Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 4 de mayo de 2017

Me hizo gracia, pero que no se sepa

En innumerables ocasiones os he comentado que el churri es bastante desastre en lo que a mantener el orden de esta casa se refiere.

Os diré que en casa tenemos una habitación que se supone que está ahí para las visitas. Como esto no es un B&B y no tenemos tantas visitas a lo largo del año, ha sucedido con ella lo que suele suceder en estos casos; que la habitación de invitados se ha ido convirtiendo paulatinamente en un trastero, lo cual nos obliga, cuando efectivamente vienen visitas, a mover todo donde buenamente podamos para que el invitado no sienta que está durmiendo en un almacén. Pero el hecho de que utilicemos esa habitación para acumular trastos no significa que los mismos deban ser abandonados ahí a la buena de Dios. Hasta un trastero puede estar ordenado con un poco de buena voluntad.

Por poneros algún ejemplo de la haraganería del churri, os cuento que el carrito de la compra tiene asignado su sitio en un rinconcito tras el sofá cama. Pues bien, cuando el churri vuelve de la compra y le digo que guarde el carrito, su concepto de guardarlo consiste en abrir la puerta del dormitorio/trastero, soltar ahí el carrito y volver a cerrar la puerta, siguiendo la máxima de “ojos que no ven, corazón que no siente”. Lo malo es que sí hay ojos que ven (ayudados por gafas o, en su caso, lentillas): los míos. Y claro, mi corazoncito sufre porque me toca dejarlo en su sitio para no correr el riesgo de descalabrarme chocando con el carrito la próxima vez que entre. Sobre el sofá cama se acumulan abrigos y chaquetas del churri porque es más fácil dejarlos ahí tirados que guardarlos en el armario. El otro día compró una cacerola y hasta eso estuvo un par de días sobre el sofá cama. Bueno, creo que os hacéis una idea.

Tal es su vagancia en ese sentido que hay veces que prefiere apelar a mi sentido del humor en busca de clemencia antes que hacer las cosas como se debe y esto es lo que sucedió la semana pasada. Llego de trabajar y, al entrar en dicha habitación a guardar mi abrigo (en el armario, como debe ser), observo la colección de peluches que tengo sobre el sofá cama y me encuentro con esto:

Conejo de peluche


Me faltaron segundos para mandar al churri un mensaje preguntando el motivo de este acto de vandalismo. Reproduzco a continuación la conversación:

- ¿Por qué mi conejito parece un indigente?

- Lo ves todo… no quería dejar tirada la capucha… le he dado uso.

- Que se la pongas al conejito no quiere decir que no la hayas dejado tirada.

- Ya tienes una entrada bloguera. Y le puedes sacar foto.

- Pues me lo voy a pensar.

Y le hice caso. Me lo pensé. Y decidí que habría que sacar algún provecho de mis ataques de nervios.

Ahora ya entendéis por qué cada día estoy peor de lo mío.


P.S. Os recuerdo que tenéis hasta el próximo martes para votar por el ganador del PAPA 2017 pinchando aquí.

46 comentarios:

  1. me ha molado la frase de "por qué mi conejito parece un indigente?". fuera de contexto puede resultar muy desconcertante. :D
    llegar cansado de la calle y poner todo en su sitio ordenadamente requiere una gran voluntad...
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo hago siempre. Es algo automático. De hecho, me estreso si lo dejo todo tirado.
      Qué mal pensado con el conejito... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. El chaval que pone una entrada a huevo y tú ni las gracias. Si es que no hay quien os entienda a las mujeres. Cuida ese santo varón, que ya no quedan como él.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, claro... Ahora resulta que la mala pécora soy yo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Y ahí sigue con esa pinta de macarra. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Eso de la vagancia me suena... Y en mi casa son dos, mi marido y mi hija... Y cuando ya me harto de recoger, hasta yo misma...
    Eso sí, está mono el conejo con la capucha!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mono. Está hecho un homeless el pobre. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Hola! Jajajaja, la capucha está ahí de incógnito, jajaja. La verdad es que me recuerda un montón a cuando estábamos mi hermano y yo viviendo aun con mis padres y lo iba dejando todo por ahí, la rabia que me daba. Menos mal que mi novio es más organizado, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en la vida he tenido un novio organizado. Y mira que lo he buscado. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Jajajaja, me ha encantado y la foto es lo más, tus peluches son muy cuquis.
    Y de paso me has recordado a una cosa de mi marido. Él es bastante ordenado(más que yo) pero no es meticuloso con las cosas.
    Cuando iba a volver mi hijo del Erasmus decidimos limpiar un poco la habitación porque después de tantos meses...las cosas de mis hijos, con su edad las mantienen ellos, y mi hijo es ordenado, que conste. Pero en esos meses hicimos como vosotros, la habitación era un poco el trastero porque ya que no estaba íbamos dejando cosas en su cama y en su escritorio, así que mientras yo hacía no sé qué él se puso a ordenar un poco. El caso es que mi hijo tiene un peluche de un oso muy grande que le regalaron unos amigos y que es un trasto, jejeje.
    Y mi hija, por su parte, había ido dejando algunas cosas de los cosplays(sabes que somos algo frikis) en su habitación. Pues mi marido no sabía que hacer con la peluca morada de Hit girl(tengo una foto de ese cosplay por el blog) y se la puso al oso, que además, no sé porqué, cambió de sitio. No me dijo nada y cuando fui a poner unas sábanas y entré a oscuras casi me da un infarto. Noté algo a mis espaldas, grande y tétrico y al encender asustada vi una sombra muy rara, uffff....lo peor es que a mi hijo le hizo gracia y lo ha dejado así, por lo tanto yo ahí no entro.
    Besos y perdona el rollo pero es que al ver tu foto he tenido un deja vou.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Tienes que sacarle una foto al oso!! Besotes.

      Eliminar
  7. todo lo que hace por ti y aún te quejas xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra que pretende hacerme quedar mal a mí.

      Besotes!!!

      Eliminar
  8. Que considerado el churri pensando en darte material para el blog jajaja..
    Pasa, los hombres a veces no comprenden el concepto del orden. Mi amorcito la vez pasada hizo unos arreglos y quedó la caja de herramientas una semana tirada en el living.. finalmente y luego de haberselo pedido unas cuantas veces la volvió a su lugar. en fin..
    Mi habitación de invitados está bastante vacia y tampoco tiene mucho uso en ese sentido. Pero esa cama la adoptó Ciro, la usa todo el tiempo.
    saluditos, buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuidado o terminaréis usando la habitación como trastero. Te lo digo por experiencia. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Por lo menos es creativo y tiene sentido del humor.
    Además, el conejito está muy guapo.
    Mi apoyo al Churri.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué malos sois. Deberíais apoyarme a mí. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Jajajajaja. Lo de la capucha es muy creativo, tienes que reconocer que fue buena idea!.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que apela a mi sentido del humor y así pierdo autoridad. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Eso de ojos que no ven... les pasa a muchos churris solo que nosotras si que vemos ahaj besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vemos más de lo que se piensan. Jajaja. Besotes!

      Eliminar
  12. Al menos tiene iniciativa.;) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no es iniciativa. Es vagancia pura y dura. Jajaja. Besos!

      Eliminar
  13. Aprovecho para votar ¿Qué saben las vacas? y La sexy patata. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, pues quedan anotados tus votos. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Jo, me siento identificada. Yo también soy un desastre, pero en mi caso Raúl ha tirado la toalla jajajaaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá yo pudiera tirarla pero es superior a mis fuerzas. Jajaja. Besos!

      Eliminar
  15. Los churris son así, hija jaja, pero tampoco vas a cambiarlo ya por otro peor :) un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, ya tendré que aguantarlo así. Jajaja. Besotes!

      Eliminar
  16. Coincido con comentarios anteriores, la capucha le queda bien al conejito. Y siendo desordenado, se tomo tiempo en ese detalle.
    Yo soy un tanto desordenado y a la vez detallista, en algunos aspectos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le queda bien, pobrecito mío... Y ya se podía haber tomado el tiempo en dejarla en su sitio, digo yo... Besos!

      Eliminar
  17. Juas! Pues a mi me parece que tiene un aire muy neoyorquino, muy hipster. Yo le dejaría con la capucha, a fin de cuentas, se puede considerar "sitio".

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier sitio se puede considerar "sitio". El matiz está en que no es SU sitio. Jajaja. Besos!

      Eliminar
  18. Cualquier lugar en el que un día dejes que algo entre "hasta que tenga tiempo de colocarlo" se convierte automáticamente en una especie de almacén. Es terrible.
    Pobre conejo, no se quitará la gorra jamás
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a haber que quitarlo porque ahora sí vienen visitas. Jajaja. Besotes!

      Eliminar
  19. Tenemos que poner a Marie Kondo en la vida de tu churri. :)
    Pero hay que reconocer que ha dejado al conejito monísimo. XD
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y dale con que está monísimo... Vaya gustos tenéis. Besotes!

      Eliminar
  20. Qué paciencia tienes... yo ya le habría hecho desaparecer alguna de las cosas tiradas en el sofá. Que las busque. Que luego nunca encuentran nada... y a que voy yo y lo encuentro :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he probado la técnica de la bordería y al final solo sirve para que terminemos los dos de morros. Jajaja. Besos!

      Eliminar
  21. Por lo visto, según los comentarios, a la gente le gustó tu peluche con capucha. Creo que voy a seguir esos pasos y me voy a cambiar el look, a ver si mi dueño se fija y me toma en cuenta. O quizás me haga un tatuaje, no sé jaja

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tatuaje parecerás más malote.

      Besotes!!!!

      Eliminar
  22. Si yo tuviera una habitación extra en casa creo que no podría ni entrar del montón de cosas que metería ahí. Pero lo de los hombres es caso aparte. La cacerola sobre el sofá cama no tiene perdón... aunque una vez hubo una sartén unas dos semanas encima de una silla porque me negué a colocarla yo y el Ross se olvidó de ella. En fin, el conejito estaba bien mono con su capucha :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues oye, sartén, cacerola... Tanto monta, monta tanto. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  23. JAJAJA

    En esta ocasión debo decir que muy fan del churri, ¿eh? A ver, yo es que tengo la misma habitación y ¿sabes lo que pasó?

    Que la última vez que la recogí me dije: 'joder, de una vez por todas.' Y oye, que trastos no hay, pero que se convirtió en La habitación de los gatos es innegable. Ahora tienen su propio escritorio, su propia cama, su propia mesilla, su propio armario... los muy malditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Nuestros gatos es que directamente son dueños de toda la casa.

      Besotes!!!

      Eliminar