Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 1 de febrero de 2018

Rattus norvegicus

Con mi entrada del miércoles pasado pude constatar que, efectivamente, sois malas personas y me queréis hacer pasar vergüenza, ya que muchos me pedisteis que contara la anécdota del metro. Y, como soy una pava, os voy a dar el gusto y os lo voy a contar, aun a riesgo de que, una vez terminéis de leer, podáis pensar que tengo un desequilibrio mental importante y decidáis que es mejor no seguir leyéndome, no sea cosa que se os pegue algo u os juzguen mal por relacionaros conmigo.

Si me seguís desde hace tiempo (o desde hace poco, porque en realidad esto se nota casi al primer contacto), sabréis que yo soy muy fan de hacer el chorra. El problema es que no tengo filtro. Es decir, hago el chorra tanto en mi casa como en lugares públicos, corriendo el riesgo de que un día aparezca una ambulancia y me traslade al centro de salud mental más cercano (o al más lejano, porque considerarán que es mejor perderme de vista).

Venga, ya lo cuento, que estoy dando vueltas para retrasar el momento y no tener que pasar por este trance.

El caso es que un día iba en el metro con el churri. Yo iba sentada con un chico a mi lado y, frente a mí, iba el churri de pie. No recuerdo ya a estas alturas (de esto hace muchos años y mi avanzada edad hace que me empiece a perder con los detalles) cómo surgió la historia pero el caso es que el churri me conminó a imitar a una rata.

Como a mí no se me puede retar a nada porque siempre me pico, me puse a la tarea con extrema dedicación. Puse las manitas dobladas delante de mi cuerpo, fruncí la naricita (bueno, vale, en mi caso decir “naricita” es un eufemismo) y empecé a mover los dientes en clara actitud de roedor.  Mientras tanto, miraba de reojillo al chaval sentado a mi lado, para conseguir una mirada de rata más creíble. El chico iba a su bola escuchando música con los auriculares y pasaba de mí pero, en una de estas, le dio por mirar a su derecha y se encontró con una loca de la pradera (o de alcantarilla, en este caso), que lo miraba por el rabillo del ojo y hacía cosas raras, guardando cierta similitud con Hannibal Lecter.

Dio tal respingo el pobre muchacho que casi abolla el techo del metro con la cabeza. Yo miré en dirección opuesta, intentando disimular, muerta de la vergüenza pero, al mismo tiempo, con un ataque de risa floja imposible de controlar. Miré al churri con clara intención de acusación porque convengamos en que la culpa de todo esto fue suya y sólo suya.  ¿En qué cabeza cabe ponerme retos?

Se supone que debería haber aprendido de esta experiencia y haber empezado a comportarme en público pero, como es mi naturaleza, tengo que confesaros que sigo haciendo el pavo en cualquier parte.

Como me reten, más.

40 comentarios:

  1. Estoy tentado a alentarte a que sigas con tu personalidad.
    Imaginé la escena y me hizo gracia.
    El tema es que ahora casi cualquiera tiene un celular que graba.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por suerte cuando sucedió esto aún no estaban en boga los smart phones. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. yo soy muy asustadizo, seguramente habría reaccionado igual que ese chico, jeje. en el colegio a menudo pasaba que estabas haciendo el capullo y tenías a un profesor detrás tuyo mirándote mientras tus amigos trataban de advertirte por señas. :D
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. De esas me han pasado también. O estar hablando de alguien que me cae mal y que me escuche. Eso también. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Hola! Jajajaja, pobre chaval, cada vez que se suba al metro seguro que mira bien al lado de quien se sienta, jajaja. Me recuerdas con estas cosas a mi hermano, es igual, como lo retes va a hacer sea donde sea lo que le hayas dicho, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo le he creado un trauma al pobre. Claro, como en realidad tengo pinta de ser una persona normal... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. jajajajaj para verte !
    Aunque yo creo que me darías miedo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy maja, en el fondo. Aunque debería enorgullecerme por hacer una representación tan realista de la rata. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Yo con la vejez estoy perdiendo la vergüenza, pero soy un cortao para estas cosas. Prefiero que las hagas tú, como el churri.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cobardes... Jajajaja. Si es que en el fondo soy una showgirl... Besotes!!!

      Eliminar
  6. Buenos días Alter,

    como siempre muerta de la risa. Pues quizás el loco él ¿no? que casi acaba con la cabeza fatal jajaja...

    Yo soy super tímida pero alguna vez que me arrancó, el otro día acabé bailando con unas amigas en el restaurante del Ikea para el Stories del Instagram de otra amiga. Y como coincide que somos bajitas la stres pues teníamos a medio restaurante mirando, jajaja

    Hay que divertirse...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Tania: (qué formalitas).

      Qué guay lo del restaurante. A eso me hubiese apuntado yo también seguro. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Jajajjajaa, me parto.
    Yo imagino a alguien a mi lado poniendo esa cara, y me descojono, o me asusto y salgo en la siguiente parada.
    No pierdas esa alegría, y no dejes de compartirla.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, esto más que alegría es enfermedad mental pero yo lo comparto si queréis. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Jajaja pobre chaval!!
    A ver si te va a leer y te va a pasar la factura de la terapia jaja
    Muaks!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo. Es lo bueno de no ser influencer. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Jajajajaja a veces yo veo cosas raras yendo en metro pero la verdad nunca graciosas...

    😊
    Uno con el afan de "comportarse" a veces se aburre uno :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a este pobre chico no sé si le pareció muy gracioso. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. jajajaajaajajajajajaaj
    jajajaajajaja
    jajajaja
    Que gran anecdota!!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que me acuerdo y me da la risa también pero al mismo tiempo me da mucha vergüenza. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Tû sī que eres malvada. :-) un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malvada no. Estoy un poco mal de lo mío solamente. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Jajajaja, pobre chico.
    Pues a mí me encanta que hagas el chorra sin filtros.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el trabajo me siento con una compi que está igual de mal de la azotea que yo y no veas las que liamos. Cualquier día nos llaman al orden (de hecho, hubo un tiempo en que nos tuvieron separadas, como en el cole, jajajaja). Besotes!!!

      Eliminar
  13. Jajaja, ays, el pobre, el susto que se tuvo que pegar... Ays, qué bueno...Y lo que pensaría después... Ays, eres única!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que soy única. Tú imagínate todo el mundo haciendo la rata por la calle. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Jajajaja, soy tu fan, yo tampoco tengo filtro a la hora de hacer el chorra. Me encanta que te rete el churri, en mi caso siempre es mi hermana.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A estas alturas ya cualquiera puede tener fans. Jajajaja. Besotes y a seguir haciendo el indio!!

      Eliminar
  15. Jajajajajajaja, lástima que no haya testimonio gráfico. Conste que no te estoy retando para nada. Palabrita del niño Jesús.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Lo que me falta ya, ir sacando fotos de cuanta chorrada hago en la vía pública... Besotes!!!

      Eliminar
  16. jajaja, habría molado que te hubiera hecho MIAUUU! x)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Pues debería haberlo hecho... Besotes!!!

      Eliminar
  17. Jajajajajajajaja! Si es que no hay nada como hacer el capullo... XD
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento sólo hago la rata, el burro y el pavo. El capullo lo estoy perfeccionando. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  18. Mujer, ya ves tú. En el metro van tantos bichos raros que aunque fueras haciendo la rata todo el tiempo nadie se extrañaría. Lo que sorprendió al chaval fue que le miraras, aunque fuera de reojo, no el que fueras haciendo gestos raros XD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que supongo que imaginó que lo iba a morder, tan metida en el papel que estaba. Jajajaja. Tuve que haberle advertido que no tengo la rabia... Besotes!!!

      Eliminar
  19. jajajajajajaja pagaría hasta lo que no tengo por haber visto la cara del chaval al girarse y verte jajajaja es que me meo. Me has hecho soltar carcajadas y todo de pensarlo.
    Ah yo soy tan chunga como tú, podemos montar un dúo: las dos gilipollas. Hago tanto el chorra que temo que un día me detengan por loca y me pongan la camisa de fuerza. Filtro??? Qué es eso??? Y encima me casé con un hombre serio y formal....no sé cómo no me ha matado ya de la vergüenza que le he hecho pasar alguna vez. Menos mal que luego se ríe tanto conmigo que me lo perdona.
    Molan estas anécdotas tienes que contarlas más a menudo.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo me emparejé con otro igual de chorra. Y así nos va, claro. Cualquier día viene el loquero a buscarnos.

      El filtro sólo para hacer café. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  20. Jajajajajajaja contras, y que no coincidamos nunca en el metro...
    Ya me gustaría
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si coincidimos me reconocerás. Seré la que ponga cara de rata. Jajajaja.

      Molaría un montón que un día nos encontráramos en el metro, sí.

      Besotes!!!

      Eliminar