Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 31 de mayo de 2018

De trámites y odiseas (parte 2)


Como decía la semana pasada, hoy vamos a continuar hablando de la maravillosa odisea que viví en la comisaría.

Cuando ya por fin está buena mujer ha revisado todos mis papeles me pregunta dónde tengo el impreso de las tasas para pagar. Le digo que no lo tengo y me dice que en el papel con los requisitos pone muy claro que lo tiene que aportar el solicitante. No es cuestión de ponerse a discutir en una comisaría, sobre todo porque la gente va a armada y tal, pero os puedo asegurar que tan, tan, tan claro no venía. Es más, decía algo así como que ni se te ocurriera pagar la tasa antes de que ellos te dijeran que la pagaras,  por lo que di por sentado que no tenía que imprimirla hasta que me dijeran el importe a pagar. Pero no. Tenía que llevarla.

Me dijo que, como estaban hasta la una de la tarde, tenía tiempo de ir a descargar la tasa e imprimirla para llevarla y que me dijeran ese importe misterioso que no me podían decir hasta tener el papel impreso.

En un mundo ideal sí tenía tiempo de sobra pero en un mundo donde no te funciona la impresora primero tenía que pasar por mi casa a descargar y completar el formulario y después irme al locutorio que está junto a la comisaría con un pen drive para imprimirlo.

Elegir la opción correcta en el formulario fue toda una aventura porque había una que no me daba ningún importe y otra que sí. Y no me habían dado pistas, así que elegí la que tenía importe guiándome por la técnica del “pinto-pinto gorgorito”.

La señora del locutorio, al verlo, dijo que creía que tenía que haber elegido el otro. A esas alturas yo ya estaba dispuesta a fiarme más de la señora del locutorio, que debe estar harta a ya de imprimir cosas de esas pero me la jugué y me fui con mi elección inicial y la lengua fuera nuevamente a esperar al banco incómodo de la comisaría.

Cuando me hicieron subir nuevamente, me atendió otro chico (bastante más solícito, todo hay que decirlo) que me confirmó que le tenía que haber hecho caso a la señora del locutorio. Pero nada que un poco de tippex no pudiera arreglar. Tanta tecnología para esto... en fin. Para entonces ya era la una menos diez pero, para mi sorpresa, me dijo que me esperaba hasta la una y media para que me diera tiempo a ir al banco a pagar.  Le hice notar que había puesto mi número de cuenta en el apartado destinado a tal fin para que pudieran pasar el cargo directamente pero me dijo que eso no valía. No sé para qué ponen el apartado, entonces. Total, que fui corriendo al banco no sin correr antes hasta el cajero. Aguanté estoicamente la cola mientras veía impotente cómo pasaban los minutos y me atendió el empleado bancario más simpático y gracioso del mundo. No es que tenga nada en contra de los empleados bancarios simpáticos y graciosos. En circunstancias normales hasta es de agradecer pero cuando llevas prisa lo que buscas es alguien expeditivo.

Finalmente, llegué a la comisaría como a la una y veintisiete al borde del infarto y con una deposición de paloma en el bolso (no era mi día, desde luego) y el chico agradable me dijo que en dos semanas o veinte días me llamarían para avisarme de que podía pasar a buscarla.

A los 17 días más o menos, como no tengo noticias, llamo para informarme. Me dicen que es imposible que me hayan dicho 20 días porque el trámite tarda un mes. Imposible no es porque es lo que me dijeron pero vale, si es un mes, será un mes.

Me llamaron cuatro días más tarde.

Contando el fin de semana.

P.S.  Sé que me he pasado de extensión pero creo que no os haría gracia una tercera parte.

30 comentarios:

  1. Si todo te hubiese resultado perfecto y a tiempo y en los plazos a la primera, tú no serías tú ni yo sería yo ni este mundo sería lo que es jaja
    Te dejo un abrazo, Álter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. También es verdad. De todas formas, hoy ya la tengo en mis manos y detecto dos errores. No sé si no tendré que pedir que lo hagan de nuevo. Veré qué me dicen... Besotes!!!

      Eliminar
  2. La extensión está muy bien, no te preocupes. Y tu odisea también. Para leerla, claro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé yo si ha terminado. Espero que sí pero no las tengo todas conmigo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Hola! Suerte que te tocó más tarde otro chico porque la primera señora me da que no te iba a esperar, jejeje. La verdad es que cuando hay que hacer cosas de estas es como si fueras a un mundo desconocido en el que no sabes que pasará, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte este chaval era un encanto, sí. Espero no tener que volver (porque hoy ya lo tengo en mis manos y tengo mis dudas...). Besotes!!!

      Eliminar
  4. las nuevas tecnologías aplicadas a la burocracia son una combinación explosiva. la gente no tiene tiempo que perder tratando de averiguar cómo funciona la (piii) aplicación. tan difícil será hacer las cosas intuitivas?
    menos mal que el segundo funcionario subsanó el error. digo error desde su punto de vista, porque posiblemente yo también lo habría hecho así.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno nunca sabe cómo acertar con esas cosas. Menos la señora del locutorio. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Y así funciona este país...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La burocracia funciona igual en todas partes. Eso es universal. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. jajaja. estaba yo esperando la segunda parte!!!
    la verdad es que odio estos trámites, tengo la sensación de que piensan que tenemos todo el tiempo del mundo. Yo creo que detrás de su escritorio el tiempo pasa mas despacio y que por ello nos hacen perder el tiempo a nosotros.

    Cuando fuiste al banco y viste al cajero gracioso, pediste un deseo? lo digo porque es una especie en extinción, por aquí no quedan muchos o al menos yo no me he he topado con ellos.
    El tema de los plazos... yo creo que ni ellos mismos se aclaran, o eso o juegan a la loteria a ver quien lo adivina!

    En fin, que menuda odisea flor!! jajajaja
    Menos mal que finalmente ya te llegó el trámite.

    Un beso !!

    https://similocuramedeja.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya me llegó pero no estoy segura de que esté bien hecho. Tendré que averiguar. Como tenga que volver a empezar me da algo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Pues sí, pobrecita... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. estúpida paloma! lo último que se necesita en medio de tanto correteo ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que eso da suerte pero a mí no me hizo ninguna gracia. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Ay eso es un deja vu, llevo tres meses así con un tema de fallecimiento de un familiar, con herencia, seguros de vida...Una pesadilla, cuando llevo un papel me piden otro, luego hasta que no entregue otro(cada uno en un sitio) no me dan el siguiente...es alucinante que en estos tiempos, con los adelantos que tenemos, para ciertas cosas se tarde tanto. Y como estoy en el colmo del gafe mi madre tuvo un problema de pérdida de visión y me tocó a mi todo todito porque ella se arregla muy bien por lo general pero claro, no iba a ser tan fácil.
    Mi record está en ir en una mañana al Inss, al banco, vuelta al INSS, al SESPA, a Hacienda y otra vez al banco. Y de tarde a correos y al centro de salud de otro barrio a por un certificado. Y eso sin contar lo que he gastado en pagos, fotocopias(también se ha roto mi impresora), gasolina o autobús, depende del día, más pagos...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, la Virgen... Te diré que yo me las prometía muy felices pero creo que mi trámite tiene uno (o dos) errores. Lo mismo tengo que pedir que lo repitan. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Cuanta burocracia! jaja.. pero te ha dado material para el blog, asi que sirve!
    buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las cosas hay que dividirlas entre posteables o no posteables. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. solo de leer tramites me entro la ansiedad! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudo que haya alguien a quien le gusten... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Con la burocracia hay que tener más paciencia que Job... Yo creo que son pruebas, cámaras ocultas que nos pone el gobierno jejeje. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sólo los más valientes y obstinados sobrevivimos a los trámites burocráticos. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Qué pesadilla y encima la palomita. Aunque se llamen como yo no me gustan nada.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las pobres no tienen culpa pero es que las palomas de ciudad son un foco de infecciones. Esto es así. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Madre mía es que según quien te toca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la diferencia sólo radica en lo bien o mal que te traten. El calvario es más o menos el mismo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. No podías haberlo resumido más, porque cada coma, cada arma y cada impreso eran necesarios, jejeje. Al menos le buscas el punto de humor, yo hubiera robado el arma y le hubiera pegado un tiro a toda la sala.
    Besos.

    ResponderEliminar