Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 4 de noviembre de 2013

Crónicas Felinas LXVI: Me falta mi otra mitad

Marrameowww!!!

A raíz de un comentario recibido en mi anterior post, recordé que nunca os había hablado de mi afición a los armarios. Tal vez no os interese pero me da igual. Os lo voy a contar lo mismo, que para algo yo soy el amo y señor de esta sección (y de casi todo lo que me rodea, dicho sea de paso).

Cuando la bruja se va a cambiar de ropa o a elegir el modelito que va a lucir ese día (no sé para qué pierde el tiempo. Va  a estar hecha un cuadro se ponga lo que se ponga) siempre cierra la puerta del dormitorio, sabedora ella de que al más mínimo descuido aprovecharé yo para colarme en el interior del armario. Lo bueno es que a veces el consorte está en casa y, casi siempre, entra a decirle algo a la bruja dejando la puerta abierta tras de sí, momento que aprovecho para colarme (si no subrepticiamente porque se me ve muy bien, al menos sí veloz como un rayo).

Y no hay cosa que yo disfrute más que colgarme de las cosas que penden de las perchas, dejando mi impronta ungular en los tejidos (sobre todo si son caros o nuevos). Con las camisetas que están dobladitas y ordenadas por colores de forma maniática, nada mejor que hacer “bollitos” sobre ellas, dejándolas hechas un churro y arrojándolas luego fuera del recinto. La cara de la bruja es un cuadro cuando descubre sus prendas hechas una bola en el suelo, aunque esto sólo puedo hacerlo si da la rara casualidad de que no me hayan visto entrar. También puede suceder que, si no me ven entrar, cierren la puerta y me dejen encerrado un rato largo hasta que alguno de los dos recuerde que en algún momento de su vida tuvieron un gato y parece que hace tiempo que no se me ve.

De todas formas, en esto del asalto a los armarios yo no soy más que un mero aprendiz. El maestro de maestros era Luhay. Basta deciros que la bruja tuvo que comprar en una famosa tienda sueca de muebles un adminículo de seguridad para que no se pudiesen abrir los armarios porque el muy bruto, metiendo la uña entre las puertas, era capaz de abrirlo. Del cajón de los sujetadores ni hablamos. Es incontable la cantidad de veces que la bruja llegó a casa y se encontró el pasillo sembrado de sujetadores, que decoraban el suelo cual alegres florecillas de colores. Y, como ya se sabe que las flores hay que regarlas, pues también había alguno que otro metido en el platito del agua.

Así que,  en momentos como estos, es cuando más echo de menos a Luhay, que yo tengo muy mala idea pero muy poca fuerza y juntos formábamos una dupla como pocas se han visto en la historia (tal vez El Gordo y El Flaco o Martes y Trece; poco más). Hacer maldades solo es menos productivo.

Al menos sin ariete.

Prrrrrr.

50 comentarios:

  1. ¿Asi que mi hija felina no es la unica que disfruta hurgando en mi armario y dejando pelo en mis mas preciadas prendas? ¿Como podeis ser tan crueles con nosotras? Ah, y no se tu pero cuando la he pillado la muy perversa comienza a maullar lastimosamente para que la deje salir como si fuera una prisionera. Brrrrrr!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a veces también maúllo. Pero al rato. Cuando ya me me aburro.

      Prrrrr.

      Eliminar
  2. Tu congéneres de estos lares, no pasan de la cocina. Tiene sus camas ahí y de ahí no pasan.
    Tú lo que estas es muuuuuy consentido. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué duro debe ser vivir en tu casa... Nunca creí que diría esto pero con la bruja no se está tan mal.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  3. Ains Forlancito, estás pidiendo compañia a gritos! Ya sé que lo nuestro es complicado, así que dile a la bruja que te busque un colega, que yo no quiero verte tristón.
    A mi también me encanta meterme en el armario, me hago una bolica y me escondo entre las camisetas de mami.
    Lamiditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero te haces una bolica y no arañas nada? Si es que eres toda delicadeza...

      La bruja y el consorte se van a poner en campaña de adopción felina. En cuanto tengan unos días libres para poder vigilarnos de cerca al principio. Algo les he oído murmurar...

      Lamiditos de azúcar.

      Eliminar
  4. Bueno!! Ary ha descubierto la cómoda y sus cajón etsy como dejes algo mínimamente abierto el cajón , ella se éter queda durmiendo plácidamente ....miedo me da ahora cierro las cosas varias veces , por si se esconde !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja una vez cerró un cajón conmigo dentro. Qué digo dentro... Conmigo detrás. Menos mal que era canijo y no me pasó nada. Sufrió más ella que yo.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  5. Pero que ideas tan novedosas estoy aprendiendo contigo Forlán ,eres lo maximo en marramucias gatunas,me doy cuenta de que desgarrar la bata de casa de mi humana guindandome de ella cuando esta cocinando para que me de a probar lo que hace ,no tiene comparación con las destrezas que cuentas.Saludos gatunos de tu admiradora y aprendiz Merlina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo de colgarse del delantal debe de estar bien. Pena que el consorte no usa ni delantal ni bata. Qué frustración.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  6. AAAhhhh jajaja que malulo eres Forlán! y ya me imagino la cara de la bruja cuando le desordenan toda la ropa ordenadita por color ( somos varias las maniaticas que organizamos por color o forma) se nota que te adoran!!

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay veces que ya ni monta en cólera. Directamente suspira, resignada, y se pone a recoger ropa.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  7. Va usted a comparar. Las maldades compartidas, además de más productivas se disfrutan más.
    Besos para su sufridora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se intercambian técnicas, algo muy provechoso.

      Prrrrr.

      Eliminar
  8. Eres tremendo Forlán jaja.
    El otro día Dina no aparecía y cuando mi mamá abrió el armario de la cocina la encontró durmiendo dentro de una cazuela.
    Rascadita en la nariz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he dormido en una cazuela. Pregúntale si es cómodo para convertirlas en mi próximo objetivo.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  9. El Punkys tenía una enfermedad rara que le daba muchas diarreas. Un día se me metió en la zapatera de mi armario y se cagó con ganas. Estuve limpiando mierda en líquido un día entero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a tanto no he llegado nunca. Gamberro, sí. Pero con glamour.

      Prrrrr.

      Eliminar
  10. Estás pidiendo a gritos que te adopten un hermano, a ver si les convences. Pero claro, hazte el bueno, que no piensen que lo quieres para hacerles la vida imposible, o sino tanto, al menos, fechorías en pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, yo les digo que es para dormir acurrucados y eso... Muahahaha.

      Prrrrr.

      Eliminar
  11. Jo, la verdad es que se echa mucho de menos a Luhay, pero no desfallezcas Forlán, en su memoria debes seguir haciendo maldades y esparciendo sujes por el pasillo de casa (aunque se enfurezca la bruja..jijijiji)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que no tengo fuerza para abrir el cajón. Esto es muy frustrante...

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  12. Gato se mete en el armario, saca toooda la ropa menos la justa para hacer una improvisada cama en la que echarse y deajrla ropa bien surtida de sus pelos blancos y negros, también le da la lavadora, las cajas de zapatos (los buenos)..yo creo que salio tan fashion como su mami ;) jiji¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mola mucho eso de dormir encima de la ropa limpia y planchada. Es de lo más cómodo.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  13. Pero qué artista eres!!! Oye, y tienes preferencia de la ropa mas elegante??? porque eso si que le debe fastidiar a la bruja.... Que por cierto, no debe estar nada aburrida contigo en casa... Peor que mis tortuguitas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí. Como digo, la ropa nueva y/o cara es la que más me llama la atención.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  14. Pues si haces todas esas trastadas estando solito, no quiero ni imaginarme qué harías en compañía.
    Opino como Dolega, estás muuuuuuy consentido. Cualquier día la bruja te pone los puntos sobre las íes, verás.
    Un abrazo felino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ésta que me va a poner... Es una blandita y la conquisto con mi mirada de gato de Shrek.

      Prrrr.

      Eliminar

  15. Son todo unos artistas en eso de meterse en placares y desordenar. Ciro juega con unas cajitas de zapatos que tengo en el piso del armario, y como son de cartón algunas las rompió de tanto mordisquearlas. También tuvo una época de meterse con el cajón de la ropa interior!
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que parece que no pero la ropa interior es de lo más cómoda...

      Prrrrrr.

      Eliminar
  16. Redondo te ha salido este post minino, me he divertido mucho "viendote" colgado de la ropa... Cada vez estoy mas convencida de que tu eres hijo de mi gata... Caricias en la tripa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo mismo somos parientes, oye... Que ya se sabe cómo somos los gatos de promiscuos.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  17. Ya pensé que Luhay echaba una meada encima de los sujetadores de Álter por aquello de "regar las flores", qué susto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. A esos extremos nunca hemos llegado. Eso es para principiantes. Nosotros teníamos técnicas más depuradas.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  18. Jijiji... si algún día entra una mascota en casa tendré muy en cuenta esto... o me doy a las tortugas o busco un gato perezosón... ji!!! Necesitas un compi yaaaa!!!

    ^^ rascaditas cariñosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, que hacer trastadas sólo es muy aburrido. Y los gatos perezosones también. Por no hablar de las tortugas...

      Prrrrrr.

      Eliminar
  19. Si es que eres todo un peligro Forlán..
    Mi Remo tenía preferencia por el cesto de la ropa sucia. Tenía que cerrar la puerta del lavadero porque como me fuera de casa allá iba a revolcarse en la ropa y destrozarme las bragas.
    También unas botas altas con pelitos me las dejó calvas yo creo que era por el olor a trisquis que tienen mis pies (sí, esos aritos de maiz que están tan ricos y son tan crujientes)
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cesto de la ropa también es toda una tentación. Qué maravilla...

      Lo del olor a triskis me ha dejado atónito.

      Prrrrr.

      Eliminar
  20. Forlán, creo que tienes que hacer terapia. Esto de pasarte tanto tiempo pensando cómo jorobar a tus humanos no es nada sano...:P
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no lo pienso. Me sale sólo. No sufras, mujer.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  21. Pues me parece muy bien eso de explorar, aunque creo que.. por mucho que te quejes te gustan sus estilismos y por eso te metes al armario
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un poco fashion-victim. Lo reconozco.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  22. El mío sabe abrir los cajones, saca dos o tres cositas y se mete dentro a descansar, pero todo esto a una velocidad supersónica, es descuidarte un sólo minuto sin cerrar la puerta y ya está dentro, huele el asunto, no sé como, pero lo huele.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que somos muy astutos... La bruja y el consorte vieron un día un vídeo en Internet donde el gato hasta disimula cuando ve que le han pillado abriendo un cajón: http://www.youtube.com/watch?v=xTWDVzYeHLA

      Prrrrr.

      Eliminar
  23. jijijiji......te van a tener que contratar en Zara para poner en orden los montones.

    ......Echa el curriculum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que ponerlos en orden los desparramaría por ahí pero bueno, total ya está todo bastante manga por hombro, por lo que me cuentan.

      Prrrrrr.

      Eliminar