Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 22 de junio de 2015

Crónicas Felinas CXXXIX: Y, al final, sucedió

Marrameowww!!!

Primero que nada tengo que agradeceros a vosotros, mis fans, el apoyo brindado en mi anterior post, donde os comunicaba que estaba a pocos días de ser sometido a una limpieza de boca.

Seguro que todos estos días no habréis podido dormir, ni comer, ni lameros la pata (no me miréis así; estoy seguro de que os laméis la pata cuando nadie os ve) debido a la ansiedad que os provocaba la espera por este post en el que me había comprometido a traeros novedades y el resultado de la intervención.

El día empezó bastante mal. El consorte se levantó a su hora de siempre, le dio de comer a Munchkin… y a mí nada. Yo lo miré con ojitos de cordero degollado e intenté explicarle que, aunque tarde cuatro horas en terminarme un plato de comida, eso no significa que no pase hambre. Pero nada, se fue a trabajar y ahí me dejó con las tripas rugiéndome.

Cuando se levantó la bruja pensé que ella sí que me daría algo. Pues nada. Yo no hacía más que hacerle carantoñas, ronronearle, saltarle encima y ella impertérrita, haciendo caso omiso de mis súplicas por un mísero grano de pienso que llevarme a las fauces.

No contenta con eso, una hora más tarde me quitó hasta el agua. Habrase visto tamaña desfachatez. No en vano ella es la bruja de la casa. Si el consorte fue capaz de dejarme sin comer, la bruja tenía que ir un paso más allá en cuestiones de maldad retorcida y desproporcionada.

El consorte llegó de trabajar antes de su hora y ahí me temí lo peor. Efectivamente, me metieron entre los dos en el transportín, a pesar de mis ímprobos esfuerzos por zafarme de la garra opresora de la bruja, que me tenía pillado de tal manera que apenas me dejaba movilidad. Parece mentira, lo canija que es y las fuerzas que saca para hacerme la vida imposible. Y ahí que me llevó el consorte.

Los siguientes recuerdos que tengo son bastante difusos. Recuerdo que me tumbaron en la mesa esa de frío acero a la que cada día cojo más manía y, de repente, empezaron a aparecer ratones rosas voladores y ya no recuerdo más hasta que volví a abrir los ojos, que se me había cerrado solos.

El consorte vino poco después a recogerme y me llevó a casa. Yo no daba pie con bola y andaba como un pato, sin tener demasiado control sobre mis extremidades.

No me dieron de comer hasta por la noche. Comida blandita con jeringuilla, eso sí. Espero que les haya dado mucho por saco el tener que darme de comer en la boca. Que se fastidien.

Pero  hay que reconocer que ahora me está costando mucho menos comer y ya no tardo tanto en zamparme el pienso. Eso sí, tampoco me lo como todo de una sentada, porque prefiero tenerlos expectantes, ofreciéndome comida a cada rato y haciendo apuestas entre ellos a ver cuándo termino de una vez.

Prrrrrr.

42 comentarios:

  1. Bueno, ya ha pasado... seguro que no ha sido para tanto, que los gatos sois todos unos exagerados! Cuándo a mi me tuvieron que dormir porque me había hecho un corte en la lengua que ni yo sé como me lo hice, pero ni comía ni bebía ni ladraba ni nada, tuve a toda la familia mimándome como nunca... de vez en cuándo no viene mal ponerse un poco malito (soy un poco eh!) para que te mimen mas :)
    Lametones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatos no somos exagerados. Sólo somos conscientes de la terrible pérdida que supone nuestra ausencia.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  2. Yo lamerme la pata no, pero cuando nadie me mira muerdo las paredes.

    ¡Me alegro de que todo le haya salido bien señor michino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he probado nunca a morder paredes. Me da que tiene que dar dentera...

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  3. Eso de que se te cierren los ojos solos y veas ratones voladores debía ser porque ibas pedo. No va a ser porque te pusieran anestesia.
    Miau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo. Yo soy un gato muy sano.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  4. Menos mal, pobrecito... tanto padecer.... pero los resultados están dando su fruto puedes comer mejor, saludos linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que reconocer que me duele cada vez menos.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Velo por el lado bueno, bajaste de peso. No serás un bicho gordo panzón jaja.

    Bueno bye

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No bajé de peso. Bien se ocuparon estos de que no bajara. Yo no soy panzón. Peso unos elegantes cuatro kilos. El que está fondón es Munchkin.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Piensa que lo que te sucedió fue un cerrar y abrir de ojos, ya estas mejor, o no???????????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, vamos mejorando pero me gusta que me presten atención.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. hazlos sufrir, qué se habrán creído! ù.ú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso estamos. A ver cuán culpables los puedo hacer sentir.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  8. Jo tio se me han erizado los bigotes!! Esos lugares son para salir corriendo... pero me alegro que vayas mejorando! Grr Lito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mola nada. Por mí me podían haber seguido dando de comer en la boquita por los siglos.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Ala ala bonitooooo ya está ya pasó :)

    ResponderEliminar
  10. Ayyyyyy pobreeeee!!!! Seguro que ahora ya estás mucho mejor. Y sí, todos nos lamemos la pata cuando no nos miran,jajajaaj. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pobre, Forlán, alarga todo lo que puedas tu situación de convaleciente y que te mimen. Todos los cuidados son pocos para lo que tú te mereces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin alguien que sabe reconocer mi valía.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  12. Hola. por lo menos ya pasó todo y resultó todo perfecto... ya leo que puedes comer y eso es síntoma que todo progresa adecuadamente... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si al final tendré que darles la razón en eso de que era "por mi bien"

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  13. Eres un valiente. Enhorabuena. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ser justos, no soy tan valiente. Me llevan encerrado en un transportín.

      Prrrrrrrrrrrr

      Eliminar
  14. ooh!! prrrrrr necesitas mimitos para ese trance convaleciente.


    :)

    ResponderEliminar
  15. jajajaja ayss pobrete... me has dado pena y todo!!!

    Pobre Foralncito... que se nos hace mayor...
    Ánimo!! Ya contarás cómo sigues!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me hago mayor, sólo tengo problemas de encías. La bruja también los tiene y... ostras, me hago mayor.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  16. Ay, pobre. Me da cosa reírme porque seguro que lo ha pasado regulín, pero es que me parto con lo de la bruja xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la bruja te puedes reír todo lo que quieras. Es lo que me ayuda en estos momentos de convalecencia.

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  17. pobrecito.. pero lo peor ya pasó.... a seguir mejorando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me dedicaré a dar pena para que me de den de todo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  18. Enhorabuena!! Me alegro mucho de que todo haya salido bien. Menos mal que eres un gato civilizado y pediste comida con cariño. Si llega a ser Munchkin, los habría puesto finos! Verdad?
    A mí a veces me dejan sin comer cuando me porto mal. Es que con los años se me está agreando el genio y a veces tiro a morder cuando me molestan mientras como. Entonces, me quitan el plato y ni mi carita de arrepentimiento los ablanda. Estos humanos...

    Gruñiditos de Lluna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi técnica de las carantoñas suele funcionar bastante bien pero esta vez no hubo manera.
      ¿Te quitan la comida porque muerdes si te molestan mientras comes? Pues que no te molesten mientras comes, hombre ya.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Ya te digo. La excusa que ponen es por si algún día estoy comiendo algo que no me conviene y me lo tuvieran que quitar de la boca. La boba de Noa, mi compañera de piso, no es que se deje que se lo quiten de la boca, sino que lo suelta ella sola! Yo antes me lo trago entero, como hice con un pezón de pimiento rojo. Luego me puse mala, pero quizá fue por la bronca que me echó mi compi. No hay quien les entienda ¿no dicen que hay que comer de todo? Pues eso hago.

      Estos humanos...

      Eliminar
    3. No hay quien los entienda, no.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  19. Pobrecito, pero al final te han curado y comer vuelve a ser un placer para ti. Tus dueños te adoran!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo de que me adoran está por verse. Pero sí es cierto que estoy mejor.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  20. Lo bueno que todo salio bien, aca la coneja a veces come fruta por aquello de variarle al alimento, no queremos que se ponga enferma de tanta conejina. Saludos y esperemos que a partir de ahora la porción de comida se duplique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La porción siempre fue la misma, en realidad, pero ahora me lo como en mitad de tiempo...

      Prrrrrr.

      Eliminar