Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 19 de noviembre de 2015

Una serie de catastróficas desdichas III: La Plancha

Tras los hechos acontecidos en los anteriores capítulos aquí relatados, creí que el destino iba a dejar de cebarse conmigo y que los dioses comenzarían a mirar hacia otro lado. No sé, hacia algún parlamentario corrupto, a lo mejor…

Pero no. El mismito día en que intenté sin éxito extraer el filtro de la lavadora y en el que ya me estaba viendo escurriendo la ropa a mano, con lo cansado que es eso, me dio por planchar. Porque sí, aparte de querer la ropa limpia también la quiero planchada. Si es que lo quiero todo en esta vida y así me va, por avariciosa.

Pues bien, hete aquí que me pongo yo a planchar “tralarí tralará” mientras tarareaba unas alegres coplillas (mentira, pero a ver ahora cómo os deshacéis de esa imagen marujil que acaba de irrumpir en vuestras cabezas) y, no preguntéis cómo, porque yo apoyé  la plancha en la tabla pero se debe de haber quedado el cable debajo o algo porque la vi precipitarse irremisiblemente al vacío.

Tuve suerte de ser una persona extremadamente lenta de reflejos porque mi primer instinto, he de confesar aun a riesgo de resultaros una palurda integral, fue intentar pescarla al vuelo. Por fortuna para la integridad de las capas epiteliales de mis manos, no lo conseguí. De lo contrario, el resultado hubiese sido una plancha rota y una llamada a urgencias. Así de lista soy. Veo caer un aparato que se caracteriza por alcanzar unas temperaturas elevadísimas y mi reacción es intentar atraparlo con las manos. Menos mal que no me dio por prepararme para bombero porque ya me veo intentando cruzar las llamas en mangas de camisa por salvar una batidora.

Como digo, dada mi torpeza sólo me quedé con la plancha rota. No rota del todo porque la condenada seguía funcionando (a pesar de que si no tenía 10 años, no tenía ninguno) pero se rompió una parte de la carcasa de plástico, dejando expuestos los cablecitos interiores. No sé a vosotros pero a mí un aparato eléctrico enchufado a la corriente, relleno de agua y con los cables expuestos me da como que bastante mal rollito. Terminé de planchar, no obstante, porque una buena obsesiva como yo prefiere llevarse el calambrazo del siglo antes que dejar una tarea sin terminar.

Poco tardé en enviarle un mensaje al churri para informarle que, no bastándonos con la lavadora, nos acabábamos de quedar sin plancha debido a una aparatosa caída. Su respuesta fue “¿Le ha pasado algo al suelo?”. Le confirmé que el suelo estaba perfectamente y que a mí no se me había caído la  plancha en un pie ni nada, que muchas gracias por preocuparse.

Me ganó la batalla de sarcasmos porque alegó que, conociéndome, de estar con un dedo como una morcilla hubiese sido lo primero que hubiese comunicado. Probablemente adjuntando fotos que sirviesen como documento gráfico irrefutable de la gravedad del accidente doméstico. Qué malo es conocerse, de verdad.

Lo bueno es que tengo plancha nueva. 

54 comentarios:

  1. Jajajaj, si te cuento yo mi serie de catastróficas desdichas: primero se me rompe la lavadora, que tuve que comprar otra, luego al día siguiente se me estropea el grifo de la cocina y ala, a comprar otro. Cuándo tenía el grifo recién puesto, voy al lavabo y se me rompe el mecanismo de "tirar" de la cadena, que ahora ya no se tira, se aprieta el botón, pues eso, y eso de momento se ha quedado así con un cordelito super cutre a la espera de que compre otro, y hace más de una semana que se me estropea una luz en la habitación de los trastos, y allí estoy casi sin ver, pues tendrá que venir alguien a arreglármela... si es que ya no digo nada por miedo, a ver que será lo próximo :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero qué está pasando? Esto es un complot o algo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Soy como tu, veo algo caer y pongo las manos sin importarme si quema o no, suerte que nunca llego a tiempo, jajaja. Está claro que esos días que os ha pasado de todo no eran vuestros días. Por cierto, cuanta razón tienes, cuando ya nos conocen, si pasa algo y no decimos que nos hemos hecho daño ya ni preguntan, jajaja. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que haber cogido la plancha al vuelo sólo para poder decirle "Me he quemado". Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Me trajista a la memoria esa vieja cancion.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Nunca sé si es el mal el que viene por el bien o al contrario, pero en este caso no hay bien que por mal no venga. Disfruta de la plancha nueva y no abras paraguas dentro de casa (por si acaso).
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si todo esto va a ser porque todo el día se me anda cruzando un gato negro...

      Besotes!!!

      Eliminar
  5. Jajaja pues si, lo bueno es que no pasó nada con el piso, que no te cayó encima y que al final tuvieron plancha nueva. En una ocasión compré una a mitad de precio y luego luego se descompuso, desde entonces no trato de comprar las más baratas porque se descomponen más rápido.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía tenía ya más años que Matusalén. Si no fuera porque se me cayó, ahí seguiría dando guerra. Besotes!!!

      Eliminar
  6. a mí también se me cayó una plancha. Me alegro de que no te has planchado las manos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú sí la cogiste al vuelo? Besotes!!!

      Eliminar
  7. por eso y solo por eso en esta casa no hay planchas x)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué previsora eres. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Jajajajaja el último parrafo me ha encantado!! Gracias a Dios que además de palurda eres lenta porque si no.... espero que el complot de los electrodomésticos haya cesado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A día de hoy parece que sí pero aún hay más cosas que contar... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Uuuy yo hubiera hecho lo mismo. ¡Intentar agarrarla al vuelo! Es un impulso que no se puede controlar. Peor todavía ¡hubiera puesto el pié! La plancha no se hubiera roto, pero el pié sí. Ya me ha pasado con cosas menos peligrosas como platos o vasos y te aseguro que hubiera preferido que se rompieran los malditos Ainsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué tendremos ese instinto de conservación de los elementos del hogar que prima sobre nuestra propia integridad física? Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Yo sí que canto cuando plancho y hasta bailo. Es que planchar es muy aburrido. Siento que sigas con las averías encadenadas, lo bueno es que, poco a poco, vas renovando los electrodomésticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Bueno, la lavadora no hizo falta cambiarla aunque no sé yo. Está haciendo un ruido infernal cuando centrifuga. Espérate que no sigamos con el tema lavadora. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Dos dichos: las desgracias nunca vienen solas y... la confianza da asco jejejeje Espero que cesen las primeras, con las segundas... solo se puede convivir ;P Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las primeras parece que van remitiendo. No quiero adelantar acontecimientos... Besotes!!!

      Eliminar
  12. Jajajajaja! Ayyy, esos reflejos cabrones que nos llevan a la autolutilación!! (sí, yo también soy de esas).
    Nada chica, hay que ver la parte positiva. Plancha nueva, no te quejes. XD
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Yo siempre me quedo con lo bueno. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. He venido por primera vez a tu blog justo en el dia de la plancha (nooooooo, a mí me toca hoy!!!)
    Me quedo por aquí, si quieres puedes pasarte por mi blog
    http://buscando-mi-equilibrio.blogspot.com.es/
    Besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me tocó ayer (y probablemente me toque mañana también...) pero ahora tengo plancha nueva. Yupiiiii.

      Ya me tienes también por tu blog dando vueltas. Gracias por la visita y bienvenida!!!

      Eliminar
  14. Uh! Menos mal que no la agarraste!!! Te hubieras quemado de lo lindo!
    Si, yo tampoco hubiera confiado en un aparato eléctrico con todos sus cables expuestos..
    Por suerte las planchas suelen ser económicas, o por lo menos no tan caras…
    Yo cada vez plancho menos, aunque desde que hice mi super ordenamiento de placares que tengo todo prolijamente planchado.. antes iba acumulando ropa en espera de su turno (que llegaba muy de vez en cuando), pero parte del proceso fue ocuparme de esa pila..
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy muy metódica para el tema "plancha" porque detesto que se me acumule. Luego a ver quién tiene valor para planchar todo eso... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Así planchaba, así, así... joder, menudo peligro. ¿No has pensado que todas estas desgracias quizá coincidan con un empeoramiento del servicio doméstico que tienen contratado los gatos?

    ¡Menos mal que eres lenta de reflejos! Yo no tengo ni idea de como reaccionaría, la verdad... entre otras cosas porque no plancho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé a qué se debe pero tengo la negra, en serio...

      Me podía haber metido un buen quemazo, la verdad... Besotes!!

      Eliminar
  16. Jajajaja, vaya tela tu marido!! Yo de ti lo castigaba el finde, jajaja.
    Esas catástrofes vienen siempre juntas. Mi plancha también está que da yuyu por un cable que se ve, y no encuentro el momento de ir a comprar una, como va, pues sigo hasta que me dé un susto.
    Lo de las capas epiteliales de tu piel me lo tienes que explicar, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mi marido y con esta actitud nunca lo será. Jajajaja.
      Aunque confieso que tardé poco en cambiarla porque fue él quien me insistió en cambiarla cuanto antes.
      Pues eso, que mis capas epiteliales están íntegras gracias a mi torpeza legendaria.

      Besotes!!!

