Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 8 de julio de 2015

Anuncios Pesadillescos CXLIII: El detonante de traumas

El de hoy no es que sea pesadillesco en sí mismo. No quiero decir con esto que sea una obra de arte, que tampoco es cuestión de exagerar pero, si tenemos en cuenta que se trata del anuncio de un juego para móvil, pues el surrealismo está bastante justificado. Os lo cuento y ahora os explico por qué lo incluyo como “pesadillesco”.

Estamos en un supermercado y vemos lo que se ve normalmente en los supermercados: Gente haciendo la compra y productos estratégicamente colocados en estanterías.

De repente, una señora escucha unos grititos aterradores que vienen de su cesta. Se trata de las zanahorias, que tienen ojos y aúllan y tiemblan, presas del pánico.  El causante de tanto alboroto vegetal es un mapache que se pasea a sus anchas por los pasillos (como al dueño de ese supermercado lo pille una inspección de sanidad, verás).  La gente mira al mapache con recelo; el mapache gruñe, amenazador; las cebollas y las zanahorias están al borde del infarto pero, como no podía ser de otra manera, aparece el superhéroe de turno. ¡El reponedor! Sale de detrás de una cortina plástica y, tras mirar de mala manera al mapache, le atiza en el morro con una enredadera mágica que le sale del dedo, provocando su huida. Las fresas y las manzanas festejan el triunfo, de lo más contentas.

Y con esto termina el anuncio. Repito que, al tratarse de un juego, se lo podría perdonar pero hete aquí que me recordó un doloroso trance de mi vida que paso a relatar para ver si logro la tan ansiada catarsis y puedo pasar página de una buena vez.

 ¿Recordáis cuando estaba de moda el Tetris? Sí, así de vieja soy. Recuerdo que jugaba a eso día y noche y, cuando me iba a dormir, cerraba los ojos y seguía viendo piezas que bajaban sin piedad y que mi mente iba ordenando de la mejor manera posible a fin de que no se me amontonaran hasta arriba del todo, lo cual me obligaría a volver a empezar. Todo ello amenizado con un midi ruso que se metía en la cabeza y no te soltaba (todavía soy capaz de tararear la musiquilla). En fin, muchas noches de infierno con la mente alienada por ese invento del demonio. Seguro que la KGB estaba intentando mandarnos algún mensaje cifrado y nosotros ahí, apilando fichas inocentemente. Años tardé en desintoxicarme y, por miedo a las recaídas, no he vuelto a acercarme a un Tetris, por muy de moda que esté lo retro.

Pues eso. Que este anuncio me ha recordado este trauma que ya creía enterrado y olvidado para siempre y es por ello que lo tildo de pesadillesco. De más está decir que me he negado a instalar en el móvil nada que tenga que ver con alinear caramelitos ni frutas ni nada parecido. Soy consciente de que tengo que evitar la tentación o volveré a ser abducida y también veré mapaches y zanahorias chillonas en el supermercado. 

16 comentarios:

  1. A mi me pasa algo similar a lo que te ocurría con el tetris, pero con el Magic Mania. Es similar al conocido Candy Crush, en el que tienes que ir juntando simbolitos de igual caracteristica (minimo tres de ellos). Luego de jugar un rato largo y si me voy a dormir enseguida sigo soñando con los simbolitos esos y como se van eliminando. jajaja.. una locura!
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este de las frutas creo que es del mismo estilo que el Candy Crush. Desde luego, cómo saben viciarnos... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. A mí me pasaba con el juego de las palabras cruzadas, seguía medio en sueños formando palabras y también con el punto de cruz al que en una época fui muy aficionada. Me dormía dando puntadas imaginarias, lo tuve que dejar por el bien de mi salud mental. Pero siempre podremos llamar a un reponedor, es lo bueno que le veo en estos casos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí porque nunca me dio por coser pero no es la primera vez que oigo que después te quedas como mentalmente enganchada a las puntaditas. Está visto que cualquier tarea del hogar es peligrosa. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. No llegué a engancharme demasiado al tetris y mira que tengo facilidad para hacerlo a este tipo de cosas. Quizá es que no se me daba demasiado bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no sé si me daba especialmente bien pero estaba enganchadísima. Un besote!!!

      Eliminar
  4. Jajajajaja hubimos más de una adicta a ese juego del demonio xddd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos formar un club. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Hola!!!!!!!!!!!!!!!!
    Pues hace unos días alguien me comentó este anuncio que, para no variar, no he podido llegar a ver.
    De todos modos, en cuanto lo vea te mando un tweet (de twitter) no un jersey XD
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si ahora lo están echando, la verdad. Lo vi un par de veces y luego nunca más se supo... Un besote!!!

      Eliminar
  6. Niii no na ni no na ni no na ni no na ni no na no na ni nii niii niiii niiiiii....

    Ya querría yo algo con lo que espantar mapaches, me tienen frito. No tengo ya ni idea de cómo deshacerme de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa de mis primos, en California, sí que tienen que andar espantándolos a cada rato. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Pobrecita. Te comprendo.:) un beso.

    ResponderEliminar
  8. yo también soñaba con piezas de Tetris!!! pero sabes lo peor? que he jugado a lo del mapache! me lo he tenido que sacar porque ya tengo demasiadas adicciones, ay!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, que el mapache también es peligroso. Qué cuidado hay que tener. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar