Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 2 de septiembre de 2013

Crónicas Felinas LVIII: ¿Esto qué es lo que es?

Marrameowww!!!

Hace un par de semanas la bruja y el consorte llegaron con una bolsa de plástico enorme y otras más pequeñas.

Con una sonrisa sospechosa en sus rostros, procedieron a abrir la bolsa enorme y sacaron de su interior algo parecido al sofá del salón en el que me tumbo cuan largo soy pero en color morado y en tamaño pequeño.

Lo colocaron en el suelo y empezaron a decirme, con la voz más empalagosa que sus cuerdas vocales fueron capaces de registrar, cosas tales como “Mira, Peque, lo que te hemos traído”, “Una camita para ti”, “Mira qué mullidito…”, “¿Te gusta, peludito?”. Ayyyy, qué grima me da cuando se ponen así.

Por darles un poco el gusto me acerqué al mini-sofá y estuve olfateándolo un poco. Olía como raro pero bueno, le di un par de vueltecitas oliendo para que me dejaran en paz. Se ve que el reconocimiento olfativo no era suficiente porque se empeñaron en cogerme en volandas y meterme dentro. Me di un par de vueltecitas a ver si se les aplacaba esa ansia que tenían por mostrarme esa tontería y al minuto me fui a meter la cabeza en las bolsas pequeñas a ver si había algo más interesante para después ponerme a jugar con la grande, que eso sí que molaba. Ese tipo de cosas son las que deberían regalarme siempre. Es que no sé en qué piensan, de verdad.

Pensé que ya se habrían quedado contentos pero parece que no. Por la noche, se llevaron el mini-sofá al dormitorio y vuelta a empezar con la tontería. La bruja metiéndome en el artilugio y diciéndome “¿Ves qué bien? Si se está de lo más a gusto… Es súper blandito.” Qué cruz, señor…

La verdad es que tengo que admitir que blandito, lo que se dice blandito, sí que es. De hecho, se me empezaron a cerrar los ojitos ahí dentro pero no iba yo a consentir que estos humanos se salieran con la suya tan fácilmente, por lo que salí y me tumbé en el suelo completamente despatarrado, que ahí se estaba mucho más fresquito.

Al ver esto, me empezaron a decir que soy un desagradecido, que ni me imagino la cantidad de bolsas de pienso que costó esa cosa (mi unidad monetaria son bolsas de pienso porque con el tema de los euros todavía me lío un poco), que cómo se nota que en el fondo sigo siendo de callejón, que aunque la mona se vista de seda, mona se queda (esto último me desconcertó más allá de los límites imaginables. No sé qué similitud me habrán visto con una mona, la verdad).

En vista de esto, me voy a declarar en huelga de mini-sofá caído. Por fastidiar, básicamente. No es cuestión de mostrar tanto entusiasmo desde el primer momento, que si no se piensan que con cualquier cosita estoy contento y lo mismo dejan de intentar comprar mi cariño con objetos banales. Y eso sí que no pienso consentirlo.


Prrrrrr.

44 comentarios:

  1. Bufff como os entiendo a Minino cuando era peque le compramos una casita cama y debió de meterse dos veces, hasta q optamos por guardarla en el trastero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora de a ratitos lo voy usando pero no demasiado. Que no se confíen...

      Prrrr.

      Eliminar
  2. Forlán no se dan cuenta que cuanto mas insistan menos nos gustaran esas modernidades, yo duermo en cama con mis papis y san seacabó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pero también tengo que admitir que de a ratos me canso de ellos. Sobre todo cuando hace calor.

      Prrrrr.

      Eliminar
  3. Tendrían que haberte comprado una cama como la suya para que durmieras en ella. Eso sí sería justicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí te he visto rápida, Zum. Me gusta cómo piensas.

      Prrrrr.

      Eliminar
  4. Qué manía estos humanos con traernos "cositas monas". Conmigo lo han intentado con un rascador, una torre rascador (igual tanta insistencia significa algo...), una cama, una manta...
    Que no!! Que a mi me gusta el sofá y punto!
    Lamiditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el rascador sí me mola. Aunque también me afilo las uñas en el sofá, que si no se lo ve demasiado nuevecito.

      Prrrrr.

      Eliminar
  5. Los gatos son como los niños, les compras algo y pasan de ello. ¡Ahora luego se ponen a pedir, a pedir y a pedir! :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, es que ahora que me han traído el mini-sofá no voy a consentir que me lo quiten. Es mío!!!

      Prrrr.

      Eliminar
  6. Querido colega, te entiendo. Mi ama me compró una camita que sí, muy mona y muy blandita. Pero paso de ella. Sólo la usé cuando estuve con las patitas malas. Que se tumben ellos si quieren en esas cosas, hombre!! Yo prefiero dormir en el sofá grande, en la cama o por supuesto, encima de mi ama, que es el mejor de los lugares. Por cierto, las bolsas molan mucho. Muchísimo!!
    Un cabezazo,
    RON.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las bolsas, lo mejor de lo mejor.

      Y toda la razón en que en esas camitas diminutas no nos nos podemos despatarrar a gusto y, encima, no molestamos. ¿Qué gracia tienen?

      Otro cabezazo, coleguilla...

      Eliminar
  7. Qué bonita entrada, divertida y original, me gustó mucho y realmente parece que la escribiera el gato, felicidades querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Dess:

      No es que parezca que la escriba el gato. Es que la escribe el gato. O sea, yo. O sea, Forlán.

      Se lo voy a perdonar porque creo que aún no habíamos sido presentados formalmente pero, por favor, no vuelva a confundirme con esa bruja simplona.

      Muy agradecido.

      Prrrrr.

      Eliminar
  8. jajajjaa.... Recuerdo cuando le compramos a mi gata un artilugio de esos para rascar y meterse dentro, más mono.... Pasó de él, ese día, y todos los días... (Eso sí, el sofá lo rascaba que daba gusto...)

    En fin... que sois muy vuestros los felinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que os pensáis que nos podéis engañar con vuestros artilugios...

      Prrrrr.

      Eliminar
  9. Al final terminarás cayendo con el sofá, Forlán. Ya verás cuando llegue el frío lo calentito y lo a gusto que estás, quejicoso :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando llegue el frío dormiré entre este par de dos, que encima ni se mueven por no molestarme, los muy pardillos.

      Prrrrr.

      Eliminar
  10. :-P jaja! me lo imagino ahi tendido en el piso, haciendo poco caso al regalito.. Yo le compré al mio una cuchita hermosa que jamas usa..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo lo he usado pero cuando no me ven. No quiero que piensen que han ganado...

      Prrrr.

      Eliminar
  11. Anda Forly, no te quejes que eres un suertudo. Si no lo quieres dámelo a mí, verás qué buen uso le doy xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. Es mío. Aunque no lo use.

      Prrrrr.

      Eliminar
  12. Deberías de escribir un libro, tipo "como domesticar a tus humanos" porque eres un genio en eso de mantenerlos siempre a tu servicio, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que no lo he pensado. De ésta me forro...

      Prrrrr.

      Eliminar
  13. Que almas de cántaro de verdad! Que a estas alturas sean tan ingenuos como para pensar que a un ejemplar del mundo felino lo van a convencer de usar rascadores para no estropear muebles, o lugares concretos para tumbarse en lugar de usar todos los cojines, camas, sillas, sillones y rincones que les de la gana, es ser muy inocentes desde luego.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inocentes es decir muy poco. Tontos de baba les pega mejor.

      Prrrr.

      Eliminar
  14. !!!! Pero qué tremendo me parece, ¡denúncialos! ¡YA!

    ¿Esto es habitual? Es decir, cuando no hacen lo que ellos quieren, ¿pasan al insulto y la humillación? ¡Mona! Te dijeron mona... Y desagradecido... De verdad, ¿con qué superioridad moral se creen que pueden tratarte?

    Oyoyoyoy... ¡¡indignadísima me quedo!!


    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que sufro mucho y nadie me entiende...

      Prrrrr.

      Eliminar
  15. Y lo calentito que estarás durante el frío invierno...Si te pasas haciéndote el duro dejarán de comprar cosas chulis, hombre! Perdón, gato! Yo de ti sería más agradecido con la bruji, jejejeje...
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De a ratitos lo voy usando. Que se crean que me estoy adaptando o algo...

      Prrrrr.

      Eliminar
  16. Me he reído una barbaridad!!!
    Para qué dormir en un mini sofá teniendo un sofá (o mejor una cama) de verdad para comparar?
    Que te hagan una demostración práctica de cómo se duerme ahí...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo. Si tan guay fuese eso dormirían ellos hechos una bola en una mini camita, no te digo...

      Prrrrr.

      Eliminar
  17. Si es que la próxima vez te tienen que llevar a la tienda a tí, para que elijas...que la elección del sofá no es una elección cualquiera.

    Saludos gatuno!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente... Aquí nunca tengo voz ni voto.

      Prrrrr.

      Eliminar
  18. Un mini-sofá para ti solo, que lujo!!! No te quejes tanto anda que tienes una suerte...piensa en los gatetes que hay por ahí durmiendo en cubos de basura (ups, parezco una abuela!! me callo, me callo... jajajaja) Además, ahora porque hace calor pero ya verás en invierno gustito.
    Muaaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En invierno, como digo, me meto directamente a la cama con estos para que me den calorcito...

      Prrrrr.

      Eliminar
  19. jajajajaja, ainsssssssss con lo contento q estarias tu con una caja de cartón... el gato de mis padres adora las cajas de cartón, una vez dejaron en medio del salón el embalaje de no sé que, y es q era el sitio favorito del rey de la casa...

    Madre mía, cómo le ha cundido agosto a tu ama, q manera de escribir, jajajjaaja, con el buen humor q ella gasta, no puede ser q la contraries pa to... jajajaja, vaya pareja...

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta hace un tiempo sí que tenía una caja de cartón. Concretamente de unas botas de la bruja que sacó un día para tirar y vio que yo estaba tan a gusto dentro que ahí la dejó. Pero estaba ya tan destrozada que la terminó tirando y se cree que con un mini-sofá puede sustituir mi caja roñosa...

      Prrrrr.

      Eliminar
  20. Forlán; espero que no sea una indirecta que te están lanzando. igual quieren decirte que estás cogiendo peso y ya ocupas mucho en la cama,
    O que quieren un poco de intimidad.
    O que ya es hora de que te independices, para dormir al menos.
    Digo.
    Aunque un sofá morado ...¡la bruja! sospecho que se encaprichó de él y como a ella le queda pequeño, pues para quien va a ser ¡para el peque:tu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Lo mismo es que le mola a ella. Será bruja...

      Prrrrr.

      Eliminar
  21. Lo que no entiendo es porque diablos no podeis acostaros en vuestros sitios y teneis que decidir los sitios de los demás...no lo entenderé nunca.
    Y tienen razón, cuestan un montón de bolsas de pienso.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decidimos porque podemos. Fastidia, ¿eh?...

      Prrrrr.

      Eliminar
  22. Ay Forlán, tengo un mensaje de Cecilia. Dice que ella está más contenta conmigo, que soy una perrita, porque me gusta tanto agradar y que me den mimos que me acostumbro a hacer siempre lo que me permiten, que son muchas cosas. Algunas las he descubierto yo y otras me las han presentado, como al peluche que le cogí en un descuido, que ya es mío para siempre. Pero hay veces que he probado a hacer algo nuevo y no me ha gustado porque la casa se revoluciona. Para que me entiendas, por ejemplo el día que se me ocurre rozar la cortina se oye un eeeeh estridente y luego me ignoran un rato. Así que cada vez me acerco menos a esas cortinas, que las carga el diablo.
    Gruñiditos de Lluna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú no sabes lo que es la vida, Lluna. No te digo más...

      Prrrrrrr.

      Eliminar