      Eliminar
  17. jejejej..será que tenias que tener una nueva,,,un beso desde Murcia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez era cosa del destino. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  18. Eres una CRACK que narices eres como dicen mucho por aquí LA PUTA AMA. Me puedo morir de risa contigo y tus catastróficas desdichas. Pero bueno, fuera de coñas, has roto un espejo recientemente, o has pasado por debajo de una escalera o algo??? No es normal lo tuyo eh. Calentador, lavadora, plancha...muchacha contigo Leroy Merlín se forraba.
    Con respecto a querer pescarla al vuelo, no te flageles reina, el 90% hubiéramos reaccionado así, es el instinto, no te paras a pensar que te vas a quemar, sólo te da tiempo al: que se cae! y te lanzas. Luego ya la llamada a urgencias y las fotos al churri depende de lo bien que hayas realizado la parada, a lo Casillas.
    En cualquier caso, me alegro que seas lenta de reflejos.
    Y, lo de seguir planchando....te mola vivir al límite eh ;-)
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la cosa sigue... La verdad es que no recuerdo haber tentado a la suerte. Aunque me cruzo a diario con un gato negro. Lo mismo me está pasando factura. Jajajajaja.
      Sé que no debería haber seguido planchando pero dejar una tarea a la mitad va contra mi religión...

      Besotes!!

      Eliminar
  19. El otro día se me cayó a mí mi plancha. la dejé caer y el Ross me dice, jo, no has hecho nada por cogerla. Pues claro que no, coño!!! O me quemo o me espachurro un pie, déjala que se caiga!! Lo chungo es que ya estaba medio pocha y se ha terminado de fastidiar. Creo que a partir de ahora iré en modo la arruga es bella. En fin, es la rebelión de los electrodomésticos!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti te funciona la neurona. La mía se fue a paseo hace años, ya. Jajajaja.
      Algo pasa con los electrodomésticos. Quieren hacerse con el control mundial o algo así... Besotes!!!

      Eliminar
  20. Hay que intentar ver el vaso medio lleno, claro que sí. Quedémonos con la plancha nueva. Que por cierto, ya te ha durado, que yo llevo, entre las cubiertas por garantía y todo, como tres en cuatro años. Y eso que no soy tan obsesivo, pero lo de tener que vestir uniforme tiene esas cosas.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay que reconocer que la anterior me salió buenísima. Y si no fuera porque soy una torpe ahí seguiría...

      Besotes!!!

      Eliminar
  21. Como resulta que vi a mi madre coger una al vuelo mi mente reacciona al recuerdo, cosa que cae va directa al suelo... me aparto como de agua hirviendo (algún cuervo mio incluido) Besos posesos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, que ella si lo consiguió. Ichhhh, qué dolor...

      Besotes!!!

      Eliminar
  22. Con una mano en el corazón: te hubiese gustado, a pesar de todo, haber agarrado la plancha en el aire mientras ésta caía? Jaja Lo que es seguro, es que ya puedes dar por descartado, si alguna vez lo pensaste, el que fueras gata o ninja en tu vida anterior.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me habría gustado si la plancha hubiese estado apagada. Jajajaja.

      Gato desde luego no he sido. Y mira que me gustaría serlo. No tanto por pillar cosas al vuelo sino por hacer el vago todo el día...

      Besotes!!!

      Eliminar
  23. Jajajaj, me encanta la imagen marujil, si que es cierto que no se me va!!!!!
    Yo tengo la odiosa manía de parar todo lo que cae con el pie y hace dos veranos paré tantas cosas en sandalias que se me puso una uña negra, llegué a parar un bote enorme de mayonesa lleno y menudo porrazo, y un plato, un brick de leche...es que soy patosa y se me ce todo y y cuando el médico me preguntó si me había dado un golpe me dio tanta vergüenza decir como había sido que mentí y dije que me había dado con un escalón. Y él añadió que había tenido mala suerte porque estaba tan negra que parecía que me había dado muchos golpes y no uno solo, justo lo que había pasado,jejejeje,me pasé el verano con las uñas pintadas de oscuro para disimular,jajaja.
    Un besito y qomo mola estrenar plancha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. A ver quién no le ha mentido alguna vez al médico para ocultar su propia torpeza...

      Besotes!!!

      Eliminar
  24. jajajajajajaja le ha pasado algo al suelo? jajajajajaja
    Debiste avisarle de que los cables de plancha en las pelis sirven para estrangular jajajajaja
    Lo que me he reído!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves. En esta casa todo es amor y comprensión. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  25. las catastróficas desdichas de ellas... salen sarcasmos, frases y memorables anécdotas que hasta en plan brujeril o damisela en peligro vale la pena contar!!!!


    :)

    yo le habría dado con la plancha o usado esso cablecillos sueltos por preocuparse por el suelo

    ejem.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si no puedo negar que todo esto me ha dado para unos cuantos posts...

      Si hay que ser sinceros, los dos vivimos traumatizados con el suelo. El parqué no aguanta nada y como tengamos que cambiarlo es un dineral. Entiendo su preocupación en el fondo. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  26. Espero ansiosa una oda a la plancha nueva.

    Salón pintado, al fin.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena!!! Quiero verlo... Besotes!!!!

      Eliminar
  27. Yo estoy igual de mal: me hubiera lanzado a cogerla. ¡Menos mal que los reflejos te libraron de haberte quemado!

    :^)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Por una vez tengo que agradecer mi lentitud de reflejos. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar