Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 14 de marzo de 2016

Crónicas Felinas CLXX: Esa píldora que os dan…

Marrameowww!!!

Hace como una semana llevaron a Munchkin al veterinario a desparasitar. A mí no me llevan porque me tomo la pastillita en casa estupendamente ya que sé de buena tinta que, después de la pastilla, hay latita de premio así que la ganancia es doble: Como algo rico y, como bonus track, me ahorro la visita al veterinario.

Pero Munchkin es otro cantar. No hay forma humana (ni felina) de que se tome la pastilla. Cierra la boca como si se la hubiera pegado con superglue y tira unos zarpazos que harían temblar a cualquiera. Por si alguien pretende sugerir que se incluya la pastilla machacada en algo que le guste mucho ya os voy diciendo que os podéis ahorrar el consejo. Está probado y descartado; el imberbe no parece muy listo a simple vista pero para la comida tiene un auténtico don. La vez que intentaron camuflarle la pastilla en una latita se quedó mirando a los humanos con cara de “eso os lo vais a comer vosotros”. Me consta que la bruja ha dado pastillas a muchos gatos en esta vida y ninguno se le ha resistido tanto como él así que, hartos de luchar, nuestros humanos decidieron llevarlo al veterinario cada tres meses a que le pinchen en el culete porque ni siquiera el más avezado de los profesionales fue capaz de conseguir que el imberbe se tragara la pastilla.

Y si la cosa se quedara ahí, pues bueno, estrés y pinchazo que se ha llevado habiéndolo podido evitar pero no, el tema va más allá porque el hecho de ir al veterinario implica que éste, para demostrar su profesionalidad, te eche un vistacillo general para comprobar tu estado de salud y que lo tienes todo en su sitio (a mí, siempre que voy, me miran los ojos y las orejas como si les sorprendiera encontrarlos emplazados ahí) y, en esto que estaba el veterinario revisando, y va y se topa con su chichota colgante. Se supone que todos los gatos debemos tener un poco de barriguilla que, según parece, se llama “bolsa primordial” pero el problema es que Munchkin la tiene primordial y secundaria. Es una barbaridad lo que se menea eso cuando corre. Parece que llevara una riñonera rellena de flan.

En conclusión, que lo han puesto a dieta. No es que tenga que comer pienso especial pero sí les han dicho a los humanos que le bajen la ración de comida y yo me troncho, claro está. Si se hubiera tomado la pastilla sin hacer tanto escándalo no tendría ahora que andar pasando hambre porque le seguirían dando la ración de siempre. Al menos, hasta que le hubiese tocado la vacuna, que de esa visita sí que no se libra nadie.

Por suerte yo tengo un cuerpo envidiable y sé que nadie me va a recortar la manduca. Mi bolsa primordial está en un tamaño ideal y seguro que podría desfilar en la próxima pasarela gatuna o salir en la portada de “Cat´s Health”.

Prrrrrr.

64 comentarios:

  1. Jajaja, lo de la bolsa primordial me encanta. Lo de la pastillita e recuerda a mi gatita la que se murió, nunca fui capaz de darle ninguna pastilla, es el único felino que se me ha resistido hasta ahora, ni camuflada en lata ni de ninguna forma así la desparasitaba en veterinario y cuando necesitó tratamientos para la salud se los pinchaba yo, prefería pincharla que doparla,jejeje.
    Un besín y desde luego tu bolsa primordial está perfecta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una bolsa primordial envidiable.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Yo también tengo bolsa primordial y secundaria y terciaria. Vamos, que soy como un sharpei! Ánimo que las curvas molan!

      Eliminar
    3. Le pasaré tus ánimos a Munchkin. Yo estoy estupendo.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  2. YO les meto la pastilla a traición y les cierro la boca con firmeza, pero es que mis gatitos han sido siempre unos angelitos en ese tema. La difunta Misi se la tragaba enseguida. A fantasma hay que inmovilizarlo más tiempo. Y si el pobre Muchkin está panzón venid a ver al pobre fantasma. Ni a dieta me ha adelgazado ni un gramo. Aunque más bien está gordo a lo ancho. Es una bolita, ejem, bolota muy equilibrada todo él... Y achuchable. Y ya no me enrollo mas que me explico como un libro cerrado jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es más o menos la técnica que usa la bruja pero ni el veterinario consiguió que se tomase la pastilla.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  3. ¿¿¿Tan pequeño lo han puesto a dieta???

    Jajaja vaya carrerón que lleva.

    Sube foto, que se le ve poco o nada.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que me parto. No veas qué culo tiene...

      Subí foto cuando Irenota nos mandó nuestros regalitos pero ya subiré alguna.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  4. al pobre munchkin, por rebelde, le clavan inyecciones, le ponen a dieta... tú eres más astuto y sabes pasar inadvertido. se diría que has vivido otras vidas anteriormente y tienes más experiencia. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si más vidas o que nací más listo. Como soy negro, tengo espíritu de ninja.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Es que el imberbe es tonto xD Menos mal que tú tienes cllase y estilo, a la par que una figura digna de portada de revista. Mis michinos no dan guerra nunca con nada, lo cual es una bendición. Salvo por que cuando me voy de viaje, vuelvo y me encuentro todo revuelto y los armrarios abiertos y si me he descuidado se han comido hasta las patatas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy muy listo. Sé que cuanto mejor me porte más se confiarán. Muahahahaha. Parece que los felinos que te apadrinaron son de mi misma escuela.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  6. Pues sí que le ha salido cara a tu colega su tozudez. Deberías tener una conversación seria con él, de don gato a gatico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay manera, es como una mula. Si dice que no se toma la pastilla, no se la va a tomar, así lo dejen hecho un colador.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Me he reído con los piropos que le has echado a las protuberancias del imberbe...me ha encantado lo de riñonera rellena de flan jojojo. Está visto que el que nace imberbe muere imberbe.. tiene un sexto sentido para la comida pero no piensa en los pormenores en que se la pueden quitar.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vive al límite, cual rebelde sin causa, en lugar de canalizar su energía en nuestros planes de dominación mundial.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  8. Mi gatete era igual con las medicinas. Al final, la única manera era disueltas en agua con una jeringuilla de plástico (consejo del veterinario). Mi perri también está a dieta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este no hay quien le meta en la boca nada que no sea comida.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Hola! Has tenido gracia con lo de la bolsa primordial y secundaria, jajaja. Está comprobado que siempre que os llevamos al veterinario, os encuentran algo. Ánimo a Munchkin con la dieta!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se fastidie, por cabezota.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  10. jo, yo como soy un ansia, me la tomo casi sin darme cuenta. Mi ama la enrolla en pavo o la mete en un pegotito de paté y mira que la veo hacer cosas raras y pienso "no te lo comas", pero luego lo huelo y hummmm... y después ya pienso "mierda, me la han vuelto a colar". En fin, tengo que aprender del imberbe. Y por cierto, mi bolsita primordial también está estupenda, echaré el currículum para los ángeles de miau secret´s.

    Un cabezazo, prrrrr
    RON.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues éste es muy ansia con la comida pero huele la pastilla a kilómetros. No hay manera.

      Una vida como modelos nos espera.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Mi perra se comía las salchichas y escupía las pastillas que habíamos metido dentro. Malditos animales inteligentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mejor tomársela sin rechistar, como hago yo. Así se confían en que uno es muy buenecito. Ja.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  12. Siempre viene bien una visitilla revisora... Ten cuidado a ver si va a apañar tipin de aquí al verano y sale antes que tú en la revista...
    Lo de la pastilla probaron a esconderla en un boquerón? Es una tentación para vosotros, irresistible!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo del boquerón creo que no lo probaron pero huele la pastilla aunque la metan en caviar de beluga.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  13. Ay lo q me he reído con lo de la "chichota colgante"...mi Lolo tb la tiene y cuando lo veo correr desde detras, q se le mueve en plan flan, me descojono...Ah, y tb está a dieta, claro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como una gelatina adherida a su anatomía. Qué poco glamour.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. Tiene mucho que aprender de ti ese gatito lindo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de ser la inexperiencia, que no le deja pensar con claridad.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  15. Mi gato tampoco abre la boca pero no hay quien lo lleve al veterinario tampoco. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cómo lo consigues, entonces?

      Prrrrrr.

      Eliminar
  16. Juas!!! Este pequeño tiene muuuucho que aprender de vos!

    Rascaditas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya debería ir espabilando, con más de un año que tiene.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. Yo también me reí de lo lindo. Será pardillo...

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  18. Estoy por dejarme a mi marido e irme contigo :P
    Dile a la bruja que las pastillas entran muy bien mezcladas con un quesito, por lo menos para los perros, los gatos es que sois muy raros.
    Besos, tío creído :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raros no, exigentes. Y no nos dan lácteos porque dicen que nos sientan mal. Qué sabrán ellos.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  19. jajajajjajajajajjajajajajajajaj... muero!!!!!!!! loveeee!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que soy adorable? Adóptame y libérame de las garras de la bruja.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  20. A dieta!!! Pobrecito!!! Que sufrimiento para el pequeñin!!!
    Le hubiera salido mas barato el tomarse la bendita pastillita y evitar la ida al veterinario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no hay forma de hacérselo entender, oye.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  21. Pobrecillo, me da pena: inyección, dieta, barriga primordial y secundaria...consuélale, Forlán, no seas malo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si es que se lo tiene merecido. Si se tomara la pastilla se evitaría todo esto.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  22. Hola. te veo en la portada del “Cat´s Health”. Tienes que tener más paciencia con Munchkin porque seguro que el régimen al que lo someten le agria el carácter... ya nos irás contando. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como se le agríe más, con lo refunfuñón que es, estamos apañados.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  23. Jajaja lo de la pastillita me suena y mucho mi perrito ni queso ni leches no se la traga con nada !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy, con lo fácil que es tomársela y ya.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  24. Pobrecillo! A mi también me llevaron al veterinario hace un par de semanas porque me dolía una pata (a rastras voy, todo hay que decirlo) y también me dijo que me sobran un para de kilillos.... en fin, yo es que me lo como todo, hasta las pastillitas envueltas en jamón :)
    Lametones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que se te recupere pronto la pata que, aunque seas cánido, compartimos el suplicio de convivir con humanos.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  25. que cruel! ya deberías haberle advertido o pasado tus sabios consejos


    :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se lo dije pero es que no hace ni caso.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  26. jajajaja ese gato es todo un caso, es que los animales (algunos) tienen no se que que cuando les vas a dar medicina se ponen más duros y difíciles que nada, una vez tuve un cobayo y se enfermó así que lo llevé al veterinario, la doctora le dio la medicina con una jeringuita sin aguja y se la comió como si fuera su comida favorita, pensé que se iba a portar igual en la casa y cuando salí con mi jeringuita se puso todo tiezo, le hice como mil cosas hasta que por fin abrió la boca y le di la medicina.

    Esperamos pronto baje de peso para que no ande con la panza colgando por todos lados, luego se le va a llenar de tierra si le arrastra mucho jaja

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor un día le crece más que las patas y no puede caminar...

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  27. Si ya lo llevabas diciendo tiempo, que al peque lo de comer le gustaba y no se le daba nada mal... se veía venir! Tu por si las moscas, cuando la vacuna... mete barriga
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no necesito meter barriga. Siempre dicen que estoy estupendo.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  28. Pero mira que es listo tu gatete eh... . Me encanta su análisis sobre la riñonera. <3

    Un besote también,

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy muy listo y por eso me ahorro visitas al veterinario y dietas innecesarias.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  29. no te despistes, no sea que te robe la comida ><

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos tienen que dar de comer en habitaciones separadas. Con eso te digo todo.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  30. Vamos que para Munchkin ha empezado la operación bikini XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para la bruja también debería empezar pero esa es otra historia.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  31. Si es que los veterinarios no somos muy distintos de los médicos de los humanos...nos gusta fastidiar un poco... Y menos mal que no fumais o bebeis alcohol, que si no también os tocaríamos la moral con eso :)
    Tú si que sabes como esquivar las balas...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy muy listo. Lástima que para la vacuna no me libro de tener que ir...

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar