Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 27 de octubre de 2016

Mi experiencia gallega II: Día 2 en A Coruña


El segundo día nos levantamos tempranito y nos homenajeamos con un opíparo desayuno, a fin de tener fuerzas para la caminata que nos esperaba. Nuestro plan era recorrer el paseo marítimo casi en su totalidad, deteniéndonos a contemplar diversos sitios de interés. Hoy os voy a acribillar a fotos pero es que no me decidía sobre las que poner. Es todo tan bonito…

A veinte minutos de empezada la caminata. Prestad atención al
edificio raro que tengo a mis espaldas. Será nuestro punto de
referencia para calcular la distancia recorrida.

De modo que nuestro periplo comenzó en La Marina, zona donde estaba situado nuestro hotel. Fuimos contemplando el mar y las playitas. Confieso que me enamoraron esas mini-playitas tan tranquilas. En una de ellas recogí una concha de lapa para mi colección. Creo que las conchas marinas es lo único que colecciono desde que era pequeña.






Con los dólmenes



Seguimos andando y andando y llegamos al Campo de la Rata, donde en 2001 se inauguraron unos dólmenes diseñados por Isaac Díaz Pardo, en homenaje a las víctimas del franquismo. Casi al ladito, se inauguraron en 2003 los “Menhires por la Paz”, obra del escultor gallego Manolo Paz. No pude resistir la tentación de sacarme una foto haciendo el chorra con los menhires. Yo soy así.




La chorri-foto: "Soy un gnomoooo"


Ya cerca de la torre.
Y ya, por fin, estábamos llegando a la Torre de Hércules, que data del Siglo I y es el más antiguo en funcionamiento en el mundo. Da como una cierta emoción eso de saber que uno está recorriendo algo tan extremadamente antiguo y me daba por pensar cuánta gente habría pisado esos mismos escalones. Doscientos treinta y cinco, para ser exactos.  Y sí, los subí toditos.

El antes de los 235 escalones.

El después


La flecha señala el edificio raro. Lo teníamos ya bastante lejos.

Bajar fue más fácil que subir y fuimos a la Rosa de Los Vientos, donde hicimos un par de fotos que no mostraré porque había mucha gente y me da pereza tapar tanta carita. Ahí os la muestro vista desde las alturas.

La Rosa de los Vientos


Ya eran horitas de ir comiendo, porque el hambre apremiaba, así que fuimos a la Taberna do Cunqueiro, porque teníamos buenas opiniones de ella pero, por desgracia, estaba hasta arriba, así que comimos (muy bien, por cierto) patata rellena, croquetas y unos pescaditos fritos (que no recuerdo cómo se llamaban, lo siento) en El Rincón de Eli (Rúa Estrella, 42). El churri no quería sentarse en la mesa que había elegido yo porque estaba al lado del baño pero, como yo no me quería sentar donde se quería sentar el churri, al final gané yo. Y hete aquí lo que es la providencia: Observé que la gente dejaba monedas encajadas entre las piedras de la pared. Me puse a contemplar las que teníamos junto a nuestra mesa y, cegata como soy, observé que una de ellas no era una moneda local. Me acerqué a observarla más de cerca y, mirad lo que me encontré:

Por si no se ve bien, es la cara de Artigas (prócer de mi patria)
y la leyenda "República Oriental del Uruguay"

Pues sí, Uruguay volvía a hacer acto de presencia. Me dio que pensar que, de no haber estado lleno el que habíamos elegido en un principio o de haber hecho caso al churri en la elección de la mesa, nunca hubiese visto esa moneda.

El elevador
Ya satisfecha nuestra hambre voraz, pusimos rumbo al elevador del Monte de San Pedro, que es como una bola gigante y transparente que asciende los 60 metros de altura del monte, desde el que se obtienen unas vistas fantásticas. Sólo le pongo un “pero” y es que podrían limpiarlo un poco. No soy tan tiquismiquis pero las arañas tenían ahí construida una mansión. Eso sí, cabe destacar la tremenda amabilidad del chico que nos subió a lo alto y nos explicó cómo teníamos que hacer el camino para llegar a la parada de autobús que nos devolvería al hotel. Majísimo el muchacho. Sólo por eso les perdono las telarañas.

Y, luego de una extensa caminata hasta la parada de autobús. Conseguimos llegar al hotel justo antes de que empezase a llover como si no hubiese un mañana. No es que nos hayamos librado de mojarnos porque hubo que salir a cenar. El elegido, en esta ocasión, fue el Restaurante da Penela (Plaza de María Pita, 12), que es el hermano mayor y finolis de la taberna donde habíamos cenado la noche anterior. Cenamos zamburiñas y, de segundo, el churri se pidió una merluza a la gallega y yo una cazuela de almejas con pulpo y langostinos que era una gloria. De postre, filloas. Todo muy rico. No sé si el camarero era sieso o si tenía miedo de que no le pudiéramos pagar la cuenta al ver nuestras pintas, que hay que reconocer que no eran las más elegantes para un sitio así (amén de que llegamos ensopados) pero, al salir, me dieron ganas de decirle “Qué susto, ¿eh?”. No lo hice. Tan chorra no soy.

Y a dormir porque estábamos muertos y al día siguiente había que poner rumbo a Santiago de Compostela. El churri calcula nuestra caminata de ese día en 18 kilómetros, así que teníamos el descanso bien merecido. Os dejo con más fotitos hasta la semana que viene:

No es Nicki Minaj. Soy yo, mirando en lontananza.

Caminando por el Paseo Marítimo.

Una mini-playita.

Justo en el centro de la imagen tenemos nuestro edificio-referencia.

Los menhires, sin mí haciendo el ganso.

La Torre de Hércules, vista de más cerca.

Vistas desde la Torre de Hércules.

Un pulpo. Llegando al Monte de San Pedro.
Al lado de su ojo izquierdo vemos la Torre de Hércules pequeñiiiiita.

Vistas desde el Monte San Pedro. Una vez más, la flechita roja
señala el edificio que hemos utilizado como punto de referencia.

54 comentarios:

  1. qué guapa en todas las fotos! la del pulpo es total. :D
    después de subir tantos escalones como tenía la torre de hércules, yo tendría agujetas al día siguiente. pero las vistas tenían que merecer la pena.
    me encantan esas tabernas gallegas, tan antiguas y tan auténticas...
    ya nos seguirás contando. besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente, no tenía tantas agujetas. Esperaba más, la verdad, dada la poca cantidad de ejercicio que hago, pero no me quejo. Jajajaja.

      Besotes y gracias por los inmerecidos piropos!!

      Eliminar
  2. Ayyyy me ha vuelto a entrar morriña, pero aderezada con risas porque lo de Nicki Minaj me ha matado, y lo del camarero sieso también.
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tanta fama que le dan a la Minaj y otras también vamos bien servidas de posaderas. Jajaja.
      El camarero era para echarle de comer aparte, nunca mejor dicho. Besotes y no morriñees mucho!!!

      Eliminar
  3. Estoy salivando cada vez que hablas de comida!! Yo, escuálida siempre, he descubierto que me gusta comer y además lo disfruto!!

    Guapísima en las fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú que me ves con buenos ojos.

      Yo era escuálida antes, ahora ya no se me podría tratar como tal. Pero comer siempre me ha gustado. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Hola! Me encantan todas las imágenes que has compartido en la entrada. Como te decía la pasada semana, es un sitio que estoy deseando visitar. Cuantos escalones subisteis madre mía, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lleva calzado cómodo porque te vas a hinchar a andar. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Bien merecidos el desayuno, la comida y la cena con 18 kilómetros entre pecho y espalda.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, las penas con pan (y zamburiñas) son menos. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  6. Pues vaya tute que te has metido jaja!! y cuanta info..toda una experta en monumentos coruñeses!! Que sepas que ese ascensor redondo, fue muy polémico, costó una pasta, y dicen que no se usa mucho.

    La taberna do Cunqueiro, mola, bueno a mi me gustaba más, antes de que se pusiera de moda...Ahora siempre está a tope!! El rincón de Eli no lo conozco, pero lo probare.

    Y carais que bien situada estabas ehh!!

    Biquiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, con la info me ayuda Internet, no te creas. Jajajaja. El ascensor no me extraña que se use poco. Te cobran tres euros el trayecto (subida o bajada), así que es para pensárselo. De hecho, el churri y yo subimos solitos con el maquinista.
      La taberna estaba hasta arriba, sí. A ver si otra vez que vaya consigo reservar. El rincón de Eli es más informalito, en plan tapeo y tal pero no está mal.
      Mi habitación no tenía vistas al mar ni nada. Veíamos un centro comercial. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  7. Aunque sigo estando missing no he podido evitar dejarte un gracias por este repor tan chuli de donde vivo

    ahhh el edificio tan raro es la torre de control maritimo

    besitos y nos vemos ..

    por cierto en la Penela se come de p.m y si son un poco fisnos... jaja dimelo a mi .. que para comer alguna cosa me las vi y me las deseé en más de una ocasión


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el dato!! Me llamaba mucho la atención el edificio y no sabía lo que era.

      Besotes, guapa. Gracias por la visita. Se te echa de menitos...

      Eliminar
  8. Qué bonito todo!!! la verdad es que Galicia es precioso.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó Coruña. Si no fuera por el clima sería una ciudad en la que me gustaría vivir. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Dieciocho km. Qué bárbaridad. Muy bonito. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Pues caminaron mucho!!! Se tenían merecido el descanso!!! Se ve todo lindo.
    De chica tenía un juego de mesa llamado “Buen viaje” en donde el punto de partida era una ciudad de España, y había pocas para elegir pero yo siempre escogía La Coruña. Era la que mas convenia para las rutas del juego por lo general. Al leer tu post me acordé de ello.
    Esperamos ver como sigue el recorrido!!! Santiago de Compostela suena bien. Lo que he visto o leído tiene que ver mas con el camino que hacen los peregrinos por ahí, pero se ve siempre como un sitio con bastante magia. Supongo debe ser muy interesante recorrer ese camino.
    Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Santiago es muy chulo también. Ya os contaré.

      La verdad es que fue una caminata tremenda pero valió la pena. Un besote!!!

      Eliminar
  11. Os pusisteis finos a zampar, qué barbaridad!!!

    Anda que para haberos grabado jajaja no se os puede dejar salir solos de casa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, la vida está para disfrutarla y el norte se inventó para comer. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Jooooo, qué envidia de viaje. Y no soy la Esme, que conste.
    Me alegro por ti, luego ya te pones a dieta, si eso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudo que me vaya a poner a dieta. En este momento estoy desayunando un capuccino con una berlina de chocolate. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Hala, qué bien te lo has pasado. ¿Y no robaste las monedas?? No te creo ;)
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por quién me tomas? Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Muy molón, si. Al igual que Santiago, y tantos pueblito gallegos. Como dices, una pena que llueva tanto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es la pena porque, de otro modo, sería un lugar ideal para vivir.

      Besotes!!!

      Eliminar
  15. Que fotos tan bonitas!! Me han dado unas ganar de ir por allí!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mola muchísimo. Es un viaje que recomiendo mucho.
      Besotes!!

      Eliminar
  16. Ahhh creí que ya lo había comentado, es que el otro día lo vine a leer pero supongo que no alcancé a dejar comentario, así que aquí va:

    Las fotos están geniales, yo creo que la favorita de todos es la del pulpo, se ve muy bonito el lugar y lo mejor de todo es que se disfrutó y se comió rico que es para lo que sirven los paseos

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la foto del pulpo también me gusta mucho. Quedó muy divertida. Aunque la del gnomo también me mola.
      Ahora tengo ganas de irme de viaje otra vez. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Qué bonito todo!! El pulpo me encanta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pulpo al final va a ser la foto del año. Jajajaja. Besos!!!

      Eliminar
  18. Yo creo que ya deberías considerar llevarnos a todos a donde quiera que te vas...

    digo prometemos no estorbar aunque sea en las fotos de gnomo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para la próxima hago un Periscope. Jajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  19. ¡Menudo paseo! Y lo mejor de todo es que como he estado allí un montonazo de veces he ido reconociendo todos los lugares :D A mí me ha gustado la foto del gnomo, no he podido evitar cantar la cancioncilla en mi interior xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que a alguien le ha gustado la del gnomo. Todo el mundo habla de la del pulpo (que me encanta) pero nadie se ríe de mi chorri-foto gnomil...

      Besotes!!!

      Eliminar
  20. Ohhhh qué morriña me ha entrado!. Precioso todo, pedazo caminatas y buenas comilonas, como tiene que ser.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. Sobre todo las comilonas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  21. Por cuestiones de trabajo solía ir a Galicia, sobre todo a Coruña, y siempre me ha encantado ese entorno.

    Se te ve disfrutar, dado el acribillamiento. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he pasado un poco, ¿no? Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  22. Te veo muy feliz en esas fotos ( la del menhir esta chulisima) ...Os pegasteis una caminata, si... pero anda que no mola patear nuevas ciudades y sorprenderse a cada poco... me alegro de que lo pasarais así de bien!.

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo disfrutamos mucho. Fue un viaje muy entretenido.

      Besotes!!!

      Eliminar
  23. Qué precioso todo! Y pedazo caminata, nena!
    No tenía ni idea de que la Torre de Hércules era tan antigua...
    Chulo!!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo tampoco. Me enteré allí y flipé. Besotes!!!

      Eliminar
  24. Que bien te lo pasas! Las fotos fantásticas, la verdad es que eso de Galicia Calidade es una gran verdad, por cierto me encanta tu color de pelo (momento chica! jajajaja)
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Pues ahí lo llevaba sin teñir. Ahora lo llevo más rojo todavía. Hacía tiempo que no lo llevaba así.

      Besotes!!!

      Eliminar
  25. Hoy me he reído porque creo que hicimos más o menos el mismo camino, o caminata. Lo únicoq ue yo pasé un frío al subir a la torre que aún lo recuerdo. Estoy deseando que nos cuentes de Santiago y sus cuestas jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en Coruña también había buenas cuestas. Yendo hacia el elevador ese creí morir.
      Nosotros tuvimos suerte con el tiempo y nos hizo bastante bueno.

      Besotes!!!

      Eliminar
  26. Muy chulas las fotos :-) ¡qué ganas me han entrado de hacerme una escapadita gallega!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hazla!!! (Pero ya cuando llegue el buen tiempo, jajaja).

      Besotes!!!

      Eliminar
  27. Qué pasote de viaje! Me gustan los paisajes, la chorri-foto y casi he saboreado la comida... pero lo de la moneda me ha llegado al corazón <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Tú sí que me entiendes con lo de la moneda...

      Besotes!!!

      Eliminar