Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Anuncios Pesadillescos CXLVIII: Qué fue de…

Lo que me ha pasado con este anuncio es un misterio. Lo vi en la tele, lo busqué en Tú Tubo, lo encontré y, ahora que lo he vuelto a buscar para presentároslo, ha desaparecido. Pero bueno, confiemos en que mi prodigiosa memoria no me permita saltarme ningún dato importante. No es que haya mucho que recordar, tampoco; para qué vamos a engañarnos.

Una mujer con un vestido blanco entra en una tienda que no sé si se supone que es una perfumería. No va sola. La acompaña un osito de peluche semoviente. El  mismo osito de peluche semoviente que hemos estado viendo durante generaciones dando saltos sobre la ropa recién planchada o hablándonos de lo suavecita y bien oliente que queda la ropa usando su suavizante. Sí, ese osito de peluche que era más gordo durante nuestra infancia pero luego fue sometido a la dieta Dukan o vete a saber a qué y ahora está más estilizado para adaptarse mejor a los cánones actuales.

El caso es que la mujer y el osito entran en la, digamos, perfumería. Allí no les recibe un ser humano sino un hombre que en realidad es un dibujo animado. Lleva gafas para parecer más creativo. El hombrecillo se pone a adicionar mejunjes en una botella con cara de estar creando el mejor perfume del universo mientras explica el proceso con un acento que  pretende ser francés pero que más bien suena a alemán del extrarradio. Creo que tiene complejo de Jean-Baptiste Grenouille. Sólo espero que no le termine dando por descuartizar a la mujer para hacerse con su esencia. Termina el hombre de preparar su poción mágica y de la botella salen montones de flores que, al volar por el aire,  se posan delicadamente sobre el vestido de la mujer, que ahora luce unos floripondios azules de lo más horteras. Ella, no obstante, está encantada con su nuevo look y, sobre todo, con la fragancia que ahora se desprende de su ropa. Me da a mí que va a ir por la calle apestando al personal parisino (sí, la escena se desarrolla en París, como no podía ser de otra manera).

Y os preguntaréis qué pinta el osito semoviente en todo esto. Pues parece que sus días de gloria han pasado a la historia y, tras haber dilapidado la fortuna que hizo en sus días de fama saltando sobre la ropa, ahora tiene que malvenderse ejerciendo de oso de los recados para la parisina tirana, quien lo utiliza para que le lleve los paquetes.

Siento ser yo quien os dé estas terribles noticias pero considero que teníais derecho a saber qué había sucedido con la vida de este oso que fue todo un símbolo en nuestra infancia. Nadie escapa al afán destructor de la fama: Le pasó a Lindsay Lohan, le pasó a Macaulay Culkin y el osito ha sido la última víctima de la fama despiadada.

Se rumorea que fue visto en fiestas salvajes con la oveja del jabón para prendas delicadas. 

38 comentarios:

  1. Jajajja, creo que lo vi una vez pero medio de refilón. Pobre osito, es que eso de ser osito prodigio es lo que tiene... luego creces y ya no es lo mismo :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, el pobre, malviviendo de lo que puede. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Ains, con lo que me gustaba a mi el osito cuando era peque.
    Bueno, al menos va de recadero y no ha quedado endrogao, como los otros que has nombrado!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, de tanto esnifar suavizante a lo largo de los años no estoy yo muy segura de que no haya quedado endrogao...

      Besotes!!!!

      Eliminar
  3. Vi este anuncio ayer por primera vez XD

    Con lo que molaba el osito de pequeño... por alguna razón lo recuerdo azul, vaya usted a saber. Por cierto, yo también pensé lo de Grenouille :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Azul? No me suena, pero lo mismo para alguna variedad sí que le hicieron cambiar el look. Jajajaja.

      Es que creo que es casi imposible, conociendo al personaje, no hacer la comparativa con Grenouille. Besotes!!!!

      Eliminar
  4. A mí ya me pilló bastante mayor ese oso y la verdad es que siempre me puso muy nervioso su ñoñez.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustaba. Claro que yo crecí con él, pero no me parecía taaaan ñoño. Creo que se volvió más ñoño con los años.

      Besotes!!!

      Eliminar
  5. Qué duro es el ocaso de los artistas. Al menos tiene trabajo. ;) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobrecito, para lo que ha quedado...

      Besos!!!

      Eliminar
  6. Seguramente su club de fans se alzó para defender al pobre osito de la tiranía de la parisina y lograron liberarle con la consiguiente eliminación del vergonzoso anuncio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si seguirá teniendo club de fans. Está muy a venido a menos, el pobre...

      Besotes!!!

      Eliminar
  7. Sabes que me diviertes mucho con tus post, eres genial escribiendo, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, genial era Tolstoi pero gracias!! Jajajaja.

      Besotes.

      Eliminar
  8. Hay publicistas que fuman algo, seguro.
    Abrazo de oso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y algo caducado, además. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Nooooooooooooo, yo tenía su peluche, y un llavero, ahora a ver como supero eso.
    Y encima con la oveja del jabón de prendas delicadas, ese dulce corderito también se ha echado a perder.
    Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena todo, una pena. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  10. He visto una versón reducida con el vestido de floripondios pero sin el perfumista raruno. Y sí, confirmo, el oso tuvo un rollo con la oveja. Lo contó en una entrevista la vaca a la que le hace gracia todo.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que también está más flaca porque ahora come queso light. ¿Dónde vamos a parar?

      Besotes!!!

      Eliminar
  11. Jajajaja anda que no me reí hoy. Mira, yo siempre temí que el oso se fugase con la oveja montados en el hipopótamo. Habían desaparecido todos y ahora incluso borran pruebas de su existencia
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una mano negra!!! Jajajaja.

      Besotes.

      Eliminar
  12. que vaya con cuidado el oso, como lo pillen los indigentes de parís (que no son pocos) lo cortan en trocitos ¬¬u

    ResponderEliminar
  13. Para lo que ha quedado el pobre! !

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja, qué bueno. Y yo que me he perdido la horterada por andar por estos lares. Por cierto, me ha encantado lo de "tu tubo" y lo del osito semoviente, jajajaja, qué risa.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. muchas gracias! es que los que ganan el dinero rápido se les va aún más deprisa. Pobre oso, espero que pueda rehacer su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está en terapia, a ver si se repone. Besotes!!!

      Eliminar
  16. necesito estar en contexto. pero mientras hablabas de el comercial pesadillesco y el oso yo me remití a uno que existía como simbolo de una tienda departamental de estos lares llamada Liverpool (la tienda) y el oso Bolo

    que por cierto tenia una sprimas que para todo lo llevaban como su bolso cuando apenas tenian 5 o 8 años aunque ya fuera mugroso jajajaja

    ... ahora ya cambiaron el oso, l bolso por un marido

    :O


    que oooso!!!! (expresion mexicana que se remite a sorprenderte o criticar algo que hace alguien como el roidiculo)

    :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocía la expresión y me hace mucha gracia. Jajajaja.

      El oso de Liverpool también me suena ¿Es marroncito? Podría buscarlo pero entonces sería hacer trampa...

      Besotes!!!

      Eliminar
  17. jajajajaja que crack! Lo de la dieta Dukan para adaptarse a los nuevos cánones ma matao jajaja
    Pobre osito. Yo reconozco que cuando era una cría le decía a mi madre que quería el osito, y se lo pedía a los reyes magos, pero nunca cayó. Un año, me regalaron uno muy parecido y mis padres pensaron que daría saltos de alegría (tendría yo unos cinco añitos) pero yo me quedé muy despagada y cuando me preguntaron si no me había gustado, les dije muy seria, es que yo quería el de verdad! Ya ves tú, ese ni hablaba ni daba saltos ni na...;-)
    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que no es lo mismo si no parece un saltimbanqui encima de las toallas. Yo también me hubiese llevado una desilusión tremenda. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  18. Pobre oso... aunque yo también lo recordaba azul.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me está queriendo sonar la cosa. Tendré que rebuscar a ver si lo encuentro en azul.

      Besotes!!!

      Eliminar