Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 28 de noviembre de 2013

Limpia, brilla y da esplendor

En mi trabajo nos hemos mudado varias veces; debe ser que les gusta tenernos cada dos por tres embalando cosas y apostando a ver qué perderemos por el camino. ¡¡Podremos perderlo todo menos la dignidad, compañeros!! Perdón, he sido poseída por un sindicalista. Ya pasó.
En la antigua sede teníamos una señora de la limpieza que hablaba mucho y lo reconocía abiertamente. “A mí me gusta mucho hablar”, decía. Y te daban ganas de contestarle “Cualquiera lo diría…”. Pero si veía que no podías prestarle atención en ese momento respetaba eso y te dejaba tranquila.
Cuando nos mudamos a la nueva sede, tenía la esperanza de que nos tocase una señora de la limpieza menos habladora porque, la verdad, la que teníamos era muy maja pero a mí en lo personal me pone muy nerviosa tener que hablar de temas que ni me interesan, sólo porque se supone que hay que socializarse y esas cosas…
Pues a nuestra señora de la limpieza la mandaron a otra planta y a nosotros nos pusieron otra y… ¿habéis escuchado alguna vez la expresión “Virgencita, que me quede como estoy”? Pues eso. No sólo es que no calle ni debajo del agua, es que no se da ni por aludida cuando ve que no puedes (o no quieres) prestarle atención. Yo confieso que cada vez estoy más borde con ella y me da rabia porque tampoco es que me haya hecho nada pero os voy a poner un par de ejemplos para que veáis que mi reacción es hasta normal.
Si ve que estás hablando de algo con un compañero (y no me refiero a cotilleos, que ahí puede ser hasta comprensible, sino de temas de trabajo que supongo que deben resultar aburridos para quien no desempeña nuestras mismas tareas) no es que haga el típico truco de “voy pasando el trapito por aquí y lo paso despacito porque quiero dejar esto impoluto”. No, el disimulo no va con ella. Ella directamente se apoya en el palo de la fregona y te mira directamente para no perder ripio de la conversación. Si la miras con cara asesina le da igual.
Una vez trajo un bizcocho y nos dio un trocito a cada uno. Yo estaba hablando por teléfono (de un tema laboral, se entiende) y ella no hacía más que meterme el bizcocho por las narices, que me dieron ganas de decirle “pero a ver, ¿no ves que estoy hablando? ¿No puedes venir luego o dejarlo aquí encima de la mesa y ya luego me cuentas?”.
Yo generalmente trabajo con los cascos puestos porque así escucho mis éxitos ochenteros mientras tanto y la tarde se me hace más amena. Suelo ponerlos bajitos porque me pone nerviosa que alguien quiera hablarme y no enterarme. Sin embargo, confieso que hay veces en que ella me habla y yo finjo no escucharla. Perdón, finjo no oírla. Escucharla, no la escucho nunca. Pero no os creáis que esto le supone algún impedimento. Ella sigue, aunque no la esté ni mirando.
Sus temas preferidos suelen ser el retraso del pedido de los productos de limpieza y la última discusión que haya tenido con su jefa a quien, por cierto, nunca hemos visto pero ella a cada rato nos pregunta si ha pasado por la oficina. Bueno, y tiene más temas pero éstos me los dedica exclusivamente a mí, que no soy naaada aprensiva, como sabéis. Me ha contado su última diarrea, el aspecto de sus mocos en su último resfriado y una vez también vino a contarme que ese día no había tenido tiempo de bañarse. Genial.
Una vez, para variar, me pilló de consejera de belleza y me comentó que se había hecho una limpieza de cutis y, para confirmar los resultados, me preguntó:
- ¿Me se nota?
Y pude tener mi venganza silenciosa y liberadora contestándole:
- Te se nota muchísimo.
Aunque desde entonces siempre se lleva mi silla por delante cuando pasa detrás de mí con el carro de sus utensilios.

P.S. Macondo ha cometido la imprudencia de contar conmigo para sus Macondografías. Podéis leer la mía pinchando aquí y de paso echarle un ojo al resto, que no tienen desperdicio.

60 comentarios:

  1. No sos borde, es que la señora se nota que es necia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Gracias... Ya me siento mejor. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Jaja, es un poco como la Choches o que?
    No sé, debe venir en el pack, el coriano está desesperado con la que limpia en su trabajo, se ve que no para y además a gritos, el jefe y él se ponen a dúo a darle conversación para partise de la risa, pero claro, luego cuando están ocupados ella sigue y sigue como el conejito de Duracell.
    Yo trabajando es que no hablo, ni me gusta ni me apetece, y sin trabajar poco
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que hablo poco también en el trabajo y, sobre todo, no cotilleo lo que hablan los demás... Besotes!!

      Eliminar
  3. Jaja parece que hablaras de la limpiadora de mi ofi!! Habla, habla, habla, la escuches o no. Y si pregunta, ni tiempo de que respondas jaja
    Pero qué le saca la gente a conversaciones de mocos y... ajjjcooo!!!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolín, se ve que es un mal más frecuente del que sospechaba. Me siento un poco más acompañada en mi desgracia. Jajaja. Y yo tampoco le veo la gracia a esas conversaciones. Besotes!!!

      Eliminar
  4. No vales para cateta. Todo el mundo sabe que se dice "muchismo".
    Gracias por la mención.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Pero eso es más de Albacete. Ahí sí que lo he oído a menudo y si dices "muchismo del tó" ya eres un albaceteño de tomo y lomo... Jajaja. Albacete mola mucho. Besotes!!

      Eliminar
  5. Yo hago lo de los cascos en el bus muuuchas veces....jajaja. No sé si Me Se Notará.... :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en el bus no te conoce nadie. Da menos palo si te se nota o no te se nota... Besotes!!!

      Eliminar
  6. Me parece que soy yo contando mi historia jaja.
    Teníamos una auxiliar de limpieza que era igual a la que describes, afortunadamente se jubiló hace unos meses. A veces por la mañana me preguntaba que si había visto la telenovela la noche antes y yo le contestaba que no la veía porque no me gustaba pero ni así me salvaba, de todos modos me contaba toooodo el capítulo. Le encantaba meterse en las conversaciones de trabajo y eso me sacaba de quicio, también muchas veces me hice la que escuchaba música a ver si se callaba. Muchas veces tuve que contar hasta 10 para no decirle un disparate porque es una persona mayor pero era bien difícil aguantarse.
    En fin, solo te puedo aconsejar PACIENCIA.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. No, si por lo que estoy viendo, el mío no es un caso aislado, ni mucho menos. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Alter te he dejado un premio en mi blog. Espero que te guste!!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa!!! A por él que voy... Besotes!!!

      Eliminar
  8. En mi antiguo trabajo despidieron a la limpiadora y ni se notó.
    Voy a ver tu macondografía y así de paso me entero de lo que es una.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no se notó es que hablaba poco (o limpiaba poco). Ya me contarás si te gustó la Macondografía, que te nombro y todo, oye. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Jajaja, yo creo que va a ser cosa del gremio, ¿eh? En el hotel donde yo trabajaba antes teníamos un par de señoras que venían a limpiar y a pasar la pulidora por las noches. Y también hablaban los suyo.

    Pero bueno, si me veían leyendo u ocupadillo la conversación no pasaba de los cinco minutos de rigor, hay que decirlo. Y una de ellas, una señora ya mayor, era mi heroína. Ahí se plantaba, con su música y sus cascos, limpiaba el mostrador, y se me quedaba dormida en el sofá de recepción. Eso sí, cinco minutos antes de que llegase el jefe, saltaba como un resorte y hacía como si llevase horas currando.

    Lo dicho, que de mayor quiero ser como ella xDD

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Jolín la señora, qué arte... Pero ¿ves? Lo que te digo. Cinco minutillos vale pero es que ésta como le des cuerda no para. Un besote!!!

      Eliminar
  10. Jajajaj, Alter, te compadezco jamía. Entiendo tu frustración.

    Yo tuve una mamotreta así en un cole y no veas....
    me ponía la cabeza como un bombo!!. En horario de tarde se apizancaba la tía en la fregona y venga a darle a la sin hueso....
    Hasta que me harté, aprendí sus horarios e iba siempre cuando ella no estaba.

    Besotes, Alter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Tengo una compañera que en cuanto la ve aparecer por la puerta se va a tomarse un café. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Las señoras de la limpieza en las oficinas son una raza diferente. No tienen nada que ver con los humanos.
    Tuve una que me decía que yo era muy desordenada y que tenía todo tirado por la mesa así que ella me hacía una sola pìla de papeles.
    Solo dejó esa costumbre cuando la amenacé de hacerle vudú. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Cuando les da por "reordenar" las cosas es para echarse a temblar. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Ay que show, es que me lo estoy imaginando! yo por suerte nunca he coincido con el personal de limpieza pues o viene los sábados o a las 6:00 am de la mañana para cuando la gente llega a trabajar, ya se ha marchado y si la vez sólo te salud y marca corriendo para no molestarnos.
    Lo siento pues es un rollo que te interrumpan así en tu trabajo y si le dices algo, encima tú serás la bruja del cuento.
    Un beso y feliz viernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que tampoco le vas a salir con una bordería y entonces te callas y aguantas, y aguantas... Ahhhh, qué pesadilla. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. JAAAAJAJAJAJAJAJJAAJJAAAA he de decir que efectivamente, es cosa del grmio!!! la que yo tengo (las dos que tenemos, de hecho) son clavadas a lo que has explicado!!! diosssss que pesadas.... lo de hacer una sola pila de papeles también está muy extendido, jajaja. besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que yo no trabajo con papeles. Mi agendita y ya. Y ésa ya viene apilada de serie. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. ¿Y si le echas la peor de tus miradas? ¿Y si cuando la ves finges que es invisible? ¿Y si le metes el pie? ¿Y si la tiras por la ventana? Jaja, ¡Horror de señora!
    ¡Ya se!

    ¿Y si le echas a tu gato? Jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gato yo creo que es lo único que puede resultar porque a las miradas parece inmune, a la indiferencia también y las ventanas no se pueden abrir en mi planta... Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Jaja.. ves? No hay que quejarse, que siempre se puede estar peor..
    Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si habrá un peor después de esto... Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  16. Me has recordado que yo en cierto trabajo (con cascos) tenía una muy similar... no había pensado en la señora en años....

    Ten cuidado no haga otro bizcocho y lo envenene! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me está dando miedo porque creo que empieza a sospechar (al fin) mi animadversión hacia ella... Besotes!!!

      Eliminar
  17. Ja, ja, en mi oficina teníamos una igualita, a poco que la hicieses caso, buff, estabas perdido!!

    Un slaudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si por lo que veo, es más común de lo que parece. Besotes!!!

      Eliminar
  18. A su marido se le reconoce porque es ese señor al que le van sangrando las orejas todo el rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Se suele ir tarde, además. Tenemos la teoría de que no la dejan entrar en su casa. Besotes!!!

      Eliminar
  19. Es horrible la sensación cuando una persona habla por los codos y encima no interesa lo que dice.

    Cuando me pasa en casa con una vecina, que raja tela, tengo un truco...grito...¡¡voy!! ...¡ay! hija, tengo que dejarte, me llaman y siempre le queda la duda de si es verdad o no, así que....¡¡¡¡vooooy!!!

    Besitos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Tendré que decirle a algún compañero que me llame a mi extensión cuando la vea pululando por mi mesa. Así tengo la excusa de que me están llamando. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  20. Agh, ¡lo odio! ¡Odio socializar! ¡A hablar de polladas, venga! Bueno, anda que no diré yo polladas, pero son mis polladas y van conmigo, y no trato de metérselas por el culo a conocidos. A algún amigo a veces sí, vaya.
    Y claro, si algún día se te hinchas las trompas de Fallopio y le pides que te deje tranquila te tachará de maleducada por muy bien que se lo digas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ése es el problema. Que no la mando a paseo porque le tengo que ver el careto todos los días... Qué vida perra. Un besote!!!1

      Eliminar
  21. Yo el último día que me harté con algo parecido utilicé el verbo CALLAR con cara de mal genio... el resto de la hora no respiró nadie jajaja (solo duró un día el silencio... mi fama de borde perdurará por los siglos...)
    Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. A mí es que el mal genio no me sale. Mira que lo intento, pero no hay manera, oye... Besotes!!!

      Eliminar
  22. Ohhh! Qué chula la Macondografía!! Ya me he olvidado de que iba tu post, jajajajaja! Ah si! Le se nota que es especiá!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mu especiá. Especiá del tó. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  23. Pues yo hablaría tranquilamente con ella pa decirle que me molesta, que me incordia, que no me deja trabajar cuando se pone a hablar, porque me sabe mal no atenderla pero no puedo porque estoy trabajando. Quizá funcione. Ella tiene derecho a comportarse como quiera, pero tú tienes derecho a estar a gusto en tu trabajo.
    Si no funciona, pasaría al plan b y me iría con la otra compañera a tomar café. jejeje. Suerte! Ya nos cuentas qué tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si es que no es que me sepa mal no atenderla. Es que no quiero atenderla, aunque esté mirando el techo. Y a mí eso de mentir se me da muy mal... Voy a tener que huir a tomar café también, sí. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  24. Unos maravillosos auriculares profesionales insonorizados a los sonidos externos y de vez en cuando una zancadilla al estilo futbolistico seria una buena forma de que se entretenga hablando sola,tu solo mueve la cabeza asintiendo de vez en cuando para que crea que estas maravillada de lo que habla."Apalabras necias oídos sordos"MateoXXIII

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la idea es que piense que no la oigo. Pero le da igual, oye. Besotes!!!

      Eliminar
  25. Menos mal que las que trabajan en mi planta no son así... limpian rapidito y se van. Son 2 y solo se paran a charlar entre ellas. Yo estaría agobiada con esa situación...

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy, qué suerte tienes!! Cuídalas como oro en paño, que ya ves por los comentarios que, como la mía, abundan. Besotes!!!

      Eliminar
  26. Ufff, soy bastante habladora, pero afortunadamente se cuando y con quien hablar, pero... también tengo el defecto de no saber cortar a la gente que se te mete en el alma como otras compis, que al final se ponen bordes o las ignoran, y yo como no puedo siempre vuelven a mi. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ésta, como digo, es inmune a la ignorancia. Y lo de ser borde pues tampoco me sale mucho... Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  27. Ya me gustaría poder ponerme los cascos y desconectar... ni cerrando mi puerta consigo aislarme del ruido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una suerte que nos permitan hacerlo. A mí me sirve para meterme como en mi burbuja y me concentro más. Besotes!!!

      Eliminar
  28. Flipo con las señoras de la limpieza, creo que les dan un cursillo de metomentodo...en nuestro antiguo edificio teníamos una que llamaba a sistemas cuando se nos caía la red para preguntar cuándo nos solucionaban la incidencia ¿sería que su mopa funcionaba con el ADSL? Besicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Estaba en todo, la señora... Aunque, mira, yo eso hasta lo agradecería porque discutir con los de sistemas es un rollo. Besotes!!!

      Eliminar
  29. jajajjajaja!!! las chachas de la limpieza son lo que no hay y mi madre es una de ellas pero es de las que se callan, limpian y te sonríen :D

    un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mándala a mi oficina, por lo que más quieras, mándamela!!! Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  30. Ya he llegado!! Ya le he dado la vuelta a tu obra. Porque escribes tan bien, disfruto mucho leyendo tus ocurrencias.

    Una cosita: sigues sufriendo a esa señora? Yo sufrí a una administrativa del centro donde trabajé haciendo talleres. Ella se encargaba de cerrar el local y la primera semana que empecé me echó a mi grupo del taller de malas maneras porque me pasé casi 5 minutos del tiempo. Es que hay gente pa tó. Lo solucioné siendo puntual con mis alumnos pero justo a mí en el último momento me entraban ganas de ir al lavabo. Ups! Muajajajaja Me miraba que se la llevaban los demonios pero yo lo disfruté durante mis 3 meses en aquel centro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ya has terminado? Enhorabuena, guapa!!! Qué santa paciencia, la tuya...

      Qué perversa eres... Jajaja. La gente así se lo tiene merecido y, ya que preguntas, sí, la sigo sufriendo. Besotes!!!

      Eliminar