Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 22 de agosto de 2016

Crónicas Felinas CLXXXVI: 1, 2, 3, el escondite inglés

Marrameowww!!!

El sábado pasado le dimos un susto morrocotudo a la bruja y todavía me estoy riendo.

Como bien sabéis, soy muy aficionado a colarme en el armario y ahí simplemente tumbarme o arañar un rato la ropa, que también es muy entretenido. Pues bien, el sábado la bruja, prudentemente, cerró la puerta del dormitorio para evitar que nos coláramos y abrió el armario. Al comprobar que lo que fuera que buscaba no estaba ahí sino en otro armario (la bruja tiene las cosas desparramadas por toda la casa porque es  una consumista y con un armario solo no le llega) salió del dormitorio en busca de la prenda en cuestión dejando abiertas tras de sí la puerta del dormitorio y la del armario.

Al volver, se encontró a Munchkin intentando colarse en dicho mueble. Lo persuadió hábilmente de su intento y cerró la puerta del armario. Munchkin no hacía más que contemplar la puerta cerrada y proferir lastimeros maullidos. La bruja, que ya sabemos que muchas luces nunca ha tenido, no hacía más que  preguntarle qué le pasaba. Al final, cogió en brazos al imberbe, abrió el armario y, enseñándole su interior, le dijo “¿Ves cómo no hay nada? Hala, ya te puedes ir tranquilo” y lo sacó fuera de la habitación cerrando (esta vez sí) la puerta.

Procedió entonces la bruja a guardar algo en el ropero detrás de una montaña de camisetas, en una parte oscurita. Pegó un bote monumental cuando su mano dio con algo peludo que se movió repentinamente. El algo peludo era un servidor, que había estado ahí agazapado todo el tiempo.

Repuesta del susto, procedió a echarme, no sin evitar que, en mi lucha por quedarme donde estaba, tirase de una patada la montaña de camisetas al suelo. Me echó, dando alaridos de considerables decibelios y recogió la montaña de camisetas, momento que aproveché para volver a colarme en el armario. Finalmente, pudo echarme no sin antes llevarse un par de bocados y de arañazos con mis patas traseras.

Sé que podría haber conseguido solo esta hazaña pero tengo que reconocer que la colaboración de Munchkin hizo que el proceso fuese aún más entretenido ya que luego ella se culpaba diciendo que, si el imberbe maullaba, por algo era, y que tenía que haber revisado el armario con más atención. Que había sido vilmente engañada como una pardilla y que cuando los gatos están obsesionados con algo, es que algo hay, que parecía mentira que, a estas alturas, no hubiese sido capaz de captar las señales. Aunque, siendo francos, creo que la bruja no es capaz de captar las señales ni aunque le pongan un letrero de neón en la puerta del armario con la indicación “Aquí hay un gato” y una flecha señalando el punto exacto. Ella es así de pava. Si no le das las cosas mascadas, puede pasarse la vida intentando resolver un rompecabezas indicado para niños de 2 a 4 años.

Fue de lo más divertido. A ver cuándo repetimos.

Prrrrrr.

38 comentarios:

  1. Vaya susto! Pobre bruja! jeje :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pobre nada. Se lo tiene merecido.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  2. Que cabroncete eres Forlán :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digamos que aprovecho la ocasión.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  3. jajajaja me recordó la vez que una tortuga que teníamos de mascota se metió abajo del refrigerador pero se quedó atorada y la encontramos una semana después muriendo de sed y hambre, afortunadamente comió y se le pasó pero quien la manda a meterse ahí

    Saludos!!

    Atte: Soy Avecilla pero me dio flojera meter mi cuenta de google snif snif

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema con las tortugas es que no saben maullar cuando tienen hambre y ya se han cansado de jugar al escondite.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  4. pero bueno, forlán! estando encerrado en el armario, no maullaste y arañaste la puerta para que te abrieran, sino que esperaste para darle un susto a tu humana?? y te resististe a salir, lo cual significaba que allí se estaba bien o que querías fastidiarla, o ambas cosas. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que si hubiese estado encerrado más tiempo sí hubiese avisado de mi presencia. Tan pronto como me diera hambre. Pero por el momento estaba a gustito. Y si me aburría tenía un montón de ropa para arañar.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Quizá con el cambio de horario esté un poco descentrada. Deberías ser más considerado, en vez de aprovecharte de la situación. Ya veo que se te escapa la risa. No tienes remedio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del cambio de horario es ideal para fastidiarla. La pobre no da pie con bola a ninguna hora del día. Muahahahaha.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Anda que no eres cabroncete ni nada!!! Si yo fuera ella te hubiera dejado ahí metido todo el día. Claro que eres capaz de no dejar una prenda de ropa entera así que...no, mejor que te echara.
    ¿Qué le ponen a tu comida Hijoputín 500?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es justamente el motivo por el que no me deja encerrado. Parece más tonta de lo que es, en realidad.
      A mi comida lo que no le ponen es caviar ni jamón de bellota ni merluza del Cantábrico. ¿Por qué no soy gato de ricos?

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Hola! Madreee que grito daría al tocarte sin saber que estabas allí, jajajaja. Anda que, a veces entiendo lo que dices de ella. Cierra para que no entréis y luego se sale sin cerrar nada. Y encima ve solo a Munchkin y no sé pregunta donde estarás tú... Lo dicho, entiendo que le hagas estas cosas, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que es tonta del bote. No tiene remedio.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  8. Una vez me quedé metido en el armario. Bueno, quien dice una, dice varias. No sé por qué no nos dejan hacer ahí nuestros nidos si nos da la gana, tanta ropa, tanta ropa, nosotros somos más importantes!!
    Un cabezazo, prrrr
    RON.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo divertido que es arañarla, ¿qué?

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Jajajaja, eres un bicho!!!!!! Yo muchas veces pienso que habría que diseñar un modo de abrir el armario pero que vosotros no podáis entrar, vaya vicio tenéis con los armarios.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja le tuvo que poner al suyo un seguro para niños porque nosotros lo abríamos metiendo la uña entre las puertas.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  10. Estoy de pausa hasta septiembre, pero tu maldad ha vuelto a llamar mi atención. A quién se le ocurre esconderse en el armario. Pobre bruja, qué paciencia tiene.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que hubiese criado peces si quiere animales poco interactivos.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Nada como un armario oscuro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatos preferimos entrar en el armario antes que salir de él.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  12. Pero qué mala leche tenéis! Casi tanta como los humanos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los humanos sois mucho peores.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  13. jajaja que maquiavelico. A nosotros nos pasó algo parecido en casa de unos amigos. Estábamos jugando a un juego de mesa en el que en cada fase había que sacar un monstruo nuevo de la caja sin mirar. Cada uno era más terrorífico que el anterior. De repente la jugadora que metió la mano en la caja sin mirar dio un alarido que nos dejó helados. En la caja había un nuevo monstruo: peludo y ronroneante jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, eso hubiese sido ideal para hacérselo a mis humanos. A ver si algún día juegan a algo.

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  14. Jajajaja o se le regala un mini armario o se pone candado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene puesto un seguro infantil pero bien sabe ella que en algún momento tiene que abrirlo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  15. Como sigas así, Forlán, van a canonizar a la Bruja. Y tendrás que ponerle velitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le puedo ir poniendo velitas ya. Encendidas. En la planta de los pies.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  16. Juas juas juas! Vaya susto! ¿Y si le da un patatús?!!! A mi me lo daría viendo las camisetas desdobladas... ;)

    Rascaditas!
    ~~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desdobladas y tiradas por el suelo. Para ella eso es un sacrilegio.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  17. Aplausos!!!!
    En mi caso (por si os sirve para liarla más a menundo) lo que me llama la atención es el silencio. SI hay silencio algo va mal... MUY MAL, probablemente... jajaja (lo malo es que el silencio no da pistas, es aterrador... y el desastre es sorpresa)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja también se alarma cuando no nos oye. Creo que por eso dormimos tanto. Para tenerla en tensión todo el tiempo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  18. Buenas aventuras, haz más de estas.

    Pffffffff o algo así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se intentará. Siempre se intenta.

      Tengo que darte unas clases de pronunciación.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  19. xDDD

    la gata de mis suegros colonizó una zona del armario y no había huevos de sacarla... después de su fallecimiento aún no han puesto nada en ese espacio O_O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me gusta; que honréis nuestra memoria.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar