Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 26 de abril de 2012

Eres mi héroe

Hoy voy a hablar de Super Héroes. Porque sí y porque me apetece (y porque estuvimos hablando de esto en mi trabajo y la conversación me dio suficiente material para un post).

Analicemos algunos de los Super Héroes más populares: 

Superman

Intenta dar imagen de intelectualoide gafapasta escuálido y algo tímido pero en el fondo es un musculitos vigoréxico vestido de azul y rojo con los calzoncillos por encima de los pantalones (o con la ropa de hacer aeróbic, esta parte no la tengo muy clara) cuya principal afición es levantar trenes y frenar aviones en pleno vuelo demostrando su hombría. Vuela con el puño hacia delante para ir espantando los pájaros y no darse de bruces con ninguno. Es vulnerable a la kriptonita (ahí es nada). 

Spiderman 

Le picó una araña radiactiva y desarrolló una capacidad tremenda para soltar telas (no quiero imaginarme cómo tendrá su casa) haciendo un gesto con la mano parecido al que hemos hecho todos alguna vez cuando nos van a sacar sangre y para pegarse a las paredes como una mano loca (qué recuerdos de aquel juguete pegajoso que hacía nuestras delicias y levantaba las iras de nuestras madres al ver el estado deplorable en el que quedaban las ventanas, los espejos, la tele…). Digo yo que será vulnerable al insecticida porque no he localizado mayor información al respecto. 

Hulk

También fruto de la radiación, este simpático personajillo se pone verde de rabia (literalmente) y se rasga las vestiduras (literalmente). Es capaz de dar saltos kilométricos que hacen sospechar que necesita un buen control antidopping y, muy listo no será, pero es capaz de parar misiles con el pecho. Eso es tener músculos de acero y, lo demás, tonterías. 

El Capitán América 

Paradigma por excelencia del American Way, era una persona de escasos recursos, a la par que enclenque, que fue rechazada en el ejército para luchar en la Segunda Guerra Mundial. Como solución alternativa, le propusieron ser el conejillo de indias de un científico chiflado que había inventado un suero milagroso que lo convertiría en un tío como está mandado. Lo adiestraron, lo drogaron, lo radiaron (qué manía con las radiaciones), lo vistieron de bandera, le pusieron como unos cuernitos en la cabeza (dicen que son alas pero ¿quién tiene alas en la cabeza?) y él se fue tan feliz a combatir enemigos a diestro y siniestro. La vestimenta no era muy adecuada para misiones encubiertas, todo hay que decirlo. 

Batman 

Este es el que más me gusta a mí. No tiene superpoderes, no le picó nada, no lo drogaron, no recibió radiaciones de ningún tipo y no cambia de color. Viste de un elegante color negro, conduce un cochazo, es rico, se desliza por unos tubos divertidísimos y combate el mal él solito, sin necesidad de anabolizantes. Todo un machote. Tiene un roomate, del que se rumorea que es gay que, a veces aparece y a veces no. En los años sesenta tenía hasta barriguita porque no estaba tan de moda la metrosexualidad y, como era un machote, no tenía ningún tipo de prurito en lucir su pancita cervecera. Batman mola mucho. 

Si nos ponemos a hacer una revisión, así por encima, es fácil comprobar que ninguno de ellos constituye lo que podría llamarse un “mito erótico”. 

Sin embargo ¿qué pasa con las féminas?: Catwoman, Xena, Wonder Woman… Están todas buenísimas y te hacen desearles una muerte lenta y dolorosa a manos de algún villano despiadado. 

Se nota que los cómics de super héroes se crearon pensando en lectores masculinos, ávidos de identificarse con el protagonista y de babear con las mujeres voluptuosas. 

Como nota cultural, agregaré algo que me contaron hace años. El origen de los super héroes, según cuenta la leyenda, coincide con el nacimiento de la burocracia ya que, ante la impotencia que comenzaron a sentir los ciudadanos, surgió la idea del super héroe como personaje capaz de tomarse la justicia por su mano, pasando de impresos, de sellitos y de colas interminables. 

Hala, para que no digáis que nunca os enseño nada.

20 comentarios:

  1. Oye, pues a mi Supermán vestido de calle (sin el supertraje) me pone bastante, con tu permiso, mucho mejor que Batman, donde va a parar...

    Buen apunte cultural, creo que es lo que necesitamos en estos momentos: Un supermegahéroe anti crisis, y anti gobiernos recortadores

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que necesitaríamos uno...

      O sea, que te mola el gafapasta. Tiene su punto, la verdad, pero como es un mero disfraz, siempre sabría que en el fondo es un vigoréxico, jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Mu chulo tu post... sigue por ahí que me has enganchao... seguro que te quedan más superheros por destripar. Por cierto, que buenísimo está Lobezno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Lobezno está muy bueno, aunque nos acabaría rompiendo la Epilady... No tenía pensado hacer segunda parte (sobre todo porque no controlo mucho de superhéroes) pero, oye, si se somete a votación popular... Yo me debo a mi público. Jajaja. Besotes.

      Eliminar
  3. MIra conozco yo a una heroína, nieta de la crisis e hija de la recesión que no cumple ningún estereotipo físico comparable...jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero a esa nunca la criticaría. Ella es intocable. Besotes.

      Eliminar
  4. Pues si, me gustan las películas de superhéroes pero no soy de comics e igual que a ti me encanta Batman, hasta el de Val Kilmer. Sin embargo me intriga uno en especial: el intachable, el inigualable y peculiar Bocasecaman. De las féminas, la verdad es que siempre me ha gustado Xena, repito, no el comic sino la serie. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, la verdad, es que nunca he sido mucho de superhéroes pero tienen algo gracioso. Un beso.

      Eliminar
  5. Por aqui siempre se aprende algo nuevo :) Y siempre productivo y divertido, me ha encantado tu descripcion de los superheroes jeje y toda la razon, por que tanta diferencia con las "superheroas", donde está el mito????Que nos lo traigan, nos han timado!!! Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso. Yo quiero un buenorro, buenorro. Besotes!!

      Eliminar
  6. Ains, pues a mi Bruce Wayne (Batman) me mola pero que muy mucho!! La verdad es que en esos temas soy un poco tío, porque me encantan toooodas las pelis de superhéroes y acción... Algún defecto tenía que tener!! jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, de defecto nada. Para gustos, colores. Yo no soy de pelis de acción pero las romanticonas también me enferman así que... Besos.

      Eliminar
  7. Pues yo prefiero a Thor, una mezcla de rudeza y ternura,de buen corazón, guapo, fuerte, valiente, rico, poderoso, inmortal ¿Hay algo más perfecto? jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te puedes creer que no sé de quién me hablas? Tendré que investigar... Hala, ya me has dado trabajo!!! Jajaja. Besotes, guapa

      Eliminar
  8. Llamadme ahora lo que queráis, pero lo de Futuro es una tapadera para Batman, asi que... siiii tengo a batman en mi cama... con su barriguita croquetera!!!! jajajajajajaja pero he de admitir que la barriguita le venía de regalo cuando me encontró que de todo no voy yo a tener la culpa.

    A mí me molaba mucho Christopher Reeve antes de tener el accidente y eso que yo era muy chiquitina, pero me lo contagió mi madre. No me extraña, teniendo en casa 1,59 de hombre escuálido pero con un culito bien puesto (Merenmadre dixit).
    Y ahora te voy a revelar el porqué del uniforme de Superman, que lo descubrí anoche:
    Viene de que El Hombre de Negro (de el hormiguero) luchó contra Superman y apostaron que el que perdiera llevaría los calzoncillos por fuera jajajajaja.
    Besotes, buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Me ha encantado la explicación.

      El mío también comparte con Batman la barriguita pero nada más. Ya podía compartir también los millones, el coche (y los tubos, que me alucinan). Besotes!!!

      Eliminar
  9. A mí me gustan las pelis de super-héroes, aunque no soy una fanática. Y coincido contigo, el que mola más es Batman (aunque por lo de volar, un ratico con Superman también me lo pasaría, jejeje...). Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volar tiene que estar guay. Pero Batman me puede comprar un jet privado para que vaya yo cómodamente sentada bebiendo champán mientras vuelvo de compras en Milán. Me sigo quedando con Batman. Jajajaja. Besotes.

      Eliminar
  10. Para superhéroes de verdad, Cálico Electrónico, Superñoño y el tío la vara. Los españoles tenemos unos superhéroes muy curiosos, verdad? Tendríamos que hacérnoslo mirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Soy suuuuper fan de Cálico!!! Me encanta. Jajaja. Pero es verdad que el superhéroe nacional es diferente, empezando por Super López. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar