Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 24 de noviembre de 2016

Napoleón y las perchas

Os he hablado en múltiples ocasiones de mis muchas rarezas. No tenéis más que pinchar en la etiqueta “Mis manías” para sentiros un poco más cuerdos. Pero tengo que decir que el tema ya empieza a toma un cariz preocupante.

Hallábame yo el otro día viendo tranquilamente una serie de televisión, cuando una fruslería, un detalle sin importancia, una nimiedad, vino a perturbar la tranquilidad que estaba teniendo hasta aquel entonces el visionado.

Una de las protagonistas de la serie estaba hablando con su hermano en el dormitorio mientras colocaba su ropa en perchas. Hasta aquí, todo muy normal, salvo por el hecho de que me percaté de que la muchacha metía la percha en las camisetas por arriba. Es decir, por el cuello de la prenda.

Y no os exagero ni una pizca si os digo que me desconcentré y al final tuve que tirar para atrás la secuencia para poder enterarme de qué habían dicho haciendo ímprobos esfuerzos para no fijarme en ese detalle. Mi mente no era capaz de otra cosa que no fuera gritarle a la televisión (como los abueletes) “¡No metas la percha así! ¡Métela por debajo porque si no vas a dar de sí el cuello de la camiseta!”. No diré que llegué a hiperventilar pero creo que me faltó el canto de un duro. Bueno, vale, con esto último estoy exagerando, a ver si al final os vais a pensar que estoy todavía más loca y para qué queremos más, pero no negaré que el asunto me hizo pasar un mal rato y bastante inquietud.

De verdad, ¿lo mío es normal? ¿Ya no sólo me preocupo porque mis prendas no se den de sí sino que ahora también me preocupo por las prendas de ficticios personajes de televisión? ¿En qué momento las manías, las extravagancias, o como queráis llamarlo, dejan de ser un simpático dato anecdótico y comienzan a ser susceptibles de tratamiento psicológico? ¿A alguien más le pasan estas cosas? Decidme que sí, por piedad. Mentidme si es necesario para que no sienta que voy a terminar mis días en un pabellón psiquiátrico, presumiendo con mis amigos de que he conocido en persona a Napoleón y a Catalina la Grande, porque si algo tiene de bueno verse recluido en un pabellón psiquiátrico es que se conoce a un montón de gente interesante. Sobre todo si terminas trabando amistad con alguien que padezca de personalidad múltiple. Eso mola; tienes cinco o seis amistades en una. Lo que no sé es si se conformaría con un solo regalo de cumpleaños o si debería comprar uno para cada una de las personalidades. ¿Qué dicta el protocolo en estos casos? Es importante que lo sepa porque tengo que ir aprendiendo a comportarme entre mis pares, que luego no me va a gustar convertirme en el bicho raro del manicomio y que nadie vaya a querer contarme la batalla de Waterloo mientras yo le coloco las casacas en perchas.

Cuidando que no se les arruguen las solapas.

60 comentarios:

  1. oh, no te preocupes, seguro que yo soy mucho más obsesivo-compulsivo que tú! ;)
    en la novela 'los renglones torcidos de Dios', que se desarrolla en un sanatorio mental, el personaje que más me molaba era el que se negaba a hablar y se comunicaba escribiendo en una pizarra.
    si algún día nos vamos de escapada toda la pandilla bloguera, en el hotel o en la casa rural donde estemos procuraré colgar las camisetas de la manera correcta si estás delante. :D
    besos!!

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que eso se lleva en los genes. Mi padre era muy meticuloso y eso lo hemos heredado la mayoría de los hijos. Incluso los nietos más bestias tienen un ramalazo. A cada uno se nos manifiesta de una manera. Unos son maniáticos del orden, otros puntillosos en la presentación de sus escritos, otros obsesivos en su comportamiento, etc.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que lo tengo todo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Son las estupideces de la caja boba.
    En una peli el va caminando bajo la lluvia y se mete en los charcos de agua —sabiendo él que es la única ropa y calzado que posee— en la vida real cuidaríamos de hacer esas cosas.
    Otra cosa repugnante es que beben del pico y comparten entre ellos la botella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffff, lo de beber del mismo sitio que otro me repele. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. jajajaja yo siempre las meto por el cuello, y mi mamá me dice que así no es pero ya lo tengo tan grabado que lo hago sin pensarlo

    Pues yo creo que no eres la única, cuando estaba en la escuela una amiga tenía ataques de ansiedad cuando veía que alguien iba con la ropa arrugada o con el cuello mal doblado.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a ese extremo no he llegado pero vete a saber si llegaré...

      Besos y cuelga bien la ropa!!!

      Eliminar
  5. Jajaja, te entiendo, a mí me pasaría. Me pasa muy a menudo pero especialmente con los vasos de cristal de colores, que tengo una fobia terrible. Recuerdo que el año pasado estaba viendo Cuéntame ne familia, estaba mi madre y todo, y en una escena en la que estaban de comida familiar y bebían por unos vasos verdes muy parecidos a unos de mi abuela me estaba descentrando, y lo bueno es que toda la familia estaba pendiente de mi reacción porque sabían lo que estaba pensando, jejeje.
    Un besito y si te internan avísame que voy a hacerte compañía y mantenemos conversaciones con el de la personalidad múltiple y nos repartimos sus regalos de cumple.
    Besos y esa chica tiene criada fijo,¿quién mete la camiseta en la percha por arriba? Pues una señoritinga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hizo mucha gracia cuando contaste lo de los vasos. A mí, sin embargo, me gustan. Cada cual con sus cosas. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Tú no estás loca, eres diferente. (Yo también meto la percha (aquí decimos ganchos) por abajo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser "diferente" puede tener múltiples connotaciones. Jajaja.
      Así me gusta, que cuelgues como hay que colgar.

      Besotes!!!

      Eliminar
  7. No creo que estés loca jajaja
    Cada uno tiene sus manías, aunque yo soy muy poco observadora y no creo que nunca nada me perturbe demasiado viendo la tele ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día diréis "era muy maja y siempre dejaba comentarios". Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  8. Tranquila que si te encierran yo pediré el traslado a tu centro para que estemos juntitas jajaj.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal, así no me sentiré sola. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Hola! No sé si será normal o no pero a mi me pasa exactamente lo mismo con la ropa y las perchas, así que te entiendo, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal de muchos, consuelo de tontos, dicen. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. no cuelgo las camisetas, pero nuestro sufrimiento viene con las colgonas... será que leemos muchos blogs maternales, pero es ver a otra persona en la calle o en la tele y ponernos a sufrir QUE NO VA EN RANITAAAAA

    y eso los dos, no estoy sola xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Anda que no he leído de las colgonas. No llego a obsesionarme pero sí es algo en lo que antes no me fijaba y ahora sí. Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  11. Álter, eres muy normal, todo el mundo (menos la chica de la serie) usa las perchas como tú. Tú tranquila. No pasa nada. Eres normal. Normal. Normal.
    Saluda a Napoleón de mi parte.
    XDDDDDDDD
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Pues mira cómo por aquí hay gente que dice que mete la prenda por el cuello. De todas formas, el tema no es cómo cuelgo la ropa sino que me preocupe cómo la cuelgan los demás. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Jojojo abrí el post sin fijarme y pensaba que era del blog de Tang, porque su perro se llama Napoleón.

    Vaya berza que tengo.

    Y qué poco tiempo para ver en TV cosas que no sea Peppa Pig...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate cómo cuelga la ropa Peppa Pig. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Yo cuelgo siempre las camisas hacia el lado izquierdo. Me parece que en el manicomio no cabemos todos. :) un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también. Las prendas tienen que mirar todas hacia el mismo lado. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. No se interna a nadie por esas obsesiones. A lo sumo podes llegar a inspirar un personaje con manía, en alguna ficción.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo de ser musa me disgusta menos. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Jajaj.. no se si con Napoleon y Catalina la grande, pero vas para ese lado! Noooo… mentirita!!! Tus manias son adorables, me dan risa.
    Yo a veces pongo la percha por arriba.. espero que no me retes por eso!
    Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las manías no son adorables. Son raras. Jajaja.

      ¿Cuelgas por arriba? Eres deleznable. Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  16. No digo, jajajaja, siempre me sacas una sonrisa, a todo esto que pudiera decir yo con el mobbing que me hacen en el trabajo? Creo terminaré de compañera del nosocomio. Te imaginas? Jijiji.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que somos unos cuantos los que vamos a ir a parar ahí. Jajaja.

      Si te están haciendo mobbing no te diré nada porque te conoces mejor que yo las herramientas que tienes a tu alcance.

      Besotes!!!

      Eliminar
  17. A mí me pasa con los grifos abiertos. Estoy viendo una serie o película o algo y abren el grifo para cepillarse los dientes o fregar o lo que sea, pero se ponen a hablar y el agua corriendo. Y yo me voy poniendo nerviosa, pensando "Pero quieres cerrar ese grifo, chiquillo???" Me pone de los nervios. Y si la escena se temina y no se ve que hayan cerrado el grifo, me quedo un rato fastidiada. ¿Lo dejarían abierto? ¿Hasta cuando? ¿Es que no les duele malgastar agua?
    Total, que te entiendo, que a todos nos da por alguna locura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. A veces si el churri se está lavando los dientes con el grifo abierto yo voy y se lo cierro. Estamos fatal.

      Besotes!!!

      Eliminar
  18. Yo con las perchas todas mirando para adentro en la misma dirección ,no lo soporto de otra manera ,esa es otras de mis muchas manías!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo igual. El ganchito hacia adentro y la prenda con el frontal a la izquierda. Jajaja. Estamos todos fatal...

      Besotes!!!

      Eliminar
  19. a mi me agrada mas alguien con esas clases de manias aunque digan que son raras....
    lo prefiero y asumo que es alguien que se ocupa y quza no hace loq ue el rey sol, o napoleón o el mismisimo obama


    que no se ocupa porque parece que todo lo tienen resuelto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visto así, más que maniática parezco responsable y todo. Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  20. Napoleon seria buena compañia creo tiene un blog por aqui cerca. Cosas raras o raros somos. Y si, somos raros !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que desconfiar de la gente sin rarezas. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  21. Bienvenida al club

    JAAAAA


    Besitos Alter

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos no me siento sola. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  22. Si se lo cuentas a un psiquiatra hazlo mirando a la silla de al lado en lugar de a el... veras que risas! Besitos posesos.

    ResponderEliminar
  23. la izquierda. Siempre.
    Y te lo cuento yo que estuve trabajando algún tiempo en el mundo de la moda. Seguro que está estudiado y es la forma más "ordenada y limpia". Fíjate en cualquier tienda... je!

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo cuelgo todo hacia la izquierda, sí. Y por tipo de prenda y color. No podría trabajar en una tienda porque luego la gente lo deja todo de cualquier manera. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  24. Compartimos rareza, aquí sí, podemos quedarnos los dos tranquilos (o no) Mi último compañero de piso siempre las colgaba por el cuello y yo, diplomático y educado de mí, nunca le he dicho nada, pero mira, ya que has sacado el tema... :P

    Qué aburridos seríamos si no tuviésemos manías.

    Un biquiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Es que eso está muy feo. La ropa luego se da de sí. Hay que meter la percha desde abajo, claro que sí, como está mandado.

      Besotes!!!

      Eliminar
  25. A mí no me pasan, yo creo que estás mal del tarro. Pero no te preocupes, yo ando mal del tarro también a otros niveles, así que nos encontraremos en el psiquiátrico :P
    Disculpa si no comento siempre. Ando medio retirada pro temas personales.
    Besazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que disculpar, siempre eres bienvenida!!

      Yo creo que todos estamos mal del tarro por una cosa o por otra. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  26. Oye que yo te había dejado un florido comentario sobre El resplandor y el papel pintado en el baño de color amarillo y no lo veo. Lo repito, que tenían papel pintado en el baño y era amarillo. Eso da miedo y no la de la bañera!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué bañera? ¿Qué papel pintado? Me has dejado más loca de lo que ya estaba. Jajaja. Besotes!!

      Eliminar
  27. A mí me parece totalmente normal, qué quieres que te diga. Será que estoy igual de loco que tú, pero me da 100 patadas cuando, por ejemplo, veo a alguien maltratando un CD o un DVD en la tele por su indiferencia. Malditos sean.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffff, eso también. Yo que siempre he sido de cogerlos por los bordes y guardarlos siempre en su cajita... Besotes!!!

      Eliminar
  28. Jajaja yo lo metía por arriba que soy muy desastrosa xD

    Pero creo que simplemente ves algo obvio y no entiendes por qué lo hace así. Normalmente suele ser la falta de costumbre y por eso se hace mal :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero lo de desconcentrarme por eso es de traca. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  29. Todos tenemos nuestras manías, no eres rara ni estás de manicomio (todavía). Confieso que meto las prendas por arriba y las doy de sí, se acaba antes, jajaja.
    Besos, maja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhhhh. Ser del inframundo!!! Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  30. A mi también me pasan cosas así. Si hubiera visto la serie me hubiera desconcentrado también si una vez metidas las camisetas en las perchas no las hubiera puesto en el perchero "al derecho", con el gancho mirando hacia dentro del armario :) :) ... Me parece lo más normal del mundo, no?? Tranquila, somos supernormales :D
    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí? El gancho hacia adentro y la prenda mirando hacia la izquierda. De toda la vida. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar