Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 14 de septiembre de 2015

Crónicas Felinas CXLVIII: Así no

Marrameowww!!!

 La obsesión de Munchkin con las toallas es algo incomprensible.

 Desde que era pequeño que le gusta enganchar con las uñas las toallas que están colgadas en el baño y tirarlas al suelo. Vale, confieso que esta técnica se la enseñé yo, que siempre he sido muy dado a hacerlo para luego tumbarme sobre la toalla a dormir una rica siesta en lo blandito. Si es verano y la toalla está un poco húmeda, mejor, que ese frescor es gloria bendita.

Pero una cosa es tirar una toalla teniendo en mente un propósito claro y otra muy distinta es andar por la vida tirando toallas sin ton ni son. Lo de Munchkin roza el trastorno mental, en serio.

A veces le da por tirar la toalla del consorte y esconderse debajo (esconderse mal, dicho sea de paso, porque siempre se le queda fuera el rabo o una oreja). Esto, si bien es una actitud un poco pueril, puede interpretarse como un entretenimiento del imberbe que, al fin y al cabo, es un jovenzuelo y no goza de la madurez y la sabiduría de un servidor.

Pero es que hay veces que está desesperado por que alguien abra la puerta del baño. Cuando al fin ve vía libre, se abalanza dentro cual kamikaze, tira la toalla del consorte y la del lavabo y sale corriendo sin mirar atrás.

El otro día batió su propio record. Entró a toda pastilla en el baño con la clara intención de tirar al suelo la toalla del consorte. Al ver que ya estaba caída por algún ataque anterior (que, como parece evidente, ningún humano vago se tomó la molestia en solucionar), empezó a dar vueltas sobre sí mismo, desorientado, como si de repente todos los objetivos de su vida se hubieran visto truncados por una mano negra. Finalmente, se conformó con tirar únicamente la del lavabo (que, o bien no había sufrido vandalismo alguno en la anterior incursión del niñato, o bien algún humano la había necesitado y, ya que la levantaban del suelo, decidieron dejarla nuevamente en su sitio).

De verdad, la cosa empieza a ser muy grave. Como digo, si tienes un motivo claro para hacer una maldad, no seré yo quien diga que no la hagas. De hecho, te alentaré a ello (sobre todo si la víctima de la misma va a ser la bruja) pero me pregunto seriamente ¿qué gana este gato loco con esto? ¿toda la diversión consiste en tirar algo al suelo y salir corriendo? Porque digo yo que, cuando tiras algo al suelo, lo suyo es tirarlo mientras miras a tus humanos fijamente a los ojos cuando sabes que ya no van a poder impedirlo. Si el objeto en cuestión es frágil, mejor. Por ejemplo, si hay un vaso con agua sobre la mesa, te colocas al lado del vaso, sacas la pata y, muy despacio, sosteniendo al mirada, le das el golpe de gracia, quedándote a contemplar el posterior estropicio.

Pero así no. Qué gato más soso.

Prrrrrr.

48 comentarios:

  1. No te puedo ayudar, no le veo la gracia a las toallas. Yo soy más de tirar cosas que se rompen, como la lamparita de la mesilla de mi ama o el reloj. Ambos están ya descuajaringados por los múltiples golpes. Quizás sea una cuestión juvenil que nosotros no comprendemos.
    Un cabezazo, prrrrrr
    RON.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas que se rompen tienen el encanto de los clásicos, cómo negarlo, amigo Ron...

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  2. Jajaja no le entiendes. Es el riesgo, la adrenalina... Y las ganas de jorobar, supongo ;)

    Jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si no está ahí para observar su reacción, no sabe cuánto joroba.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Yo sé que los gatos tenéis un sexto sentido para eso jajaja

      Eliminar
    3. Sí, pero es mejor verlo en primera fila.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  3. Minino ,tú eres malo de cojones, con perdón. El imberbe es chiquitín y juguetón, mientras que tú has crecido, en lugar de entender las cosas que como chiquitín hacías sin ninguna maldad y que ahora hace tu hermanito pequeño, has adquirido la maldad del adulto y disfrutas con hacer putadones a la bruja y al consorte. Lo siento, majo, pero hoy estoy por el imberbe. A ver si reflexionas, te vuelves más comprensivo y no disfrutas tanto con fastidiar a la bruja y consorte. He dicho.
    Gute Nacht. ( Eso para que aprendas un poco de alemán ;)
    Besos , a pesar de todo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El imberbe es imberbe para mí, pero tiene ya su primer año más que cumplido, así que tampoco es un cachorrito inocente, no te vayas a creer. Que si sale corriendo es porque bien sabe él que ha hecho algo que a estos humanos no les gusta. Así que no le defiendas tanto, que a mí por lo menos no me da por arañarle los pies a la gente cuando duerme, hombre ya.

      Prrrrrrrrrr, a pesar de todo.

      Eliminar
  4. Yo tampoco le encuentro la gracia, la verdad, pero ya aprenderá. Tú a su edad también serías más soso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca he sido soso. Me extraña que pienses eso de mí.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. jajajajajjajajajjaja me parto!!!!!

    No sé si a ti te pasará... Frolán... pero el Umpa, desde que está Charlie en casa, parece más maduro... Cada vez que Charlie hace alguna tontería (que suele ser al ritmo de una vez por minuto) el Umpa levanta la mirada con superioridad... como diciendo "Crío..."

    Parece que no es consciente de las cosas increíbles que lía / ha liado... Pero es lo que dices... parece que cuando es a propósito es diferente, oye... Y el Charlie las lía... eso sí, reconozco que el pobre no tiene ni una gotita de maldad... es pura torpeza y purilidad felina. Nada más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy un gato de lo más maduro y todos mis golpes están calculados al milímetro, no como éste, que va sembrando el caos sin tener la certeza de la reacción que provocará.

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Jajajaj, lo del vaso con agua lo vivo casi a diario, de hecho en casa todos usamos botellitas por ese tema, para no dejar la tentación al alcance, pero no importa, siempre están mis tazas de té.
    Y la maldad gratuita de tirar las toallas y esconderse mal con el rabo o la oreja asomando no tiene explicación, debe ser un chip o algo raro que viene de serie,jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tendré que reconocer que cuando yo me escondo también es frecuente que deje fuera alguna parte de mi anatomía.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Es súper parecido a Charlie, simple y sin gracia. No parece familia de Drew.

    Es que mi Faruquín mola mucho más sin comparación...

    Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su gracia debe tener, eso sin duda, porque estos se tronchan. Claro que estos son muy tontos, también.

      Ya me dijo la bruja que había hecho buenas migas con tu Faruk. Aquí entre nos, me puse un poco celoso.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Es que es muy rico, tiene un tacto divinoooo

      Eliminar
    3. ¿Tendrá veneno en la piel?

      Prrrrrrr.

      Eliminar
  8. habrá pasado su primera infancia con perros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que había uno. Y muy grande, por cierto. Lo mismo es eso...

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Nunca se os ocurrió mearos en la toalla??? Uuuppsss...no he dicho nada, ehhh??? Esa sí es una buena gamberrada!!! Jjajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, por favor, qué asssscoooo. Ya he dicho que a mí me gusta tumbarme en las toallas. No podría luego tumbarme en un sitio que usé de baño. Uno tiene su glamour.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  10. Mi gata Nina descuelga las toallas para dormir encima, todos los días la misma canción, pero es que mi gato Lolo caza las del lavabo y las del bidet, todos los días, hay veces que cuando vuelvo de trabajar no encuentro ninguna o bien abres la puerta de la casa y enmedio del recibidor o a mitard pasillo te las encuentras y a veces llegas con invitados...en otras ocasiones no las ves por ningún lado...hay que agacharse a ver si están debajo de la cama, bien en el centro...para que te tengas que acostar cuan larga eres y poderlas coger, pienso que lo hace a propósito para fastidiarme....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que lo hace para fastidiarte no lo dudes ni por un momento.

      El difunto Luhay era muy dado a abrir el cajón de los sujetadores de la bruja y regar con ellos todo el pasillo. A veces metía alguno en nuestro platito del agua, como bonus track. Pena que yo nunca he tenido fuerza para abrir cajones.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Qué mono, pero debéis tener las toallas hechas trizas. :) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese no es mi problema. Muahahahaha.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  12. Hola: menuda manía tiene Munchkin con las toallas... es una guerrilla curiosa... por lo menos no rompe nada... tu dale ideas con el vaso con agua... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, romper sí rompe. El otro día se lió a mordiscos con el bolso nuevo de la bruja y todavía no se le pasa el disgusto.

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  13. Forlán te lo digo en serio, como un día le dé a Munchkin por asomar el jocico por tu sección, te va a faltar casa para correr!! Diría hasta que le tienes más inquina que a la bruja....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no. Si inquina no le tengo. Todo lo que sea fastidiar a mí me viene bien. Sólo digo que tiene que aprender a canalizar su afán destructivo para aprovechar su máximo potencial.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. jajjja Maldades siempre con un fin. Ese felino diminuto e imberbe le falta un tornillo seguro jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le faltan unos cuantos, la verdad. Pero, ahora que no nos oye nadie, me lo paso pipa con él.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  15. Pues a mí me ha hecho mucha gracia esa obsesión por tirar la toalla, es un poco simple pero muy divertida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se pierde la esencia del objetivo que perseguiría cualquier gato de bien.

      Prrrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  16. ¡Jo! Munchkin es un novato al lado tuyo... tu eres un experto en ser un gato como hay que serlo.

    Y no veas como me alegro de que a mis gatos no les de por tirar toallas, los muy buenazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo llevo más tiempo siendo gato y eso se tiene que notar.

      ¿Los que viven contigo no hacen nada que te saque de quicio? A ver si no van a ser gatos.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Hombre, Mello ayer me robó una chuleta de sajonia enterita pero no se la comió, únicamente la lamió en su escondite.

      Eliminar
    3. Yo antes robaba comida pero luego me di cuenta que tengo menos estrés poniendo cara de gato con botas para que me den.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  17. jajaj El gato de mi novio (que en paz descanse) también era fanático de las toallas.Él se tumbaba encima y luego las tiraba por todo el baño.jjiji
    Un besazo
    www.mistylobycris.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para tumbarme a mí también me gustan. Lo que no comprendo es tirarlas sin ulteriores beneficios.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  18. Jajajajaja. Se divertirá tirando de la toalla y correr como si se le fuera la vida en ello. Eso sí, espero que no se enteren que la idea del vaso de agua ha sido tuya, que como lo haga y lo pillen, te echarán la culpa, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese sentido me gana. El va a por las botellas de cristal, directamente. Es bastante bruto.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  19. Tendrás que enseñarle modales bicho si no tú ¿quién?


    Cariños gato ¿o eres gata? Estoy confundida. ¿He vivido en el error todo este tiempo?

    Ilumíname Alter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy machito. O eso era antes de cortarme parte de mis atributos. Ahora tal vez sea andrógino.

      Ya está corregido el error tipográfico. No pasas una...

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  20. Estos michis me hacen reir tanto.. que ocurrencias!!! adorables jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo somos un amor...

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  21. Más que maldad me parece diversión. Quizás no le das cobertura al infante, se aburre y le ha encontrado el punto a gamberrear y salir corriendo. Jus! Va para gato del Tu-tubo este peque!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Hacer una trastada y no quedarse a contemplar las reacciones? Qué concepto tan extraño...

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar