Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 2 de noviembre de 2017

Momentos de ocio, gula y delirio

La semana pasada, debido a un problema administrativo en mi trabajo, nos quedamos unos cuantos sin nada que hacer. Esto sucedió el miércoles y el jueves. El miércoles, a eso de las diez y media de la mañana nos mandaron directamente a casa porque ya dieron por sentado que ese día no se iba a resolver el problema y que, para tenernos ahí muertos del asco, era mejor que nos fuéramos y no estuviéramos ahí alborotando y molestando a los demás. Barajé varias opciones para disfrutar de la mañana libre pero al final opté por ir a comprar el pienso de los gatos y poner lavadoras. Yo sí que sé aprovechar el tiempo libre inesperado.

El jueves seguían sin mandarnos los ficheros que necesitábamos pero tampoco nos mandaban a casa porque tenían esperanza de que llegasen a lo largo de la mañana. A eso de las doce del mediodía, como nos aburríamos mucho, unas compañeras me dijeron que se iban al supermercado a comprar picoteo porque parece que el aburrimiento se lleva mejor si estás comiendo porquerías y contemplando cómo se ensanchan tus caderas. Opté por acompañarlas para, al menos, tener algo que hacer. Las llamaremos A, B y C (son sus iniciales en serio; ni a propósito me hubiese quedado esto tan currado). Lo primero que dije fue que iba por acompañarlas pero que no me llevaba ni el monedero, a lo que B me replicó “pues que no se te antoje nada”.

Nunca habíamos estado en ese supermercado y, aunque en mi barrio hay otro de la misma cadena, éste en concreto es enorme, por lo que no sólo aprovechamos para comprar el picoteo sino para cotillear la sección de cosméticos y, en nuestra locura habitual, planteábamos posibles entretenimientos para nuestros ratos de ocio:

1) Si la cosa seguía igual, al día siguiente ir a trabajar directamente con el carrito de la compra, así volvíamos a la oficina con una lechuga y una barra de pan asomando.

2) Comprar calabazas y cuatro cuchillos y montar un concurso de calabazas de Halloween con el resto de compañeros como jurado.

3) Llevar mascarillas para la cara, un par de velas y montar un spa en el baño del trabajo para salir todas con la piel radiante.

También podíamos haber jugado al escondite en el supermercado, dado que C. se nos perdía constantemente como una niña pequeña.

Al final no hubo nada de esto pero, cuando salíamos ya del supermercado, nos llamaron por teléfono y nos dijeron que nos podíamos ir ya, que era la una de la tarde y eso no tenía visos de mejoría. Pena que no nos habíamos llevado los bolsos y tuvimos que subir a por ellos.

A., que es colombiana, propuso que al día siguiente podíamos ir a un sitio que queda medianamente cerca donde hacen empanadas de su país. Se me hizo la boca agua pero nos quedamos sin catarlas porque el viernes ya se ocuparon de tenernos entretenidos.

Y ahora sólo pienso en empanadas. 

46 comentarios:

  1. Jajaja, pues hay que ir a probar esas empanadas, mmmmm.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy, no me las recuerdes. Me han creado una necesidad. Besotes!!!

      Eliminar
  2. me recuerda a un trabajo que tuve en el que había cierta flexibilidad de horarios, y a veces íbamos a comer fuera, o nos escapábamos un rato para comprarle un regalo de cumpleaños a algún compañero/a. qué tiempos aquellos...
    la opción del carrito me parece buena, así al volver a casa ya tienes la compra hecha, un problema menos. ;)
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es volver a la ofi con la compra y volver a casa después en el autobús. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. La colombiana es tu tocaya. Ah no, que tú de Alter tienes los mismo que yo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es mi tocaya. Aunque tenemos las mismas iniciales. Por nombre y por apellidos, ya ves tú. Besotes!!!

      Eliminar
  4. jajajajaja!!!!
    menos cuando se lo espera al jefe se le ocurre de mantener ocupados a sus trabajadores
    un hurra!!! por ese jefe que se preocupa de su gente...jejejeje

    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Esta situación ha sido muy excepcional. No te creas que es cosa de todos los días. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Hola! Al menos el miércoles os dejaron salir y no os tuvieron todo el día allí, jejeje. Hubiese estado genial que hicierais todo lo que se os ocurrió y que nos hubieses contado, lástima que el viernes ya os mantuvieron ocupados, creo que se lo olían, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos tienen miedo, creo. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. A la buena vida se acostumbra uno rápido. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves. Fue bueno mientras duró. Besotes!!!

      Eliminar
  7. jajajaja al menos no os pusieron a limpiar o a hacer fotocopias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es porque de la limpieza se encarga otra empresa. Y fotocopias hace años que no se sacan. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. ¿Me estás diciendo en serio que te dan de pronto el día libre y te pones con coladas? (yo hubiera hecho lo mismo, seguro).
    Me ha gustado vuestra experiencia shoppinera, si es que no hay nada como un ratito de desvarío colectivo para ver las cosas de otra forma...

    Me encantaría, por otra parte, que a mí tb me mandaran para casa sin poder currar. Jo, solo de imaginarlo se me cae la baba, casi tanto como a ti con las empanadas ;)

    Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvo divertido pero también pasamos muchas horas de aburrimiento supremo. Por ahora parece que todo ha vuelto a la normalidad. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Que bueno eso de que te larguen antes por inconvenientes asi! Como se disfruta! Además muy piola de los jefes que decidieron no tener a la gente sin hacer nada y las dejaron disfrutar de un ratito libre!
    Recuerdo en un trabajo anterior que hubo unas jornadas con cortes de luz de esos prolongados que pasaban las horas y no se solucionaba. El sector donde yo estaba no tenía casi luz natural (si, una ratonera hecha y derecha, apenas por una claraboy entraban unos haces de luz) y por eso estabamos a oscuras casi totales. Con unas velas, y la único que se podía hacer era charlar y tomar mate. Estabamos en eso riéndonos cuando viene la dueña de la empresa y nos dice que si no teníamos algo que ordenar, que siempre se podía hacer algo. Pero si no se veía nada!! Que quería que ordenaramos? Mala onda total… además ya pasaban las horas y asi un par de días en que estuvimos en la penumbra. Nada productivo, y no pudimos irnos.. por eso es que se valora cuando los jefes tienen una actitud mas sensata..
    Buen viernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se agradece. He tenido jefes mucho peores, la verdad sea dicha. Besotes!!!!

      Eliminar
  10. Vais a tener que ir a por esas empanadas en un momento u otro, y lo sabes. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Esto no puede continuar así. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Me alegra saber que por allí también estáis teniendo entretenimiento. Menos mal que a nosotros nos dan cal y arena porque se va Internet o se mueren los programas pero a los 10-15 minutos ya vuelve para no descuadrarte demasiado el mes... tu me comprendes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo, te comprendo. Pero esto es de otra cosa. No de lo que piensas. Jajajaja. Jolín con los mensajes en clave...

      Eliminar
    2. Tranki te he entendido perfectamente

      Eliminar
  12. Pues ya se me antojaro las empanadas a mi tambien ... tienes razon uno puede entretenerse pero no hay cono comer... empanadas por supuesto ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno se aburre en lo primero que piensa es en comer. Qué primigenios somos. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Si con dos días libres se les ocurrió hacer eso, de seguir así en una semana quizás a qué cosas las hubiera llevado la imaginación y el ocio. Más el ocio que la imaginación jaja

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A saber... Pero es tanto lo que nos aburrimos que creo que prefiero no averiguarlo. Jajajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Hi, ¿aprovechando el tiempo libre para poner lavadoras? ¡Por el amor de Dios! Que mala idea tienes, como se nota que te gusta hacer sufrir a tus calcetines y cojines...

    Recuérdame que no venga nunca a visitarte a tu casa, entre el gato con uñas y la lavadora no salgo viva...

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lavadora y yo somos muy amigas. Me encanta cómo los textiles salís limpitos y perfumosos. ¿No te gusta estar limpito? Besotes!!!

      Eliminar
    2. ¿Me acabas de llamar textil? Qué falta de educación señorita pellejo.

      Me gusta estar limpio pero no el proceso.

      Nos leemos muamuamua

      Eliminar
    3. ¿Acaso no eres textil? No lo decía con ánimo ofensivo, a diferencia de tu "señorita pellejo". Mmmmm.

      Eliminar
    4. Tampoco lo he dicho con maldad, pero ¿a qué no te gusta "señorita pellejo" cuando en realidad los humanos sois pieles? Pues lo mismo me pasa a mi muajajajaja
      besitos

      Eliminar
    5. No es lo mismo "textil" que "pellejo". Si hubieses dicho "señorita piel" quizás no me hubieses ofendido. "Pellejo" es un término peyorativo. Jajajaja.

      Eliminar
    6. Pues discúlpeme usted señorita piel :)

      Eliminar
    7. Así, sí. Jajajaja. Besos!!!

      Eliminar
  15. Vaya con B, no es por criticar pero muy generosa no parece.
    No sé por qué pero he supuesto que el nombre del súper empieza por M.
    La C que se perdía constantemente me ha hecho mucha gracia.
    Besos y a seguir pasándolo bien un par de mañanas más, como poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Lo dijo de broma. Pobre B...
      Pues sí, el nombre del súper empieza con M. Bien visto!!
      De momento ya no hemos vuelto a tener tiempo libre. Esto fue algo muy excepcional. Besotes!!!

      Eliminar
  16. Esos días son un tanto irritantes. Hace poco padecí algo semejante. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por lo menos tuvimos suerte y nos pudimos ir a casa. Besotes!!

      Eliminar
  17. Os han boicoteado las empanadas. Malvados. No tiene corazón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son lo peor... Deberíamos denunciar. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  18. Hoy comí empanadas, estaban bien.

    Que inoportunos para normalizar el trabajo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Tendrían que haber esperado a que probase las empanadas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  19. mmmm... empanadaaaaaas :9

    aunque de colombia me inclino por las obleas, qué rico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No las tengo probadas. Miraré a ver. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar