Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 6 de marzo de 2017

Crónicas Felinas CCVI: Se ha escrito un crimen

Marrameowww!!!

Creo que ya he comentado que Munchkin no es demasiado cariñoso que digamos. Al consorte le pide algún mimo que otro de vez en cuando pero pasa bastante de la bruja salvo para pedirle alimento. Y no lo culpo, la verdad. No todo el mundo ha sido dotado de mi estoicismo.

El caso es que, de un tiempo a esta parte, ha descubierto que el cariño puede ser una técnica de tortura tan buena como cualquier otra. Sospecho que esto lo ha aprendido de mí. Es así que ahora, cuando ve a la bruja tumbada en el sofá (que es siempre que no tiene nada que hacer porque es una vaga redomada), le da por ir a tumbarse encima de ella.

Hasta aquí la cosa no sería ni digna de mención pero el asunto es que no se tumba de cualquier manera. Primero se tira sus buenos diez minutos “amasando” a la bruja. Clavando bien las patas sobre sus carnes. Y no elige las carnes al azar, no. Le gusta ejercer presión sobre la vejiga o el estómago para que la bruja no vaya a pensarse que le están dando un agradable masaje de “almohadillopuntura”. Y luego, cuando a la bruja ya se le está escapando una lagrimilla por el rabillo del ojo (es incapaz de echarlo porque está trabajando en mantener las buenas relaciones diplomáticas con el imberbe), o amenaza con hacerse pis de un momento a otro a causa de la presión en la vejiga, ya se tumba sobre sus muslos. A veces se coloca de frente a ella, momento que la bruja aprovecha para rascarle la cara y las orejas (y él para soltarle algún bocado a traición) pero, en la mayor parte de ocasiones, se pone mirando hacia sus pies, de tal manera que la bruja sólo contempla el orondo trasero de Munchkin y le rasca un poco el muslamen, conformándose con lo poco que le ha tocado en suerte porque ella es así, perdedora y mediocre por naturaleza. Como, en esta pose, el imberbe no puede dar mordiscos, de vez en cuando retuerce la columna con esa agilidad propia de nuestra especie y le planta un zarpazo en la mano. En definitiva, que las negociaciones diplomáticas avanzan muy lentamente, como casi todas las negociaciones diplomáticas del mundo.

Lo bueno de que Munchkin se tumbe en sus piernas es que me deja libre a mí el torso, espacio que aprovecho para tumbarme cuan largo soy, tapándole media cara con la cabeza. De esta forma,  la dejamos inmovilizada y con dificultades para respirar. Y no, no nos echa porque está a nuestra merced  y porque piensa, la muy ilusa, que esto es amor en lugar de un intento de placaje (y de homicidio doloso con premeditación).

Si alguien conoce a algún gato que esté interesado en vivir con nosotros, que nos lo diga. No va a vivir muy bien, la verdad, pero todavía hay sitio en las pantorrillas y me gustaría comprobar cómo la inmovilizamos del todo.

Prrrrrr.

48 comentarios:

  1. Jajajaja que abusones sois
    Con lo que os quiere ella
    Aquí Fantasma también da bocaos a traición, pero nos dijo el veterinario que son de cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya. Los veterinarios. Ese pozo de sabiduría.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  2. Santa Bruja de Casia, es lo que es. Qué paciencia.

    ResponderEliminar
  3. cuando un gato se tumba encima de la cabeza de su dueña, los humanos nos preguntamos si no tiene otro sitio. pero veo que no lo elegís al azar. ^_^
    tú eres maquiavélico, pero munchkin también se las trae!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Munchkin aprende de mí, que conste.

      ¿Dueña? ¿Realmente podrías decir que ella es nuestra dueña?

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  4. Jajajaj, yo tengo record, 4 a la vez, dos en olas piernas, uno en el torso y otra en el cuello, en unhueco que se busca ella que es muy menudita, y todos amasando(nosotros decimos que amalgaman que suena muy fino, jejejeje).
    Un besín y poco a poco las relaciones diomáticas van mejorando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice el consorte que hacemos rosquillas. Sus ganas.

      ¿Ves? Yo quiero que vengan más, a ver si entre todos la sofocamos del todo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Hola! Yo también pensaría que es un acto de amor, así de ilusa soy pero viendo como la intentáis inmovilizar, veo que igual mi perra también intenta inmovilizarme cuando se pone encima de mi, eso o echarme del sofá que también puede ser, jajaja. Por cierto, tened cuidado y no la ahoguéis que es la que os da la comida, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos al consorte para eso. Está todo controlado.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  6. ¿¿he vivido engañada??? mis gatas no me quieren jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que no sabéis nada...

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Maya y yo hacemos lo mismo, sólo que nos turnamos en la tarea de aplastamiento. Ella hace poco, la verdad, pesa la tercera parte que yo. Pero hay que reconocer que al menos es imaginativa y le caza los pendientes y la cadenita del cuello, con altas posibilidades de ahogarla o arrancarle un lóbulo. Es divertido tener una cómplice para estas cosas, la verdad.
    Un cabezazo, prrrrr
    Ron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Yo casi siempre he estado acompañado y, aunque las atenciones se dividen, se gana en maldades.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  8. Juas! El otro día leía que si los gatos tuvieran el tamaño de los felinos mayores, como los tigres, nos atacarían al más leve signo de hambre... Y yo lo dudaba, pero viendo las artimañas del peque, me quedo con la duda.

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo dudes. Yo es que soy muy fino pero Munchkin no atiende a razones cuando tiene hambre.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Cualquier día tomas posesión del blog para decirnos que la bruja ha pasado a mejor vida, a consecuencia del asfixia... desde luego...

    ResponderEliminar
  10. ha quedado una imagen de lo más dibujable! XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dibújala. Tu arte es apreciado por humanos y felinos en esta casa. Por cierto, me sacaste muy favorecido en tu retrato.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  11. A ver quién te compra el pienso el día que la asfixies, bribón...
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el consorte. ¿Y estudiaste una carrera para esto?

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Felino caro, ¿de verdad crees que si te cargas a la bruja el consorte te va a dar mousse de pescado del océano para cenar? Ayayayayyyyy... XD

      Eliminar
    3. Y cosas mejores. La bruja es bruja por algo...

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  12. Ese Munchkin se está volviendo un poco guarrillo... Vaya dos, como para que vaya otro está el patio. Pobre bruja.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, si por ella fuera, vendrían más. Hay que conseguir otro casero. Uno que sea amante de los animales.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  13. Jajajaja, lo de las negociaciones diplomáticas es muy bueno.
    Mejor os quedáis con la bruja que tiene mucha paciencia.
    Prrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene paciencia pero le tenemos asquito.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. A mí también se me sube en la tripa. Los mordisquitos son de cariño. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra que cree que son de cariño...

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  15. Me imagino viendo el orondo trasero de Munchkin , me parto jajajja

    ResponderEliminar
  16. Respuestas
    1. Porque somos superiores. A todo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  17. Me parece que tu socio de maldades le está tomando cariño a la bruja. Y en cualquier momento te traiciona y deja sólo, con las maldades. ¿O será alguna clase de acoso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es acoso del bueno, no te quepa duda.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  18. jaja.. Yo no logro que Ciro se ponga arriba mio, ni para esos masajes torturosos.. si es muy compañerito, se queda al lado.. pero cada uno su espacio!
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a Munchkin le ha costado. Tal vez en algún momento te sorprenda. En cuanto sepa que te puede sacar algo a base de "cariño"

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Con algo habrá que entretenerse.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  20. De verdad, qué paciencia tiene esta mujer. El día que se canse os veo mal. Pero mal
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta no se cansa. Es inagotable.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  21. ¡Hola!

    Me encanta tu gato. jajajajaj Yo creo que en el fondo, todos los gatos quieren matar a sus dueños. Llámame loca, pero un día los mininos dominarán el mundo. xD

    Me ha gustado mucho tu post, muy divertido. Te espero por mi blog. ^_^

    Sweetcoffeelatte.blogspot.es


    MIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que sabes. Por fin alguien que se da cuenta de que queremos dominar el mundo, pero guárdanos el secreto...

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  22. Te mando a Mixa para terminar de inmovilizar a la bruja. Tiene 14 años de experiencia en ponerse encima de todo el mundo que esté tumbado o sentado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mándala, que le hacemos un casting.

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Vaya, ahora dice que para sacarla de casa la tendríamos que sacar por el rabo y que no volvería... así que será que no.

      Además Junior la echaría de menos a la hora de la siesta (también se tumba encima de él) y parece que los dos están enamorados :)

      Eliminar
    3. Los cojines es que sois mulliditos. Es fácil cogeros cariño (y clavaros las uñas)

      Prrrrrrr.

      Eliminar