Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 30 de noviembre de 2015

Crónicas Felinas CLVII: Orgullo paterno

Marrameowww!!!

Me siento muy orgulloso de la labor que estoy realizando como mentor y tutor legal de Munchkin. Vale que es cierto que no compartimos lazos familiares pero desde que lo conocí me propuse el reto de convertirlo en un digno sucesor de la saga de seres perversos que se inició con el difunto Luhay, en paz descanse y cace ratones rellenos de saltamontes.

Como ya he dicho en más de  una ocasión, él trae mucha maldad de serie, lo que ha hecho que incorpore nuevas estratagemas de su cosecha para hacer la vida imposible a los humanos pero nunca está de más enseñarle alguna que él desconozca.

Siempre he tenido mucha manía con meterme en los armarios. Armario que veo abierto, armario en el que me meto y, si no me ven y cierran la puerta, ahí puedo pasarme durmiendo las horas muertas hasta que hacen recuento de gatos, se percatan de que les falta uno y empiezan a buscarme desesperados hasta que a algún iluminado se le ocurre abrir el armario, descubriéndome ahí con cara de sueño.

Munchkin no le prestaba ninguna atención a los armarios. Veía abrirse la puerta de uno en sus narices y no reaccionaba, como si la cosa no tuviese absolutamente ningún interés para él. La bruja estaba de lo más contenta con esto, ya que cuando estoy yo en las inmediaciones tiene que andar con cuidado para que no me cuele pero, con él, se despreocupaba.

Pues esos días de bonanza han terminada para ella porque, gracias a mí, el niñato ha descubierto los placeres de entrar en la cueva prohibida de los secretos misteriosos y se cuela como una sombra, sin que nadie le vea. Ya dos veces le han tenido que sacar de algún armario.

Y, aunque me duela decirlo, el alumno está superando al maestro, ya que él no se limita a echarse una siesta encima de las camisetas de la bruja, llenándolas de pelos. No, no. Él se aferra a las prendas colgadas en las perchas. La bruja ya ha descubierto sospechosos agujeritos en una de sus faldas preferidas. Me  parto y me mondo con la risa más malvada que he podido conseguir. Eso es arte y lo demás, tonterías. Tendríais que haber visto la cara de la bruja cuando descubrió a Munchkin dentro del armario y, a continuación, la falda colgada en una posición bastante precaria. Sacó la falda, la analizó con ojo clínico y, acto seguido, comenzó a blasfemar en arameo con traducción simultánea al castellano al grito de “¡Qué voy a hacer con vosotros! ¡Si es que nunca aprendéis nada bueno!”. Miraba la falda lamentando su suerte y, a continuación, al techo, como pidiendo una explicación escrita ahí arriba (de verdad, qué cosas más raras hacéis los humanos). “¡Mira lo que has hecho con mi falda!” aullaba indignada mientras le ponía a Munchkin la prenda en los morros, quien la seguía mirando con ojos golosones.

A la falda, se entiende. La bruja no despierta ningún instinto goloso.

Prrrrrr.

48 comentarios:

  1. Tu maldad no conoce límites, Forlán. Y encima con pupilo. Creo que en el techo estaba escrito: "cierra los armarios con llave".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y se deja notas en el techo? ¿No ves que es tonta?

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  2. Mi gordita también se colaba en los armarios y enganchaba toda la ropa!
    Luego, maullaba lastimosamente para que le rescatáramos!
    Si es que no enseñas nada bueno a tu hermanito.
    Caricias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le he dicho a la bruja que te mande un mail...

      Prrrrrrrrrrr y prrrrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  3. Tengo mucha suerte entonces de que los míos sean como tú: de la vieja escuela. Antes había unas normas, ¿sabes? Un gato se te dormía en el armario y te lo llenaba todo de pelos, ¿vale? Pero no pasaba nada más. Un cariñoso azote en el cuelo fingiendo enfado y el gato se largaba pitando creyéndose malvado y poderoso. Todos salíamos ganando. Pero ahora ya no, joder, los jóvenes van a acabar con este negocio, parece que ya no hay límites. ¿Qué represalias tendremos que tomar para que os entre en la mollera? ¿Tal vez bloques de cemento en las patolas y poneros debajo del grifo de la ducha para que os enteréis bien? Antes había una sana relación humano-gato. Claro que había dificultades -todos las tenemos- pero se podía convivir. Ahora todo es mucho más complicado que eso. ¡Ahhhh qué tiempos aquellos¡ ¡Ojalá regresaran los días de Al CAT-pone!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al Cat-Pone sí que sabía controlar a la "famiglia". Ahora no hay respeto por nada y así vamos a perder los pocos privilegios que habíamos conseguido.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  4. Ay que ver..... pero cómo se os ocurre!!! Yo no sé cómo ella no llamó a los servicios sociales....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice que lo va a mandar a "Gato Mayor".

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Jajajaj, si es que os gustan los armarios que es cosa mala!!!!
    Y tú, que eres mayor, en vez de dar buen ejemplo mira a que te dedicas, ayyyyy que bicho!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy mayor. Sólo tengo experiencia.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Hola! Yo conozco a uno como vosotros que hace lo mismo, se mete dentro de los armarios y no lo encuentran nunca, jajaja. También le gusta meterse debajo de los sillones y que estemos horas buscándolo. A saber quien os enseña a hacer todas esas cosas ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un manual, pero nunca os diremos dónde está ni quién lo custodia.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Ese partner tuyo no considera lo que una falda representa más si es de las preferidas pero claro, tu has de disfrutar que hasta seguro has de contribuir a hacerle agujeros Jajajajajajaja


    Creo que me habido bien en tener dos gatas y no dos gatos sin ofender,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Yo hacer agujeros? Jamás!!!

      La bruja también tuvo gata y una vez le robó cincuenta euros. No te fíes.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  8. Bueno :| no , por algo dicen que más de dos hembras juntas no difuntas D:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, ¿ves? Ya te lo estás pensando...

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Uuuuy. Cómo la entiendo. Mi peludita Missi mostraba el mismo interés que tú por los armarios, pero ella se dedicaba a afilarse las uñas en todo jersey que pillara, dejándolo para tirar a la basura snif snif. Entonces a mí me entraban las ansias asesinas. Fantasma nunca se interesó por ese deporte, pero últimamente asoma la nariz por el interior del armario en cuando me despisto. Estará buscando a su compañera de aventuras felinas? Quien sabe? Lo único que sé es que le estoy quitando las ganas a base de gritos agudos e histéricos, que no está la economía para renovar jerseis cada dos por tres ainsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja nos deja los jerseys viejos para que durmamos encima a placer.

      Prrrrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  10. Pues no comento nunca pero hoy lo tengo que hacer.
    Aunque no tengo gatos muchas veces me siento identificada con tus historias gracias a mi perro. Ahora está solo, pero cuando eran dos la vida en casa era una aventura continua. Tener un animal en una casa es pesado, pero la vida con ellos tiene un algo! :)
    Gracias por sacarme una sonrisa todos los días (que hoy ha sido una enorme carcajada).
    Un placer leerte, de verdad.

    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que la vida con nosotros los animales tiene un algo. No seríais nada sin nosotros...
      Me vas a sacar los colores y eso, siendo un gato negro, es por demás meritorio.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Uyyyy, pero que cabroncetes!! Yo los pelos los perdono, pero los agujeros... no way!
    Porque ya estáis castrados, que si no...
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los veterinarios siempre amenazáis con lo mismo. Luego los malos somos nosotros...

      Toma bufido: Pffffffffff.

      Eliminar
  12. Hola: vais a terminar con la paciencia de la Bruja. Su falda favorita!!! Una trastada muy grave. Ya leo que eres un gran maestro en las travesuras y que tu alumno es muy habilidoso. Ya os imagino metiéndose en los armarios pero con mucho arte... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arte nunca falta. Lo llevamos en la sangre.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  13. y pensaban que la ropa tendida ya se había librado de los huequitos, ahora el imberbe ha ido a atacarla donde no puede escapar más muajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que estar atento a cualquier oportunidad.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. Desde luego, qué maldad. Pobre bruja. Yo os dejaba encerrados por siempre jamás. Oye, qué asco lo de los ratones y los saltamontes, buagggg
    Besos a la bruja, a ti no que eres muy malo :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy malo. Soy gato y hago cosas de gato. Dejar encerrado a un ser tan estupendo como yo sí que es de ser malo...
      Y de asco nada. Eso es un manjar digno de los dioses.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  15. jajajajjaja genial.... lo aplaudo hasta yo... jajaja
    Solo espero que no lo lea Charlie que si le emociona la pasividad del nórdico (ya ha desplumado uno...y ha roto la funda de otro) no quiero imaginarme qué pasaría con el suave balanceo de la ropa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que sacarle las plumitas al nórdico es una de las grandes diversiones del invierno. Pena que, de momento, no ha hecho su aparición pero ya vendrán noches más frías, ya.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  16. jajajajaj Cosas de gatos... los perros como yo solo llenamos de pelos las prendas y como mucho si es un poco guarrete y es un macho los pantalones que llevan puestos pueden terminar regados de pipi jajajaja.
    El alumno esta ganando el aprecio de su maestreo aunque solo sea por una vez.
    Por cierto Frolán la Bruja te quitó parte de tu dinero para ayudar a los galgos de asturias (te lo digo porque seguro que ella no te lo dice)

    Un besito lleno de babas y pelo de ratón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fastidies... Ahora seguro que nos compra pienso de marca blanca. Que esta, si pone en un sitio, quita de otro.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  17. jaja.. vaya que hacen lio estos pequeños... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, si no, las jornadas se hacen largas y aburridas.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  18. ¿Esos juramentos tan amariconados son los que suelta esta chica cuando está cabreada? Así no puede liberar adrenalina. Terminará con úlcera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ésta nunca se sabe cuándo está enfadada. Tiene siempre el mismo tono repipi.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  19. Nunca vi cosa más rara que un gato que no se quiera meter en los armarios.

    Deberías escribir una entrada sobre el violador de blablacar. Besis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El violador del blablacar es un mito, y lo sabes.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  20. Ay, menos mal que lo que yo tengo es una perrita, de momento creo que no la veré nunca colgada de mi ropa en el armario...desde luego, ¡si es que sois malos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malos, no. Somos divertidos.Por algo tenemos saturado Internet con vídeos nuestros. De aquí a la dominación mundial hay un paso.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  21. Sí que es para estar orgulloso. Está depurando todas sus técnicas y mejorando las tuyas. Penica me da la bruja. No se lo ponéis nada fácil.

    Rascaditas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella quiso tener gatos. Ahora que apechugue.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  22. Está claro quienes son la especie dominante. Pobres humanos, son tan tontos que creen que son ellos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creen, pero déjales soñar, pobres ilusos.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  23. Qué bicho!! jajajja.
    Gracias por hacerme reír un ratito, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bicho y a mucha honra.

      Prrrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  24. Ya estarás orgulloso gato, te ha superado con creces.

    Saludos al heredero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por un lado estoy celoso. Pero por otro tengo que admitir que será que hice un buen trabajo.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar