez. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Tengo FB desde hace mil (cuando casi nadie lo conocía por aquí) porque, como tengo a varios amigos viviendo fuera de España, me venía genial,y bueno, creo que pasé por las mismas etapas que tú... sí, seguro...

    Ahora desde hace un par de años ha pasado a un segundo plano desde que estoy en twitter ^^

    ... aunque lo sigo usando ( soy bastante de redes, la verdad)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, de momento, he conseguido no caer en Twitter (espero que me dure porque no me quiero viciar con nada más...). Besotes.

      Eliminar
  10. jaja, facebook tiene sus momentos; el momento cotilleo, el momento activo y el momento pasaba por aquí...a mí el momento granja no me llegó, vamos que me invitaban pero qué perezón, no me van los jueguecillos...
    Tengo una compañera que hace todas sus investigaciones por el face, para saber en qué trabaja, cómo le va o incluso para saber si ha engordado alguien en concreto...menuda es mi compi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se le pasará, supongo... Es la etapa "marujona". Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. jajaja lo de que "empecé a buscar a los enemigos" se ha salido jajaja, he de reconocer que yo también lo he hecho ; ), pero buscandolos en amigos que tenía agregados jejeje, mera curiosidad vaya...

    Yo en face de jugar nada de nada, bueno algún test si cabe en los inicios., pero ya, pero por lo demás al principio si que evolucioné como tu dices, supongo que a muchos nos pasa igual

    ; )

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por lo que leo todos hemos ido pasando más o menos por las mismas etapas. Es un mal endémico de esta nuestra sociedad. Jajaja. Besotes.

      Eliminar
  12. jajajajaj vaya tela! La verdad es que yo tampoco me meto mucho en Face, cada vez menos, pero lo de cotillear a los ex y a sus "actuales" para comprobar lo pencas que son..jejeje no puedo evitarlo, es que me pierde! XD
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos de naturaleza cotilla... Muahahahah. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Tanta razón tienes...sin embargo, cuando vives lejos es lindo estar cerca de tus amigos. Saber como les va, ver si ya están pelones, gordos o si ya pasaron por quirófano y conocer a sus hijos. Es una lástima que creo yo que está pasando de moda y la gente ya no tiene tiempo. Ya vendrá otra cosa. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro. ¿Quién se acuerda ya del messenger? Yo también lo conservo por la gente que tengo lejos porque es una forma rápida de ponerme al día pero, por lo demás...
      Nena, que no me he olvidado de ti. Voy a ver si termino con todo lo que tengo en el Reader de Blogspot y me pongo con los de Wordpress... Esto es un sinvivir. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Vaya, has pasado por lo mismo que yo... el caso es que yo también me enganché a los jueguecitos, lo dejé y volví a caer, y lo he vuelto a dejar... si es que soy un desastre... en fin, que ahora que me mudo a casa no voy a tener internet, asi que tendré que dejar el jueguecito de tuenti en este caso.

    Ah! y no te sigo por fb porque no entro apenas y cuando lo hago me da tanta pereza ver las vidas perfectas de los demás que lo vuelvo a cerrar... aparte de que odio que mi cuñada y la novia de mi primo estén tan enganchadas a las redes sociales que les he cogido hasta manía...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente haces bien. Todo lo que sea no engancharse es positivo. Y, oye, nadie tiene una vida perfecta. Todo el mundo tiene sus cosas, aunque nos callemos para que no lo parezca (o para no dar el coñazo, yo soy de estas). Un besote!!!

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. ¿Debo? ¿Y si no lo pruebo qué me pasa?

      Eliminar