Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 19 de marzo de 2014

Anuncios Pesadillescos XCII: La revolución culinaria

Confieso que no lo he visto en la tele pero, salir, ha salido, porque Mukali estuvo al loro y me mandó el enlace para que fuese convenientemente destripado en esta sección. Me encanta cuando hacéis el trabajo de campo por mí. Si es que sois unos soles.

Un padre está sentado en el sofá con sus dos churumbeles y les dice “Niños, vamos a sorprender a mamá”. ¿La van a llevar a las Maldivas? ¿Le van a hacer el regalo con el que siempre soñó? ¿Le van a dar un masaje en los pies, por lo menos? No. Van a preparar unas míseras pechugas de pollo envolviéndolas previamente en unos papelitos que vienen untados en hierbajos (que no es cuestión de tener que espolvorearlos directamente desde el bote) y, según dicen, cocinándolas en su propio jugo, sin ningún aceite.

Como bien sabéis, yo de cocina sé lo mismo que de Ingeniería Aeronáutica pero, hasta donde conozco las pechugas de pollo, son de lo más seco que te puedas echar a la cara. No sé hasta qué punto puede cocinarse eso “en su propio jugo”. ¿Qué jugo? Si no tienen… Vamos, que me juego lo que sea a que el papelito de marras tiene algún tipo de grasa que, si no es aceite, prefiero no pensar qué puede ser. Me da más desconfianza el papelito que la botella entera de aceite.

Total, que hacen las pechugas esas y, por lo que veo, también se curran una ensalada de lechuga y tomate que vete tú a saber con qué habrán condimentado, viendo las cosas raras que utiliza esta familia para cocinar. La madre, al llegar a la mesa, abre la boca y se lleva las manos a ambos lados de la cara, en clara actitud de sorpresa que estuvo años perfeccionando en la escuela de arte dramático. Tan intensa es su reacción, que cualquiera diría que sobre la mesa hay caviar de beluga, ostras, un pavo relleno y una tarta pavlova para el postre en lugar de una tristes pechugas de pollo con ensalada.

Se sientan los cuatro a la mesa y degustan las pechugas con ensalada, entrecerrando los ojitos en cada bocado, como si estuviesen disfrutando de una ambrosía no descubierta hasta ahora. Nadie discute. Todo es paz y armonía mientras disfrutan del pollo a las finas hierbas y al fino papel.

Lo que más me gusta es el slogan final. “Redescubre el placer de cocinar”. Vamos a ver; eso no es cocinar. Es salir del paso. Lo digo yo que, en mis años de soltería era una auténtica experta en comprar toda clase de porquerías que me evitaran tener que realizar acciones innecesarias y me conocía de memoria la sección de congelados del supermercado.

¿Podríamos considerar, entonces, que calentar una lata de fabada asturiana es redescubrir el placer de cocinar? Porque, para mí, eso siempre fue evitar la muerte por inanición. A ver si voy a ser una chef del siglo XXI y yo aquí, sin reclamar mi estrella Michelín. 

44 comentarios:

  1. Reclama tu estrella!!
    A mi eso de los papeles me parece una guarrada! Me recuerda a las bandas depilatorias. Y la pechuga no mejora ni con todos los papeles del mundo mundial!
    Vamos, que menuda sorpresa, no te digo!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la pechuga me hace bola siempre, eso es cierto. Y lo del papelito no lo acabo de ver... Besotes!!!

      Eliminar
  2. jajajajaja, muy buena la reflexión final...
    Si eso es cocinar yo soy Ferrán Adrià.
    No he visto el anuncio pero estoy deseando verlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, yo no lo he pillado en la tele tampoco. Es de los timidines... Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Hija, como eres. Toda la familia ilusionada con su banquete y tú ahí chafando, jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no concibo que se ilusionen con eso... Soy el Grinch de las comidas familiares. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Deberias reclamar estrella Michelín. Si o si
    Cocinar una lata no es fácil. Y ya cuando ataques las pechugas... chicote a tu lado... en fin ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, que tener un master en productos precocinados tiene su mérito... Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. A mí me salen unos platos de callos con chorizo que no veas.... abres la lata, la vacías en un plato y al microondas.
    Pero no lo considero cocinar.
    Las sopas de sobre sí, porque ya tienes que agregar ingredientes (agua) y remover. Eso ya es elaborado, y lleva su tiempo XDDDD
    Besos

    Besos!!

    PD: la cara de la madre es porque se imagina cómo habrán dejado la cocina la panda de salvajes que tiene por familia, y que le tocará limpiar todo después :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la sopa ya es para nivel avanzado. ¿Y qué me dices del puré en copos? Eso ya es para expertos. Jajaja.

      No había pensado yo en el posterior estado de la cocina pero sí, es mejor no imaginárselo. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Me encanta como relatas las publicidades! jaja..
    Es cierto, no creo que sea de alta cocina lo que hicieron, mas bien de esas cosas re practicas para salir del paso.. me causó gracia lo de la sorpresa de la madre..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no entiendo yo a qué viene tanto alboroto por unas pechugas de pollo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Y añado, qué es eso de comer una pechuga de pollo sin patatas fritas? Eh, eh, eh? Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no soy yo muy de comer la pechuga con patatas fritas. Aunque soy poco de pollo, la verdad. Me hace bola. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Jajajajajaja! El anuncio es de nota, sí. Poniéndonos a pedir, a mí que me sorprendan con un bocadillo de jamón... jajajaja... que es mucho más fácil, y no es el menú de una dieta pa que te quepa el bikini.. jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues casi que yo también lo prefiero. Total, ya que no vamos a deleitarnos con algo de alta cocina... Besotes!!

      Eliminar
  9. Mujer, dice en su jugo, porque las pechugas a veces sueltan agua y a está en contacto directo con la sartén, ésta se evapora y la deja con suela de zapatilla....si lo hace envuelto en el papel, retiene el agua y se "empercocha" todita y tiene tacto mojado al paladar.....!puaggg!.... Es que no sabemos apreciar el juguito, jajaja

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tu descripción, lo apreciaré todavía menos. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Pues lo del papelito a mi también me parece un poco salir del paso y no cocinar... jaja!

    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, pero según ellos esto es redescubrir el placer de cocinar. Ellos sabrán, que son los expertos. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Jajajajaja, pues fíjate tú que yo incluso había pensado hacer el papelito de marras.. total, si no es más que un papel vegetal untado con lo que sea (aceite de oliva por dios) y espurrearlo de hierbas....

    Lo que no entiendo es lo que le ha dado al mundo por no consumir aceite de oliva, si incluso me estoy sintiendo culpable por sofreír el refrito con más de una cucharada!!!
    Con lo rico que está en una tostadita..
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si haces el papel casero, nos lo enseñas, que eso quiero verlo yo. Jajajaja.

      Y no, yo tampoco entiendo a qué viene tanta cosa ahora con el aceite. Un besote!!!

      Eliminar
  12. Pues la bolsita en cuestion debe tener su publico porque aun las siguen vendiendo. No se yo eso de encerrar a un pobre pollo en una bolsa de plastico y agitarlo cual coctail se considere cocinar. Reclama tu estrella ya! Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las bolsitas también me hacía una gracia tremenda. ¿Qué vamos a cenar? "Costillas remeneadas". Jajaja.

      Un besote!!!!

      Eliminar
  13. Lo vi, lo vi! Y me dio un ascazo que ni te cuento. Si eso es cocinar vamos muy apañaos...arrrg!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que hasta yo soy capaz de hacer algo más decente. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. joder... ¿dónde están esas familias felices que cocinan para la madre cuando llega a casa de trabajar?
    Me voy a hacer la cena......................... :P
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que si la comida que te van a hacer es una pechuga de pollo envuelta en un papelajo no sé si te vale la pena. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Bueno, la última vez que vi cocinar a un hombre hizo un vaso de arroz con una lata de calamares en su tinta y dijo que le había llevado media tarde preparar arroz negro... así que el anuncio me lo creo (no era para mi, gracias a Dios)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Yo en ese sentido no me río de los hombres porque yo soy igual de inútil. De hecho, en casa cocina el churri. Un besote!!!

      Eliminar
  16. Bueno, eso de que las pechus son secas... depende, depende. Pero no veo haciéndolas en su jugo.

    Pues mira, a mí tampoco me gusta cocinar, pero nada, nada, aunque no abuso demasiado de los congelados. Por suerte mi madre me manda pescado de varios tipos que ella selecciona con su finísimo criterio, para hacer a la plancha, por lo que no vivo sólo de pasta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mi madre estaba muy lejos para mandarme pescadito... Ayyy, qué vida tan dura he tenido... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Me pregunto que tanto le agradará a la madre que el enorme regalo haya sido cocinar una pechuga en jugos quimicos y de dudosa procedencia :P

    Y si, si eso es cocinar, yo seria Chef de sopas instantaneas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a la madre parece hacerle una ilusión tremenda. Yo probaría a hacer una toma con cámara oculta en una familia de verdad, a ver qué cara se le queda a la madre. Jajaja.
      Un día de estos abrimos un restaurante. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  18. Es que lo que yo no entiendo es la manía esa de cocinar sin aceite de oliva, de que engorda....bla, bla, bla... si eso fuera así los de Jaén estaríamos todos como vacas, que no es el caso porque estamos muy sanotes y tiposos, y habrá gordos como en todos lados pero no será por el aceite.

    Los papelitos estos me echaron sal en la mollera, ¿¿puede ser cool cocinar una pechuga (que digo yo que podían haber puesto un solomillo) con sabor a celulosa especiada?? Vamos es como la freidora esa que funciona sin aceite, me gustaría a mi probar el sabor que le deja a las croquetas o a las patatas fritas....venga hombre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Di que sí. Que viva el aceite y los tiposos de Jaén. Besotes!!!

      Eliminar
  19. Pues no se si será por la hora pero me ha entrado un hambre y unas ganas de pechuga de pollo que me comía hasta el papel de envolverlas! y de postre la fabada con lata y todo!! Será que yo soy una comensal moderna...jijiji
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fabada de postre como que no la veo. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  20. Ya, ya, pero yo comprendo la sorpresa y placer orgásmico de la madre, a mí, si un día me presento y me tienen la mesa puesta y la comida preparada la pechuga seca me sabe a manjar de los dioses.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Será que yo estoy mal acostumbrada porque me cocinan siempre... Besotes!!!

      Eliminar
  21. ¡jajajajaja qué razón tienes ajajaja!
    Yo te digo en que consiste "su propio jugo": en el agua que sueltan las pechugas de unos pollos totalmente hormonados para que acumulen agua a tutiplen y en tres meses pesen lo que uno normal, corriendo por el campo y comiendo maiz y lombricitas tarda seis. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué depresión me ha entrado... Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  22. Ay, claro que sí. Yo de pequeña presumía de que mi padre cocinaba muy bien, porque me calentaba bien la leche y me tostaba el pan en su punto justo. Era todo lo que era capaz de hacer.
    Me están encantando estas entradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Para mí eso ya es todo un logro, oye... Un besote y me alegra que te gusten!!!

      Eliminar