Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 21 de febrero de 2013

Memorias de Uruguay VIII: Una tarde paranormal


Ya vamos por el día 13 de diciembre ¿os dais cuenta de que llevo ocho semanas relatando las memorias y que aún nos quedan casi diez días de relato? Con suerte, para fin de este año terminamos… Pero bueno, como decís que os gustan las memorias, yo aquí sigo dándole a la tecla.

Pues bien, el día 13 de diciembre estuvimos en el MUHAR, que no es otra cosa que el Museo de Historia del Arte. La mayoría de lo que allí tienen expuesto son reproducciones pero resulta interesante porque han ganado bastantes premios y, aparte, tienen una momia auténtica que da bastante yuyu. A la momia no dejan sacarle fotos así que, para que no os enfadéis os dejo con un escriba:



Por la tarde le tenía preparada una sorpresa al churri. Siempre le han gustado los rollos relacionados con la alquimia y esas cosas, así que le llevé a conocer el Castillo Pittamiglio sin decirle a dónde íbamos. De hecho, tuve que que pedirle a mi madre que me averiguase los horarios de las visitas y demás, así que cada vez que hablábamos del tema delante de él nos referíamos al lugar como "Mmmm mmm mmm mmm". En mi familia no somos normales, no. 

El castillo tiene dos entradas. Una que da a la Rambla:



Y otra que da a la calle paralela:

Pongo detalle sólo de la torre porque la entrada en sí misma salió fatal

Os pongo un poco en antecedentes. Umberto Pittamiglio, de origen italiano, recibió su nombre así, sin H, o sea, en italiano. Él le puso la H posteriormente, dicen que por ser ésta la octava letra del alfabeto que tiene una gran significación en alquimia. Porque sí, aparte de ingeniero, arquitecto y político, nos había salido alquimista el muchacho. Dicen las malas lenguas que el 31 de diciembre le daba por subirse a lo más alto de una de las torres con una capa roja.

Compró unos terrenos allá por el año 1910 y allí se hizo su castillito, lleno de simbolismos y cosas raras, como podéis ver por estas fotos:





Yo, junto a unas columnas que dicen que parecen tubos de ensayo. A mí me siguen pareciendo columnas.

¿Habéis visto la Victoria Samotracia que os enseñaba al principio? Esta zona está justo detrás de dicho mascarón de proa.





Dirigiéndonos a sus aposentos privados. Esta zona es como un laberinto y las peculiares formas del techo no contribuyen mucho al sentido de la orientación.


La chimenea en el dormitorio del buen señor. Esto que voy a contar parece de “Cuarto Milenio” pero hubo que sacar varias fotos porque salían un montón de reflejos y cosas raras en lugares inexplicables. No digo que sea nada en concreto pero el hecho es que eso nos pasó.

Ya casi terminando la visita.

El techo de la última sala que vimos. ¿Veis una ventanita estrecha casi en el centro de la imagen? La hizo para que por ahí entrase el primer rayo de sol de la mañana.

Y con eso concluyó nuestra visita al Castillo Pittamiglio. Nuestro protagonista murió en el año 1966 sin dejar hijos tras de sí, por lo que en su testamento dejó el castillo a la ciudad de Montevideo. Eso sí, especificaba que sólo lo dejaba hasta su regreso…

De ahí nos fuimos a tomar un helado y a buscar a mi mami al trabajo para dirigirnos a la feria anual de artesanía “Ideas+” donde compré el imán de ovejita que Forlán ya se ha ocupado de romper y una especie de rebequita monísima que tengo a buen recaudo lejos de las zarpas felinas y que estoy deseando estrenar cuando venga mejor tiempo.

La semana que viene, dejamos Montevideo otra vez para recorrer más departamentos uruguayos. 

34 comentarios:

  1. Pues aunque estemos hasta fin de año, me gusta como nos descubres los rinconcitos de tu otro pais!
    Asi que seguiré atenta!
    El año pasado había una chaqueta roja esperando a la primavera no??
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la había. Este año está esperando ansiosa también. Y no tiene pinta de salir a pasear en breve... Un besote!!!

      Eliminar
  2. Pensé que la entrada de la Rambla del castillo era un edificio que estaban derribando!!!
    Cómo mola Montevideo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Sí. Mola un montón. Besotes!!!!

      Eliminar
  3. jajajajaj es q aprovechaste a tope tus vacas!! muy chulo el castillo

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que estoy sorprendida con que nos haya cundido tanto... Besotes!!!

      Eliminar
  4. Conclusión: el tal Pittamiglio estaba como una puta cabra.

    Jeje, recuerdo el imán de ovejita y las trastadas de Forlán

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como una chota, sí... pero nos dejó el castillito y algún otro edificio raruno que se ve por la ciudad.

      Ayyy, mi imán de ovejita... qué poco duró entero. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Interesante palacio! no lo conocí cuando fui, no me halbaron de él.. qué penita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que lo conoce tanta gente. Es decir, la fachada la ha visto mucha gente porque da a la rambla pero no hay tanta gente que sepa que se puede visitar. Al menos, no entre mis conocidos. Besotes!!!!

      Eliminar
  6. Ala que yuyu! y si vuelve a por su castillo? a ver quien es el guapo uruguayo que le dice que no...
    Molan un montón las visitas con fantasma..(esos reflejos que os salían al hacer la foto era el fantasma de Umbe fijo) lo que no tengo ni he tenido nunca claro qué es la alquimia, por más que busco en wikipedia, pregunto ect,,, no entiendo nada, la definición como si estuviera en chino. Bueno, si vuelve Umberto ya se lo preguntaré.
    Sales reguapa en la foto!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy por decir que soy yo, que me he reencarnado en mujer y a ver si cuela y me lo devuelven. Jajaja.

      Los alquimistas pretendían convertir cosas en otras cosas, como plomo en oro (no eran tontos). También buscaban la piedra filosofal, como Harry Potter, para hacerse con la vida eterna. No sé mucho más del tema. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Pues el castillo del alquimista mola mazo, jajajaja! (bueno, para verlo, para vivir ahí dentro no lo tengo yo tan claro).
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, vivir ahí tiene que dar un poco de yuyu... Besotes!!!

      Eliminar
  8. Me gustan estos relatos! Que lindo castillo, que interesante su dueño! ja.ja
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es un lugar muy peculiar. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Esto me lo hubiera perdido, nadie me hablo de que existía.
    Y parece interesante.

    Veo que eres una mujer activa hasta en vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues suelo ser más bien seta pero son muchos kilómetros y había que aprovechar...

      Como digo por ahí arriba, no mucha gente sabe que se puede visitar... Un besote!!!

      Eliminar
  10. Aca uno que lleva cuatro años en Montevideo, ha pasado diez mil veces por ahi y no tenia idea que ese castillo fuera todo eso que cuentas, muchas gracias y muy interesante la informacion. Tal vez le eche una visita un finde de estos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy recomendable. Pero llama antes para averiguar los horarios porque creo que no abren todos los días (el tema de las visitas lo lleva APPCU, que tienen ahí la sede, ya ves tú qué cosas...) Besos!!

      Eliminar
  11. Hija, has sabido mezclar las historias que más me gustan ,las de yuyu y la de personajes peculiares.
    Yo tengo el vicio de hacer fotos a chimeneas antiguas...y siempre espero ver algo detrás en la fotografía...curiosidad tonta cuando he visto tu fotografía a la chimenea...¿no te parece que ante una chimenea se pierde muchas veces la noción del tiempo?...algo debe de quedar de nosotros...no creo que tenga que volver...(jo, me he dado yo misma miedo con el razonamiento)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué metafísica estás... Jajaja. La verdad es que da un poco de cosita pero es un sitio de lo más interesante. Un besazo!!!

      Eliminar
  12. Me encantan estas memorias, me has abierto una puerta al exterior que de paso se agradece muchísimo especialmente ahora que nosotros no nos hemos ido a ninguna parte jajaja. Te nombraré reportera de mamás ;b
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si te conviene. Pasará tiempo hasta que vuelva a irme de viaje. Jajajaja. Un besazo!!!

      Eliminar
  13. Que sitio tan original!!! Lo de que lo dejaba a la ciudad de Montevideo hasta su regreso da un poco de yuyu no?? jaja veo que lo pasasteis bien, me gustan mucho las crónicas. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que da un poco de yuyu... Es una visita peculiar, sin duda. Un besote!!!

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Jajajaja. A mí m´alucinao que t´ayancantao... Besosssssssssss

      Eliminar
  15. Verdaderamente precioso el recorrido y bueno slo hay que esperar el regreso del propietario que seguro estara complacido por lo bien conservado que esta,(el castillo).Saludotes de Merlina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. A ver si se va a enfadar porque no le han regado las plantas... Besotes!!!

      Eliminar
  16. Se ve que Umberto vio Dentro del Laberinto (alerta: anacronismo XDDD), su castillo es digno de Bowie XDDD. Gran sitio para poner el museo. Y me alegro de que todavía queden diez días, eso de "lo bueno si breve..." va a ser que no con esta sección.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Breve no está resultando, no...

      Viendo el castillo yo pensaba más en Escher pero lo de Bowie tiene su punto. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar