Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 24 de enero de 2018

Anuncios Pesadillescos CCXXXII: Extrañas técnicas de ligue

Vemos a una chica cepillándose los dientes con fruición. Dedica tanta energía a sacar brillo a sus piños, que se va a desgastar el esmalte. A continuación, la vemos correr para alcanzar un tren que amenaza con abandonar la estación. Mientras corre, sonríe. No sé vosotros pero lo que yo menos hago cuando persigo un medio de transporte público es sonreír. Más bien pongo cara de agonía y voy suplicando en bajito “No te vayas, no te vayas”. Si es un medio de transporte donde el conductor sea capaz de verme, hasta le pongo carita de pena.

Nos encontramos ya dentro del tren. De cercanías, supongo, porque la gente va apelotonada y nunca he visto esto en un tren de larga distancia. Para el caso es lo mismo porque el destino es lo de menos. Lo que nos interesan son los pasajeros. La chica (a quien se ve que la técnica de la sonrisita le ha funcionado) va de pie con cierta cara de hastío. Detecto aquí una cierta incongruencia, ya que el momento idóneo para sonreír era éste, cuando ya se ha hecho con el triunfo y ha conseguido ascender al ferrocarril.

En uno de los asientos, una niñita. Lleva en la mano una marioneta que hace ruidito al abrir y cerrar la boca como esos juguetes para perros que tienen un pito que suena al apretarlo. Vamos, que es un sonido de lo más molesto. Una vez más, la paradoja hace acto de presencia y la chica se pone a hacerle cucamonerías y caras raras a la niña. Caras muy raras. Abre y cierra la boca como un pez fuera del agua, infla los carrillos, pone bizcos los ojos… Vamos, una monada de chica. A todo esto, la niña se ríe y la chica mira de reojo sobre su hombro izquierdo. Resulta que allí hay un chico. No le veo nada del otro mundo pero supongo que el anuncio intenta representar que el chico en cuestión es guapo. La chica, muerta de vergüenza, retoma la compostura y se pone muy seriecita a mirar al infinito.

El chico la mira y también sonríe con unos dientes de anuncio (ah, que es un anuncio, vale). Ella no puede evitar reírse porque parece que tiene cierta tendencia a reírse en situaciones incómodas. La voz en off nos pregunta si estamos preparadas para el chico perfecto. Vamos, que porque tiene la dentadura sana ya no puede ser un psicópata ni un maltratador ni un depravado ni tonto del bote ni uno que nos ponga los cuernos y nos haga “de sufrí”. Tiene los dientes sanos y eso es lo que importa, como en los caballos.

Volvemos a ver a la chica cepillándose los dientes y ahí nos cuentan las maravillas del dentífrico que usa para ligar en los trenes.

La escena del día anterior se repite. Vuelve a subir a un tren abarrotado de gente y, en un frenazo ¿con quién creéis que se choca? A mí me hubiera molado que se chocara con la niña de la marioneta, a ver si acaba con el peluche metido en la boca (la chica, no la niña, no soy tan cruel) pero como esta es una historia de amor al más puro estilo de peli de sobremesa del domingo, habéis acertado. Es el chico de la dentadura nívea.

Por los altavoces se anuncia que el tren va a estar parado un buen rato y ellos se ríen, como dos alelados. Que sí, que ligar está muy bien  pero ya podían haberse dado los teléfonos y no sacrificar llegar tarde al trabajo, digo yo.

P.S. Esto me recuerda algo que me pasó en un metro imitando a una rata pero me da palo contarlo; y, como sois malas personas, sé que me lo pediréis.

P.S.2 Me ha quedado más largo de lo normal pero es que no quiero sacrificar nada. No tiene desperdicio.

P.S.3 Que no, que ya os dejo en paz, en serio.

30 comentarios:

  1. conozco a la perfección ese anuncio, me lo tuve que tragar unas cuantas veces y me acordé de ti. :D las caras que le pone a la niña dan grima más que otra cosa, no sé como la niña no se asusta. para ese anuncio han tenido que elegir a los protagonistas, tanto el chico como la chica, con dientes prominentes. en cuanto entreabren la boca ya se les ve todo el teclado del piano.
    besos!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos dan grima. Es una cosa rarísima. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Hola! Por supuesto que queremos que nos cuentes lo que te pasó en un metro!! Seguro que es mucho más interesante que el mensaje que nos quiere dejar este anuncio, que por suerte no he visto ya que me parece una chorrada, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo mío del metro no tiene mensaje y también es una chorrada pero al menos es una historia real. Ya veré si lo cuento. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Mira, pues con eso de que una cosa te lleva a la otra ya tienes cosa para tenernos entretenidos otra vez. Aquí me quedo sonriendo por la angustia de la espera.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me conoces. Sabes que al final lo contaré. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Es cierto, en esos avisos se usa el producto anunciado y se terminan todos esos problemas. La gente que se conoce es de lo mejor.

    Eso fue parodiado en este video de Foo fighter,
    https://www.youtube.com/watch?v=pLdJQFTnZfA

    Por acá hay avisos con productos que refrescan la boca, eliminan el mal aliento o algo por el estilo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocía la canción pero no había visto el vídeo y es buenísimo. Jajajaja.
      Sí, gracias a todo lo que hay en el mercado, nuestros problemas desaparecen. Besotes!!

      Eliminar
  5. Una situación muy normal vamos ¿no?
    saludos

    ResponderEliminar
  6. El anunucio me parece de lo más raruno y tonto pero sí, soy mala persona y te lo pido, porfa, porfa, porfa, ahora no puedo vivir sin saberlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Increíble que funcionen esos anuncios y sí, quiero saber de que va lo de la rata.

    ResponderEliminar
  8. EStá fantástico con la longitud que tiene, jajajja. No hay sacrificio.

    PArto de la base que me flipa el tiempo dedicado a lavarse los dientes, como si nos sobrara.... y claro, cómo no vas a perseguir el tren y sonreír, si es fantástico que se te escape y decir con una sonrisa, "no pasa nada, ya llego tarde al trabajo pero muestro mis dientes blancos perfectos y el jefe me perdona".

    ¬¬

    Y sobre el ligue, hombreeeeeee, mejor ligar y llegar tarde pero sin perder la sonrisa, eh, jajajaj.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si es que hoy en día con la de redes sociales que hay, no existe necesidad de quedarte ahí horas charlando con el individuo. Le das tu móvil, ya hablaréis y ambos conserváis el empleo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Cuenta lo de la imitación a la rata… porfisssssss jajajaj
    Me causó gracia lo de la dentadura perfecta como con los caballos jeje.. las publicidades de dentífricos suelen ser malísimas.. aquí la mayoría es un dentista que te lo recomienda desde un hermosos consultorio..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta gente perversa... Lo contaré porque soy muy blanda y porque me he vendido yo sola.
      Ah, de esos de dentistas recomendando aquí también hay. Con su número de colegiado y todo. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Pues sí que es casualidad que tenga dientes de anuncio en un anuncio, jajajaja.
    Muy bueno todo el análisis. Tienes razón, que alguien tenga la dentadura perfecta no es indicativo de nada, excepto de que se cuida la boca.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que tendemos a fiarnos más de unos buenos piños. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  11. Pues yo tengo los dientes fatal y mi marido también. tendremos que separarnos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor no. No sé si lo de tener los dientes perfectos tiene que funcionar en ambas direcciones. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  12. Cuando voy corriendo tras un transporte público tampoco sonrío. Como mucho, voy con la lengua fuera... No soporto estos anuncios! Pero sí, nos tienes que contar qué te pasó en el metro! No nos dejes con la incógnita!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sois muy malas personas. Y, como en el fondo os quiero, os lo contaré. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Pues no sé. Los que muestran una sonrisa amplia y perfecta no suelen darme confianza. Generalmente viene de parte de vendedores o políticos en campaña electoral. Entre más sonríen, menos les creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Es cierto. La gente tan feliz algo oculta. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Espero que - como seguramente usan la misma pasta de dientes - los dos la aprieten por igual, a mí me pone de mala leche que la aprieten por el medio y no desde abajo, aunque ya lo he solucionado comprando tubos que se paran solitos y done actúa la ley de la gravedad xD

    Por favor, cuenta lo de la imitación de rata!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pone de muy mala gaita también lo del tubo de la pasta de dientes. Tendré que tener en cuenta lo de la pasta esa que compras tú. Besotes!!!

      Eliminar
  15. "... y ahí nos cuentan las maravillas del dentífrico que usa para ligar en los trenes". Al llegar a ese punto no he podido contener las carcajadas.

    Qué sería de nosotros sin estos complejos y sesudos engendros publicitarios.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo, qué sería de mi blog. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar