Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 2 de junio de 2016

Dos días con el Pájaro Loco I

Homenajeando a Woody
Hoy vengo a relatar mi experiencia vacacional que, si bien fue breve, hay que decir que fue intensa. Va a ser larguito y lo voy a dividir en dos posts (o quizás tres). El que avisa no es traidor.

No sé si recordaréis que el año pasado el churri me llevó al Parque Warner como regalo de cumpleaños. Os refresco la memoria aquí.

Pues bien, este año decidió ampliar horizontes y me llevó a Port Aventura a pasar dos días maravillosos (en serio, si algún día me toca la lotería pienso hacer un tour mundial saltando de parque de atracciones en parque de atracciones. Soy una niña, sí).

De más está decir que me lo pasé como una enana. Una vez que dejamos la maleta en el hotel tomamos un trenecito que nos llevó a la entrada del parque y, a partir de ahí, todo fue risa y algarabía. Empezamos dando un paseíto por la zona de Mediterránea y Polinesia. En Mediterránea íbamos a subir al Furius Baco pero justo cuando íbamos a la cola dijeron que la tenían que cerrar un momento. Ahora pienso que eso fue obra del destino porque el churri me engañó vilmente. Os cuento: No tengo problemas ni con la velocidad ni con las caídas (aunque paso un miedo terrible pero lo hago porque, en el fondo, me divierte) pero no soporto que me pongan cabeza abajo. Yo había dicho que no quería subir al Furius Baco y el churri me dice “ay, si es un acelerador, eso no tiene nada”, por lo que yo ya iba para adentro. Menos mal que más tarde lo vi funcionar y vi que te daban como tres vueltas de tornillo. Por tanto, ahí sólo subió el churri el segundo día. Yo lo esperé fuera como una cobarde. Si os sirve su opinión, el churri dice que no es una atracción cómoda y que es tan rápida que no te da tiempo a disfrutar.

En Polinesia el churri quería subir al Tutuki Splash, que es una montaña rusa de agua, pero yo venía destemplada del madrugón y le dije que más tarde, que no andaba yo para mojarme a lo tonto, por lo que dirigimos nuestros pasos a China (está interesante eso de recorrer tanto continente a pie) y ahí nos estrenamos en las atracciones de Port Aventura con las tacitas chinas. Al churri le encantan los cacharros que dan vueltas; yo confieso que me marean un poco. Le tuve que decir que parase de darle vueltas a la ruedecita porque yo ya no sabía ni dónde estaba… pero fue muy divertido. 
Desde ahí caí yo

Y como ya habíamos abierto boca con las tacitas pues decidimos dejarnos de bobadas e ir al Shambhala. Para quien no lo sepa, es la montaña rusa más alta (creo que son unos 76 metros) y con mayor caída de Europa (78 metros, porque al caer se mete en un túnel bajo tierra). El principio es de lo más espectacular. En cuanto arranca, te sube y te sube y aquello no para de subir y, en cuanto llega arriba, te tira para abajo sin piedad. Creí morir pero si vuelvo al parque es una atracción que repetiré. Tiene momentos en que experimentas una sensación de gravedad cero y notas cómo las piernas se te pegan al soporte de seguridad que tienes encima. Salí temblando como una hoja pero valió la pena. Por cierto, puedes comprar un vídeo de tu cara de pavor durante todo el recorrido de dos minutos por el módico precio de 15 euros. Obviamente, no lo compré.

Como al Dragon Khan yo no pensaba subir porque sabía positivamente que esa sí te pone cabeza abajo (es la estructura roja que se ve en la foto), el churri dijo que ya subiría él y volvimos a la Polinesia a ver el espectáculo de danza. Me enamoré perdidamente de un samoano. Nota al samoano: Si estás leyendo esto, soy a la que le chocaste la mano cuando estabas haciendo la pelota al público. Tienes mi mail ahí arriba para pasarme tu teléfono (el churri no es celoso). Por cierto, necesitas crema hidratante en las manos.

La gorra tal vez ahora esté ahí
El espectáculo, más allá de mi samoano, estuvo muy entretenido y todavía recuerdo alguna cancioncilla (es tremendo cómo se me pega cualquier soniquete que escucho) y, una vez  concluido, ahí sí que fuimos al Tutuki Splash, que el sol ya pegaba un poco más y con el tembleque del Shambhala se me había quitado el “destemplamiento” (o como se diga). Yo me había llevado un chubasquero porque no quería mojarme demasiado pero no me valió de mucho porque, en la caída grande que hace al final, con la aceleración se me salió el gorro y se me ensopó el pelo. En la misma caída el churri perdió su gorra comprada en Universal Studios, que ahora debe de andar en algún sitio del sistema de canalización del parque. Si vais y veis flotando en algún sitio una gorra negra la inscripción “LA”, por favor, contactad conmigo. 

Mojados y con el churri blasfemando por su querida gorra, fuimos a secarnos al espectáculo de los pájaros. Nos lo pasamos muy bien porque está llevado con mucho humor aunque yo sigo siendo un poco reacia a eso de poner animales a hacer el indio sólo para entretenernos.
Parte del espectáculo de pájaros

De ahí fuimos al Kontiki, también en la zona de Polinesia, que es el barco vikingo de toda la vida. Me gustan mucho esas atracciones, aunque a mí me da mucha impresión el balanceo y el churri no hacía más que decirme que levantase los brazos en la parte alta. Yo agarradita a mi barra iba de lo más contenta, aunque pareciese una octogenaria.

Y como esto está quedando más largo que un día sin pan, la semana que viene os cuento más. Hay que ver lo que me enrollo para contar una visita a un parque de atracciones. 

34 comentarios:

  1. Jooo que envidiaaaa Yo tambien quiero, pero paso de emociones demasiado fuertes glups

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay atracciones para todos los gustos. Si puedes, ve, que es muy divertido. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Tía, pues qué guay... Yo siempre quise ir a Port Aventura. :')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era un pendiente que tenía. Ahora tengo ganas de repetir. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. la montaña rusa me da mucho vértigo. me gusta sobre el papel, para plantear problemas de física, jeje.
    bueno, a pesar de la pérdida de vuestros gorros, lo pasaste bien y te hiciste amiga de un exótico samoano. ;) esperamos las segunda parte!
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, mi samoano... ¿Qué estará haciendo ahora? Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Huy, yo antes era más loca para esas cosas, me montaba en todo y hasta lo disfrutaba. No sé en qué momento me hice vieja y ya no me hace tanta gracia caer en picado, darme la vuelta y remojarme en agua estancada. Y mira que lo cuentas tan bien que me estaba dando morriña y te iba a proponer una visita al parque de atracciones, pero no sé yo si al final lo disfrutaría o lo sufriría...
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al Parque de Atracciones creo que no voy desde los doce años. Si quieres, vamos!!! Ya verás qué bien nos lo pasamos.
      Yo antes también me subía a las que te ponen cabeza abajo pero también llegó un punto en que dije "no, esto ya es demasiado para mi edad". Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Eso es ser valiente, yo no aguanto ese tipo de juegos, me da el telele soy muy cobarde y aguafiestas para esas cosas jajaja

    Se ve que estuvo genial el paseo, esas si que fueron todas unas vacaciones, no como las de los gatos en la casa tirando la ropa jajaja

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, para ellos eso es su parque de atracciones particular. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Hola! Ayys el Tutuki Splash, que recuerdos, me encanta esa atracción, como todas las de agua, jejeje. Se nota que os lo pasasteis muy bien. Me quedo a la espera de la siguiente parte, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo de remojarme como que no me llama tanto pero al churri le encantan esas atracciones. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Jajaja, te imagino agarradita como una octogenaria pero lo que cuentas mola!!!! Esa caída tan alta que acaba en túnel tiene que ser genial aunque creas morir,jejeje.
    Tengo que confesarte que tengo la horrible manía de comprar los vídeos y fotos que venden en esos sitios, aunque sean caros, y mira que no soy caprichosa pro en los barcos y parques de atracciones hacen el agosto conmigo,jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. A mí no me pillan con esas cosas... Y menos con la cara de loca con que salgo en todos lados. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Yo, como todavía no soy capaz de conciliar pasarlo mal y pasarlo bien al mismo tiempo, huyo de todos esos artilugios como de la peste. Me de lo mismo si soy un cobardica.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero lo bueno de los parques de atracciones es que hay cosas para todos los gustos. Yo tampoco me animo con todo. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Madre mía! A mi es que me sacas de la noria y ya me cago... Algún año en la feria me he montado en alguna que otra cosa y mientras ellas estaban jiji jaja yo estaba deseando de bajarme...

    No me gustan nada las atracciones. Pero tienes pinta de haberlo pasado estupendamente y estas muy guapaaa!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendrías que haber visto lo guapa que estaba poniendo cara de pánico en el Shambhala. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Port Aventura está muy bien, pero es la leche de caro, y más si vas con niños. Alojarse es prohibitivo en familia, a no ser claro que tengas pasta de sobra.
    Yo ya he perdido lo de subirme a las atracciones, ahora solo veo el peligro jajajaja mamacangreja no se sube y cangrejito ni verlas así que jajaja
    Me alegro que disfrutárais.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un poco caro, sí. Como todos los parques de atracciones. Aunque no he visto en mi vida nada tan caro como Disneyland. Menos mal que nosotros sólo somos dos y para darse el capricho de vez en cuando pues está muy bien. Besotes!!!

      Eliminar
  11. LO DEL SAMBALA, O COMO SE ESCRIBA ES UNA PASADA, YO SUBIA Y BAJABA, SUBIA Y BAJABA, SUBIA Y BAJABA.. ME REGALO EL VIAJE MI PRIMA EL VERANO PASADO, CON PULSERA VIP...! NO TE DIGO MAS. Y EL BACO, NO ME GUSTO, HICE UN VIAJE, Y ME DEJÉ EN EL ASIENTO MEDIO CUELLO.. Y DE REGALO, MALESTAR DE CERVICALES DURANTE TODO EL DÍA... NADA NADA.. DEJA...
    ESPERO QUE EN LA SIGUIENTE SALGA EL ASCENSOR!! JAJAJAJAJ.. QUE DESCUBRIMIENTO. LA PRIMERA VEZ QEU SUBÍA EN UNO TAN GRANDE... Y ... TACCCHHHAAANNNNN ME MONTARON EN EL QUE LLEVAS MEDIO CUERPO COLGANDO. JAJAJAJAJ.. CASI MUERO, PERO ME ENCANTO.

    ME ALEGRO MUCHO DE QUE DISFRUTARAS, QUE LAS VACACIONES SON PARA ESO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros también llevábamos pulserita de esa y, aunque no nos dio por repetir en nada, está muy bien para saltarte las colas infernales.
      Al churri tampoco le gustó el Baco justamente por lo mismo.
      Sí, en la siguiente sale el ascensor, prometido. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  12. Ni loca me subía yo en esa montaña rusa, yo sí soy cobarde de verdad. Tú no, Álter. Besos y me alegra que lo pasaráis tan bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si algún día venzo mi miedo a que me pongan cabeza abajo, que así amortizo más la entrada. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Jajajajajaaja, jajajajaja, pero si sois dos crios!!! me parto! Oye, como el churri lea lo del samoano... tú dirás que no es celoso, pero nunca se sabe, así que cuidado.
    Jajajaja. Eres la leche :P
    Besos, loca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos unos niños...

      El churri no es celoso porque sabe que yo lo único es hago es echar un vistacillo. De hecho, había varios en el espectáculo y de repente me dice "Me apuesto lo que sea a que el que te gusta a ti es ese de ahí" Y justo, oye, cómo me conoce... Y eso que estaban todos buenorros. Jajajaja.
      Besotes!!!

      Eliminar
  14. Yo no sirvo para los parques. Me mareo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, qué pena... Pero bueno, siempre hay otras opciones de entretenimiento. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Que super lindo!!!
    Yo no soy muy fan de las montañas rusas... pero los parque de diversiones me parecen entretenidos. No he ido nunca a uno tan grande..
    Bien por esas vacaciones divertidas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvo de lo más divertido, sí. Ya estoy con ganas de volver. Jajajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  16. Sabes? yo me mareo en las tazas. En el resto no. En nada, pero en las tazas salgo a gatas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las tazas me dan un mareo de lo más tonto, oye. Y encima el churri le da a la ruedecita esa como si no hubiera un mañana. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Me alegro que lo pasaras así de bien, se te ve disfrutar.
    Yo estuve en Port-aventura hace muchos años y por lo que veo hay muchas atracciones que yo no ví (deben ser nuevas) si que me monté en el Dragon-Khan, pero si fuera hoy seguro que no me montaría...jajaja.

    Besos, guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día de estos tengo que superar mi tontería con lo de ponerme cabeza abajo. Besotes!!!

      Eliminar