Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 25 de enero de 2017

Anuncios Pesadillescos CXCVII: De alimentos karatekas

Vamos hoy con un par de anuncios del mismo producto que me pasó El Demiurgo de Hurlingham desde su Argentina natal.

Cabe destacar que, pese a lo pesadillesco de los anuncios en sí mismos, me dieron cierta nostalgia debido a que se trata de un antiácido que se vende mucho también en mi querido Uruguay. De hecho, no sólo se vende en las farmacias sino que lo puedes conseguir en cualquier supermercado o, incluso, en kiosquitos por la calle. Por allí se adolece mucho de acidez. Supongo que será debido a que se toma mate todo el día y somos muy aficionados a las salsas con tomate. Cuando fuimos para allá, el churri, que no está muy acostumbrado a la alimentación criolla, sobrevivió gracias a cantidades ingentes de este producto.

Pasamos a los anuncios:

El primero de ellos comienza con un primer plano de un plato de langostinos. Mmmm, qué apetecibles… El plano se abre y vemos a cuatro amigos compartiendo la mesa. Uno de ellos, se lleva la mano al estómago con cara de no estar pasándolo demasiado bien. De repente, un taco de billar derriba todo lo que hay sobre la mesa y, al abrirse el plano todavía más, nos percatamos de que quien porta el palo en una de sus patas es un langostino gigante que emite sonidos de karateka.  

El muchacho de la cara de dolor se enfrenta al langostino con otro taco de billar y comienzan ahí una lucha que ya la quisiera Tarantino para alguna de sus películas. El hombre cae al suelo tras un feroz ataque del langostino y la voz en off nos aconseja que, si nuestra comida favorita nos pelea, la mejor manera de defenderse es tomando este antiácido. El chico se levanta del suelo estirado como está, como impulsado por un resorte y se sirve el sobrecito en un vaso con agua.

A continuación vemos al langostino caído en el suelo, incapaz de moverse el pobrecito, y al protagonista que lo mira con cara de chulo mientras los comensales del restaurante aplauden enfervorizados.

El segundo es prácticamente igual pero, en este caso, el alimento asesino es un pollo asado, que se dedica a darle una paliza a su víctima con las alitas llegando, incluso, a arrastrarlo por la barra. El pobre hombrecillo no consigue abatirlo pese a que le tira al pollo todos los platos que encuentra, como si de estrellas ninja se tratase.

Finalmente, al levantarse también como un resorte y tomar el maravilloso antiácido, también consigue ganarse el aplauso del público.

A mí en lo personal me gustaría que sacaran una tercera versión con un mate. La bombilla puede ser muy útil para clavarse en el ojo de la víctima y para utilizarse en plan “palo de artes marciales”. Siento la ignorancia pero he buscado en Internet cómo se llaman y he encontrado tantos nombres que no he sabido cuál era la palabra más adecuada para la causa que nos ocupa.

Como si eso fuese a mejorar algo.

38 comentarios:

  1. qué cosas se les ocurren. 'rodolfo langostino' era más simpático y menos beligerante.
    por cierto, últimamente he visto un anuncio de cierta famosa marca de chocolate con el papel morado y una vaca dibujada, que me ha hecho acordarme de esta sección. ;)
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si me lo pasas, que ya estás tardando. Aunque la vaca ya ha sido protagonista de esta sección... Besotes!!!

      Eliminar
  2. jajajaja si he visto comerciales así, el de las alitas de pollo me suena familiar pero el comercial que sale acá no lo arrastra por la barra, igual y los de aquí se copiaron el otro porque luego los de publicidad son bien originales jajaja

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces sacan el mismo anuncio para varios países y lo editan (o no). Besotes!!!

      Eliminar
  3. ¿Un langostino? jaja, se me hace de lo más cómico, también me gustaría una tercera versión jaja....el langostino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La versión del mate sería maravillosa. Pero mejor me callo, a ver si me van a robar la idea...

      Besotes!!!

      Eliminar
  4. Jajaja, te imagino buscando el nombre del palo de artes marciales.
    Me da miedo imaginarme al langostino o al pollo en plena lucha, ufffff.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que cuando no sé cómo se llama algo enseguida lo busco pero en este caso encontré demasiados nombres. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Hola! Que mal rollo estar comiéndote un langostino o un pollo y que empiece a agredirte, jajaja. Pero bueno, al menos esta vez, aunque los anuncios raros son, he entendido que tratan de decirnos en ellos, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al menos el mensaje es claro. Pena la ejecución. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Me gusta que algo que te pasé. Haya llegado a esta sección. Un aviso pesadillesco y nostalgico. Que curioso. Fundamentaste bien esa razón.
    Los narraste bien, con tu estilo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo que más recuerda el churri de Uruguay es ese producto. Jajajaja. Gracias por pasármelos!!

      Besotes.

      Eliminar
  7. Como se descuide Forlán le cogen los anuncios.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una batalla que tengo perdida desde hace tiempo. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Ya no saben qué inventar. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, se ve que sí saben. Eso es lo malo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Qué bueno, me estoy imaginando a Rodolfo Langostino, con su acento argentino (he hecho un pareado) y un traje ninja dando mamporros a diestro y siniestro.... jajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El langostino no habla (por suerte) y no va vestido de nada. Eso ya hubiese sido el acabose. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. jaja.. bueno, un anuncio de aca!!! Igual confieso que no recuerdo haberlos visto.. aunque del pollo karateka tengo una vaga imagen.. tal vez es que mi memoria se empeñó en no registrar semejante cosa!!
    Por lo menos el producto funciona por lo que cuentas! :-)
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Funcionar, funciona. Al menos por lo que cuenta el churri... Yo es que nunca he tenido problemas de acidez.
      Seguramente hiciste por olvidar. Pasa muy a menudo. Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  11. ¡Hola! Soy nueva por aquí, he llegado de rebote por El demiurgo. ^_^ Tu post es bastante divertido. Los anuncios que sacan son realmente divertidos. En cuanto a lo del mate y las salsa de tomate... Yo he estado con muchos argentinos y uruguayos, ya que casi todos mis amigos y/o conocidos son de allí, (yo soy española), y la acidez que da el mate... Es terrible. Así que lo entiendo jejeje

    Un saludo! Te espero por mi blog! http://sweetcoffeelatte.blogspot.com.es/

    Mia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en realidad nací en Madrid pero soy hija de uruguaya y viví allí muchísimos años. Vamos, que me siento uruguayísima. Jajaja.

      Gracias por la visita!! Ya me paso a conocerte. Un besote.

      Eliminar
  12. Yo era muy fan de Rodolfo Langostino y su frase: Che, lleváme a casa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el mundo se ha acordado de Rodolfo. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. espero que las compañías de seguros cubran a los dueños de restaurantes por daños debidos a... ¿food fights?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Es que con food fight me imagino más bien a gente tirándose alimentos, no a alguien peleándose con un langostino hormonado. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Buuuf partir de ahora mirare mi comida con terror. Como se mueva salgo pitando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso solo pasa en el Río de la Plata. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Holaa, me suena conocida la del pollo, me parece que la daban aquí, la del mate estaría genial jaja.
    Una preguntita a ver si me puedes ayudar, ya sabes que ando perdida del blog, tan perdida que se me ha perdido Eva, me dice que la pagina no existe y la verdad no se ni que pasó y si la puedo encontrar otra vez.
    La verdad dos por tres aparecen anuncios que me recuerdan a mi amiga Álter jeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo en Uruguay lo pasaron. Casi seguro. Si ves por ahí alguno que merezca la pena ser destripado, me llenará de orgullo patrio poner por aquí algún anuncio uruguayo (que no sea el de la Grappamiel, que ese sí lo destripé).

      De Eva no sé mucho más que tú, mi niña. Siento no poder ayudarte.

      Besotes!!!

      Eliminar
  16. No sabía yo que un langostino pudiera dar ardor. Será que va acompañado de salsas. De Rodolfo Langostino sí que me acuerdo, era majete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente a la que el marisco le cae pesadísimo. A mí no. Tengo el estómago a prueba de bombas. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Cuando dijiste que apareció un langostino gigante dando alaridos de karateka, no me quedó más que reírme jaja Y eso vendría siendo lo único original, pues, hasta donde he visto, los comerciales de antiácidos tienen de todo menos algo de ingenio. En Chile también más de alguna vez un comensal ha debido batirse a duelo con la comida. Cuando a decir verdad la pelea real llega después, cuando estamos en el baño jaja

    Más saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor es el mismo antiácido...
      Y sí, así contado da risa. El problema es verlo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar