Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 20 de junio de 2018

Anuncios Pesadillescos CCXLVIII: La vida sana le va a costar cara


Ya los había traído alguna que otra vez pero es que no dejan de sorprenderme , así que lo publico fielmente.

Este anuncio tiene un solo escenario y un solo protagonista, por lo que no voy a liaros intentando explicar los cambios de secuencia como me sucede a veces.

Comenzaré describiendo el escenario. Es un salón en semi-penumbra que no está especialmente desordenado pero que, por obra de la escasa iluminación y porque los muebles son del año de la polka, tenemos la sensación de que el sitio en cuestión hasta debe de oler mal.

En cuanto al protagonista, es un señor más o menos de mi quinta (o algo mayor que yo, porque yo soy una jovenzuela), que está sentado en el sofá viendo la tele mientras se llena la boca de patatas fritas. Me recuerda a mí un domingo por la tarde cualquiera con la salvedad de que yo no bajo la vista para contemplar mi barriga con cara de asco. No porque no  tenga barriga sino porque yo no me siento en el sofá; soy más bien de tumbarme cuan larga soy, por lo que no me hace falta bajar la vista para mirarme la barriga.

Lo dicho, el señor se mira la barriga, que no es lo mismo que mirarse el ombligo, y una voz en off anuncia que hoy es el día en que vas a dejar atrás la vida sedentaria. El hombre, con el pecho lleno de migas de patata (desconozco por qué hay gente que se llena de migas cuando come patatas fritas), desvía la vista de su barriga a unos plátanos de Canarias que tiene en una mesita junto al televisor. ¿Alguien tiene fruta junto a la tele? No conozco absolutamente a nadie que tenga esa costumbre.

Por alguna extraña razón, de repente al protagonista empieza a salirle humo de la nariz y las orejas, como si se hubiese convertido en dragón. La cara se le pone roja mientras sigue echando humo y la voz en off le dice que ha llegado el momento de levantarse del sofá y dirigirse a un lugar donde comerá más sano. Sus pies, de repente, pierden contacto con el suelo y, durante la levitación, las llaves de su bolsillo caen entre los cojines del sofá. Vemos cómo se pone completamente de pie gracias al empuje que le dan los chorros de humo expelidos por su nariz. A continuación coge un plátano de la mesita antedicha y sale de su casa, supongo que a comerse el plátano y a hacer un poco de footing con la ropa llena de migas de patata.

Yo en su lugar me hubiese adecentado un poco antes. Más que nada para que el cerrajero me viese presentable cuando lo tuviera que llamar a la vuelta, debido a que las llaves, como he dicho, se han quedado entre los cojines del sofá.

Por cierto, lo que se anuncia son los plátanos. Porque si no lo digo, no hay quien llegue a esa conclusión.

28 comentarios:

  1. Le durará el propósito de la enmienda hasta que se dé cuenta de que la cerveza no le sabe lo mismo acompañada de plátanos que de patatas fritas. Al fin y al cabo su barriga no es patatera, sino cervecera, y la cerveza no está dispuesto a dejarla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy cervecera pero aun así prefiero las patatas fritas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Sí, le va a salir caro decidir hacer vida sana... Y con lo que cuesta un cerrajero, no sé ni si al final le va a dar un infarto.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Si se hubiese estado quietecito se hubiese ahorrado disgustos.

      Besotes!!!

      Eliminar
  3. no, desde luego, yo no habría adivinado que era un anuncio de plátanos...
    que por cierto, me gustan tirando a verdes pero se ponen pochos sólo con mirarlos. al final tendré que comprar uno cada día, para consumo inmediato. sistema de producción 'just in time' aplicado a los plátanos.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustan de todas las maneras. Tengo que reconocer que es mi fruta preferida. Aunque me gustan más maduritos que verdes... Besotes!!!

      Eliminar
  4. Es terrible. Ya me dan miedo los plàtanos. :). Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me da miedo todo. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Es que hoy no sé ni qué decir pero me has recordado una anécdota de un día que salí corriendo de casa con unas pintas atroces y sin llaves, y tengo ya un post para otro día.
    Besos y la verdad es que no conozco a nadie con la fruta junto a la tele, nunca lo había pensado pero tenes toda la razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero ansiosa ese post, que la cosa promete. Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  6. ya no se puede confiar ni en las frutas!

    ayer vi de casualidad un anuncio que no sé si ya lo has reseñado, es de un monstruo al que le huelen los pies, pero ni recuerdo la marca ni nada! ><

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo tengo visto... Si lo ves me avisas!! Besotes!!!

      Eliminar
  7. pues yo me he quedado con ganas de saber que patatas eran jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti te hubieran vendido las patatas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Es un anuncio curioso. Intenta, imagino, cambiar el hábito de comer patatas frente a al tele , a salir a correr, pero sin llaves, y hecho un guarro, no sé qué tanto le durará ese cambio

    Buen análisis el tuyo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si la intención es muy buena. Es la ejecución lo que falla. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  9. Que fuerte me parece...No sé qué es peor, los plátanos al lado de la tele, eso no hay por dónde cogerlo. El señor lleno de migas de patata, yo no me lleno de nada cuando como, se trata de ser un gordo pero un gordo aseado. O que le salga humo porque ve los plátanos, y ha decidido ponerse en forma. Lo dicho, vaya manera de anunciar el plátano. Desde luego a mí no me despertaría la gana de comerlos.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se les va mucho la olla. ¿Recuerdas cuando el padre intentaba explicar al niño qué era una canción mirando las estrellas? Para mí que el exceso de plátano tiene efectos secundarios. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
    2. jajajaja, son la nueva droga. Nada de LSD, ahora lo que se lleva es el plátano en vena

      Eliminar
    3. Tú no des ideas, que ya no me sorprendo de nada. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Menos mal que aclaras cual es el objeto anunciado, sino no lo adivinábamos!
    Tampoco conozco a nadie que tenga frutas al lado de la cama..
    Me vendría bien una vida más sana, que vengo comiendo requeté mal.. ayer luego de la limpieza profunda del feriado me fui a ver a una amiga, nos atiborramos de panificados jaja..
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fruta está al lado de la tele pero al lado de la cama también sería muy raro...

      Pero es que los panificados están buenos. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Por acá hace mucho frío como para ponerse a hacer ejercicios (siempre hay una excusa jeje) pero sí me interesa mucho eso de volar tal como este buen hombre. Así que pensaré en hacer deporte y comer plátanos, a ver si lo logro por arte de magia.
    Te dejo un abrazo, Álter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste vuela antes de los plátanos y el deporte. Así que lo mismo hasta te puedes ahorrar eso... Besotes!!!

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Pero por lo menos que se adecente un poco. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Hemos perdido en sencillez. Creo recodar un anuncio muy antiguo que decía: "toma un plátano al día". Y ya.
    También es mi fruta preferida.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si las cosas siguiesen siendo sencillas, yo me quedaría sin sección. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar