Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 15 de junio de 2017

De cómo no tuve Internet y viví para contarlo

De esto ya ha pasado tiempo pero, con esto de que me fui de vacaciones, al final no os lo conté y se me quedó este tema pendiente en la lista de posts futuros.

El viernes previo al puente del 15 de mayo estaba yo trabajando tan alegremente (o no tan alegremente pero es mejor tomarse las cosas con humor) cuando, algo más de una hora antes de terminar nuestra jornada, nos instaron a apagar todos los ordenadores. Desconocíamos el motivo hasta que nos enteramos de que el responsable era el ciberataque que tuvo en jaque al mundo entero.

Nuestra empresa no estaba afectada pero, por seguridad, nos mandaron desconectarlo absolutamente todo hasta nuevo aviso. Nosotros decíamos que vaya forma de perder el tiempo para una hora que quedaba así que, al final, en vistas de que la cosa no tenía visos de solucionarse en breve, nos mandaron a todos para casa una hora antes.

Yo estaba que daba palmas con las orejas. A eso llamo yo empezar un puente por la puerta grande. Iba a tener más tiempo para mí. Genial.

El problema fue que, como todavía no estaba claro qué alcance tenía el ciberataque ni cuáles eran realmente los objetivos, el churri me prohibió terminantemente encender el router de casa ni acceder a nada que tuviera contraseña. Así que desconecté del móvil el Facebook, el Twitter y hasta Bloglovin´ y, por último, desconecté los datos por si acaso.

Y ahí fue cuando me di cuenta de lo extraña que se torna la vida cuando no tienes acceso a redes sociales.  Nunca me he considerado adicta a ellas pero sí debo reconocer que se me hacía muy raro no poder consultar cada cierto tiempo si alguien había actualizado el blog, o qué contaban mis primos desde allende los mares o cuál era la nueva polémica tuitera. Una sensación muy extraña, como de ama de casa de los cincuenta viendo la tele como única vía de información del mundo exterior.

Me di cuenta de que mis manos, por puro instinto, se dirigían al móvil movidos por un acto reflejo de consultar novedades y se detenían a mitad de camino una vez que tomaban consciencia de que no había más tela que cortar. No es que me sintiera desesperada ni ansiosa (no llego a tanto) pero sí me sentía mortalmente aburrida, a lo que debo agradecer el hecho de haber adelantado considerablemente en mis lecturas pendientes.

Y esto me dio que pensar si necesitaré desintoxicarme de tanta tecnología o si simplemente será que las redes sociales ya forman parte de mi vida y estos actos reflejos son ya tan naturales como cuando se va la luz y por instinto pulsamos el interruptor al entrar en una habitación y no hay tanto de lo que preocuparse.

¿Y vosotros como vivisteis el ciberataque? ¿Os atacó la paranoia como a una servidora o pasasteis tres kilos del tema y seguisteis con vuestra vida tecnológica normal? ¿Dependemos demasiado de las aplicaciones?

Hala, empezad a opinar.

48 comentarios:

  1. pues se puede decir que en esa ocasión amé el riesgo, porque seguí conectado como si nada. ^_^
    la vida sin internet... depende, si entendemos por vida sin internet estar leyendo o viendo una peli o pasándolo bien con los amigos, pues está genial. pero si entendemos por vida sin internet estar de vacaciones con tus padres en un pueblo perdido subiéndote por las paredes del aburrimiento, pues mira, yo prefiero tener internet, qué quieres que te diga, así por lo menos me entretengo con algo. :P
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Pues sí, es cierto. Hay momentos en que no sé cómo sobrevivíamos sin Internet. Besotes!!!

      Eliminar
  2. La verdad es que a mí no se me ocurrió tomar medidas.
    Tengo que reconocer que soy bastante dependiente del ordenador. Cuando llego a casa lo primero que hago en enchufarlo, aunque no para entrar en facebook, ni en twitter, donde solo aparezco cada cuatro o cinco días para comunicar que he publicado algo en el blog.
    De la tele paso bastante y lo mismo del móvil. Los mensajes de wasap los leo de vez en cuando y si se me amontonan muchos paso de ellos. Llevar conversaciones por este medio me pone un poco de los nervios.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tengo whatsapp, así que en ese sentido no tengo problema. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Pues yo soy de las que pasó 3 kilos del tema y luego supe que había afectado al blog, al parecer me habían bajado las visitas un montón y yo en la luna.
    El año pasado me fui al pueblo sin Internet porque justo unos días antes se me rompió el móvil. Para una urgencia cualquiera podía llamar amis hijos o a mi marido, pero yo estuve sin RRSS 15 días y no las eché en falta, perto creo que fue por estar fuera y es otra vida, en casa lo habría echado de menos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí últimamente me han bajado muchísimo. No sé a qué se debe. A lo mejor es que estáis hartos de mí. Jajajaja.

      Yo cuando me voy de vacaciones paso bastante, también pero cuando voy o vengo de trabajar me mola ir viendo cosillas en el móvil.

      Besotes!!!

      Eliminar
  4. Hola! Yo seguí utilizado todo como siempre, más que nada porque vivo en un mundo paralelo y me entero de todo demasiado tarde, jajaja.
    Pero sí, para mi dependemos demasiado del móvil, de las redes... Por ejemplo, twitter o facebook no tanto pero whatsapp... a veces entro por entrar. Una desintoxicación de vez en cuando no vienen mal y yo me he acostumbrado a hacerlo algunos fines de semana, pero vamos, por voluntad propia no por ciberataques ni cosas así, que no es lo mismo hacerlo porque uno quiere a hacerlo por obligación, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo por voluntad propia no lo he intentado nunca. Aunque no sé si realmente estoy tan enganchada. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Pues yo me enteré así de pasada... Ni nos echaron a casa ni nada. Un rollo vamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Seguisteis trabajando? Qué osados en tu empresa. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  6. Pues no me preocupé mucho por el ciberataque, sinceramente. Pasé tres kilos del tema, como dices y seguí usando todos los aparatitos. Pero sí, es cierto que ya parece que no sabemos vivir sin consultar las redes, bien por el ordena, por la tablet, por el móvil... Y ya por inercia los miramos, los consultamos, aunque cinco minutos antes ya lo hemos hecho...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo me daba cuenta de que la mano se me iba sola a por el móvil en cuanto me quedaba ociosa. Qué triste... Besotes!!!

      Eliminar
  7. Yo pasé como de comer flores del ataque. A mí qué me van a atacar?? Así que seguí mirando mis mierdas cada rato. Y sí, soy adicta. Me gusta mirar twitter, me gusta hablar por wasap, me gusta ojear facebook cada mil años. Y lo admito, me da igual, no soy nadie sin internet.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. No creo que fuesen a atacarte a ti específicamente. Pero si la idea es fastidiar, van a atacar en masa a todo lo que caiga. Besotes!!!

      Eliminar
  8. ultimamente creo que podría deslindarme de las cosas tecnológicas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos intentarlo todo. Aunque ¿qué sería de nuestros blogs? Besotes!!!

      Eliminar
  9. Yo seguí con mi vida tecnológica normal, a pesar de que no tengo redes sociales. Soy de la vieja escuela, solo leo blogs.

    Igualmente te entiendo, porque cuando a mí me falta internet es como que me faltase una parte del cuerpo: el cerebro jaja

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. El cerebro yo creo que nos falta cuando sí tenemos Internet...

      Besotes!!!

      Eliminar
  10. Recuerda que cuando éramos unas niñas, no había internet. Podemos vivir sin redes... y digo esto en un mensaje que requiere que use mi conexión 4G para enviarlo. En fin.
    Desintoxicarse, voy a buscarlo en wikipedia
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Sí, es cierto. Antes no teníamos Internet y vivíamos tan felices. Aunque antes tampoco tenían agua corriente en las casas y no sabían lo que se perdían. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Eres única ehhh

    no ,no viví ese ciberataque , por mi ip sabes de donde ando y por donde vengo jjajajaja

    además esos día no pude conectarme, cosas que pasan ...y una se acostumbra, es más en cierta manera lo agradecí

    y ahora que ya esta en verano a cuestas en breve dejo todo o casi todo, salvo alguna noche insomne ...

    besitos Alter y desconcecta--te y conectate a la piel y la mirada es mejor jajajajaaaaaaa

    y asi atacas cara a cara nada de ataque de esos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hay que desconectar de vez en cuando. Aunque sigo diciendo que no soy la persona más enganchada que conozco. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Yo pasé del ciberataque pero cuando por otros motivos me desconecto, al principio estoy más aburrida pero luego me entra una paz muy buena. Creo que es bueno para la mente hacerlo de vez en cuando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que sienta bien. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Yo no supe de ese ciber ataque. Ya te he contado que paso mi vida en casa de mis padres porque mi casa es muy lejos, esta en un pueblo que se llama Melchor Ocampo, y como es medio pueblo y el fraccionamiento esta entre ranchos pues no hay buena conexión, así que solo tenemos los datos y eso cuando jalan porque casi siempre ni señal hay ( por eso te digo que paso poco tiempo alla jaja). Así que ni chiste acercarme al movil y al ordenador solo por trabajo. Creo que es bueno de vez en cuando desintoxicarse, incluso eso hará que se te extrañe. aunque también es muy gracioso que hasta se asustan y te preguntan ¿que te paso? no te vi conectado. Es decir que ya es parte de nuestra vida. Estoy en las redes y luego existo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me ha pasado. Si de repente desaparezco un poco ya anda la gente preguntando si te has muerto o qué. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  14. A mi el ciberataque ni fu ni fa.. todos seguimos haciendo las mismas cosas de siempre por acá.. Nos mandaron un mail diciéndonos que no abriéramos mails de gente que no conocíamos o con algo raro, pero no mucho más que eso. Una advertencia simple desde el área de sistemas.. seremos muy relajados? Que se yo..
    Estamos tan acostumbrados a internet que es raro pensar en no tener acceso. Para el viaje estamos pensando en adquirir un chip que nos permita acceder a internet en Europa, para no depender del wi fi del hotel nomás..
    Hablando de eso, mi amiga que vive en Barcelona me decía que allí ni se me ocurra pedir la clave de wi fi en un bar, que me mirarían con cara rara. Aca en casi todos los espacios así uno pide la clave y se la dan, asi que puede conectarse gratis sin problemas el tiempo que pase allí. La verdad es que ya es raro el sitio donde no este disponible esto.
    En fin, diferencias culturales supongo. Idem el tema de las propinas, aquí se acostumbra dejar algo (no es obligatorio, pero si es costumbre, yo siempre dejo) pero me decía que en muchos sitios de Europa no se debe dejar, que ya está incluido en el precio. En Chile me pasó que la propina te la cargan de una en la cuenta (aunque la diferencian como ítem aparte), no hay mucha posibilidad a decir que uno no va a dejar, es más forzada jaja
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por allí son más relajados, sí. A nosotros nos hicieron apagar los pc´s, directamente.
      Lo del wifi me ha llamado la atención. Aquí en Madrid sí que se pide (aunque sólo en los establecimientos que tienen el simbolito de wifi fuera; no sé si alguien lo pedirá en bares donde no tengan ese símbolo).
      Propina también se suele dejar, aunque no todo el mundo la deja. Yo sí, a menos que me hayan tratado fatal. Jajajaja.
      Lo de la propina obligatoria me parece una pasada. O sea, que si me atiendes mal encima te tengo que premiar por obligación... No lo veo. Aunque yo no recuerdo que en Chile me hayan cargado la propina directamente en la cuenta. También es cierto que yo estuve hace once años y las cosas pueden haber cambiado mucho.

      Besotes!!!

      Eliminar
  15. Es genial leerte y ver con qué humor te tomas las cosas. Jajajajaja. Bueno en mi casa ahorita no tenemos internet y mis hijos están desesperados, creo que más así no haya alimentos, sin embargo ante un "ciberataque" es mejor tomar precauciones.
    Aquí me lo han cortado por falta de pago, el "fenómeno costero" nos dejó devastados, se salió el río, nuestros distritos seriamente afectados, muchos se quedaron sin casa... Ay, para qué sigo! Mejor a voltear la página y que el internet espere.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hay cosas más importantes que pagar Internet.
      Un besote y ánimo, guapa.

      Eliminar
  16. Por suerte, el ciberataque no pasó ni por cerca de acá.
    Tengo un celular bastante retro, así que estuve tranquilo por eso.
    No me considero un adicto a Internet, redes sociales, principalmente tengo un blog.
    Es algo que me gusta y me suele ser útil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final sólo atacó a empresas y no a particulares, parece, pero en el momento uno no lo sabe y se deja llevar por la paranoia. Jajajaja.
      El blog, sin duda, sería lo que más rabia me daría que me hackeasen.

      Besotes!!!

      Eliminar
  17. No atacaban a particulares, solo a empresas, entre ellas Movistar que hizo que millones no pudieran acceder a muchas páginas. Así que no había de que preocuparse... Junior ni se enteró, se pasó el día jugando al parchís on-line y no le pasó nada. Bueno, perdió alguna que otra vez.

    Aunque lanzasen un virus a particulares no es tan fácil contagiarse achuuuuuuuus... oh! espero que mis virus no entren en tu blog achuuuuuus

    Besitos con mocos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese momento todavía no se sabía cuál iba a ser el alcance ni qué consecuencias podía tener para el ciudadano de a pie si tu ISP era una de las empresas afectadas y como el churri anda metido en estas cosas, es de los que opinan que toda precaución es poca hasta tener claro qué es lo que pasa.
      Me vino bien la desconexión, no obstante. Fue como una desintoxicación. Jajajaja.

      No te retribuyo los besitos porque los mocos me dan asquito. Ve a a sonarte antes.

      Eliminar
  18. Pues yo lo viví en la mayor de las ignorancias. Y en el trabajo que es a través de Internet no dijeron ni mú.


    A mi a veces me encanta dejar el movil en casa, y salir a dar una vuelta conmigo misma jajaja


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues demasiado osados fueron en tu trabajo. Jajajaja.

      Yo voy a empezar a hacer eso de dejarme el móvil en casa. Me moló la experiencia en el fondo. Besotes!!!

      Eliminar
  19. hola! un placer visitarte, y que feo todo lo que habeis pasado, en fin no hay quien se resista aunque sea un poquitin, igual no pasa nada. gracias por la entrada y saludosbuhos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero hay que tener cuidado con el vicio. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  20. Desenchufarse va bien, muuy bien, no hace tanto que no teníamos nada de esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Nos hemos acostumbrado demasiado rápido. Besotes!!!

      Eliminar
  21. Yo me enteré del ciberataque por Mr. X y no ocurrió nada que afectase a mis rutinas... A mí también me pasa eso de mirar mecánicamente el móvil de vez en cuando. Pero también es cierto que cuando por ejemplo vamos a la casa de verano, donde muchas veces lo dejo en la habitación varias horas porque estoy en el jardín, ni me acuerdo del cacharro. Llevamos enganche, pero si no supone un sufrimiento cuando no está a mano, pues santas pascuas.
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a veces lo dejo en la otra punta de la casa y ni me acuerdo. Lo malo es que luego el churri me busca y se pone de los nervios si no me encuentra. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  22. Yo prácticamente ni me enteré de que hubiese un ciberataque. De momento creo que mi desconocimiento no me ha traído consecuencias negativas, pero a saber...
    En cuanto a lo de la adicción a las redes sociales, creo que no tiene sentido negar nuestra dependencia a los móviles, ordenadores y cualquier tipo de dispositivo electrónico. Habrá quien sufra más y quien menos, pero creo que todos manifestamos nuestra necesidad en forma de aburrimiento, o bien ansiedad, mal humor, etc. cuando internet nos falla.
    Dentro de poco igual tendrán que crear centros de desintoxicación para curarnos jeje.
    Encantada de pasar por tu blog.
    Un saludo,
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me extrañaría que creasen centros de desintoxicación. Hay gente que está completamente enganchada. Besotes y bienvenida!!

      Eliminar
  23. Mi empresa fue una de las afectadas así que tuvimos que apagar e irnos a casa. En casa yo no me preocupé; mi churri es aeronáutico y sus protocolos cuando viajamos en avión hay que seguirlos a rajatabla... juas juas! Si supiera de informática, programación o esas cosas, habría tenido que vivir sin Internet tres días, como tu. Y entre diario lo uso bastante. El fin de semana estoy aprendiendo a desconectar.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte el churri levantó la veda por la noche, cuando ya se sabía a qué tipos de sistemas operativos afectaba. Está claro que cada cual tiene su cruz. Jajaja.

      Mi empresa no se llegó a ver afectada pero trabaja muy de cerca con empresas que sí lo estuvieron, así que por precaución hubo que desconectar todo.

      Besotes!!!

      Eliminar
  24. Me acabo de enterar que hubo un ciberataque! Jajaja xD

    Tanta conexión y no me entero!

    Hablando de no enterarme, como me acabo de percatar que ya se acaba junio... se me ha pasado tu taurino onomástico, verdad? Saludos mega-atrasados! ><

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estos últimos días hubo otro. Andan como locos... Esta vez no me lo he tomado con tanta paranoia (y será cuando me pase algo, verás).

      Mi onomástico fue en mayo, jajajaja. Pero muchísimas gracias, hermosa!!

      Besotes!!!

      Eliminar