Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Anuncios Pesadillescos CCXVIII: El pollo como nuevo fetiche

No sé qué tiene el pollo que resulta ser un animal tan explotado en materia de publicidad. Vale, este es un anuncio de pollo. De una cadena de comida hecha a base de pollo, quiero decir, así que tiene más sentido que lo nombren pero, no sé, tal vez con ver una persona deleitándose mientras come sería suficiente para que nos hagamos una idea de la experiencia religiosa que debe ser comer ahí (para quien le guste el pollo, claro; a mí es que me suele hacer bola y por eso nunca compro nada en esa cadena de fast food).

El caso es que un chaval entra en un local y se dirige al mostrador. La dependienta le pregunta si quiere algo “rico, rico”. Dado que el cliente responde afirmativamente, le informa que tienen la promoción del “pollo pollo”. Él se emociona y le responde que tiene todo el rollo. Me veo venir una secuencia de rimas traídas de los pelos. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos.

Ella se dirige a la parte trasera del mostrador, donde recoge un cubo con trozos de pollo empanado y, súbitamente, el local se queda vacío y a oscuras, iluminado únicamente por unas luces de neón. La dependienta con su cubo, de repente está acompañada por otras dos chicas con sendos cubos de pollo en las manos. Comienzan a bailotear y a cantar una canción donde afirman que tú lo que quieres es “pollo pollo” (entiendo que las piezas de pollo estarán pegadas al cubo para el anuncio porque si no ya estaríamos viendo volar por los aires trozos de ave). Las chicas bailan en patines. Me presunto si su seguro cubre un accidente por caída mientras se baila en patines una oda al pollo. ¿Habrá una cláusula especial para eso?  Como el local se les queda corto para dar rienda suelta a su desenfreno, continúan la juerga en el aparcamiento. La coreografía merece especial mención, con los codos hacia afuera para imitar el aleteo de la gallinácea.

Y sí, las rimas son todo un lujo. La alita la tiene loquita, vaya rollo tiene el pollo y que cómo le ponen las hamburguesitas. Esto no rima con nada pero sirve para hacer un primer plano de la pierna de la dependienta en shorts pasando la mano de manera sensual. El sexo vende aunque sea para anunciar productos avícolas.

Tan extrañamente como había empezado semejante despropósito, se interrumpe cuando vemos a la dependienta nuevamente tras el mostrador haciendo entrega del cubo al cliente. Entiendo (dentro de lo que soy capaz de entender en esta demencia) que todo ha sido obra de la calenturienta imaginación del muchacho y que la chica no ha abandonado en ningún momento su puesto de trabajo para ponerse a bailotear. Creo.

Y el anuncio termina aquí. Al final no nos hemos enterado de cuál es la promoción. No nos han dicho precios ni cantidad de pollo a servir ni nada de nada. Sólo sabemos que a ella le ponen las hamburguesitas. 

26 comentarios:

  1. Hola! Lo he visto ya varias veces y justo el otro día pensé que era digno de estar en esta sección, jajaja. La verdad es que le he cogido un poco de manía, por no decir bastante, al tema del pollo y baile ya que relación cero, con lo que ya paso de él. Por cierto, yo también pienso que todo se debe a la imaginación del chico, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un auténtico espanto. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. el pollo de cadenas de comida rápida, no quiero ni pensar cómo lo prepararán. ya pueden enfatizar que es pollo-pollo y utilizar iconografía gallinácea, que eso tiene que ser carne prensada llena de aditivos... mejor no pensarlo.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocí un chico que había trabajado ahí. Y no te cuento más. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  3. Lo he visto y no lo entiendo. ¿Con que motivo asocias pollo en cubo con sensualidad en patines? Se me escapa algo...

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que digo, el sexo vende. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Pesadillesco donde los haya! No he entrado jamás en un restaurante de esa cadena... vaya absurdez de anuncio.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo alguna vez con mucha hambre sí. Pero, como digo, no me gusta demasiado el pollo. Besotes!!!

      Eliminar
  5. ¿Y que tiene que ver la imaginación del protagonista, algo que puedo entender, con el producto?
    Y es algo extraño, eso no lo entiendo tanto, que la fantasías con las mujeres que atienden incluyan esas rimas.
    Sospecho que me gustan más tus reseñas de esos avisos que ver los avisos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que con ese canturreo y el baile, cualquier fantasía pierde encanto. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Como iba a decir una ordinariez, mejor me la callo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la hemos pensado todos. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. jajajaja
    me gustaria aquel comercial que dices, imagino todo los mensajes subliminales que deben haber con el pollo-pollo que tiene buen rollo, y que cada alita la tiene loquita, con el pollo-pollo que tiene buen rollo; hasta es pegajoso tan solo aquella frase, incluso ya estoy imaginado la bailarina, haciendo todo tipo de piruetas y bailes en patines, con su pollo-pollo de aquel de buen rollo...

    aunque prefiero una cerveza pero que no se suba a la cabeza...

    o el famoso comercial de sal de fruta eno, de dice mas o menos asi...
    Cuandoooooooo la guatita dice no, para por favor, tomate un disfruta y....prueba con disfruta, liviano con disfruta, refrescante, efervescente y suena así.....shiiiiiiiiiiiiiiiii

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Sí, lo malo es que estas cosas se pegan. Yo me tiré todo el día con el pollo y el rollo y que cómo me ponen las hamburguesitas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Es horroroso. Yo creo que querían imitar el tirón musical del "claro que sí, guapi" y les ha salido el tiro por la culata. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del "claro que sí, guapi" tampoco lo he entendido nunca. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  9. Pollo reguetón, lo que faltaba. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es reguetón pero tanto da. Jajajaja. Besos!!

      Eliminar
  10. Una auténtica pesadilla este anuncio...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. He querido confesarte una cosilla desde hace tiempo ¿Sabes que me encanta de esta sección? Que como no vivo en España no sé que anuncios son, y por la descripción juego a ver si encuentro el anuncio pesadillesco XD
    Ver el anuncio por primera vez después de tu descripción lo hace épico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Pues ya me das un argumento más para la gente que me recrimina no poner los enlaces XD.

      Besotes!!!

      Eliminar
  12. Imagino que en ese local deben atender a poquísimos comensales por jornada, considerando que en cada uno demoran una eternidad antes de servir la comida con tanto baile, canto y espectáculo. Estarán los que en medio del show se aburren y se van. Siguen así, y el negocio se las va ir a la quiebra.

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Me da a mí que el cliente tenía cierto delirio. Porque, si de verdad tuvieran espectáculo, podrían cobrar por el mismo, aunque se perdería el concepto de fast food. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  13. Le ponen las hamburguesitas... o no. Que a lo mejor es verdad que se lo ha imaginado todo el cliente jajaja

    ResponderEliminar
  14. Bueno, según la información de la que disponemos, a ella le ponen las hamburguesitas y punto. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar