Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 4 de marzo de 2015

Anuncios Pesadillescos CXXIX: Eso no se hace

Una pareja y su hijo pequeño se montan al coche para emprender un viaje. Según la madre está acomodando a su vástago en el asiento trasero le hace la siguiente promesa “Cuando paremos a echar gasolina, te compro un helado”.

Un brillito de ilusión asoma en los ojitos jóvenes e inocentes de nuestro protagonista. El vehículo emprende su camino y pasa por un valle… y una gasolinera que el niño mira con alegría, pero no paran… pasa por campos… y una gasolinera que el niño mira con grandes expectativas, pero no paran…  pasa por montañas y por ríos y por desiertos y por multitud de paisajes con sus respectivas gasolineras que podamos imaginar pero nunca, nunca jamás paran.

Y el anuncio es básicamente eso. En cada gasolinera el niño recupera la esperanza pero sus ilusiones se ven truncadas una y otra vez. La voz en off nos informa que el coche en el que viajan es capaz de aguantar mil kilómetros sin repostar. Eso es aguante, ni los camellos de los beduinos, oye.

Y mil kilómetros son muchos kilómetros. Es como ir de Madrid a… muy lejos. Si calculamos una velocidad de crucero de 100 kilómetros por hora nos daría un viaje de 10 horas. Y me pregunto yo qué clase de ser perverso ha ideado este plan maquiavélico para mantener a los niños calladitos durante diez horas con  la vana promesa de un hipotético postre que no llegará nunca. Y me atrevo a ir más allá. El creativo publicitario puede idear lo que le dé la gana (ya nos tienen acostumbrados a ello; no vamos a andar rasgándonos las vestiduras a estas alturas) pero, ¿de verdad le parece un buen reclamo para los padres? “Compre este coche y podrá tener  a los niños engañados durante horas. No darán por saco en mil kilómetros. Una ganga, oiga”.

Yo no soy madre pero me parece que se me quitarían las ganas de comprar un coche que puede ser usado como instrumento de tortura medieval con mis churumbeles. Es que me sentiría hasta mala madre comprándolo. Ya me imagino a las vecinas murmurando a mi paso “Mira la del tercero, se ha comprado un coche especial para que los niños no les fastidien más”. No da buena imagen, qué queréis que os diga.

Un coche con orinal incorporado para los que están en plena operación pañal ya sería otra cosa. No habría que estar parando a cada rato pero el niño estaría contento porque tendría un lugar donde demostrar lo mayor y lo autónomo que es. Los padres, mientras tanto, pueden ir sacando fotos para subirlas a Twitter y todo sería alegría y buenos momentos familiares. De hecho, si este coche en concreto puede hacer mil kilómetros sin parar, creo que los orinales deberían venir de serie. Orinales para todo el mundo, que uno puede aguantar diez horas sin tomar un helado pero sin hacer pis ya lo veo más complicado.

Eso sí que sería una auténtica tortura, ahora que lo pienso. 

34 comentarios:

  1. Pobres niños terminarán por maldecir a sus padres.


    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, al final del anuncio, el niño le arrea una patada al coche cuando por fin paran. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Además, se supone que hay que parar cada dos horas para descansar. Encima es peligroso. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos inconscientes, es lo que son.

      Besotes!!!!

      Eliminar
  3. jaja la que necesia el orinal ahoa soy yo.
    eres mala!! jaja
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Psssssssssssí, lo ssssssssssssoy. Jajajaja.

      Besotes!!!!!!

      Eliminar
  4. Cuando vi pensé, pero que mala persona oye. No le digas nada al niño y ya está, pero no le prometas el helado con la mala intención de saber que no se lo vas a dar en horas, so guarra. y la tía a hí, disfrutando del sufrimiento del pobre niño. de verdad, qué poca vergüenza.
    un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que es muy cruel? Pensé que a lo mejor iba a ser yo la única que veía la tortura que supone ese anuncio. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  5. Este me recuerda al anuncio de la nevera y lo de "si no te acabas eso, te lo comerás mañana", y la nevera ahí refrigerando cada vez mejor. Sólo que este me ha hecho más gracia porque, para mí, el niño parecía más auténtico. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el niño se sale, hay que reconocerlo. Las caras que pone son únicas. Un besote!!!!!

      Eliminar
  6. A mí el anuncio, es decir la idea creativa del mismo me parece muy buena, la parte de interpretación de los actores también, en particular las caras del niño son geniales, pero lo pirmero que dije fue... y no paran a hacer pí-pí?? pobre niño, ya le podrían comprar el helado cuando paren a orinar, porque digo yo que en 1000 km unos cuantos pí-pís tendrán que hacer todos no???
    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Cris, el niño me parece de lo más genial que he visto en mucho tiempo pero, efectivamente, en 1000 Km. la vejiga se llena mucho. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  7. Este si lo he visto ( aplausos a mi ) jaja y si, me pareció muy cruel... para eso mejor no le prometas nada al pobre, que frustación. Ademas despues de tanto tiempo ya no querra ni el helado, querrá un bocata bien contundente que estara hambriento el pobre. El niño encantador por cierto. Muakk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pasada, el niño. Al final sí que se toma el helado, no sin antes endilgarle una patada al coche. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  8. jaja.. y si, la verdad que parar para descansar un poquito, ir al sanitario, tomar un cafecito.. como que se hace necesario!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que fumamos ya ni te cuento. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Pues no lo he visto pero sí que parece medio tortura, sí.

    Para todos los niños inocentes que nos leen, una pizquita de azúcar en el depósito de gasolina. Que así paran sí o sí y tendréis vuestro calippo (siempre que no os pillen)

    De nada :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Eso sí es una venganza cruel, a la altura de la ofensa. Besotes!!!!

      Eliminar
  10. jajajaja es cierto, eso es un engaño de lo peor, prometer un helado y saber que nunca se lo vas a comprar

    Que malvados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final del anuncio se lo compran pero después de que ya han hecho no sé cuántos kilómetros...

      Besotes!!!!

      Eliminar
  11. Lo que más me sorprende de este anuncio es cómo nadie se ha tirado a las calles a defender eso de parar cada dos horas o X kilómetros.... Y que si el aguante del coche y del niño sin protestar es admirable más lo es el del conductor que se ha pasado 10 horas sin parar, y de la mujer que tampoco dice ni mú. Yo llego a casa de mis suegros con el culo cuadrado y la espalda echa trizas después de casi tres horas de viaje, y el Futuro con los ojos como los de los dibujos anime...
    Besotesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Sí, lo de la seguridad vial no lo llevan muy bien, tampoco. Besotes!!!!

      Eliminar
  12. Tanto fomentar hacer una parada de vez en cuando y ahora resulta que lo chulo es hacer el viaje de un tirón. Si yo fuera el niño me meaba en el coche. Y no digo lo que haría en mi madre.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Por ello la necesidad de orinales, ¿ves? Besotes!!!!

      Eliminar
  13. No lo he visto pero me ha entrado curiosidad de ver al niño con tantos comentarios halagueños... jis! Eso si, mi peque a la hora y media ya necesita parar para hacer de todo: pis, carreras, trepar... (pero claro, yo tengo una terremoto).

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El niño es fantástico, hay que reconocerlo. Haces bien en parar y no dar falsas esperanzas a tu peque. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Lo mejor del anuncio el niño, pero he de decir que en mi opinión se han copiado del de la nevera... en todo, incluida la patada jejejej.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El de la nevera? Ahora la que se ha perdido soy yo. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  15. Ese anuncio si lo he visto! A mi me parece que no está mal, pero visto desde tus ojos es graciosísimo!y efectivamente, no necesitarán repostar pero...y el pis? y la comida? entiendo que llevarán bocatas porque al nene si solo le das de comer un helado a los mil km, habría que plantearse seriamente llamar a los servicios sociales...jajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Ese caso es digno de estudio. Besotes!!!!

      Eliminar
  16. yo no tengo coche, pero si lo tuviera querría uno que me obligara a tomar muchos helados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste no es el vehículo para ti, entonces. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  17. Jajajaja a mí también me dió penica el chiquillo
    es verdad con los anuncios de coches uno se recorre el mundo entero en un segundo ;) aaaaaiinsnnns con la fatiguita que me dan a mi los trayectos largos... desde luego a mi no me convencerían así para que me comprara un coche u otro ;)

    Besicos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son agotadores los viajes largos, aunque hay que reconocer que a veces merecen la pena. Un besote!!!!

      Eliminar