Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 4 de marzo de 2013

Crónicas Felinas XXXII: Yo quiero ir de compras


Marrameowww!!!

Por si acaso os lo estabais preguntando, este fin de semana tampoco se fueron de viaje este par de dos, así que aquí sigo soportándolos.

El sábado se tiraron todo el día en casa menos el ratito que fueron al supermercado. Hay que ver qué entretenimientos más extraños se buscan para un sábado por la tarde, aunque tengo que reconocer que yo creo que me lo pasaría pipa en un lugar así. La bruja siempre vuelve de mala leche pero yo estoy convencido de que tiene que ser un lugar de lo más entretenido.

Está lleno de pasillos por los que corretear, hay muchísimas cosas ricas. Incluso, si buscas bien, hay hasta cosas frágiles que puedes dedicarte a tirar con efecto dominó incluido, que es como más me gusta. Hay bolsas de plástico donde poder meterse y esconderse de aquéllos que intenten hacerse contigo para terminar con tu disfrute. En fin, que hay infinitas posibilidades.

Sin embargo, la bruja no lo disfruta nada. Protesta antes de ir porque dice que no le apetece, que estaba muy a gustito en casa, que ahora le toca ponerse ropa de ser humano decente y bajar a la calle a pasar frío y bla, bla, bla… Qué pestiño de mujer.

Cuando vuelve, también vuelve cabreada. Que si vaya colas, que si vaya gente maleducada, que si se le ha colado alguien en la caja, que si está harta de que los empleados vayan por los pasillos ofreciendo la mercadería como si aquello fuese un mercado de abastos (esto no suele suceder en los supermercados pero ya sabemos que cualquier lugar donde ponga un pie la bruja no puede ser ni medio normal), que si ahora tiene que  volver a quitarse la ropa de ser humano decente y volver a disfrazarse de ama de casa ejemplar… Más bla, bla, bla. Más cansinez destilando por todos sus poros.

A la próxima, yo me pido ir con el consorte. Así me libro un rato de las quejas de este ser deprimente que comparte casa conmigo.

Prrrrrrr.

P.S. Hay una perrita que necesita la ayuda de todos nosotros. Seguro que conocéis a Irene, la tutora legal de Umpa Lumpa. Pues la perrita de su tío está malita y nos necesita. Tenéis toda la información aquí 

P.S. 2: La bruja siempre me pilla de secretario. Me pide que os recuerde a los despistadillos que está de sorteo y que aún tenéis tiempo de apuntaros hasta el próximo jueves a las 23:59 horas. Hacedle caso y pinchad aquí, que es muy pesada.

28 comentarios:

  1. Pues sí que es rara labruja. Mi mami disfruta yendo de compras, aunque ella ahora se queja del dinero, la crisis... Qué petardas estas mamis!!
    Un día quedamos tú y yo para ir al super, nos comemos el apio y la valeriana, tiramos las cositas fuera de las estanterias... Te imaginas???
    Lamiditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oy oy oy... Take me to paradise, baby...

      Prrrrr.

      Eliminar
  2. Pues anímate que esos pasillos son la mar de entretenidos por no hablar de las escaleras mecánicas así que hale a darle con todo.Merlina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las escaleras mecánicas tengo que admitir que seguramente me darían un poco de miedo...

      Prrrrr.

      Eliminar
  3. Forlán, dile a tu madre que la próxima vez te lleve contigo de compras en un cespita como hago yo con mi gatito. La gente alucina y disfruta mucho viéndolo y el cotilleando a la gente y los pasillos del supermercado. Un beso felino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, no. Yo tengo que ir con el súper vacío. Me dan mucho miedo los desconocidos.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  4. me temo que estoy de acuerdo con la parte humana en este caso. el súper es un coñazo.
    yo me acuerdo cuando me independicé. ah, qué inocente criatura era. hasta me hacía ilusión ir a comprar cositas y prepararlas y blablablá. pero ya estoy harta. si tuviera una casa más grande, compararía en un macromercado de esos que todo es gigante. no sé, tarro de ocho kilos de paté. lata de quince kilos de atún. y así. para tener que ir una vez al año. lo malo es que viviendo sola, me dirás cómo me como esas cosas... pero bueno, para eso tendría ayuda de Ron, seguro, jejeje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la bruja era soltera iba una vez al mes y pedía que se lo llevasen a casa. El consorte es más de marujear una vez a la semana y arrastra a la bruja consigo.

      Prrrrr.

      Eliminar
  5. ah, yo he pujado por unas cositas para la perrita que necesita ayuda y he retuiteado la historia a ver si se puede hacer algo, no? hay que tener esperanza :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a ver si podemos hacer algo por Gordi... La bruja va a aportar hoy su granito de arena.

      Prrrrr.

      Eliminar
  6. A mí tampoco me gustan los supermercados...espera, vuelvo a empezar..a mí no me gusta ir a comprar con mi marido, porque me lleva por el pasillo del medio y con prisita, si por mi fuera, me leería y compararía los componenetes de la mitad de los productos..claro, luego me voy quejando que me falta tiempo, si me entretengo con una mosca...
    Cuando vuelva a Madrid nos vamos tú y yo de compras, a perder horas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja iría de los nervios contigo en el supermercado. Llévatela un día, así me río de ella...

      Prrrrr.

      Eliminar
  7. jajajajja cómo entiendo a la bruja... tb odio ir a comprar... y la 2ª parte, luego guardarlo todo en casa.... ugggggg
    eso si, creo q tú disfrutarias de lo lindo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando guardan las cosas también me lo paso pipa. Es mi momento de meter el hocico en las bolsas.

      Prrrrr.

      Eliminar
  8. Seguro que el consorte agradecería ir contigo en lugar de con la bruja jaja ¿A quién en su sano juicio se le ocurre ir un sábado a comprar al Super, a no ser que sea completamente imposible ir en otro momento?
    Ahora clico lo de tu amiguita la perrilla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se le ocurre al consorte. Si fuera por la bruja, moriría de inanición o se sentaría a esperar que la nevera fuese a llenarse sola.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  9. ja.ja.. pues si, suena a divertido eso de ir de compras, para mi que la bruja es una quejosa nomás! :-P
    besoooooo miauuuuu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente. Siempre está protestando por todo. Esto es un infierno.

      Prrrrr.

      Eliminar
  10. Juas juas..... Pero seguro que de vez en cuando te cae alguna 'chuche' o una latita delicatesen.... Yo odio el super: hemos descubierto lo maravilloso de la compra on line... Me ahorro una pasta en chuches para mi....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja también probó las mieles de la compra online pero dejó de usarla un día que le cancelaron el envío sin previo aviso y decidió volver al método tradicional, que dice que por lo menos así se asegura que las cosas le llegan cuando ella quiere.

      Prrrrr.

      Eliminar
  11. Yo tambien odio lo del super y como dice Abril, el guardar las cosas cuando llegas, menos mal que ahora mi peque me ¿ayuda? mas bien hace como tu revolver por las bolsas.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esa es la parte más divertida. Meter ahí la cabeza diciendo "¿qué has traído?".

      Prrrrr.

      Eliminar
  12. A riesgo de parecer la más tupi del mundo he de decir que ir al super me encaaaantaaaaa!!! lo quiero todo, me encanta recorrer pasillos, que me aborden los dependientes, estarme tres horas comparando precios/calorias/marcas ayyy que placer! Un día te llevo gatito!
    Besos y whyskas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, pues un día vamos juntos, que ésta es una siesa.

      Prrrrrr.

      Eliminar
  13. Muchísimas gracias por difundir!!!!

    Forlán, estás hecho una buena pieza tú ¿eh? jejeje. Aunque en el fondo, creo que entiendo a la bruja de tu madre... Yo también odio ir a la compra!!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué menos que difundir... A ver si entre todos podemos hacer algo. La bruja ya ha aportado su granito de arena y ha mandado hoy un mail para avisar.

      Pues no entiendo cómo odiáis ir de compras. Eso tiene que ser de lo más estimulante...

      Prrrrrr.

      Eliminar
  14. Tú cuélate en el bolso de tu jefa la próxima vez que vaya de compras...seguro que se alegra de verte cuando salgas corriendo por la sección de ultramarino ;)
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que para hacer los recados siempre lleva un bolso de lo más pequeñito. Creo que cantearía mucho... Aunque es un poco empanada, así que lo mismo cuela.

      Prrrrr.

      Eliminar