Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

viernes, 6 de abril de 2012

Jueves Brujo y doloroso


Andaba yo ya con síndrome de abstinencia de hacer un poco el vago, ya que este año no estoy teniendo prácticamente vacaciones porque estoy reservando días para irnos a fin de año a mi Montevideo querido.

Dediqué la jornada de ayer jueves a sociabilizarme. Se organizó aquelarre con las brujas (menos C., que se fue por esas tierras de Dios con su consorte), con mi churri y con el consorte de C.P. y la bebé de ambos.

Fuimos a “El Olvido” (Juan Hurtado de Mendoza, 13. Metro Cuzco). Es un restaurante que forma parte de una cadena de la que ya conocíamos otro que se llama “El Recuerdo” (qué chistosos). Nos gusta mucho la comida que sirven ahí. Funciona en base a menús, donde eliges un primero y, en base al segundo que elijas, es lo que te cuesta el menú. Aparte, se puede pedir postre a un precio muy razonable. Servidora se puso hasta las patas con un hojaldre de puerro y espinacas de primero, merluza al horno con puré de patatas y verduritas de segundo y, como no hay comida que se precie sin su buen postre, me metí entre pecho y espalda una fondue de chocolate con plátano y fresas. Hubo que pedir café para bajar tanta comida pero valió la pena.

Estuvimos hablando de todo un poco. Mi amiga S. ya estaba pensando en planes de boda cuando se enteró de que a fin de año tenemos pensado irnos a Montevideo. Ella es como Susanita (la de Mafalda), ve romanticismo por todas partes y decía que, si le iba a presentar a mi madre, eso era porque nos íbamos a casar. Qué cruz, madre mía. Tuve que ponerme a explicarle que no, que hacemos el viaje porque me da la gana a mí, porque hace mucho que no voy y porque tengo mono de ver a mi madre y a mi gente, que hace años mil que no los veo. No sé si se habrá quedado conforme porque mi niña es cabezota cosa mala.

El caso es que, entre charla y charla, novedad y novedad, no nos percatamos de que habíamos entrado en el local a las dos de la tarde, y estábamos tomando el café a las cinco. Un poco más y ya pedimos directamente la merienda. Nos trajeron la cuenta sin que la pidiéramos (normal, lo que me extraña es que no nos echaran a patadas).

Ayer ya me había levantado yo con dolor de cabeza pero me tomé un paracetamol con la comida y aguanté como una jabata. El problema vino al volver a casa. Se me empezó a levantar un dolor de melón que intenté subsanar echándome un sueñecito abrazada al Gordi en el sofá pero creo que fue hasta peor. Qué jaqueca. Épica. Me duró hasta las dos de la mañana después de haberme tomado un ibuprofeno tamaño familiar.

Y este fue mi Jueves Santo. Seguro que lo de la jaqueca fue un castigo por montar aquelarres en fechas tan señaladas. 

20 comentarios:

  1. Yo creo que un Eno o sal de frutas hubiera ayudado jejejeje
    Un beso

    Y la boda pa cuando jajaja. Es brooma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de la sal de frutas no hubiese sido mala idea. Pena que el camino de vuelta era cuesta arriba porque, de lo contrario, podría haber vuelto a casa rodando...

      La boda, no sé, pregúntale a S., jajaja. Un besote.

      Eliminar
  2. Nada de eso.
    Hace muchos años, un día como jueves santo, mis amigas y yo quedábamos para salir en una procesión (la del silencio, que siempre hay razones pa pedir: por el examen, por que encuentre trabajo, para que me toque la primitiva y la paz del mundo, jeje).
    Creo que de los chorrocientos años que llevamos juntas SÓLO hemos salido una vez, el resto de jueves, de aquelarre, y lo bien que se nos quedaba el cuerpo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se queda una como nueva, sí... Un besote.

      Eliminar
  3. Yo estoy hasta en tratamiento por las cefaleas, con eso te digo todo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía... Y yo quejándome!!! Un besote.

      Eliminar
  4. Anda, no me digas que ayer fue jueves santo...si seré hereje, que yo ayer me fui a comer a casa de una amiga y de paso nos tomamos unos cuantos tequilas, llegué a mi casa a media noche, oopps, debo ser un angelito o tener muy buenos conectes allá arriba porque me he levantado de maravilla,jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, yo no bebí nada y mira qué jaqueca más tonta... Un besote!!!

      Eliminar
  5. Los días señalados, son señalados porque alguien los señalo. Bueno, que no sé lo que digo, pero todo este circo de Semana Santa me cansa mucho, lo que no me cansa es intentar disfrutar a tope los días libres que me corresponden. Lo de la jaqueca a sido solo una coincidencia, eso si, el hojaldre de puerro y espinacas, con lo que me gustan a mi esas cosas, me ha dejado con ganas. Cuídate. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba de muerte el hojaldre... Un besote.

      Eliminar
  6. Pues mis jaquecas aparecen en jueves santo, viernes sAnto, bodas, bautizos, comuniones, nochevieja y fiestas de guardar. Oportuna que es una. Pero mucho peor es aguantarla un dia de trabajo...
    Vivan los novios!!!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Otra que ya va empezar a comprar arroz... Un besazo!!!

      Eliminar
  7. Ojú nena, vaya paliza con el dolorcito de marras... y a mí que me da que te vas a Montevideo para casarte de tapadillo, con eso de "gordiiiii echo de menos a mi mamiiiii" y la mami está organizando la boda para asegurarse de poder asistir.
    Avisa, que hay que ir comprandose la pamela jejejeje. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Halaaa, vengaaa, otra más con la bodaaaa. Jajajaja. No, si al final me acabaré casando sólo para no seguir escuchando el soniquete, jajaja. Un besote, guapa!!!

      Eliminar
  8. Por suerte he sufrido pocas migrañas en mi vida, pero recuerdo una en la que tiré horas en la habitación a oscuras y con ganas de vomitar...Qué mal se pasa!
    La comidita me ha puesto los dientes largos...ñam!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las migrañas dicen que son lo peor... Yo, por suerte, nunca he tenido ninguna. La comida estaba de diez. Y la compañía, aún mejor. Un besote.

      Eliminar
  9. Las migrañas son horribles yo pase una etapa de cuarto oscuro, nada de ruidos, abrazada a la almohada y con ganas de morirme, por suerte, hoy en día es solo la alergia lo que trata de matarme!
    La comida de envidia total y el viaje a Montevideo ya ni se diga...
    Con respecto a la sal de frutas, aveces funciona y aveces no... O por lo
    Menos a mi que me tiendo a ir con facilidad a las drogas duras! Un beso y feliz Finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, conozco a algunas personas que padecen de migrañas y dicen que es algo tremendo... Yo, por suerte, nunca he pasado del jaquecón. Estoy que me muerdo las uñas con el viaje y eso que faltan meses y meses... Un besote y feliz finde para ti también!!!

      Eliminar
  10. Yo hubiera preferido aquelarre..... snif!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que donde esté un buen aquelarre... ¿Qué te pasó? Besotes.

      Eliminar