Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 18 de junio de 2015

Fenómenos inexplicables

Hay días en que me pregunto si no hubiera sido mejor no levantarme de la cama por encontrarme más empanada que de costumbre. No es que suela tener demasiados días de esos y tal vez es por ese motivo por el que me da más rabia el no verme lo suficientemente resolutiva, como me sucedió el pasado viernes.

No obstante, si de repente me percato de que todo el mundo está igual que yo, ya me da por pensar que hay una especie de movimiento cósmico que nos afecta como sociedad. Creo que se debe a las tormentas que sufrimos hace una semana (al menos en Madrid) con granizo y todo.

Mi día fue más o menos así: Hasta que tuve que salir a trabajar todo era más o menos normal pero me dio por acercarme al estanco, que me pillaba de camino. Al abrir el bolso para pagar, me percato de que se me ha olvidado el móvil en casa. Como no iba mal de tiempo y tampoco estaba lejos, decidí pegarme la carrerita hasta casa a por el móvil y me dije que, ya que estaba, dejaba allí el tabaco para no andar cargando con él y cogía también las gafas de sol, que me estaba quedando cegata.

Subo en el ascensor, abro la puerta, dejo el tabaco, cojo las gafas, cierro la puerta y me monto en el ascensor para bajar. ¿Eh? Espera, aquí falta algo. Claro, el móvil. Pues nada, a esperar a llegar a la planta baja y volver a subir, abrir la puerta, coger el móvil y cerrar la puerta otra vez.

Total, que llegué algo tarde. Se lo cuento a mi jefa y me dice “Ni me lo digas, a mí hoy me llamado un vecino porque me había dejado las llaves en la puerta de casa”. Vale, pues ya somos dos. Voy a por un café con leche a la cafetería y mi jefa me dice que le traiga un americano sin azúcar.

Le pido los cafés a la chica de la cafetería. Me los pone y le pregunto cuál es el americano. Echo un sobre de azúcar en el que por descarte tiene que ser el café con leche y lo noto como muy aguado, por lo que le pregunto, “¿segura que el americano no era éste?”. Me da la razón y me dice que no me preocupe, que me prepara otro. Prepara un segundo café americano y, por inercia, le echa leche. Mientras preparaba el tercer café me dice “Es que llevo así todo el día, no sé qué me pasa”. Por cierto, el tercero ya fue el bueno, por fin.

Pues lo dicho, que la tormenta esa que inundó las vías de Metro creo que también nos inundó las neuronas, porque esto no es normal.

Aunque, ahora que lo pienso, el día de antes nos había caído un rayo en el edificio donde trabajo. A ver si va a ser eso.

¿Podré pedir una indemnización por haberme quedado alelada?

P.S. Nuestra Mandarica ha escrito su primera novela. Necesita 100 precompras para que su ópera prima vea la luz. Tenéis toda la info pinchando aquí

40 comentarios:

  1. Jajajaja las mías están también inundadísimas. No descarto que algún día abra la nevera y me encuentre unos calcetines jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El churri un día guardó el jabón de los platos en el congelador pero esos despistes son habituales en él. Besotes!!!

      Eliminar
    2. Jajaja Me parto. Me ha superado. Tardaríais mucho en encontrarlos. No?

      Eliminar
    3. Con decirte que se pensó que se lo había dejado en el supermercado... Besotes!!!

      Eliminar
  2. Jajajajajaja yo creo que sí que va a ser el rayo que os ha dejado tontas (sobretodo a la de la cafetería). Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya parece que vamos mejor. Esta semana hemos conseguido llevar el americano a mi jefa al primer intento. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Ni que lo digas... yo me he quedado con las neuronas revueltas!! jejejejej Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú ya las tenías revueltas de antes. No cuentas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Yo creo que andamos todos mas o menos con la misma empanadura. A Barcelona no han llegado las tormentas (de momento) pero los otros síntomas sí, o sea que tranquila, que es algo generalizado, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, bueno. Entonces tal vez sea el "Apocalirsi"

      Besotes!!!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Bueno, cosas peores se han visto. Jajajaja. Besotes.

      Eliminar
  6. Jajajajajaja, va a ser eso, a mí con las inundaciones ya no me funciona nada. Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Hay momentos asi.. y parece ser contagioso jaja..
    Por suerte el fin de semana está cerca..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si me sirve para centrarme un poco. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Joe, yo no sufrí el viernes tonto, lo sufrí el jueves. Y ahora sufro dolor de garganta por culpa de tanto cambio de tiempo, que estoy ya que no se si usar el plumas o la camiseta con escote reglamentaria de los "mazaos" de gimnasio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La camiseta con escote no, por lo que más quieras. No importa la "mazao" que estés.

      Besos!!!

      Eliminar
  9. Jajaja, ostras, menuda psicósis colectiva xDD

    Yo también suelo tener días de esos pero normalmente me afectan sobre todo a mí, o esa sensación tengo. Ya no sé a cuantos compañeros de piso habré despertado a las 7 de la mañana por olvidarme las llaves dentro, jajaja

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffff. Eso es para matar a alguien... A ti, en este caso. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Hola. seguro que fue de las fuertes tormentas que sufristeis en Madrid... aunque algún que otro día también me pasó un poco lo mismo que a ti, a tu jefa y a la chica de la cafetería... todo sale mal a la primera... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que hay días que es mejor no salir de casa por el bien de la humanidad. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Olvidos, pesares, rutina, malabares que uno debe hacer y encima ocuparse de no llegar tarde por causa de algunos...

    no se si es lo que nos afecta lo cotidiano y tenemos que dar exlicación. desde el origen de los tiempos y ya sabes los agoreros hasta del horóscopo nos dictan alguna explicación aunque no se si razonable.

    lo que no me gusta a veces es la excusa de la superstición que le achacan a los gatos sobre todo si son oscuros de color

    :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo un gato negro. A ver si va a ser eso y yo aquí sin enterarme. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Vivo en un décimo... y hay una ley matemática que he conseguido sacar, que en mi caso no se relaciona con ninguna tormenta... (creo)
    Cuando cierro la puerta con llave dando dos vueltas... ¡¡¡Se me olvida algo!!! (móvil, gafas... (de esto me di cuenta solo porque me veía rara en el espejo del ascensor) etc, etc...) Con el consiguiente coraje que me da luego abrir las dos vueltas de llave 2 minutos después de haber cerrado...

    Conclusión: ya solo cierro una vez... jajajaja Y de momento ha funcionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al churri le da algo si le digo que sólo voy a dar una vuelta de llave. Nosotros damos cuatro. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. la ciudad sin la Espe se nos ha desmadrao! x)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que ahora vivimos en una anarquía absoluta. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Hay días en que valdría no salir de la cama, dice la canción, pero seguro que si nos quedamos en ella algo nos pasa.

    Un abrazo y un mimo al bicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Lo mismo se me hubiese caído el techo encima. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  15. Lo bueno de que haya tormentas es que se les puede echar la culpa. Ha sido el rayo, hala. Yo tengo muchos días de esos y a veces ni llueve ni nada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algún sitio lloverá, mujer. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  16. A mí el alelamiento me viene de serie. ¿Eso se indemnizará también? XD
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tú demanda y a ver qué pasa. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Creo que no es alelamiento. Es que somos así, en general, todos un poquito. Ya ves que en cuanto vas atenta a los fallos de los demás, te los encuentras por todas partes. Yo hoy me he despertado sorprendentemente temprano y he oído un piii piiii piiiii... Cuando me he despertado un poquito más, he llegado a la conclusión de que algún vecino se había dejado la puerta de la nevera abierta. Y me he quedado un poco más en la cama buscando la posturita y terminando de leer un libro.
    Cuando se ha terminado el libro, todavía no se había acabado ese piii y parece ser que me he despertado otro poco más cuando he pensado: "a ver si va a ser mi nevera". Y efectivamente. Al ir, he visto que era la mía. De estar tanto rato, sigue todavía pitando! Aunque casi no se oye ya el pitido porque las golondrinas ya se han despertado. Espero que pare pronto, porque, despertando un poquito más, quizá se haya estropeado el motor y por eso no consigue recuperar la temperatura en más de una hora desde que lleva cerrada.

    Y otra cosa, me alegro mucho por Mandi y su libro!! Además tiene muy buena pinta. Por supuesto que la apoyo, espero que consiga publicarlo. De cabeza voy a pre-comprarlo!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo de la nevera no sea nada. Vaya faena...

      ¡Qué contenta se va a poner Mandi! Un besote.

      Eliminar
    2. La nevera ya se ha recuperado. Cuando Kike se ha levantado, con toda su calma, ha apretado un botón y ese piii infernal ha dejado de sonar. Al rato ya había recuperado la temperatura. Había sido una botella mal puesta, que presionaba la puerta y al cerrar estaba en tensión. De paso, hemos descubierto al fondo unos Kiwis pochos que ya habían pasado a mejor vida. Pobre nevera, se ha vengado de nuestra negligencia.

      Eliminar
    3. Jajajaja. Bueno, me alegro de que no haya sido nada. Un besote!!!

      Eliminar
  18. Acá en mi ciudad tambien hay tormentas casi todos los días, estamos en la inundación la coneja y yo, y creo que eso provoca ese tipo de efectos porque andamos medio mal algunas veces, se nos olvidan las cosas y todo el show. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habría que estudiar los efectos de las tormentas en las neuronas. Un besote!!!

      Eliminar