Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 28 de agosto de 2017

Crónicas Felinas CCXXIII: Costó pero lo conseguí

Marrameowww!!!

No sé si os había comentado que hace un tiempo la bruja y el consorte habían decidido cambiar el tipo de arena de nuestro cajón de ídem. Si no os lo conté, os lo cuento ahora y si resulta que sí lo hice, os fastidiáis y lo volvéis a leer.

Pues sí, resulta que, como la bruja es una vaga, sustituyó la arena tradicional por perlitas de sílice porque, en teoría, estas últimas pueden cambiarse cada quince en días en lugar de una vez por semana. Muy contenta se veía ella con su idea.

Pero yo no lo iba a consentir.

Así que tramé un plan maquiavélico para boicotear la sílice y volver a mi arena de toda la vida. Esto es: la bruja cambiaba la arena y yo usaba muy pulcramente el cajón durante una semana. Una vez cumplido el plazo, empezaba a hacer pis donde pillara. Y, por “donde pillara” quiero decir casi cualquier cosa que supiese que iba a molestar: la alfombrilla del baño, la toalla del consorte, una de nuestras camitas, el cubo de fregar mientras el consorte fregaba (pena que me vio y cambió el agua porque hubiese sido un puntazo que fregase el suelo con mis aguas menores) y el bidet. Vale, con el bidet reconozco que no estuve muy inspirado porque es muy fácil de limpiar pero ya se me iban agotando las ideas.

Huelga decir que esto no fue un proceso de un solo día, no. Esto me llevó semanas para que finalmente dejasen de preguntarse cuál era el motivo por el que yo, limpito como soy, hubiese optado por comportarme con un salvaje. Les costó atar cabos y darse cuenta de que no hacía pis en otro sitio salvo el cajón cuando la sílice aún no había cumplido una semana de vida y empezaba a comportarme de modo tan incívico cuando ya había expirado el plazo que yo considero aceptable. Son lentos de entendederas, sí.

El caso es que finalmente esas neuronas humanas y esos cocientes intelectuales desaprovechados consiguieron interpretar los valores de causa-efecto y, por fin, hemos vuelto a la arena tradicional. Debo decir que me siento aliviado porque se me estaba terminando la inspiración en lo que a buscar sitios extraños donde hacer pis se refiere. Hacerlo en la cama donde duermen ya me parecía excesivo; sobre todo porque ahí también me gusta a mí dormir por las noches y hubiese terminado siendo víctima de mi propia venganza, lo cual, a todas luces, no parece una jugada muy inteligente. La alfombrilla del ratón también estaba descartada porque la uso yo para contaros mis jugarretas o para echarme la siesta cuando la bruja intenta escribir.

La bruja está que trina porque así le toca cambiar la arena todas las semanas pero el consorte está feliz porque la arena tradicional es más barata que la sílice y, como él nunca limpia el cajón, los daños colaterales no le afectan.

Y yo estoy pletórico, claro, porque me he salido con la mía.

Prrrrrr.

36 comentarios:

  1. Iba a decirte que eres muy educado en la forma de expresarte, pero quizá lo estropee si apostillo que esa delicadeza la has heredado de la bruja. La cosa viene de que los humanos machos solemos decir "mear" en vez del "hacer pis" que utilizan las chicas. Así somos de ordinarios, no como tú. Lo de miccionar ya es una cursilería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo jamás diré semejante vulgaridad. No es que lo haya heredado de la bruja, es que soy fino.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  2. Te ha quedado de perlas el plan oyes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que, si no, no entienden nada los humanos.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  3. ese acto de rebeldía sería más propio de munchkin que de ti, que eres un gato maduro.
    no conocía esa aplicación industrial de la sílice, cada día se aprende algo nuevo. les costó entender que no te convenció el invento. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy más maduro pero también más fino. No me convence eso de que no me cambien la arena.
      No te creas que es un invento nuevo. Tiene muchos años pero la bruja no lo había probado con nosotros.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  4. Hola! Hacia tiempo que no organizabas algo así y es normal debes de estudiar bien las batallas que puedes ganar, como esta de la arena, jajaja.
    Te costaría lo tuyo al ser tan limpio, pero te felicito por tu victoria.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente porque soy limpio es que me niego a hacer mis cosas en una arena que no ha sido cambiada en más de una semana. A veces hay que sacrificarse en pos de un beneficio mayor.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Acá apenas están sucias las piedras hacen en cualquier lado... Y caca, no pis...

    Las gatas tienen su carácter 😒

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmmm. Me encantan las gatitas...

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Jajajaja, yo soy como el consorte, no limpio el cajón. Como yo vivo con más gatos tengo dos y los cambia un día sí y dos no, vamos, que me arruino con mis gatos pero bueno...lo que ellos me dan no tiene precio.
    Besos y lo del cubo de fregar también lo viví yo, hay que ser marranos y desalmados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero te diste cuenta o fregaste con esa agua? Es que a mí esa parte del plan me falló.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
    2. Me di cuenta pero el mocho estaba dentro y lo tiré porque a ver quien lo usa, y yo eso no lo lavo así que ese día me quedé sin fregar...sois lo peor.

      Eliminar
    3. Vaya, me tenía que haber esperado a que el mocho estuviese dentro... Tengo que perfeccionar la técnica.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. A nosotros también nos la han cambiado. El primer día mostré mi descontento pataleando con fuerza para sacar los granos de sílice por la casa, pero luego me di cuenta de que es igual y levanta menos polvo, por lo que he desistido de mi empeño y me parece correcto el cambio. Maya creo que no se ha dado cuenta del cambio, los jóvenes van a su bola.
    Total, que entiendo tu enfado, pero yo soy más vago.
    Un cabezazo, prrrrr
    RON.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no deberías ser tan vago. Así no heredaremos el mundo.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  8. La de sílice tampoco aguanta bien dos semanas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja dice que sí. Pero yo no estoy de acuerdo.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Vamos a ver, lo de la alfombrilla del baño y tal es una putada, pero lo del cubo del agua con la que estaban fregando...ahí tas pasao.
    Bueno me alegro de que, al menos, hayas conseguido tu fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ya había que tomar medidas drásticas. La pena es que se dio cuenta.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  10. Ostras, lo tuyo ha sido un trabajo de paciencia. Enhorabuena!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. En esta casa el sílice tampoco triunfó, pero la gordita no fue tan "expresiva" como tú.
    En la fregadera no probaste? Ahí lo dejo...
    Caricias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmm. Gracias. Lo tendré en cuenta por si lo vuelvo a necesitar.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  12. Y el peque ¿notó el cambio? Yo por lo de evitar el polvo que suelta, me quedaría con el invento sin duda.

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Munchkin es de mejor conformar que yo, así que creo que fue de las pocas veces en que me lo pusieron de ejemplo para algo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  13. ¿Qué puedo decir que no sepas? Eres un gato muy listo.


    Saludos al bicho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un genio, básicamente.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. Nosotros usamos esa arena y recogemos las defecaciones cada día, pero la arena aguanta bien. Eso sí, Forlán, eres un poco cochino, en mi casa, mis niñas nunca han hecho ninguna de sus necesidades fuera de su cajita. Creo que te mereces una buena bronca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca lo había hecho hasta ahora. Ha sido por necesidad (de llamar su atención, no fisiológica).

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  15. Me quedó la duda la diferencia, es que un demiurgo no se anda fijando en esos detalles. Pero tal vez sea vital para los gatos esas diferencias.
    Lo curioso es que esta vez, pusieron contento al consorte, por eso del precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la diferencia es que yo no consiento que estén dos semanas sin cambiarme la arena.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  16. ¿Es que la bruja no sabe que hay cosas que son pecado hacer?

    Haced un diccionario gatuno anda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja es una pecadora de la pradera.

      Y no pienso hacer diccionario. Una de nuestras mayores ventajas es que no nos entendáis, aunque a veces tenga sus inconvenientes.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  17. Maquiavélico, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hace lo que se puede.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar