Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 8 de junio de 2016

Anuncios Pesadillescos CLXXVIII: En mi oficina no pasan estas cosas

Si bien hoy nos vamos a centrar en uno, debo aclarar que se trata de una serie de anuncios, a cual más absurdo. Elijo el que más ridículo me ha parecido pero sois libres de bucear en las profundidades de Internet para encontrar el resto de la saga (si mis fuentes no me fallan, creo que se trata de una trilogía que ni El Señor de los Anillos sería capaz de superar).

Vemos una reunión de empresa, de estas tan divertidas y a las que, por suerte, nunca tengo que asistir, donde uno de los integrantes va a contar al resto las previsiones de ventas; tema fascinante donde los haya. Todos miran con sumo interés al ponente porque la temática así lo merece pero, por estos misterios insondables del mundo de la informática, el monitor donde debe recibirse la información, parece no estar recibiendo señal. De debajo de la mesa emerge un técnico, con un par de cables en la mano, pidiendo disculpas y alegando que necesita un minuto.

Los asistentes a la reunión ven el cielo abierto al escuchar esa frase y, también de debajo de la mesa (me gustaría echar un vistazo a ver qué más tienen ahí), extraen una cantidad de objetos estropeados de lo más variopintos y se dedican a pegarlos con pegamento extra fuerte que, al parecer, seca en un minuto. Eso sí que es saber aprovechar el tiempo, aunque digo yo que tendrían que aprovecharlo para hacer cosas de su trabajo, en lugar de estar pegoteando un caballito de madera, una bota de cowboy, un radiocassette ochentero que a estas alturas debería estar en un museo, una guitarra y, lo más alarmante, un megáfono. ¿Esta gente irá a trabajar en coche o en metro? Porque yo llego a ver en el metro a un hombre de cincuenta años con un radiocassette ochentero en el metro y el temita me daría para estar twitteando todo el santo día.

Por otra parte, si alguien se lleva un megáfono para reparar en la oficina es, a todas luces, un subversivo que quiere encabezar una protesta en la puerta de la empresa. Deberían vigilarlo de cerca, que tiene pinta de querer iniciar una rebelión y morder la mano que le da de comer.

Aunque, pensándolo bien, creo que el revolucionario entraña menos peligro que el del caballito de madera. ¿Acaso piensa sustituir su silla de oficina por un balancín y realizar las gestiones subido en eso? Una cosa es ser un Che Guevara en potencia y otra cosa es sufrir una regresión a la infancia y trabajar sentado en un caballito de madera, aunque lo mismo es una empresa de estas modernas donde los empleados pueden dar saltitos en pelotas de goma gigantes para liberar estrés y que las ideas fluyan libremente. Tal vez ellos prefieran los balancines a las pelotas de goma porque son muy vintage y muy hípsters todos.

En esto está quedando el serio mundo empresarial. No me extraña que seamos el hazmerreír de Europa.

30 comentarios:

  1. ¿Tú sigues sentándote en sillas? ¿Cómo puedes ser tan antigua? Los caballitos al poder.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si al final me voy a tener que conseguir uno...

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Ayyyyy no me deja poner el comentario. Decía que flipo con lo absurdo y que me ha entrado curiosidad por ver el resto de la trilogía.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues búscala, aunque creo que el más molón es este. Besotes!!!

      Eliminar
  3. cuando tienen un minuto libre, en lugar de ponerse a mirar el móvil como todo el mundo, se dedican a reparar objetos a cada cuál más inverosímil? y a todo esto, dónde los llevaban, en los bolsillos de la chaqueta? cuántas preguntas sin respuesta. :O
    besos!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del móvil también lo pensé yo. Cualquier persona de bien hubiese aprovechado para leer mi blog. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Jajajaja sé de qué anuncio hablas y no me pudo parecer peor... no lo hay vamos!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, siempre puede haber un peor. No adelantemos acontecimientos. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Hola! Madre mia, que anuncio es este??? jajaja. Menos mal que en mi oficina estas cosas no pasan, ya sería para tirarse del pelo, jejeje. Tengo que investigar por internet, a ver que anuncio es.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de una marca de pegamento muy conocida. Si no lo encuentras mándame un mail y te lo paso.

      Un besote!!!

      Eliminar
  6. jAJAJAJA, no me lo puedo creer, vaya anuncios que encuentras. Un caballito de madera y un megáfono y lo pero el tío debajo de la mesa... estaría haciendo guarradas, jajajaja, seguro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vete a saber. Lo mismo lo de los cables era para disimular. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  7. Odio esas empresas felices donde los empleados van en patinete y juegan al futbolín. Me he reído mucho con tu análisis. Besos y nada de caballitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no es que las odie pero me parece una vil manera de manipularte para que seas más feliz en el trabajo que en tu casa.

      Besotes!!!

      Eliminar
  8. Al menos no se aburren. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que no se aburren, no. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Flipoooo. Vaya areunión extrañísima jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? A mí no me invitan nunca a estas cosas...

      Besotes!!!

      Eliminar
  10. Jo, pues yo este no sé cual es. Pero ya he recordado cual quería contarte porque lo vi de nuevo anoche. Es el anuncio de los vasitos de arroz Brillante, que salen dos vaqueros como si fueran a retarse a duelo y uno de ellos empieza a girar sobre sí mismo. Brutal!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía. Tengo que buscarlo sin falta. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Eso si que está raro, pero no termino de entender que se proponían con ese anuncio, vender el pegamento o que?

    En fin, esto está muy descabellado y confuso jajaja

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo que anuncian es el pegamento. Ya no saben cómo vender las cosas.

      Besotes!!!

      Eliminar
  12. Pues no m suena ese anuncio pero no me veo yo con un caballito... no. Chica, vaya cosas tropiezas!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están ahí, acechándome... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Es un anuncio horrible de verdad. No sé ni donde ni cuando lo he visto, pero lamentable. Ya si eso que se corten las uñas en ese minutejo libre xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero que peguen cosas. Una vez vi a uno cortándose las uñas de los pies en el metro y la imagen aún me provoca arcadas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. No lo he visto pero es totalmente surrealista. Lo único bueno que tiene es que no da asquito. ;^)

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, asquito no da. Eso, al menos, es un punto a favor. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Jajaja hola
    creo que no he visto el anuncio en cuestión aunque me suena de que marca puede ser ; ) es verdad que si uno lo piensa, suena cuanto menos, un poco absurdo
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a ver si uno va estar cargando con todas las cosas que se le han roto por si tiene un minutillo para pegarlas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar