Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 3 de enero de 2013

Memorias de Uruguay I: La llegada


Hay que ver lo que me cuesta comenzar a relatar estas memorias. Si ya sabía yo que el portátil me lo había llevado por algo… Para que luego no se me olvidase el orden de los acontecimientos.

Ahora mismo tengo un batiburrillo de imágenes que no sé qué iba antes y qué iba después así que, para ir inaugurando la sección (prometo que intentaré no prolongarla durante demasiadas semanas, que no quiero resultar cansina), os cuento medianamente cómo fue el viaje de ida.

Salíamos de la terminal 4 Satélite de Barajas. Nos habían puesto sobre aviso de que fuésemos con bastante antelación porque había que coger un trenecito y se tardaba una eternidad en llegar a las puertas de embarque. Total, que nos fuimos con nuestras buenas tres horas de adelanto y, ya en el mostrador de facturación, nos dieron la primera sorpresa diciendo que no les quedaban asientos juntos. Ole. Doce horas cada uno en una punta del avión. La cosa prometía.

Nunca había estado en la T4 pero la cosa se veía como muy moderna, aunque te decían todo el tiempo que estuvieses atento a los indicadores, porque no se anunciaban vuelos por megafonía. Los indicadores brillaban por su ausencia en la mayoría de los casos. Total, que cogemos el famoso trenecito, que tardó cinco minutos de reloj en llegar a la zona donde estaban nuestras puertas de embarque. ¿Qué había en esa zona, aparte de puertas de embarque? Free Shops. Mírales qué listos… Te dicen que vayas mil horas antes para que te ataque el espíritu consumista. Por cierto, el tabaco en el Free Shop estaba más caro que en el estanco. Si alguien me lo puede explicar, le estaré eternamente agradecida.

Como digo, los indicadores brillaban por su ausencia así que tu número de puerta de embarque se lo tenías que preguntar a un pibe que habían colocado detrás de un mostrador. Tanta modernidad para esto…

Por fin comenzaron a llamar. Por filas. De las últimas a las primeras para hacerlo ordenadito pero, como Spain is different, todo el mundo se agolpaba en la puerta para aumentar el caos y conseguir así que la salida del vuelo se retrasase cuarenta y cinco minutos. Con un par.

Dicen por ahí que se permite un bolso de mano por persona, así que a mí que me expliquen por qué yo, que subí de las últimas porque iba en una de las primeras filas, no tenía sitio para poner mi trolley. Las matemáticas no me cuadran. Una azafata maja le consiguió sitio al trolley en Business. Estuve a punto de decirle que no tenía inconveniente en ceder al trolley mi asiento en Turista y mudarme yo a Business pero me dio que no iba a colar.

Todo el viaje estuvimos con el viento de morro, lo que hizo que nos retrasásemos una hora más. Finalmente, con los pies hinchados, los ojos inyectados en sangre por la falta de sueño y una sensación general de no estar en este mundo, aterrizamos en Uruguay. No se lo digáis a nadie pero se me escapó más de una lagrimilla en el momento del aterrizaje. No podía creer que eso realmente estuviese pasando.

Mientras yo compraba tabaco en el Free Shop de Montevideo (que ahí sí que valía la pena comprarlo), el churri fue a por las maletas y, tras comprobar con gran algarabía que no faltaba ninguna y que no nos habían metido cocaína en ellas como pudimos verificar gracias al scanner, salimos finalmente. Mi madre aguardaba con lágrimas en los ojos. Yo me hice la fuerte, que luego la gente comenta.

He de puntualizar que yo esperaba llegar y ver el sol, notar el calorcillo sobre mi piel, empaparme de ese fin de primavera que tanto ansiaba. Empaparme, me empapé. Pero de lluvia. Hacía un tiempo asqueroso. Uruguay nos recibía con los brazos abiertos.

Tomamos un taxi rumbo a casa de mi mami. Íbamos por Avenida de las Américas y pude constatar que, donde hubo bustos de próceres hace once años, ahora sólo había pedestales. Los bustos fueron robados para vender el bronce. Qué bonito todo. Durante el trayecto me llamó mi tía, quien me notificó que el día anterior había hecho un día buenísimo. Una información de lo más útil para aquellos que gusten de vivir en el pasado.

El cabreo por la lluvia y los próceres robados se me pasó cuando vi la Rambla. Mi Rambla. Mi Río de la Plata (todo revuelto, por causa del mal tiempo, pero mi Río de la Plata al fin y al cabo).

