Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

martes, 31 de enero de 2012

Mamá amasa la masa

Relato hoy una conversación mantenida con mi churri y otros dos compañeros en la puerta de mi trabajo.

Un compañero estaba que se caía de sueño. Empieza a bostezar y parecía mi gato. Pensé que se tragaba algo (o a alguno de nosotros) hasta que le decimos "Se te va a desencajar la mandíbula". "Ya, como si eso pudiese pasar", dice nuestro otro compañero.

Yo no sé si es que mi familia es muy rara pero el caso es que a mi madre sí se le desencajó la mandíbula bostezando.

Total, que lo cuento.

- Pues sí puede pasar. A mi madre le pasó, yo no había nacido, pero dice que dolía aquello que ni te imaginas.
- ¿Cómo se lo arreglaron?
- Pues, según ella, en un momentito. Al parecer es muy fácil y el médico simplemente te coge la cara y te vuelve a poner la mandíbula en su sitio. El problema era ir en la ambulancia con la boca abierta.
- Sí, se tiene que pasar una vergüenza espantosa.
- Bueno, mi madre que es muy cuca se puso un pañuelito, en plan Reina Mora.
- Pero ¿cómo llamó a la ambulancia?
- Llamaron por ella.
- Ah, vale, es que imagínate que te pase estando sola en casa.
- Ya, en plan "Emergencias ¿Dígame?" "Ka sa ba dasancahada la badábala". "Perdone ¿me lo puede repetir? ¿Cuál es su emergencia?". "Ka sa ba dasancahada la badábala. Ka vangas yaaaaaa. Ahhhhh".
- Activarían todo el protocolo de emergencia. Iban a pensar que la pobre mujer estaba llamando  ya con su último aliento.

Si no fuera por estos momentos de surrealismo absurdo, no sé qué sería  de nosotros.

12 comentarios:

  1. A mí la mandíbula se me desencaja y se me encaja muchas veces, sobre todo cuando duermo de lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es que me da un miedo... Menos mal que, de momento, nunca me ha pasado. Besos.

      Eliminar
  2. Yo tuve una época que me pasaba como a OI, pero ya se me ha corregido.

    Los momentos de surrealismo absurdo son lo más, sobre todo si uno tiene sueño y le pasa como a mi, que parece que me he tomado una copa de mas. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues a mi churri le pasa eso cuando tiene sueño. No sé si una copa de más o que tiene una regresión a su infancia pero cuando tiene sueño tiene unas salidas... Besos!!!

      Eliminar
  3. A mí me pasaba de aborrescente sin que tuviera que bostezar, solo tenía que abrir un poco más la boca y yá no la podía cerrar. Menos mal que aprendí a controlarlo, porque los profes se daban cada susto...jijiji, buena escusa para faltar a clase. Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que estoy leyendo, es más habitual de lo que parece. Qué dolor me da sólo de pensarlo.
      Por cierto, un puntazo lo de "aborrescente"

      Eliminar
  4. Ay pobre...¡¡que fuerte!!

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!!! Ahora mismo me voy a conocerte.

      Eliminar
  5. A mi no me ha pasado nunca, pero conozco a gente que le ha pasado y debe ser muy doloroso.
    Yo cuando bostezo así con muchas ganas, me cruje un lado de la cara y me acojono! jajaj
    Yo cuando tengo sueño también desvarío mucho. Y cuando no, también!
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo desvarío sólo despierta. Cuando tengo sueño ando lo que científicamente se conoce como "empaná".
      Pues si, tiene que doler un horror. Cruzo los dedos para que nunca nos pase. Besos.

      Eliminar
  6. Me encantan esa conversacione surrealistas. Yo tengo varias al día...me resultan imprescindibles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, te hacen desconectar y te echas unas risas con cualquier pavada. Besos.

      Eliminar