Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 29 de octubre de 2012

Crónicas Felinas XVIII: ¡Lo conseguí!


Meowww a todos!!!

Como os contaba en el post de la semana pasada, la bruja y el consorte estaban planificando llevarme al veterinario a que me pusieran dos vacunas y me extrajesen sangre.

El sábado por la tarde me metieron en el transportín y me temí lo peor. Fuimos recorriendo unas calles que yo aún no había recorrido pero como Forlán medianamente me había explicado el caminito, estaba seguro de que nos dirigíamos a esa sala de de torturas que ha dado en llamarse, eufemísticamente, Clínica Veterinaria.

Me pesan con transportín y todo porque no se atreven a sacarme. Yo ya estaba bufando sin siquiera haber accedido a la consulta. Hasta le bufé a Elvis, el gato que vive en la Veterinaria (ya hay que ser masoquista), quien se acercó a saludarme cordialmente. Mis disculpas, Elvis, no era mi  intención ser antipático pero, como comprenderás, no estaba yo para zarandajas.

Por cierto. He perdido peso. Esto del verano tan caluroso que pasamos me vino muy bien para  la dieta. Razón de más para que dejen de llamarme Gordi.

Una vez pesado, me meten a la consulta y ahí ya hago despliegue de todos mis bufidos, gruñidos y miradas de “serás mi próxima víctima”. La veterinaria me mira con cara de terror y empieza a decir que puede intentar vacunarme pero que si hay que sacarme sangre casi mejor que me lleven otro día en ayunas para sedarme y hacérmelo todo junto. Yo me río para mis adentros. Me consta que, cuando llamó el consorte de la bruja, les avisó que iban a tener que drogarme para llevar a buen puerto sus objetivos pero ellos como si oyeran llover. Un derroche de optimismo.

Pues eso. Que ni me sacaron del transportín. Dijimos “adiós muy buenas” y a casita que nos volvimos. Por cierto, no sé cómo no salí volando con transportín y todo. Haciendo un viento de componente norte que los entendidos han dado en calificar “un viento que pa´qué”.

Así que, gracias a mis artimañas y mi cara de asesino psicópata en serie me he visto libre de tanto pinchazo.

Tonto no soy, así que sé que esto no será definitivo y seguro que idean alguna estratagema para salirse con la suya pero, de momento, esta batalla la he ganado yo. Soy un crack.

Prrrrrr.

34 comentarios:

  1. Ya te dije que no era tan díficil... XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que seguir ensayando caras porque me da a mí que esto no se ha quedado así...

      Prrrr.

      Eliminar
  2. "El Luhay campeador". Besotes guapo y pásame tu dieta, xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi dieta ha consistido en pasarme todo el verano espachurrado sin ganas de nada. Toca recuperar la grasilla invernal.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  3. Pero a quién se le ocurre pensar que te ibas a portar bien en el veterinario, jejeje.
    Un besito y ánimo que estar al caer esa nueva visita al veterinario con sedación incluida.

    ResponderEliminar
  4. Ay Luhay, que no has hecho más que prolongar la agonía tontín, lo malo cuanto antes lo pases mejor, porque no te hagas ilusiones de que la bruja vaya a darse por vencida.
    La denominación del viento genial, muy científica, si señor.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si con un poco de paciencia logro que se dé por vencida...

      Prrrrr.

      Eliminar
  5. Eres muuuuuy malo!!! Jajajaja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un genio, que es diferente.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  6. De la que te has librao... pero sigo pensando qeu deberías demostrar tu felinidad y enfrentarte a los pinchazos como un machote, que no son nada... pero bueno, venga, enhorabuena por darles tanto miedo ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy muuucho miedoooo. La gente va a empezar a disfrazarse de mí en Halloween.

      Prrrr.

      Eliminar
  7. Bueno, bueno el chico duro. Que tanto que fardas de bufidos pero en el transpirtin te tenian! De ahí al pinchazo, un paso.
    Que sepas que yo en cuanto veo la jaula, desaparezco! Y ya llevan muchos intentos jaja
    La gordita ha vuelto y te veo un poco blandito, guapo.
    Maauu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Blandito yo? Vas a ver lo que es bueno, gordita, vas a ver...

      Prrrr.

      Eliminar
  8. Pobre veterinaria...Amigo mío, lo siento pero yo me solidarizo con el enemigo. Y no te rías tanto, que la próxima caes sí o sí ;)
    Cordiales saludos.
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya lo veremos...

      Te ganas bufido.

      Pfffff.

      Eliminar
  9. ¡¡Felicidades!! Te has librado por esta vez, pero vas a tener que estar atento y ser más listos que ellos para que te la líen. De todas formas, y rompiendo una lanza en favor de la veterinaris, ella sólo hace su trabajo y es por tu salud. A mis hijos tampoco les gusta que le pinchen, pero las vacunas salvan vidas. ¡Tienes que poner un poquito de tu parte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya, ya. Perorata de madre... Con lo a gustito que estoy en el sofá de casa.

      Te toca ronroneo por darme la enhorabuena:

      Prrrrr.

      Y bufido por la charleta maternal:

      Pfffff.

      Eliminar
  10. Has tenido mucha suerte!
    Que mi gatito no se escapa nunca de los pinchazos.

    Un besazo bonico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dile a tu gatito que me escriba. Le doy unos truquillos.

      Prrrrr.

      Eliminar
  11. Jejje Luhay, yo no cantaba victoria por mucho tiempo... Y encima si te lo van a hacer sedado, a saber qué más cosas se atreven a hacer contigo... Besazos que te lleguen con el viento que pa qué!! aja muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. A lo mejor me drogan para hacerme cosas todavía más desagradables... No me había dado por pensarlo. Ahora tengo todavía más miedo.

      Prrrrr.

      Eliminar
  12. Enhorabuen Luhay, al final te has salido con la tuya!!
    Besos y whyskas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que sabes tenerme contento...

      Prrrrrr.

      Eliminar
  13. La veterinaria estaba cagada de miedo jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabes tú bien... Hay que ver las risas que me eché al volver a casa.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  14. De momento te has librado pero en cuanto te pillen desprevenido zas! Vigila tus espaldas...

    ResponderEliminar
  15. Compañero!!! eres mi lider que lo sepas!!!

    Necesito alojamiento en tu casa...estoy en crisis

    Murphys

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y eso? Que no decaiga ese ánimo... Vente para acá. Aparte, como nos parecemos tanto podemos terminar volviendo loca a la bruja, jajaja.

      Prrrrr.

      Eliminar
  16. Solo has conseguido retrasar esa espera angustiante. No, no, no... en esto no puedo estar de acuerdo contigo
    No te resistas! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Retroceder nunca, rendirse jamás.

      Prrrrr.

      Eliminar