Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

domingo, 22 de enero de 2012

Los Okupas

Esta es una familia de cuatro miembros. Mi churri, los dos felinos y servidora. Al menos era así hasta el jueves por la noche. A partir del viernes por la mañana pasamos a ser millones.

Me levanté sintiendo la cabeza embotada, con tos, sin parar de estornudar y con la nariz como un pimiento por esto de empezar a sonarme compulsivamente. Habréis captado por mis fotos que de algunas cosas voy más bien escasa pero la naturaleza me dotó con un apéndice nasal que no podría catalogarse precisamente de “discretito” así que os imaginaréis lo monísima que andaba yo.

El caso es que cuando volví por la noche de trabajar el termómetro marcaba 38 grados y yo me dedicaba a dar penita para que me mimasen. Un oscuro arte sólo realizado por profesionales, no lo intentéis en casa.

Ayer sábado por la mañana debía levantarme pronto porque había quedado con una amiga para ir a comprar una mochila portabebés para otra amiga que ha sido mami recientemente.  Como me puse en pie con los mismos fluidos pero sin fiebre pensé que la cosa iba mejor, de manera que marchamos a Pozuelo para que mi amiga nos recogiese en la estación de Renfe y pusimos rumbo a Majadahonda para ir a la tienda de marras. Compramos el adminículo en cuestión y, aparte, una mantita de actividades con unos chirimbolos de plástico que cuelgan para que la bebé juegue tumbada. Luego digo que no soy muy de bebés. Me parece que lo que me pasa es que les tengo una envidia asquerosa.

Cuando íbamos a coger de nuevo el tren para volver a Madrid, nos encontramos con mi jefa (es que vive en Pozuelo, así que las probabilidades eran más bien altas). Para la tarde había programada una fiesta de cumpleaños para una antigua compañera de trabajo y, la verdad que me apetecía mucho ir porque hacía la tira que no la veía pero le comenté a mi jefa que no estaba muy segura porque andaba yo un poco pocha. Me dice “Sí, mujer. Te tomas ahora un antipirético y así luego vas al cumple, que vamos todos”. A una jefa nadie le dice que no así que obedecí. Cabe anotar que mi jefa es un encanto, no es que me tenga subyugada.

Cuando llegó la hora de ir al cumple yo no estaba muy católica (ni protestante, ni musulmana, no alcanzaba ni la categoría de agnóstica), así que le dije a mi churri “Vamos una horita y para casa, que me tengo que cuidar un poquito”. Ni horita ni milks. Estuvimos allí como tres horas porque, con lo bien que nos lo estábamos pasando, yo no me daba cuenta que mis okupas interiores estaban por ahí campando a sus anchas y montando su propia fiesta en mi organismo.

Llego a casa y… 39 grados. Más antipirético, cataplasma de esta turquesa con olor a mentol que te pones en el pecho para respirar mejor (que no, que no digo marcas) y a descansar. Hoy me he levantado como si me hubiese pasado una apisonadora por encima. Estoy baldadita y, con la congestión, creo que hasta medio sorda. Ando como un cadáver ambulante, cruzando los dedos para estar mejor mañana. En fin. En estos casos lo único que se puede hacer es echarle un poco de paciencia hasta que los okupas decidan ir a acampar en otro sitio. 

12 comentarios:

  1. Ups, pues ya ando igualito que tú..con una tos que hasta me duele el pecho. Pero sólo con febrícula.
    Mi madre dice que la cogería el viernes noche.
    No sé porque las madres tienen la teoría que estos okupas son asaltantes nocturnos en bares de copas. ¿no puedo haberlo cogido en el trabajo? (por no llevarme la bata ;-))
    Mejórate.
    Besooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No te la llevaste? Mal, muy mal. Dile a tu madre que yo no piso un bar de copas desde el verano y estoy igual. Dudo que haya estado incubando tanto tiempo porque, si no, a estas alturas tendría cara de gallina. Mejórate tú también.

      Eliminar
  2. Aisss mi niñaaaa... haz baños de vapor, verás como se soluciona y el sinex sensi tambien vale, o ya que estamos agua con sal, te despeja que no veas. Un besito guapa y mejorate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí andamos. Hoy de momento no me ha subido tanto la fiebre. Espero aguantar así. Saluditos y gracias.

      Eliminar
  3. Bah, tranquila, es de lo más habitual. Yo ya estoy saliendo a flote. Ten a mano mucha sopa ó caldo de gallina y ármate de paciencia y de pijamas calentitos para mutar en el sofá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caldo, caldo, que soy anti-sopa, jajaja. Pena que no puedo mutar mucho porque mañana me toca un día durillo... Me alegro que estés mejor.

      Eliminar
  4. Así que habéis estado por éste, nuestro querido pueblo lejano? Con el solecito agradable que hemos tenido éste fin de semana.. Recupérate pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad que hacía muy buen día. Acabo de ver que eres de Pozuelo. Yo me crié allí pero del grupito de amigas del cole sólo se quedó a vivir una. El resto nos fuimos yendo a diferentes sitios y ahora quedar es una liada. Jajaja. Hoy ya estoy mejor, por suerte, porque me espera un día un poco atareadillo. Besotes.

      Eliminar
  5. VAya finde! Bueno, al menos disfrutaste la fiesta. Esto se cura con caldito, mucho líquido y cariñitos.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se va curando. A estas cosas hay que echarles un poquito de paciencia y ya está. Besos!!!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Ya estoy mejor, por suerte.

      Eliminar