Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 13 de marzo de 2017

Crónicas Felinas CCVII: Vigilancia extrema

Marrameowww!!!

La semana pasada tuvimos saturación de humanos. El consorte tuvo turno de tarde en el trabajo, lo cual significó que la bruja salía de casa, como siempre, a eso de las seis y cuarto de la mañana y el consorte se quedaba aquí hasta cerca de las dos y media de la tarde. La bruja llega siempre a eso de las tres y media, por lo que apenas hemos tenido una hora de libertad cada día. Eso deja muy poco margen para planificar maldades.

Lo único que medianamente hemos conseguido es un poco de tortura psicológica. Por norma general, cuando llega la bruja a casa vamos los dos corriendo a su encuentro. Ella piensa que la recibimos en la puerta pero en realidad es una técnica de acoso y derribo para que nos dé de comer. Los días pasados la bruja llegaba a casa y nosotros no nos movíamos del sofá, la cama, el castillito, la cesta, la casita o cualquier otra de las superficies que tenemos habilitadas para dormir, que son muy variadas. La bruja abría la puerta y, tras haber traspasado el umbral, tenía que andar buscando dónde nos habíamos metido. Nos echaba la bronca diciendo “Pero bueno, ¿qué pasa, que no venís a recibirme?”. Daban ganas de responderle “Pues qué va a pasar. Que el consorte ya nos ha dado de comer y ahora mismo no hay nada que necesitemos de ti”.

Así que maldades, lo que se dice maldades, no hemos podido hacer muchas pero al menos nos quedábamos con la satisfacción de verle esa cara de profunda decepción. Parece mentira que a estas alturas todavía no se haya percatado de que todas las “muestras de cariño” que a veces parecemos prodigarle no son más que meros intentos de sacarle algo que queramos en ese momento. Y luego se piensa que es lista, la muy pavota. A estas alturas de la película todavía no entiende cómo funciona el mundo felino.

Pese a esa escasa satisfacción tras hacerla sentir mal, os tengo que contar que la noche del viernes fue muy dura. Los humanos no se habían visto en toda la semana. Bueno, se habían visto pero en estado catatónico ya que, cuando la bruja se iba el consorte aún dormía y, cuando el consorte volvía, la bruja ya estaba en el tercer sueño. Lo más que habían tenido eran breves charlas telefónicas en algún descanso del trabajo. Por este motivo, cuando el consorte volvió el viernes por la noche, se pusieron al día de tooooodas las apasionantes novedades que les habían sucedido durante la semana en sus respectivos trabajos. Fue muy duro tener que escucharlos durante media hora relatando historias soporíferas.  

Espero que pase mucho tiempo antes de que al consorte le vuelva a tocar turno de tarde. No sé si seré capaz de soportar otra vigilancia prácticamente continua y, para colmo, el boletín semanal de novedades, con las ganas que tengo yo de sofá y mantita.

Los gatos también merecemos descansar el fin de semana.

Prrrrrr.

42 comentarios:

  1. bueno, con la vigilancia quizá sí podéis planificar maldades, lo que no podéis es ejecutarlas. pero ya encontraréis el momento.
    aunque ya os hayan dado de comer, deberíais salir a recibir a vuestra humana, que me da penita. se la ve maja. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se la ve maja? ¿Se la ve maja? Nunca la has visto recién levantada, está claro.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  2. No sé cómo, siendo felinos, podéis soportar una vida tan perra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no podría haberlo maullado mejor.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  3. Jajaja¡¡ qué mala idea tenéis!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mala idea. Son todas buenísimas.
      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  4. Jajajajaja se pusieron al día en media hora??? Sólo media?? Aaay estás hecho un quejica jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Media hora aguantando a estos es demasiado.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Hola! Eso lo tenían preparado para teneros vigilados y que no pudieseis pensar en ninguna maldad, jejeje. Aunque reconozco que vuestra táctica de pasar de la bruja es muy buena, la tendré en cuenta para algunas personas, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si necesitas algún consejo, ya sabes.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Jajajaja, pobre bruja, con vosotros se aplica eso de "Por el interés te quiero Andrés" pero versión te quiero bruja.
    Bueno, parece que todo ha vuelto a la normalidad y de nuevo os queda tiempo para planear maldades, ya nos irás contando.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esta semana ha sido mucho más productiva.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  7. jajajaja sois el vivo ejemplo de porque no me fio de los gatos jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías fiarte. Somos un amor.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  8. Juas juas juas!!! No os dan tregua... ;)

    ResponderEliminar
  9. Que no salgáis a recibirla ya me parece maldad suficiente
    ¡Que sale de casa a las seis de la mañana para poder comprar vuestras comiditas !
    Unos mimos en la puerta a su vuelta es lo mínimo, Forlán, majete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿por qué? La compra de todas formas...

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  10. Estos humanos, encima de que les dejáis vivir con vosotros... Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se aprovechan de nuestra generosidad.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Créeme, Forlán... esa maldad es de lo más dañina... No hay nada que más hunda al ser humano que hacerle sentir que no le necesitas para nada.... jajaja

    Seguid así!! Sois muy grandes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero podríamos combinar eso con algo épico...

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  12. jaja.. pues esas cronicas de la semana laboral deben ser de lo mas aburridas para un gatito como vos... paciencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, no te haces una idea. No sé qué le ven de gracioso a ir a trabajar cada día.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  13. Lo de no salir a recibir es toda una maldad. Con muy mala baba, la verdad jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ella se piensa que salimos a recibir. En realidad salimos a exigir y a echarle la bronca, así que debería haberse sentido afortunada.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. Ya vieron la ventaja que tienen ustedes los gatos, también los perros, Les dan la comida, duermen, mientras que los humanos tienen que trabajar.
    Es la primera bruja de la que sé, que tenga tan mala relación con sus gatos.

    Y agradezcan que no hay pequeños humanos en la casa, que tienen más impunidad que los gatos. Hasta revolean gatos por la cola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ésta es tan bruja que ni mini-humanos quiere.

      Y sí, nos llevamos mal. No sé cómo la dejamos vivir aquí.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  15. Sospecho que tus ancestros fueron los inventores del descanso. Qué bonito es no hacer nada y después de no hacer nada descansar, Vida minina.


    Saludos al bicho, gato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que nosotros sí que sabemos vivir.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  16. Vamos que la pobre pensando que vais a recibirla con alegría y sólo lo hacéis, cuando lo hacéis, por puro interés hambruno....vivir para ver, si es que siempre dije que los gatos son traicioneros y tú no haces sino darme la razón.
    Ah y cuando has dicho que el viernes se empezaron a poner al día...que mal pensada soy coñe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No somos traicioneros. Sois vosotros los que esperáis de nosotros cosas contrarias a nuestra naturaleza.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  17. Si, ¿eh? Pobre gatito.

    Si es que la bruja haría lo que fuera con tal de fastidiaros, incluso sugerirle al consorte que no os deje comidos para que tengáis que recibirla con afecto :D

    ResponderEliminar
  18. el boletín de novedades, juas! con suplemento de sanguijuelas! no te quejes que ha sido divertido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Divertido? Vaya idea tienes de la diversión.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  19. Te mereces que el consorte haga turno de tarde medio año seguido. He dicho.
    Miau!

    ResponderEliminar
  20. Sois unos aprovechados. El día que se den cuenta os echarán de casa :P
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué nos van a echar... No saben vivir sin nosotros.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  21. La verdad que los humanos son muy pesados cuando hablan de sus trabajos, como si realmente importara.

    Yo porque no tengo piernas, sino también les iría a recibir a la puerta para que me dieran limones.

    Un beso gato, que seguro que ya empiezas a mudar el pelo y tienes la casa llena de bolas de pelusa del oeste.

    maumua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento no he empezado a mudar mucho. Dicen que la temperatura va a volver a bajar.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar