Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 23 de julio de 2018

Crónicas Felinas CCLXIII: La lucha territorial


Como os comentaba en esta entrada la bruja y el consorte se habían decidido a poner algo de mobiliario en el dormitorio (por si estabais siguiendo con interés el devenir de la historia, os adelanto que no, no han puesto todavía el cabecero, aunque ya han comprado los implementos para instalarlo, lo cual es todo un logro).

Dado que ahora tenemos sifoniers, hemos decidido que es un lugar ideal para dormir por las noches. Tiene doble ventaja, ya que, por un lado, quedan justo enfrente de la ventana, por lo que nos da el airecillo nocturno (hay que decir que este verano el tiempo está siendo generoso y, de momento, no hemos sufrido calor asfixiante de ese que nos obliga a estar todo el día arrastrándonos cual babosas por el suelo; la bruja no está tan contenta porque a ella le gusta eso de estar a cuarenta grados. Es lo que tienen los reptiles, que al tener la sangre fría necesitan salir al sol del desierto) y, por otro lado, porque al estar en una posición elevada, nos permite vigilar a los humanos mientras duermen; no sea cosa que se pongan a comer a las tres de la mañana y no inviten a nada, que yo de ellos ya me espero cualquier cosa.

Si bien hay dos sifoniers y debería haber espacio para dormir ambos cómodamente, el sueño nocturno se ha convertido en una disputa territorial en toda regla. Por norma general, el que esté más avispado de los dos, corre al dormitorio media hora antes de la hora humana de dormir (nunca entenderé esa costumbre humana de dormir a ciertas horas que tenéis los humanos; lo suyo es dormirse cuando te pilla el sueño pero una vez le pregunté a la bruja al respecto y me salió con cosas muy raras de que a sus jefes no les hace mucha gracia eso de que se duerma en el trabajo y que, si optan por prescindir de ella, ya me puedo ir despidiendo del pienso de marca) y pillar sitio. Esto no es garantía, no obstante, de que habiendo realizado este hábil movimiento, el gato espabilado vaya a dormir toda la noche en el palco presidencial. Siempre puede venir el gato despistado a morder el cuello de su adversario y sacarlo de malas maneras, haciéndose con el espacio en discordia.

Lo que termina sucediendo finalmente, es que cambiamos de sitio varias veces durante la noche. Uno va y se tumba en los sifoniers, el otro lo echa a mordiscos y arañazos quedándose ahí frito  pero, pasadas unas horas, el gato desterrado ataca por sorpresa al enemigo obligándolo a bajar a la cama (que es algo así como el premio de consuelo, porque en invierno los humanos dan calorcito rico pero en verano dan calorcito asquerosito y sudoroso).

Los humanos, presas del desconcierto, no saben a quién tienen a los pies y tienen miedo de que ese alguien sea Munchkin, con lo amante de arañar pies bajo la sábana que es.

Prrrrrr.

32 comentarios:

  1. A mí tampoco me gusta eso de dormir a las horas reglamentarias, pero los humanos nos hemos adaptado a ese encorsetamiento y otro muchos. Somos así de tontos. Algún día aprenderemos de vosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no os veo aprender mucho...

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  2. Hola! Veo que lo del cabecero lleva su tiempo, jajaja. Que bien os lo pasáis por la noche, suerte que no tenéis horarios como nosotros los humados y durante el día podéis recuperar horas de sueño, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros dormimos una media de 18 horas diarias. Los humanos cansan demasiado como para sobrevivir con menos horas de sueño.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  3. eso de dormir por la noche es un convencionalismo cultural de los humanos. por la noche es cuando mejor se está. :P
    un arañazo felino traspasa fácilmente una sábana, hay que tener cuidado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por esa razón tienen miedo.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  4. Ya falta menos para colocar el cabecero! Y ya tenéis nuevo rinconcito para dormir. Vais a tener que poner horarios para compartirlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo que tardan esto para hacer todo, no me extrañaría que entrásemos en otra dimensión temporal y cada vez faltase más.

      Si ponemos horarios no es tan divertido.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Bueno, nosotros nos peleamos por el alféizar de la ventana que da a la terraza y que tiene red para que no escapemos... aunque es una batalla perdida, la canija siempre se pone ella y si estoy yo, me echa. Y mira, yo por tal de no discutir... En fin, los sitios buenos están muy codiciados!
    Un cabezazo, prrrrr
    RON :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si te impones, que se supone que tú llegaste antes. A ver si va a venir cualquier advenedizo a quitarnos lo que es nuestro por derecho.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Vaya noches tan movidas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algo hay que entretenerse.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Jajajaja, si es que sois todos iguales. Los míos ahora están en lucha por una esquina de una cómoda a la que he acabado quitando lo que tenía encima. Hay sitio suficiente y aún así hay peleas y en plena noche pasan corriendo por encima de sus desgraciados padres(o sea nosotros) sin ningún miramiento. Cualquier día quedamos tuertos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay sitios tremendamente estratégicos. Como atalayas.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  8. Lo que noto es que aun siendo rivales, se las arreglan para molestar a sus humanos.

    Está claro que los humanos suelen ser raros. Aunque te conviene que la bruja conserve el trabajo, para comprarte la comida. Sino tendrías que trabajar vos, en el cine, por ejemplo. Como tus colegas gatos que aparecieron en la serie Gotham reviviendo a Selina Kyle.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no hay como tener un objetivo común...

      ¿El cine? No sé. Yo tengo un caché muy alto y no sé si hay estudio de cine capaz de pagarlo.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Vaya nochecitas tan animadas que dais.Se nota que de día podéis dormir a pata suelta. Suertudos!!
    Prrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros dormimos siempre que queremos. Repito: no entiendo a los humanos.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  10. Que gracioso eso de las luchas territoriales.. compartan gatitos! Sean buenitos!
    Acá estamos con un frio de locos! Cuatro mantas y un acolchado, e igual cuesta entrar en calor.. Te imaginas que Ciro se nos pone arriba nuestro. Estamos entonces los tres apretujados tratando de no morir congelados..
    Y para colmo la estufa del living (que es básicamente la única que hay) dejó de andar hace un par de días.. y justo en lo peor del invierno! Estamos llamando al gasista desesperados pero no nos anda respondiendo los mensajes.. uf! Extraño el calor!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si compartimos y somos buenitos la vida pierde toda la gracia.

      Me compadezco por el tema de la estufa. No sé qué haríamos nosotros sin calefacción en invierno.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Yo opino igual. Deberían dejar que durmamos cuando nos de la gana!1 a mi lo de ir marcada por un reloj no me gusta nada de nada. Si al final consigues dominar el mundo (como querías en otro post) te animo a quitar las horas y que haya libre albedrío.

    Y si, en Madrid se estaba de muerte. Ha sido volver, y morirme de calor por las esquinas y parece ser que a nadie le importa porque me hacen venir a trabajar igual oye!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo quería "en otro post". Lo quiero en todos. Es mi objetivo primordial en la vida.

      El tiempo de este año en Madrid está siendo raro. No te creas que es la tónica general. Aunque los que somos peluditos lo agradecemos.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  12. jajjaa, ese gato es todo un filósofo. Dormir a ratos en un sitio u otro, dormir de día a ratos, y a ratos de noche, ese sería el plan, pero la vida humana e un poco diferente a la gatuna. Un día tendrá que enterarse ee felino mimado y guasón.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy mimado. Simplemente tengo lo que merezco (y aun así merezco más).

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  13. VAmos, que marcáis cada uno su territorio para ver quién se queda en qué sifonier.
    y.... ¿quién gana, bigotitos?

    BEsitos felinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no siempre gana el mismo. Depende de cuál de los dos esté más adormilado.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. Esas disputas territoriales tan divertidas. Nuestras gatas la tienen ahora mismo por la última caja que ha llegado, a ver quién gana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ganará la caja. Porque se romperá y perderá toda la gracia.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  15. hola! en nuestars camas se entablan luchas felinas por el medio de los papis, a saberse! gracias, saludosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros hacemos eso en invierno. Ahora en verano dais mucho calor.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  16. ¿Le dijiste reptil a la bruja o leí mal?

    Igual le puedes decir lo que quieras porque ella se ve que te ama con todo su corazón.

    Saludos gato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Reptil" es lo más suave que la puedo llamar...

      Si tanto me amara me daría mejor vida.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar