Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 31 de agosto de 2017

Vacaciones tranquilitas III: Neuf kilomètres à pied ça use les souliers

Parque Nacional de Garajonay, La Gomera
Documento gráfico acreditativo
Como os comentaba la semana pasada, no todo iba a ser hacer el vago. También hay que salir a conocer un poco de mundo y qué mejor que meterse entre pecho y espalda una buena caminata de nueve kilómetros ascendiendo por caminos de cabras para sentirse en contacto con la naturaleza y en deuda con los pulmones.

Cuando le comenté a mi madre, meses antes, que tenía intención de visitar La Gomera, le salió su parte científica y prácticamente me ordenó visitar el Parque Nacional del Garajonay porque en la Facultad le habían hablado siempre mucho de él y no había tenido ocasión de conocerlo en persona. Yo, como buena hija que soy, le prometí conocerlo por ella, en esa clase de promesas que se hacen en las películas. Ya sabéis, promesas del estilo “vengaré tu muerte”,  “cumpliré tu sueño” o “visitaré una laurisilva del Terciario, declarada patrimonio de la Unesco sólo por ti”. Esta última frase es muy común.

Ascenso al Parque Garajonay, La Gomera
Comenzando a subir
Así que nos apuntamos a la excursión. El autobús nos dejó abajo y, como digo, tuvimos que ascender y ascender y seguir ascendiendo… De vez en cuando parábamos para que nuestro guía explicase cosas en alemán a la gran mayoría de asistentes y luego en español al churri y a mí, que éramos los exóticos del grupo. Cabe destacar que el guía era danés. Yo alucino con la cantidad de idiomas que habla fluidamente alguna gente. Al principio también daba indicaciones en inglés pero después se percató que no había nadie que hablase la lengua de Shakespeare.

Excursionistas subiendo al Parque Garajonay, La Gomera
¿Veis ahí la cima? Pues ahí no era
Lo dicho, que casi echamos el bofe porque, cada vez que llegábamos a un llano con la esperanza de que finalmente hubiésemos arribado a destino había una nueva cuesta aún peor que la anterior. A mí me dio por recordar a mis compatriotas de “Viven”, cuando llegaron a la cumbre de una montaña esperando ver los verdes prados desde arriba y se encontraron con más montañas. Empecé a plantearme si deberíamos comernos a nuestros compañeros de excursión pero no me preocupé demasiado porque los alemanes tenían pinta de valor nutricional. Nos superaban en número pero a un latino con hambre no hay quien le gane.

Árboles "Blair Witch" en Parque Nacional Garajonay
Yo buscaba cosas colgadas de los árboles, como "The Blair
Witch Project"
El caso es que al final llegamos al parque. Y he de decir que todo el esfuerzo valió la pena. Es una preciosidad y yo, que ya sabéis que soy una elfa silvana frustrada, me sentía en mi salsa. Hicimos un alto en el camino para tomar un tentempié (comí un sándwich y un plátano; por si os estáis preguntando si le hinqué el diente a un alemán) y seguimos andando y andando por dentro del parque (por suerte, aquí el terreno es bastante llano, así que mis piernas descansaron un poquito).

Valle Gran Rey, La Gomera
En Valle Gran Rey, con pinta de derrengada
Finalmente, emprendimos el regreso. Volvimos a bajar (esta vez no tanto porque el autobús nos esperaba más arriba, lo que me hace sospechar que lo de subir tantos kilómetros a pie era por un simple placer sádico de vernos sufrir) y nos dejaron un ratito en Valle Gran Rey para dar una vuelta y, en el caso del churri y mío, tomarnos un refresco en un barecillo para comprobar si no nos habíamos “asalvajado” en el proceso. Os dejo más fotitos hasta la semana que viene.





P.S. Para los que no entendáis la gracieta del título, es una canción de excursión francesa que cantábamos siempre en el colegio. La cercanía a la muerte te hace recordar experiencias pasadas.



Ascenso a Parque Garajonay, La Gomera
En el ascenso

Vista de Valle Gran Rey ascendiendo al Garajonay
Valle Gran Rey desde las alturas

Jugando al escondite en Parque Garajonay
Jugando al escondite. No, no soy tan chorra

32 comentarios:

  1. me molan los comentarios al pie de las fotos. :D son todas muy bonitas, sobre todo la penúltima, la del valle gran rey. allí debían de vivir los guanches.
    me alegro de que al final no tuvierais que llegar al canibalismo. :O
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, efectivamente allí vivían. Nos explicaron que se llama "Gran Rey" porque era la traducción de cómo llamaban al cacique (que no me acuerdo de cómo era).
      Una lástima lo del canibalismo. Hubiese sido una experiencia. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Pues la verdad es que el paisaje de las fotos es precioso.

    ResponderEliminar
  3. El lector agradece tus sonrisas, sobreponiéndote a la extenuación.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque se vaya a morir, hay que hacerlo con dignidad. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Me encanta el paisaje, las fotos y todo, eso son vacaciones aunque la excursión fuese pelín dura.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí, dormí como una bendita. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Hola! Mira que me gusta salir a andar, correr, etc. pero empezar a ascender, ascender, ascender... y seguir ascendiendo saca lo peor de nosotros mismos, jajaja. Pero si lo que se encuentra después vale la pena como en vuestro caso, te reconcilias con el mundo en ese momento, jejeje. Geniales las fotos :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no soy de andar y mucho menos de correr pero en este caso, como dices, valía la pena. Un besote!!!

      Eliminar
  6. Que bonitoooo!!! Lo dicho, tengo que ir La Gomera. Vaya pedazo de excursión. NO conozco esa canción. Las que yo cantaba eran en español jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En español cantábamos la de la cabra pero no queda bien ponerla de título en un post. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Bonita excursión pero yo no me apunto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un poco cansada pero vale la pena. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Interesante visita que hicieron, las fotos justifican el esfuerzo que hicieron. Divertidos los pies de fotos. Me gusta más lo que contaste que Blair witch project. Es una buena crónica.
    ¿Una elfa silvana frustrada? Que interesante dato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blair Witch Project a mí me gustó mucho. La primera. La segunda ya no tanto.

      Uy, sí. Siempre he tenido fascinación por los elfos silvanos. Me hubiera gustado ser una. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Esperaba la foto de la Laurisilva del Terciario... juas! Me he cansado de leerte, soy una flojeras.

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tal vez puse pocas fotos del parque en sí mismo pero es que tampoco quiero saturar.

      Fue una caminata muy cansada pero valió la pena. Besotes!!

      Eliminar
  10. Me encantan las excursiones y aunque el cansancio es inevitable, la aventura hace que valga la pena. "...no me preocupé demasiado porque los alemanes tenían pinta de valor nutricional" con esto me doblé de la risa, sigue compartiendo más historias (y fotos)!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Eduardo. Habrá más, que todavía hay cositas que contar. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Es un sitio muy bonito, seguro que valió la pena subir esos 9 kilometros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, valió la pena. Casi muero en el intento pero la valió. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Literalmente andabas en la cima. Gracias por compartir pero sobre todo por siempre decir las cosas correctas por estar aunque uno se pierda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oyyyyy, me vas a hacer llorar, pavota... Un besote, guapa!!!

      Eliminar
  13. NO te imaginaba yo subiendo esas cimas...Que chulo!! A punto estuvimos este verano de ir Canarias tentados por todos esos rincones que parecen tan exóticos. Me alegra que lo hayais pasado bien, menos mal que aguantasteis y no os comisteis ningún aleman...seguro que saben a salchichas con cerveza...ajajaj.
    Por cierto, me reí con eso de elfa siberiana...yo debo ser otra!

    Besos guapi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie me imagina. No es algo que suela hacer, la verdad. Jajajaja. Pero cuando me pongo, lo consigo.
      Siberiana no, silvana. Siberia me da mucho frío. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Pero qué chulo!! Nosotros somos muy fans de esas islas, aunque en la Gomera no hemos estado... Será cuestión de visitar a la Srta. Laurisilva del Terciario! :)
    Muas!
    PS: Me alegro de que el bar os salvase del canibalismo. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Gomera mola un montón, aunque tengo que reconocer que no he recorrido ninguna otra de momento. Jajajaja.
      Besotes!!!

      Eliminar
  15. Que Bonitas las fotos, me ha encantado la descripción de la caminata.

    Yo adoro caminar y si es en plena naturaleza mejor, eso si con una horita o a lo sumo dos tengo más que de sobra : )

    Un Besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no soy muy de caminar, la verdad. Pero la recompensa valía la pena. Besotes!!!

      Eliminar
  16. qué bonito! yo también soy elfa silvana, aunque no sea alta, delgada ni rubia! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso es lo de menos. Lo que cuenta es el sentimiento. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar