Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 31 de agosto de 2016

Anuncios Pesadillescos CLXXXIV: Usando la cabeza (y 3)

Llegamos hoy (por fin) a la tercera y última entrega de esta trilogía de anuncios con cabezones. Luego de haber disfrutado de los anuncios de “Sujeto A” y “Sujeto B” le llega el turno a los…

Anuncios de La Sujeta

En el primero de ellos, la Sujeta y su correspondiente cabeza gigante están sentadas en un salón que bien podría haberse utilizado para grabar algún que otro episodio de “Cuéntame”. La cabeza está aleccionando a la Sujeta sobre las bondades que supondría contratar un seguro de coche con la compañía que ha pagado por este despropósito de anuncio.  Comienza diciendo que garantizan el mejor precio y, justo cuando está por enumerar otra ventaja, se pone de lo más tontorrona y no puede continuar su alegato. El motivo de esto lo descubrimos una vez que se abre el plano y observamos a la Sujeta dándose un masaje en la cabeza con uno de esos artilugios que a mí siempre me recuerdan a unas varillas de cocina pero con los alambres sueltos. ¿Alguien ha probado estos chismes? ¿De verdad relaja tanto eso de pasarse unos alambres arriba y abajo por el cuero cabelludo? Y nos quedamos sin saber más de por qué es tan maravilloso contratar un seguro con esta gente porque la cabezota esa no vuelve a reaccionar.

En el segundo anuncio vemos  a la Sujeta (aquí sí dicen su nombre de pila pero me lo voy a reservar porque ya bastante tendrá, la pobre) sacándose selfies en el mismo sofá de antes, situado en el mismo salón “Cuéntame”. No son selfies cualquiera, no. Son selfies “sexy” o eso se supone porque el background no es el más adecuado para este tipo de fotos. Pues ahí está ella, poniendo morritos, abriéndose un poco el escote de la blusa, guiñando el ojito, enseñando el hombro… De repente, aparece nuestra amiga la cabeza y le corta todo el rollo, emergiendo de repente de detrás de una mesa e instándola a cesar de inmediato su actividad. Aduce que las fotos podrían hacerse virales y, además, que a su lado está sentada su abuela. En efecto, comprobamos inmediatamente, que una anciana señora se encuentra sentada en el otro extremo del sofá, mirándola con ojos espantados. Tan espantados como se me quedaron a mí cuando vi con horror una mecedora y una colección de muñecas de porcelana en el salón. Como si no hubiera tenido ya bastante viendo los tapetes de ganchillo en anteriores entregas. 

La voz en off nos aclara que es seguro que la Sujeta tendrá un seguro de coche con cabeza. Un seguro y todo lo demás, aventuraría yo. Parece que el ninot sin piernas ese no tiene intenciones de abandonarla mientras viva. Menudo destino, atrapada en una casa con mecedora y muñecas de porcelana y teniendo que soportar que una cabeza gigante le diga lo que tiene que hacer. Empiezo a pensar que tal vez la abuela no esté realmente ahí. A todas luces la Sujeta ha tenido una vida muy traumática. 

28 comentarios:

  1. Es un anuncio o una peli de terror subrrealista? ainsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya ni sé lo que veo en la tele... Besotes!!!

      Eliminar
  2. quien más o quien menos publica en la red tonterías de las que luego se arrepiente. por un lado no estaría mal que un momento dado una aparición cabezuda nos disuadiera de darle al botón de publicar. pero por otro lado, qué coñazo tener al cabezón diciéndonos lo que tenemos que hacer. ;)
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué coñazo y qué miedo, no fastidies. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Aquí una que ha probado los alambres esos para masajear la cabeza, y no te puedes imaginar el gustazo que es, aunque se parezca a una batidora de varillas.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Pues habrá que probarlo... Besotes!!!

      Eliminar
  4. Hola! Mira que nos has contado anuncios, pero este sin duda está en el top 5 de los anuncios más surrealistas, jajaja. Por cierto, yo no he probado la cosa esa que hace masajes en la cabeza, me da un poco de mal rollo, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice Soñadora que es el no va más!! Besotes.

      Eliminar
  5. ¿Pero al final te has hecho el seguro o no?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, es que después me apareció Matías con lo de "Permíteme que insista" y ya implosioné. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. jajajaja, por regla general los anuncios de coches dan bastante miedo (sobretodo los de Matías Prats, yo tengo pesadillas a veces con que me está buscando) Pero este en concreto no sé cual es.
    Por cierto el cacharrito de los masajitos en la cabeza, más que relajar da gustillo jajajaja, es como si te tocas la cabeza con los dedos en realidad ;-)
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Matías ya le dediqué su espacio. Los anuncios de seguros son un filón.

      Ya me están dando ganas de probar las varillas de cocina esas. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Niña, no me lo puedo creer, jajajajaja. Yo probé eso de las varillas, jajajaja, lo tiene una amiga mía. Hace cosquillitas, es agradable , relajar no sé si relaja, pero algo creo que sí hace :P
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra que aboga por las varillas. Sin duda, me voy a pedir unas estas navidades. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Jajajaja las varillas las tengo yo, no sé donde han ido a parar. Aquí que estamos muy estresados va bien, es como un masajillo capilar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda voy a tener que probarlas. Menudo exitazo!!

      Besotes.

      Eliminar
  9. Jajajaj, a mí ese ninot me tiene en un sinvivir.Y de las muñecas de porcelana no hablo, me dan terror.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuela me regaló una cuando era pequeña. Nunca salió de la caja. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. ¿Y eso es una anuncio? Madre mía, yo como no veo la TV ni me entero pero, es una escena algo extraña a decir verdad.

    Un beso amorrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La escena es tremenda. No sé cuál de los cinco anuncios es más raro. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. jajaa mira ya te dije una vez Alter que cuanto mas casposos y/o raros mas llaman la atención
    viste al final se habla de ellos

    jajajaaaa

    me estan dando ganas de comprar las varillas eso sip

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas raras que molan. Pero hay otras que... que... Qué se yo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. las varillas y mi pelo son una combinación horrorosa, de solo recordarlo me pongo mala!

    y la cabeza esa, qué miedo, qué tiene que ver el selfie con el coche? ni que se lo hubiera tomado manejando! ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hasta el momento eres la única que me habla mal de las varillas pero es cierto que tienen que enredar el pelo...
      Me ha gustado tu conclusión. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. El masajeador está bien pero es que yo voy tan estresada por la vida que hasta cuando me lavan el pelo en la peluquería me quedo ko.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo según, porque hay algunos que te lavan con demasiada energía. Jajaja. Besotes!!

      Eliminar
  14. Esto es más raro que Veo gente muerta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero bien que te has leído toda la trilogía. Te tengo enganchado. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar