Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 3 de noviembre de 2014

Crónicas Felinas CXI: Relato en dos versiones

Versión 1: Para aficionados a la lectura.

Marrameowww!!!

A estas alturas, se puede decir que Munchkin se ha convertido oficialmente en miembro de esta familia. Entre nosotros los gatos, la cosa funciona tal que así: hasta que no rompes algo, no estás realmente integrado.

Pues bien, la cosa sucedió de la siguiente manera. El domingo de la semana pasada la bruja estaba viendo la tele cuando, de repente, Munchkin se subió a la mesita de centro. Hasta ahí todo bien pero tengo que aclarar, llegados a este punto que, a mi modo de ver las cosas, Munchkin es bastante torpón. No diré nada de las innumerables veces que intenta subirse a un sitio y termina dando con los morros en el suelo porque eso es hasta comprensible dada la escasa longitud de sus extremidad. Lo que me sorprende es que parece perder la noción del espacio en el que está. Me explico: él se sube, pongamos por caso, a una silla. Y al rato de estar ahí parece que se olvida de que la silla tiene un espacio limitado y está situada en un plano más alto que el propio suelo, por lo que si te lías a dar pasos hacia atrás, lo más probable es que te esmoñes. Pues justamente eso es lo que le pasa muy a menudo. Se despista y se ve que piensa que la superficie elevada sobre la que se encuentra es infinita, o bien que se va a ir ampliando por donde él pase.

Una vez hecho este (amplio) inciso, retomamos el relato de lo acontecido. Se subió, como decía, a la mesita de centro. Al rato le vino esa “amnesia espacial” que os he comentado, lo que hizo que sus cuartos traseros se deslizaran mesa abajo. Se podría haber dejado caer sin problemas porque la mesa no tiene más de dos palmos de altura pero no sé si no quiso hacer el ridículo e intentó librarse con dignidad de la caída o qué pasó porque, de repente, empezó a intentar aferrarse a la mesa con las uñas a fin de volver a subir de lo más dignamente. Pero, claro, la mesita es de cristal y ahí no hay zarpa que valga. Eso resbala cosa mala, os lo digo yo. Por tanto, dado que el aferramiento ungular no estaba dando resultado, intentó buscar sobre la superficie algo que pudiera hacer las veces de ancla a la que aferrarse. Y encontró algo que, a sus ojos, parecía cumplir a las mil maravillas con tal cometido. Me refiero, queridos lectores, a un vaso de agua. Cuando digo “vaso de agua” quiero decir tanto que era un vaso fabricado especialmente para cumplir con tal fin como que en ese momento estaba en pleno acto de servicio desempeñando su cometido, por lo que el parquet no sólo se llenó de cristalitos que tuvieron que andar buscando hasta con linterna debajo del sofá, sino que hubo que secar a conciencia para evitar que el líquido elemento se colase por los intersticios de la madera, provocando su hinchamiento.

Prrrrrr.

Versión 2: Para vagos.

Marrameowww!!!

Munchkin rompió un vaso el otro día.

Prrrrrr.

60 comentarios:

  1. A mi me pasa también eso de perder el equilibrio, caerme, o tropezarme en saltos minimos. Mami dice que soy torpe como ella. Así que no crees trauma al pobrecico, que sé que en el fondo te cae bien.
    Lamiditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré ser más benevolente sólo porque me lo pides tú.

      Más lamiditos.

      Eliminar
  2. Jajajajaaj! Me parto con tus mininos...Munchkin ya es oficialmente gato de la familia. Es como si hubiera sido ordenado caballero, no? xD

    Ah, yo he optado por la versión para aficionados a la lectura, mucho mejor, dónde va a parar! ;)
    Prrrrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no había sido capaz de aceptarlo aún como un miembro de la familia con pleno derecho pero viendo que ha dejado desparejado otro juego de vasos, ¿cómo no quererlo?

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  3. OS TIENEN SÚPER MALERUCAROS, SIN ENSENAR, HASIENRO TONTERÍAS, ROMPIÉNROLO TORO...
    NI SOIS GATOS RESENTES, NI SOIS NARA
    Y TAS SEGURO QUE RE PONE LOS CUERNOS CON 20 GATOS MÁS

    CHOCADA RE PATAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trax no me pone los cuernos con nadie. Sé que mi francesita me quiere.
      Y mira quién vino a hablar de educación, el Latin King de la blogosfera.

      Pffffff.

      Eliminar
  4. jajajajjaja me parto...
    Yo tengo una teoría, que de momento se cumple... Casa que alquilo... casa que rompo una lámpara. Ea... pues en esta casa llevaba ya un año y parecía que no llegaba el momento... pero SÍIIII POR FIN!!!! Gracias a la inigualable colaboración de Charlie... se ha roto una lámpara... (Entrada en breves días... :p)

    Lo que yo te diga... vidas paralelas las de estos dos zánganos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí los muebles son todos de la bruja y el consorte así que nos dedicamos a arañar el sofá y romper adornitos.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Holaaaa hermoso minino, qué alegría para mí leer tus aventuras gatunas, sabes?, te extrañé mucho y espero que estés bien, así que mucho cuidado con el nuevo miembro de la familia, que por lo que veo es un acróbata inexperto... Dale mis cariños a tu amita y dile que me encantó pasar por aquí.
    Mimitos de algodón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta eso de que sea acróbata inexperto. Así hay más posibilidades de que rompa algo al saltar.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Puff, ando atrasada de noticias. Tendré que ir a averiguar quién es Munchkin. Aun así, elijo la primera versión, xD. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Munchkin es mi nuevo compañero. Muy dado a romper cosas, para mi deleite.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Jajaja... con la misma amnesia espacial Akane se cayó del sofá el otro día arrastrando a su paso un vasito de plástico con rico líquido chocolateado y un mini platito cerámico con cereales que se hizo añicos. También tuve que mover hasta el sofá.
    ¿Será un virus? Juas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy. Estos infantes...

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  8. Jajajaja, pobre Munchkin (por cierto, el nombre tiene tela para pronunciarlo, y más con ladrillos) Pero es normal, tendrá que acostumbrarse a sus propias extremidades como hemos hecho todos!
    Lametones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es muy habilidoso que se diga, de momento, cosa que a mí me viene bien para reírme a gusto.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Lo peor es sacar al gato para que no se corte. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues imagínate cuando somos dos corriendo para todas direcciones. Todo un show.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  10. Vaya gato, ¿por que no le enseñas al minino como ir por la vida? Recuerda que tu eres mayor -que no viejo- y te corresponde ese papel, micifuz.

    ¿Te reíste cuando el minino se cayo? ¿Si verdad?

    Te dejo una rascadita en la cabeza, de las que le gustan a Calixto mi gato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si le enseño la cosa pierde bastante gracia. Prefiero seguir dejando que se piñe y rompa cosas.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Jajajajaja! Anda que no has simplificado en la versión namber tu... XD
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el corazón de la noticia...

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  12. Hoy te libras porque tienes mucho arte y gracia contando las cosas, que sino....

    De todas formas, me alegro de que ya no seas el rey de la casa,
    jajaja.

    Prrrr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo siendo el reeeeeyyyyy (cantado con melodía de ranchera)

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  13. Fijate que a mi me pasa desde hace unos añitos, yo creo que la edad no perdona Forlán, una década no se cumple todos los días... Eso si a ese muchacho hay que darle alguna lección pero cómica , para que caiga con más gracia jejeje. Grrr Lito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Estás de cumple, Lito? Felinidades!!!

      Ya pensaré alguna inocentada para éste.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Mi cumple en el Julio (o eso dicen estas...) pero lo celebramos cuando quieras!! Grr Lito.

      Eliminar
    3. Yo siempre me apunto a un sarao...

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. jaja.. es como el bautismo del pequeñin... siempre se rompe algo...
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hubiera roto nada aún, lo miraría con recelo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  15. Jajaja Me quedo con la versión 1 que es más expectacular ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los humanos a veces estáis tan ocupados...

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  16. Uy, esto de las dos versiones vas a convertirlo en Tendencia, Forlán? :P

    Yo creo que me sigo quedando con la primera, por aquello de ser lector. Aunque también vago, así que no voy a desterrarte la idea sin más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no creo que lo convierta en tendencia. Surgió así, espontáneamente.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  17. Jajaja, me quedo con la versión larga. Forlan, cuando te regodeas en los detalles eres genial, esa definición del vaso de agua es magistral jaja.
    Besos, y para Munchkin: Bienvenido a la familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy genial siempre. Está en mi naturaleza.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  18. Romper cosas es divertido, aunque no sé por qué, mi ama se enfada bastante cuando la lío.
    Un cabezazo, prrrrr
    RON.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es divertido, sí. Y la parte del enfado es más divertida todavía.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  19. Pobre bruja, mira que ya lidiar contigo era bastante y ahora se le suma el Munchkin.
    Rascaditas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella solita se lo buscó. Que no se queje. Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  20. Jaja, me he leído las dos versiones y me ha encantado la 2. jajaja.

    Pobre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De "pobre" nada. Que aprenda a moverse por los espacios. Y ver a los humanos desquiciados intentando arreglar el estropicio fue de lo más divertido.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  21. jajajajajaja
    En la versión dos que sepas que te ha quedado soniquete de hermano mayor haciendo la gracieta
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que le queda tanto por aprender al pobre...

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  22. Me ha encantado tu versión larga. Aunque la corta ha sido directa y clara. Pero se pierde mucho sabor. Que viva la literatura!!

    Gruñiditos de Lluna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era por si alguien andaba con poco tiempo para leer. Yo pienso en todo.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  23. Qué puedes esperar de un gato en cuyo nombre no hay más que consonantes. El tuyo tampoco es que tenga muchas vocales, pero se encuentran puestas en los lugares oportunos para poder ser pronunciado como Dios manda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que éstos cada día son más freakies y, claro, así les va.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  24. Vuelvo a estar por aquí y mira tú con lo que me encuentro.... ainssss y me pregunto ¿qué hacías tú mientras tanto?? eh???? ¿¿¿no le habrás incitado a que lo tirase para desquicie del personal humano??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese secreto morirá conmigo.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  25. A mi me gustó la versión larga, aunque la corta se escucha mas contundente. Resumen... no hay nada que los gatos no tiren o no rompan, parece parte de su naturaleza felina.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente podríamos no hacerlo pero se perdería mucho la gracia.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  26. Forlán, como gato vago que soy, me he leído la versión 2 y me ha gustado. Escueta y concisa.
    Pero como gato que soy, me pudo la curisodad y además me he leído la 1.También me ha gustado. Extensa y prolija.

    Y una pregunta ¿Munchkin se llama así por la longitud de sus patas?

    saluditos a los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay que dar opciones a todo tipo de público.
      Munchkin se llama así por un cúmulo de circunstancias. En primer lugar, en honor a un juego freaky que juegan la bruja y el consorte. También resulta que la bruja es muy fan del Mago de Oz. Luego nos enteramos que en el Dunkin Donuts venden algo que también se llama así y que, oh, sorpresa, hay una raza de gatos que también se llama así (unos que tienen las patas cortitas). Pero eso ya son casualidades.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Aaah, me sabía lo del Mago de Oz y lo de la raza paticorta, y como en el relato haces mención a la escasa longitud de sus extremidades, pensé que era un munchkin.. Pero claro, es paticorto porque todo el es pequeño aún.¡Gracias por tu aclaración.!

      Eliminar
  27. Jojojojojo es que me lo estoy imaginando esmoñandose de la silla y me viene a la cabeza mi difunto Remo metiendo la cabeza entre el tronquito de un arbol y el palo que les ponen para que crezcan rectos... jajajajaja.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso debe de haber sido digno de retratar, también.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  28. La primera versión me ha encantado, sobre todo la parte del vaso de agua! La segunda es igualmente deliciosa, casi un haiku x) :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que soy un artista...

      Prrrrrrr.

      Eliminar