Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 18 de julio de 2013

Burrocracia 2 (El retorno)

Como recordaréis por esta entrada el churri y yo nos hemos cambiado de centro de salud.

Como, por suerte, una anda bien y los achaques propios de la edad aún no han hecho mella, no había tenido oportunidad de estrenarlo hasta la semana pasada. No iba por nada especial. Únicamente quería un volante para hacerme una analítica y otro para una citología. Vamos, lo que viene siendo la ITV de todos los años.

Cuando me di de alta en el centro de salud, pedí que me pusieran médico de mañana, ya que como trabajo de tarde prefiero que no interfiera (responsable y educadita que es una). Cuando vi el nombre del médico en la tarjeta le comenté al churri que tenía pinta de ser joven (el nombre me sonó a hombre joven. No preguntéis por qué).

Pues bien, aprovechando las vacaciones pedí cita (yo disfruto las vacaciones a tope) y ya me sorprendió que me la dieran a las 15:25 pero me dijo el churri que a lo mejor el turno de mañana era hasta las 16:00. Nunca había ido al médico a esas horas así que la franja horaria quedaba para mí en una especie de limbo en el que no tenía yo muy claro si era de mañana o de tarde.

Total, que llego al centro de salud y pregunto dónde es la consulta del Dr. XXX. Me dicen que se ha jubilado (ole yo y mis intuiciones) y que ahora me toca con la Dra. YYY que está en la consulta 123 (por decir algo). Allí que me encamino y, cuando sale a pasar lista ya me cae mal. ¿No os pasa que  hay gente que os cae mal sólo con verla? Pues eso me pasó con esta mujer.

Me toca mi turno. Entro. Le digo a lo que voy y me dice “¿Quién te atendía antes?” a lo que contesto que nunca había estado en ese centro y que antes iba a otro. Me contesta que sí, que estuve con la Dra. Tal y la Dra. Pascual. Le digo que no pero debe pensar que soy esquizofrénica porque no me hace caso y sigue a lo suyo.

Le comento lo de la citología y me dice “pero tú has estado embarazada hace poco”. La miro con cara de asombro y le digo que no. Entonces se corrige y me dice: “Ah, no. Eso fue en 2002 y 2005 el segundo. “No he estado embarazada en mi vida”, contesto ya al borde del colapso. Por si eso no le daba suficientes pistas acerca de que probablemente estaba mirando el historial de otra paciente, en lugar de preguntarme mi nombre, me suelta “¿Tú no eres Pepita Pulgarcita?”. Hala, si conozco a Pepita ya me sé su historial médico en profundidad. Eso es secreto profesional y lo demás tonterías. Al darse cuenta de que no soy yo, deja ahí el volante para la citología que le ha hecho a Pepita y me hace a mí uno nuevo. Había que rellenar la fecha de la última citología pero ella puso la fecha de mi último periodo porque le molaba más.

Menos mal que cuando fui a pedir las correspondientes citas comprobé que esta doctora está en turno de tarde (porque al jubilarse mi jovencísimo doctor hicieron un reparto a lo loco) y conseguí que me cambiaran a una de la mañana que espero que esté en sus cabales y no ventile a los cuatro vientos la información confidencial de los pacientes.


Por cierto. El volante lo imprimió con el encabezado en la parte de abajo. 

36 comentarios:

  1. Ahhhh jajajjaaa que chistoso!! debio haberte preguntado tu nombre primero!! y si tienes razón!! hay gente que con solo mirarla ya te cae mal .

    besitos y espero el otro doc o doctora este mas cuerdo jajajaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero... Y sí, justamente eso pensé yo. Lo lógico es que me hubiese preguntado a mí quién era y no al revés. Besotes!!!

      Eliminar
  2. bieeeeeen.... molando fuerte la doctora!! jajajaja... Y tú con dos hijos secretos y con una identidad oculta, no mientas. que eres tú la que quiere confundir a la pobre señora y ahora vienes a echarle las culpas. :D
    en fin, hija, a ver si el nuevo no se jubila, ni es de tuno de tarde ni cree que eres otra... aunque tal y como funcionan las cosas yo no las tendría todas conmigo, la verdad.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no es que tenga muchas esperanzas tampoco, la verdad, pero bueno, habrá que confiar...

      Besotes!!!

      Eliminar
  3. No me hables de médicos que me da chuchurria. A algunos parece que les hubieran regalado la carrera de medicina... Aunque la tuya parece más perdida que el otra cosa y eso no se cura con titulaciones. Cámbiate sí puedes, a mi no me dan buena espina los médicos tan despistados.

    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, eso mismo pensé yo... A ver qué tal es la que me han puesto ahora. Un besote!!!

      Eliminar
  4. Jajaja, qué aventura! Voy entendiendo porque hay gente mayor con afán cotilla que se pasa toooda la mañana en los centros de salud. Es la mejor manera de escarbar en los secretos :P

    Sólo me ocurrió algo parecido una vez y la confusión del historial fue con el de mi padre. El hombre se debió de dar cuenta cuando vio lo del amago de infarto y tal. Hay señales reveladoras!

    Un besote y buen finde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves tú. Si todos los médicos son como ésta, se enterarían de obra y milagros de todo el mundo.

      Pues a ésta le costó un montón ver las señales. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Jijiji... que mieditoooo!!! Está muy mal de lo suyo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fatal. Lo que se dice fatal... Espero que la que me han puesto ahora sea más coherente. Un besote!!!

      Eliminar
  6. q fuerte!!!!
    en mi centro de salud tb han cambiado a varios médicos, yo creo q con esto de las privatizaciones tiene un lío...

    Por suerte mi nueva doc me gusto más q la antigua, a ver si con la nueva elección tienes más suerte.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, porque como sea peor que ésta ya me da un algo. Jajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  7. Jajajajaja! Menuda tipa!!!
    Anda que no vas a saber tú si has estado preñada, jajajajaja!
    Y sí, ole por tu intuición... :D (a mí estas cosas me pasan a diario, no te aflijas).
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que ya se tenía que haber dado cuenta cuando le dije que no había estado nunca en ese centro de salud pero nada, la tía a lo suyo. Jajaja.

      Lo de la intuición... corramos un tupido velo. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Buf!!! Mejor que te cambies, como que no es mucho de fiar... y esta doctora de donde habrá salido??? porque lo principal que es la confidencialidad, enterarse con que paciente estas e incluso poner la hoja bien en la impresora.... no lo sabe hacer... y el resto??? mejor que no lo pruebes, je,je...
    Menos mal que no fuiste porque estabas enferma, sino te receta una medicación para la menopausia, je,je...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso pensaba yo, que menos mal que no me tuvo que examinar ni nada porque me daba un miedito tremendo. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Entonces cerraste los ojos y dijiste: respira álter, no pasa nada, no pasa nada, que esto te da al menos para un post....Lo que puede llegar a quitar hierro a las situaciones un blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. El churri había venido conmigo y lo primero que le dije fue que pensaba postear la consulta. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Pues eso es bastante negligente a la par que denunciable. No sólo te dijo datos de su historial médico, ¡sino también su nombre! Menuda doctora más paqueta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro!! Si es que yo con lo que me quedé más alucinada fue cuando me soltó el nombre de la otra... Para alucinar. Besotes!!!

      Eliminar
  11. No hay nada peor que trabajadores que no saben lo que significa dignificar una profesión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Con lo noble que es el trabajo de médico y tener que ir a conocer un espécimen así. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Alter:
    Jo..., tu experiencia en el nuevo centro médico, me ha dejado impresionada...
    Esperemos que la nueva doctora, sea del todo normal y no insista en creer que eres otra paciente..., que me parece bastante insólito...
    Besitos y mucha suerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy cruzando dedos, porque ya me espero cualquier cosa. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Jajajaja acojonante, como para que la conocieras y te cayera mal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. En ese caso el instinto sí que no me falló. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. jaja es de locos, tu intuición muy acertada por cierto, quizás lo jubilaron muy joven jaja.
    Que mal lo de esta doctora donde tenía la cabeza, pobre de los pacientes a los que atiende con asiduidad, me imagino como los cura.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensaba yo. Decía para mis adentros "menos mal que esta chiflada no me tiene que examinar, porque si está montando la que está montando para darme un par de hojas no sé lo que podría pasar si me tiene que diagnosticar algo". Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Yo estoy igual que tú. Desde que se jubiló mi doctora y amiga por mas de veinte años, tengo un yogurín de médico que me cayó mal desde el momento cero. El otro día fui a pedir un suplemento de hierro para mi hija que lo toma desde hace años y no se entera de nada, me dice que no encuentra el nombre ... además está como alelado.
    Ya le pregunté si tenía la plaza en propiedad y cuando me dijo que no solte un aliviado
    Ahhhh que peeeenaaaa :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Espero que no se te haya notado mucho la alegría... Besotes!!!

      Eliminar
  16. Parece la típica con ganas de trabajar y amor por su profesión, no sé de que te quejas.
    Yo tuve una ginecóloga que me duró un día, salí con un ataque de nervios de la consulta sin terminar, no te digo más, y fui para recepción y les dije literalmente que o me la cambiaban o la mataba allí mismo, me miraron con cara de que me comprendían perfectamente, y te aseguro que a mí los médicos me imponen tanto que entro siempre suavita, suavita.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que me lo tomé con tranquilidad porque supuse que ese turno era el de tarde y confiaba en poder cambiarlo. A ver qué tal la de la mañana que me ha tocado... Lo mismo da para un Burrocracia 3. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Jajjaja, el segundo encima!!! Ya te quería poner 2 hijos en el historial, que grande la tia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que me reproduzco sin siquiera enterarme, oye... Ni dolor de parto ni preocupación con la operación pañal ni nada. Así da gusto tener hijos. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  18. Definitivamente tu doctora de aquel día iba con sobre dosis de paracetamol, que tía más empanada! jajajaja y que grandotes deben estar ya los hijos de Pepita Pulgarcita por cierto. Bueno, menos mal que con esa salud de hierro que tienes solo te toca ir una vez al año, aunque por lo que cuentas, si fueras más a menudo te daría para escribir post hasta que se jubile la doctora! jajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si con la nueva tengo mejor suerte, que esto ya me está poniendo muy nerviosita. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar