Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

martes, 28 de agosto de 2012

Ustedes Dirán VI: La asquerosita (sugerido por Inma)


Inma, del blog “Inma y su Mundo” me ha pedido que ahonde en el tema de los escrúpulos que tengo.

Ya os había comentado en alguna entrada que mis manías, en ocasiones, rayan lo enfermizo. He aquí una lista con las principales.

1) Soy incapaz de compartir vasos o cubiertos. Da igual con quién sea. Las cosas de la comida son sagradas y esto me obliga a hacer unas cosas muy raras en los restaurantes donde, luego de examinar los utensilios con rigor científico, procuro coger la comida directamente con los dientes para no tener que chupar el tenedor. Esto provoca que parezca que tengo un tic en la boca pero no puedo evitarlo. De morder el mismo bocadillo, galleta o trozo de pizza de otro, mejor ni hablemos.

2) Si voy a hoteles de dudosa categoría, me llevo mis sábanas y mis toallas. Me muero del asco sólo de pensar dónde han estado antes estos trozos de tela así que, si no tengo la certeza de que hayan sido previamente hervidos, me llevo los míos. La consecuencia de esto es que parezco un beduino peregrinando por el desierto dondequiera que vaya.

3) En el Metro soy un cuadro. En cuanto salgo de ahí tengo que ir a lavarme compulsivamente las manos y hasta los antebrazos. Tampoco soy capaz de comer nada en el Metro porque me imagino las bacterias pululando sobre mi alimento. Intento no cogerme a la barra porque vete a saber qué puede haber ahí, lo que hace que en cada frenazo o acelerón, parezca un saltimbanqui espasmódico.

4) No puedo soportar ningún tipo de conversación escatológica. Esto, que podía ser una simple muestra de buen gusto, alcanza en mi niveles extreme y no es sólo que no me guste, es que se me revuelve el estómago y acuso unos síntomas que en términos médicos se conocen como “un mal cuerpo que pa´qué”.

5) No tolero ir a un baño público a no ser que la cosa ya sea de vida o muerte por lo que suelo llegar a mi casa con la vejiga del tamaño de un balón de fútbol reglamentario. Si no tengo más remedio que ir a un baño por ahí, me dedico a tocarlo todo con papel y a hacer unas contorsiones que si me ven los del Cirque Du Soleil me contratan para un número. Al salir del recinto, intento no tocar la puerta de las manos lo que, dependiendo del grado de dificultad, puede hacer que tarde años en salir.

Pues sí, así de asquerosita soy yo. Estoy segura de que tengo todavía más manías pero no quiero analizar más mi subconsciente, no sea cosa que suelte a la porra el ordenador y me vaya corriendo al psiquiatra. Mejor dejar las cosas como están.

Pues este ha sido mi Ustedes Dirán de hoy. Ya sabéis que espero vuestras propuestas para futuras entradas en esta sección. Bueno, utilicemos términos adecuados. No las espero. Las exijo. 

42 comentarios:

  1. La pucha, cuantas manias! ja.ja.. pero bueno, todos tenemos algunas por ahi escondidas!
    Me hiciste reir con ellas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así contadas hacen gracia pero esto es un sinvivir. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Sí que eres COMPULSIVA A RABIAR. Jijijijijiji... Pero te queremos igual!
    Besitos. Te dejé un mensaje en tu anterior entrada, dime porfa, si salió para no repetir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy demasiado compulsiva. Jajaja.

      Sí, salió. Ya te avisé en tu blog de todos modos. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Lo siento...mi comentario va a ser escatologico que te cagas (jeje).
    El otro día, mientras me marcaba unos largos asida, cual naufraga, a dos churros de goma espuma (sí, se que el largo no fue ni medio y que mas que nadar flotaba y me arrastraba la corriente de los vecinos de urba, empeñados en generar un tsunami de forma mecánica, es decir, tirándose en bomba...vuelvo, que me voy por las marejadas) el caso es que tragué agua, y me acordé que siempre SIEMPRE los mocos asoman en las ventanillas de las tochas...y claro, se deben quedar flotando cual berberecho...y si tragas agua...¿ tragas moco ajeno?
    Al pensar esto me acordé de ti y me dije...esto culpa de Alter que me hace pensar...y no lo tengo por costumbre, hala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya comenté una vez también que las piscinas públicas me dan un asquito... Siento haber provocado que pensaras. Siempre digo que uno es más feliz cuanto menos piensa. Besotes!!!

      Eliminar
    2. Para qué narices habré leído este comentario... grrrr
      Me vais a hacer pensar y hacerme maniática...

      (je)

      Eliminar
    3. Hala, a parar de pensar todo el mundo!!! Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Para éso el Crij, que cuando se va a tocar la colita se lava las manos con alcohol y ahora que tiene novia, cuando van a hacer cositas la obliga a hacer lo mismo. También es hipocondriaco y cada vez que escucha hablar de una enfermedad, cree que la tiene (pese a ser médico). A ver si un día lo convenzo para que escriba post al respecto xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es algo de lo que me salvo. No soy hipocondríaca. Si me duele algo será que me duele y punto, no soy de las que salen corriendo al médico a no ser que ya la cosa vaya a más (que no sea hipocondríaca no quiere decir que sea inconsciente, jajajaja). Lo del alcohol no me sorprende. Hay que ver la de infecciones que se pueden coger por tocar ciertas zonas con las manos sucias. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Pues no eres tan rara eh! jajajajaja

    pensaré algo para el próximo Ustedes dirán


    Besos mil, Olivia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, bueno, pues me dejas más tranquila si no soy tan rara. Jajaja.

      Vale, pues espero tu propuesta. Un besazo!!!

      Eliminar
  6. Seguro que lo que tienes acaba en -fobia XDD. Fijate, no me parecen mal las manías de ese tipo, de hecho siempre dicen que eso es de gente inteligente ¿no?
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si de gente inteligente o si estoy como Jack Nicholson en Mejor Imposible. Me conformaré pensando que todos los genios tienen algo de locos. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. ¡Wow!
    Yo tenía muchas de esas, como el baño... pero en esta ciudad, con el tránsito y las hooooras en el trabajo, uno tiene que ceder, así que ahora me he vuelto más laxa (ja ja) en este tema.
    Aunque, lo que nunca de los nuncas he tenido es asco de compartir comida o cubiertos. CLARO, hay sus excepciones, pero yo podía masticar chicles masticados, compartir comida y morder la ajena (de hecho, me encantaba meter mi cubierto en platos ajenos, pero luego me di cuenta de que mi vida podía peligrar)...
    En fin, es curioso como cada quien tiene sus manías que, aunque los demás pueden pensar que nos hacen la vida difícil, es lo contrario, no hacerlas ns hace la vida mucho más difícil...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy, el chicle. Me muero sólo de pensarlo. Jajaja.

      Al baño del trabajo voy porque no me queda más remedio pero si pudiese evitarlo lo haría.

      ¿De verdad crees que la vida se complica al no tener manías? Tenemos que ahondar en esto. Besotes!!!

      Eliminar
    2. Sí que lo creo, uno en principio piensa que tener manías u obsesiones (como checar 3 veces si dejaste bien cerrado el auto) te complica mucho la vida, te hace perder tiempo... bla bla bla. Pero, la verdad es que no hacerlo produce muchos más problemas (en el ejemplo del auto): estás todo el día angustiada porque no sabes si se quedó cerrado o abierto, si alguien puede robarlo, si , si, si, todo el tiempo te distrae ese pensamiento.
      Además, soy de la idea de que uno desarrolla (inconscientemente) esas manías y obsesiones porque es la mejor forma que tiene nuestra psique (o conciencia, o como quieras llamarle) de sobrevivir, de acoplarse a un entorno o mundo que le resulta inhóspito... No las creas porque quieras tener una vida más complicada, sino porque es la única manera de sobrepasar lo complicado.

      Eliminar
    3. Visto así, sí que puede ser pero es que admiro a la gente que no tiene esas manías y que no vive obsesionada. Es decir, son capaces de revisar una sola vez el coche y ya irse tranquilos. Eso es un privilegio. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Oye, pues yo en la 4 y 5 me veo reflejada,especialmente la 4, regularmente mis palabras claves para avisar mi nivel de desagrado por el curso de la conversación es "demasiada información" o aplico el "no oigo, no oigo soy de palo" y la 3, para que te cuento, solía utilizar pañuelos desechables para tomar la barra en el autobús, digo solía xq 8 años como profesora en comunidades de alta marginación, de difícil acceso y con escasos medios de transporte me quitaron esa manía,si me evitaban caminar casi 2 horas bajo el sol, quién o qué había tocado el autobús completo me tenía sin cuidado,jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la necesidad hace que se te quiten todas las manías, sí... Voy a tener que hacer terapia de choque. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Jajajajaja, bueno oye cada uno tiene sus manías no??

    Yo no soporto compartir la comida, cuando hay varios platos (que no sean en plan tapeo) como por ejemplo podría ser el cubo del Kentucky tengo que contar visualmente todas las piezas dividirlas entre los que somos, coger las mias y que nadie me las toquetee. Y bueno, tengo muchas más claro pero este no es un post, es una respuesta al tuyo ;)

    Propuesta: Cual es tu mayor sueño, o mayor meta?

    La alpaca se despide con:

    El hombre que más ha vivido no es aquél que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida
    (Rousseau, Jean Jacques )

    mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, es que eso de que te manoseen la comida da mucho asquito también. Jajaja. El otro día comentábamos con una compañera de trabajo que no hay cosa que nos dé más asco que compartir una bolsa de patatas con alguien y que ese alguien se esté chupando los dedos y volviendo a meter la mano en la bolsa. Iccchhhhh.

      Tema filosófico a tope el que me propones... A ver qué tal se da. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Que levante la mano el que no tenga ninguna manía...
    Manías las tenemos todos, aunque algunas tienen más que otras, jejeje
    Besosssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy de las que tienen más. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Madre mía... eso son escrúpulos y lo demás son tonterias. Yo tengo cero escrúpulos, lo cual no significa que sea una guarra ni nada de eso, pero no me importa compartir cubiertos, vasos o bocatas con nadie (con nadie conocido, oiga, de los desconocidos nada!!!), me da asquito el metro e intento lavarme las manos en cuanto puedo pero eso no me impide agarrarme a la barra porque la verdad es que lo mío no es el equilibrio.
    En lo que coincidimos es en las conversaciones escatológicas y asquito a los baños públicos que están claramente sucios, si se ven limpitos y huelen bien ya no me importa ir pero obviamente no me siento jamás en el wc. En fin que no soy nada escrupulosa ni maniática.
    Lo de las sábanas y toallas me ha llegado al alma.. eso sí que no lo había oído nunca!

    No hago más que pensar en algo que proponerte para esta sección y no se me ocurre nada ... BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el baño público está limpito es cierto que da menos reparo pero qué difícil es encontrar un baño público limpito. Muero...
      Por suerte no voy casi nunca a hoteles así que me ahorro el tener que andar cargando con las sábanas. La última vez que estuve en uno fue cuando me mandaron tres meses a Chile por trabajo, pero era un buen hotel así que no tuve problemas.

      Tranquila que ya se te ocurrirá. Besotes!!!

      Eliminar
  12. ¿A ti también te pasa lo del metro? menos mal, pensé que era la única! yo también intento no tocar nada del vagón, me da un repelus...me da cosica hasta sentarme! y luego por supuesto lavada a fondo de manos con jabón (o lejía o amoniáco o salfumán).
    Las personas que nos da asquillo el metro no somos asquerositas, somos "precavidas" jajajajajaj
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues es una manera de verlo... No estoy loca, soy precavida. Jajaja.
      Sentarme, sí que me siento pero inspecciono previamente el asiento, por si acaso. Jajaja.
      Besotes!!!

      Eliminar
  13. Y con todas estas "taras" sales de casa?? Yo me parezco en alguna, pero sin llegar a estos extremos!
    Pero vamos, lo de ir de vacaciones con las sábanas y las toallas, me ha dejado muertita!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Años llevo bregando por trabajar en remoto pero no me hacen ni caso, oye. Jajajaja.

      Como le decía a Mamá Ciruela un poco más arriba, por suerte hace mucho que no voy a hoteles y, la última vez que fui, era un buen hotel así que no tuve que preocuparme en ese sentido.

      Ahí voy, arrastrando mis manías. Hago convivir mi rutina con ellas. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Uff!! pues yo debo ser un bicho raro raro...porque soy capaz de chupar el suelo y hacer pis en cualquier esquina...siempre y cuando no huela...a mi lo que me pueden son los OLORES...tanto es asi que soy capaz hasta de edificarlos... menos mal que existe febrize!!

    un besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, los olores... Esa es otra. Dicen que los fumadores los detectamos menos. Pues no sé lo que voy a oler el día que deje de fumar porque siendo fumadora soy capaz de detectar olores que nadie detecta. El día que deje de fumar me vuelvo loca. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Hoy cuando iba en el autobús, me he acordado de tí, porque iba dando unos frenazos que como para no agarrarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sí, hay veces que no tengo más remedio que hacer de tripas corazón y agarrarme para no caerme. Besotes!!

      Eliminar
  16. jajaja, tienes una personalidad obsesiva-compulsiva... no llegas a trastorno pero casi.

    Reconozco que a mí tampoco me mola mucho tocar las barras de los transportes públicos, pero bueno, al fin y al cabo es lo que hay. Enfermedades graves no se van a transmitir por ahí, así que, aunque no de manera inmediata, intento lavarme las manos. Y luego...

    Jaja, yo soy de dormir en cualquier lado... pero como soy mucho de ir con saco de dormir, puedo decir que muchas veces no uso las sábanas que hay (no por obsesión sino porque me da hasta penilla deshacer la cama y estoy más cómoda en mi saco de dormir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, qué bien... Soy "casi" una trastornada...

      Realmente no me da mucho por pensar en enfermedades. No es un tema de hipocondría sino de simple asquito.

      Lo del saco de dormir no es mala idea, oye. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Mi manía son las manos. Me las lavo mil veces, y creo que aparte de manía, es una sana costumbre. Quizás si todo el mundo se lavase más las manos, no te daría asquito agarrar las barras de los transportes públicos.

    Ahhh y comparto la de los baños públicos, yo voy, pero intento no tocar nada.

    Y relaja un poco... que esto de las manías va aumentando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, voy a acabar fatal. Aparte sí que es cierto que noto que, cuantos más años cumplo, más manías tengo. No quiero imaginarme cómo seré dentro de veinte años. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  18. De verdad que me encanta leerte, porque me reconforta pensar que hay más gente como yo ahí fuera.
    Con el tiempo he ido superando escrúpulos, (no podía dormir en sábanas ajenas, y llegaba a poner mi toalla sobre las sábanas y dormir sobre ella), pero con lo que no puedo es con la comida. La familia de Limón son muy de compartir cucharilla en los postres y yo no lo soporto. Pero lo que me supera es que no te pongan el segundo plato en tu plato, sino que uno sirva la comida, otro le pase platos, y te toque el de cualquiera. NO PUEDO. Al principio me daba corte y casi ni comía, pero ahora me hago la majetona ayudando a servir, y a cada uno le coloco su plato con sus migas y lo que sea que hayan dejado en el. Qué arquito de recordarlo, puaj. Y en cuanto a la cucharilla, me parapeto tras mi lactosa y no suelto la cucharilla alegando: y si habéis tomado algún alimento prohibido???

    Besotes melindrosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alucinando me has dejado con lo de los platos comunales... Me puede llegar a dar algo!!! Tengo suerte de que mi suegra, para esas cosas, es igual o peor que yo así que sé que jamás me hará algo así. Ay, qué mal cuerpo se me ha puesto. Pero tu técnica es muy buena. No pasas por melindrosa y encima se creen que lo haces por ayudar. Jajaja.

      No estás sola, Casigata, no estás sola. Un besote!!!

      Eliminar
  19. Vaya! Yo entonces sería persona non grata para tus manías. Yo pensaba q era normal hasta q compartí piso con una chica q evitava coincidir conmigo en la mesa porque según me comentó más tarde yo le daba mucho asco. Poco a poco he ido perfilando mis modales en la mesa pero de vez en cuando todavía me sale algun defecto, sobre todo si me embobo con la tele. Ains. Perdón en nombre de los desastres escatológicos de la gente burda. No lo hacemos a propósito y ayudamos a mejorar las defensas inmunológicas de la humanidad! jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Por suerte nunca he tenido que confesarle a nadie que me da asco sentarme con él/ella a la mesa. Besotes!!!

      Eliminar