Cuando llegamos finalmente a casa, mi madre me preguntó dónde quería ir a comer. No me lo pensé dos veces. Le dije: Quiero pizza y fainá (el fainá es algo muy típico de allí, hecho en base a harina de garbanzo. Odio los garbanzos pero al fainá se le perdona todo). Pues allí que fuimos. La pizza de allí es muy diferente. Rectangular, para empezar, y como muy simplona pero está tan rica que al primer bocado casi tengo un orgasmo. Años hacía que no probaba mi querida pizza uruguaya. Ni qué decir del fainá. Al churri le gustó mucho.

Después dormimos una larga siesta y el resto del día poco más hicimos. Al día siguiente empezarían de verdad nuestras vacaciones, que ya iré contando. Que valga este primer capítulo para haceros saber mis primeras impresiones. Según lo cuento, lo revivo. 

50 comentarios:

  1. Un viaje muy esperado y con muchas emociones. Ese reencuentro con tu madre y tu familia te habrá hecho olvidar al instante las 12 horas de vuelo.
    Besotes y feliz 2013

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que sí. Aunque cuando me eché la siesta caí como si no hubiera un mañana. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Viaje por capítulos, genial!!
    La T4 es lo peor. Si no fuera porque vas de vacaciones y porque en avión se tarda poquito, más de uno ya habría intentado prenderle fuego!
    Si en la primera etapa, se te escapan lagrimillas y orgasmas con la pizza, esto promete, jaja
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, espero que no se me vaya a demasiados capítulos, que no quiero aburrir tampoco... Jajaja.

      Fue todo muy emocionante. Ya os iré contando. Besotes!!!

      Eliminar
  3. ¡Cómo molan las crónicas!
    Lo de la coca en la maleta es un mito, a mí tampoco me pasan esas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, un mito no sé... Vi en la tele algún caso de gente a la que le habían pasado cosas así. A mí, por suerte, tampoco me ha pasado nunca.

      Un besote!!!

      Eliminar
  4. No me extraña que a tu churri le molase la pizza, viéndote casi tener un orgasmo :)
    Qué buena pinta tienen estas crónicas, deseando estoy leer el siguiente capítulo.
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ver cómo se echan de menos las cosas más simples... Un besote!!!!

      Eliminar
  5. Que ganas tenia yo de leer tuaventura Urugaya!!
    y mira que es bonito Montevideo
    estare atenta..
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montevideo es un preciosidad, sí. No hay nada mejor en el mundo. Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  6. Pues que sepas que has sabido trasmitir tu emoción, porque yo también me he emocionado un poco con tu llegada.

    Lástima la lluvia, pero seguro que el resto de los días disfrutasteis de un sol espléndido.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo algún otro temporal pero en líneas generales sí que lució el sol. Una maravilla. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Una introducción que crea curiosidad para conocer el resto de la "aventura".

    Este año roce patear Montevideo, pero muy al final no pudo ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues qué pena. Seguro que te hubiese gustado. Un besote!!!

      Eliminar
  8. Encantada de conocerte. He estado un ratito paseando por tu blog, y me ha parecido la mar de interesante, asi que, me voy a quedar por aquí.
    Espero la siguiente parte de tus vacas.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bienvenida, Abril!!! Ahora me paso a conocerte. Un besote!!!

      Eliminar
  9. Nueva sección y además sobre Uruguay, me encanta! Tengo que volver.. como sea! Besitos y que hambre me ha entrado con eso de la fainá (que por cierto no probé ... cachis! ahora sí que tengo que volver!!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No probaste el fainá? Pues tienes que volver aunque sólo sea por eso... Jajaja. Un besote!!!

      Eliminar
  10. Al final estuvisteis en asientos separados durante todo el viaje?? menudo rollo!!! Se nota que la llegada fue estupenda, con las ganas que tenias de volver!!! Ni la lluvia ni el cambio del paisaje te molestaron... todo lo debias ver de color de rosa!!! Espero al siguiente capitulo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, un rollo de viaje y un rollo de lluvia pero valió la pena muchísimo. Pisar el paisito después de tanto tiempo compensaba con creces esos pequeños inconvenientes. Un besote!!!

      Eliminar
  11. Qué put*** lo de la lluvia, con lo que se agradecería un poquito de sol. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tuvimos muy poquitos días de lluvia y, además, salteaditos. En líneas generales hubo un sol estupendo. Un besote!!!

      Eliminar
  12. Eres buenísima escribiendo, se que siempre te digo lo mismo pero es que es verdad!!!! me he reído un montón sobretodo con lo de revisar por si había cocaína y lo del business!!! jajajaj

    Alpaca se despide con:

    Lo único que necesitamos para convertirnos en buenos filósofos es la capacidad de asombro

    Autor: Jostein Gaarder


    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el piropazo, guapetona!!! Mi cuñado se había encargado de meternos el miedo en el cuerpo pidiéndonos que cerrásemos bien las maletas, que lo mismo nos metían cocaína... Besotes!!!

      Eliminar
  13. Voy a ir poniéndome al día, que estoy muy desconectada. Iré comentando poco a poco, vale... no me lo tengas en cuenta..

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Vale, ¿borro el comentario, entonces? XD. Besotes!!!

      Eliminar
  14. ¡Ay qué lindo viaje Álter!, la verdad, no he podido evitar emocionarme con cada parrafito de tu viaje. Me imagino todo lo que estás viviendo, reencontrarte con tu mamita, ver tu ciudad, tu hermoso Río de la Plata... ufffff, qué lindo de verdad.

    También imagino lo que viviré cuando vaya a ver a mi hija otra vez, no veo la hora y lo peor, me da por llorar, si que me están llegando los años.

    Disfruta mucho de todo, y perdona que no pueda venir seguido, de todas formas ésta magnífica, no dejará de reportarse y se pondrá al día como siempre.

    Besote amiga y cariños a tu familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues ya iré contando como fue el resto del viaje... Gracias por pasarte y un besote!!!

      Eliminar
  15. yo creía que te ibas sola, ya con Forlán me enteré de que no, pero aprovecho aquí para decirte que me alegro de que pudierais ir los dos.
    No tengo mucha experiencia en aeropuertos, y flipo, un viaje que vale un pastón ¿y ni siquiera los asientos contiguos? Cada vez que oigo anécdotas de este tipo alucino.
    Pues nada, iremos leyendo tus memorias uruguayas, que prometen.
    Besazos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema con los asientos es que hay que reservarlos antes y no habíamos podido por falta de tiempo y/o incompatibilidad de horarios. Cosas que pasan... Un besote, guapetona!!!

      Eliminar
  16. Me conecté con tu despegue y llegada a Uruguay jejejeje... Y me quedo esperando la segunda y tercera..., partes de éste viaje alucinante...
    Un abrazo y bienvenida guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! La verdad es que fue un viaje muy especial para mí. Un besote!!!

      Eliminar
  17. Alter!! te he leido desde tu vuelta pero desde el móvil, que yo también he estado por ahí de pingo, así que creo que no te he comentado nada. Qué alegría tenerte de vuelta!! se te echaba de menos!!. Me he reido mucho con este primer parte del viaje (lo de que luego comentan... jajajaja). Espero impaciente las siguientes entregas.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay de todo para contar así que espero no ponerme espesa... Un besazo y me alegro de que tú también hayas tenido oportunidad de "pingonear"

      Eliminar
  18. Nena, tu alárgate todo lo que quieras, que al revés, estamos deseando saber!!!
    Si a mi se me hacen largas las 4:30 horas a Cairo, no quiero saber lo que son 12 metida en un avión...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quieras saberlo. Es el infierno en la tierra... (o en el aire, según se mire). Pero la verdad es que vale la pena. Lo haría a menudo si el tiempo y el dinero me lo permitiesen. Jajaja. Un besazo!!!

      Eliminar
  19. Espero la segunda parte de tus peripecias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este jueves sin falta. Un besazo, guapa!!!

      Eliminar
  20. :) Me encanta como cuentas las cosas que te pasan, entretienes, no aburres para nada. Espero el próximo capítulo...


    Un afroabrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que te guste, guapa!!! Un besazo.

      Eliminar
  21. Apenas he podido leer de tu aventura uruguaya, pero me ha encantado, ahora si me he sentido transportada a Montevideo, se nota el cariño que le tienes. Me quedo a la espera del siguiente capitulo, y no te preocupes por los capítulos que te salgan, si alcanza para un libro, pues seguro que nos leemos el libro, xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si alcanza para un libro lo publico. Jajaja. Besotes, guapa!!!

      Eliminar
  22. El viaje y la llegada no han tenido desperdicio (ya me esperaba yo que pasase algo en el aeropuerto o con el avión). Espero con impaciencia el siguiente capítulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí siempre me pasan cosas raras... Un besote!!!

      Eliminar
  23. aaaayy Que Bonito relato, me ha gustado tanto que me he quedado sin palabras para comentar nada más ;)

    Estoy ansiosa por leer el resto

    Un Besico Guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues voy a dar bastante la brasa, así que espero que el ansia te dure. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  24. No cansa, en serio XDDD, alarga esta sección todo lo que quieras, las entradas sobre viajes molan :-)

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido!!! Ya se te estaba echando en falta. Pues mañana toca más. Besotes!!!!

      Eliminar
  25. Qué bien escribes jodía! jejeje parece que estoy viendo el avión, la lluvia y la pizza rectangular! Como estoy poniendome al dia con todo aun no se si has seguido contando, si no es así..sigue!! no puedo esperar que soy muy maruja! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Llegas a tiempo. Hoy se publica la segunda parte (con imágenes y todo...). Besotes!!!

      Eliminar