Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 22 de julio de 2013

Crónicas Felinas LII: Si es que todo lo tienen que tocar

Marrameowww!!!

El viernes pasado no gané para sustos. Ya de por sí estaba yo con  los nervios a flor de piel porque llevaba dos semanas aguantando a estos seres (por suerte hoy ya se han reincorporado a la rutina y he podido disfrutar de un poco de tranquilidad).

Ya el jueves la cosa había sido un poco rara porque salieron por la mañana y no volvieron hasta bien entrada la tarde. Ya me extrañaba a mí que estuvieran fuera tantas horas si no era porque tramaban algo. Y lo tramaban. Vaya si lo tramaban.

El viernes sonó el timbre y yo corrí a esconderme debajo de la colcha, que es lo que hago siempre cuando viene gente a casa. Me di cuenta de que no era una visita porque el intruso se fue enseguida (o eso, o era una visita inteligente que no es capaz de aguantar a este par de dos demasiado tiempo). Me aventuro a salir al pasillo y ¿qué es lo que me encuentro? Montañas de cajas de cartón. Ya empiezo a sospechar. Esto no augura nada bueno. Y empiezan a sacar montones de cosas informes que van ensamblando. Bueno, el consorte ensamblaba, la bruja leía un papelito y le iba pasando tornillos a la vez que le decía cosas como “eso lo has puesto al revés”, “eso no está bien cuadrado”. Demasiada paciencia tiene el consorte. Yo le hubiese soltado ahí todo el material y le hubiese dicho “pues lo montas tú, lista, que eres muy lista”.

Ya el colmo fue cuando vino Telita (la de Vaya Telita) a traerle un vestido que fue el último caprichito de la bruja (que se cree que por mucho vestidito monísimo de la muerte que se compre va a cambiar esa cara, con la que hace años la hubiesen condenado en Salem) y va la tía con sus santos ovarios y dice que se baja a tomar algo con ella y ahí que deja al consorte sudando la gota gorda mientras ella se va a la terracita a tomar refresco marrón carbonatado. Manda narices la colega.

Cuando por fin terminaron, vi que en esta mi casa no hay uno ni dos sino tres muebles nuevos. Me siento como desorientado. No digo que no aprecie yo el tener nuevas superficies sobre las que tumbarme y esparcir mis pelos pero no reconozco mi casa como mía. Será todo cuestión de acostumbrarse, digo yo pero hay que ver qué manía tienen con eso de redecorar sus vidas. Ni que nosotros redecorásemos los callejones.      
Para colmo de males, se me pegó una tira adhesiva en mis partes nobles y me la tuvieron que despegar. No dolió pero no quiero ni recordar tan bochornoso momento.



Prrrrrrr.

40 comentarios:

  1. Hay cambian a casa y no te avisan! forlancito estas perdiendo poder...dentro de poco te cambian de casa y no te enteras! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya me lo hicieron una vez. Y a mi desaparecido compañero Luhay, dos veces. Yo ya no me fío...


      Prrrrr.

      Eliminar
  2. Ya verás lo bien que te lo vas a pasar afilándote las uñas en las nuevas superficies... :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son como muy brillantes y resbaladizas. No molan nada para el acicalamiento.

      Prrrrr.

      Eliminar
  3. Que lindo! Queremos fotitos de los muebles nuevos, con el gatito estrenándolos, por supuesto!
    Que comiences muy bien la semana! beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí la vamos empezando, acostumbrándonos al nuevo hábitat.

      Prrrrr.

      Eliminar
  4. Ay Forlancito, que te echaba ya de menos!!!
    Aquí, los listos, se fueron y el tiobarbas se llevo mi ordenador! Así que mami desconectada por decisión propia, y yo por obligación!!
    Y me dejan solita, pues sabes lo que se han encontrado a la vuelta? Noches de maullidos a diestro y siniestro jur jur jur
    Y yo esperando que vinieras...
    Lamiditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha sido posible, ma chérie...

      Y a todo esto, tú también puedes venir, ¿no? Os acordáis del feminismo cuando queréis...

      Más lamiditos!!!!

      Eliminar
    2. Uy uy qué borde! Que aquí teniamos toda la casa para nosotros solos....

      Eliminar
    3. Borde, no. Realista... Y no quiero discutir contigo, mi cachorrita!!!!

      Eliminar
    4. Forlán, ¡Eres todo un caballero!

      Eliminar
    5. Si es que los amores hay que cuidarlos...

      Prrrrr.

      Eliminar
  5. Forlán, no se te ocurrió robarles un tornillo? Les vuelves locos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tenían a buen recaudo por aquello de la seguridad y otras chorradas...

      Prrrrr.

      Eliminar
  6. Tocando y trastocando y así se va la vida pasando!!

    Entretenidito te tienen, digo yo que podías haberte puesto como el barbudo pelirrojo y mañoso de la tele a ayudarles...ainsss, que vaguedad!!

    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me faltaba. Dedicar mis días de sueño al bricolaje.

      Prrrrr.

      Eliminar
  7. La bruja hizo bien bajando a tomar algo y dejando al maromo en casa... al menos de vez en cuando se necesita un respiro!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El consorte porque es un bendito y no se enfadó pero yo le hubiese montado el pollo. Una descarada es lo que es.

      Prrrrr.

      Eliminar
  8. Tengo que encontrar alguien como el consorte. Eso de montar muebles necesita de un master.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja le dicta las instrucciones y el consorte suda. Eso es trabajo en equipo.

      Prrrrr.

      Eliminar
  9. Forlán haciéndose las ingles brasileñas jajajajajaja!!! Ay, pobre, qué sufrimientos. La próxima vez me llamais y voy yo a ayudar a montar muebles. Llevo mi súper taladro y mi destornillador eléctrico molón y no se me resiste nadie!!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había nada que taladrar pero seguro que tú hubieses encontrado una excusa.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  10. Tranqui, Forlán, enseguida le encontrarás utilidad al nuevo mobiliario. Más sofás que arañar y más madera con la que rascarte. Cuestión de acostumbrarse ;)

    Un besote a la de Salem!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo trajeron armaritos. Unos son de metal y los otros son de madera pero como brillantes y resbalosos. Ahí no hay quien arañe a gusto.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  11. jajajjaja, lo peor lo d ela tira adhesiva.... no mientas, q algo te doleria... iiiiihhhhhhhhhhhh

    Tu dueña si q es lista, jajajajaja, le salió la jugada perfecta, jajajaja

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no, que no dolió. Si hubiese dolido ya me hubiese encargado de que éstos se enterasen.

      Y sí, la bruja sabe más por vieja que por bruja.

      Prrrr.

      Eliminar
  12. Y que descontrol ¿verdad Forlan? Hasta que te acostumbres anda que no te quedan vueltas que dar alrededor.
    Por cierto ¿que tipo de muebles son? La curiosidad me reconcome...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un mueble para la entrada, dos armaritos para la cocina y un armario para el baño, que el que tenían se les quedaba pequeño (es que la bruja se cree que a base de ungüentos va a mejorar algo).

      Prrrrr.

      Eliminar
    2. Ya no... Be water, my friend.

      Prrrrr.

      Eliminar
  13. ¡Esta gente! Y van y te meten muebles nuevos sin consultar, ja, ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves. Unos desconsiderados es lo que son...

      Prrrr.

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Drástico pero efectivo. Un poco barriobajero, eso sí... Me lo pensaré.

      Prrrrr.

      Eliminar
  15. Te lo voy a chivar para que que lo sepas...los muebles son del Ikea..y si los arañas les va a dar igual porque según mi dueña los cambia y punto y pelota...no malgastes energía en eso..yo de ti me hacia con los manuales y aflojaba los tornillos

    Murphys

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que encima tienen una superficie raruna y resbaladiza que no se puede arañar. Estos suecos están en todo.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  16. ¡Qué falta de respeto, no consultarte como si no vivieras allí!
    ¿Te dejaste tocar por Telita?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me dejo tocar por casi nadie. En el fondo soy muy tímido. De todas formas, Telita no subió porque decían éstos que no estaba la casa en condiciones de que la viese nadie.

      Prrrrr.

      Eliminar
  17. Jajaja... pues boicotea, deja huella: levantas una patita y te das a la lluvia dorada, verás como terminan por sucumbir... Vamos que no ganas para sustos!!! Y mientras tu amor afilando garra y de cacería!! Menuda fiera has roneao!!! Rrrrrrrrr...

    《|
    《| ○
    <|

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatos no levantamos la patita. Eso es muy vulgar.

      Lo de mi Trax ya lo he leído y me ha dado una envidia tremenda... pero me alegro por ella..

      Prrrrr.

      Eliminar