Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 5 de abril de 2018

La hipotermia


Tal vez os hayáis percatado de que la semana pasada estuve bastante desaparecida. O tal vez no os hayáis percatado de nada porque la mayoría estabais de vacaciones y andabais tan desaparecidos como yo.

El tema fue que, entre la visita del casero que salió bien pese a los intentos de boicot de Forlán que contó el pasado lunes, las salidas a hacer recados para preparar la visita antedicha y diversos eventos sociales que tuve los días festivos, al final ni me pasé a visitar a nadie ni pude publicar post el jueves. De hecho, hasta tuve que sacar tiempo de debajo de las piedras para publicar y responder vuestros comentarios. Así que, mis disculpas si os  habéis sentido ultrajados por mi desaparición.

Pero no venía a hablar de esto. Lo que quiero comentar es que, entre los múltiples eventos sociales que tuve, uno de ellos fue quedar a tomar algo con Naar y Chema.

De más está decir que nos lo pasamos muy bien y nos reímos mucho de canciones horribles que se te pegan y de gente que usa emoticonos que no se entienden pero el problema fue que, pese a que unos días atrás el tiempo parecía querer mejorar y la primavera hizo un leve amago de entrada, el viernes pasado la temperatura volvió a bajar y, al viento huracanado que amenazaba con volar la carpa en la que estábamos, se sumó una lluvia torrencial (bueno, no era tan torrencial pero quiero darle dramatismo al asunto), lo que provocó que, pese a que en la carpa habían encendido las estufitas, yo me pasé congelada las más de cuatro horas que estuvimos ahí (que nos gusta darle a la sin hueso). Cuando nos íbamos, yo me percaté de que no sentía los dedos de los pies y llegué a mi casa al borde de la hipotermia, preguntándome si habría que amputar.  Menos mal que Naar me acercó en su coche muy amablemente, porque si encima me tocaba andar hasta y desde el Metro, creo que no hubiese vivido para contarlo.

Cuando llegué a casa, me puse mi ropa calentita de hacer el oso en el sofá pero ni así. Para cuando me fui a la cama todavía tenía las piernas frías y un tembleque de cuerpo generalizado. ¿Cómo es posible que me cueste tanto recuperar el calor?

Eso sí, la experiencia me sirvió para ver que no estoy sola en este mundo con respecto a algo que pensé que sólo me pasaba a mí porque siempre que lo comento la gente me mira como si estuviera loca: Cuando se me enfrían los pies, me duele la barriga. Nunca había conocido a nadie más a quien le pasara esto pero, al comentárselo a Naar, resulta que a ella también le pasa y siempre es agradable saber que una no está sola en su locura y sus múltiples disfunciones.

Me lo pasé muy bien pero pasé mucho frío. He sacado quinientas palabras de algo que se resumía en media línea.

34 comentarios:

  1. llover no llovió en exceso, lo que pasa es que las gotas de agua sobre la carpa resonaban como tiros. eso sí, el frío fue horroroso. además como yo llevo los pantalones un poco caídos como si fuera un grafitero o vete a saber qué, estaba todo el rato estirándome hacia abajo la sudadera y las camisetas tipo capa de cebolla que llevaba, para que no se me congelara la parte fronteriza de la espalda.
    lo pasamos genial! creo que voy a hacer un post de mates en el que os voy a mencionar. besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, tiene buena pinta lo del post de mates!! Estoy deseando leerlo. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Yo no voy a tratarte de loca, lo de los pies fríos puede ser algo molesto. Y conocés a alguien que le pasa lo mismo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal de muchos, consuelo de tontos, dicen. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Hola! Nunca he llegado a la hipotermia pero que mal lo paso cuando se me enfrían los pies, así que imagino el mal rato que pasarías hasta llegar a casa. Tampoco me ha pasado lo de enfriarse los pies y dolerme la tripa, y casi que lo agradezco porque en invierno siempre tengo los pies fríos, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo hipotermia tampoco he tenido nunca, tampoco es que me haya ido de expedición a la Antártida. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Estuve ausente la semana pasada así que no me he dado cuenta. Y aunque no soy friolera, sí es verdad que cuando tengo frío, me cuesta coger el calorcito. La barriga no me duele, pero la espalda de aguantar el frío...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, es cierto. Ese dolor de espalda provocado por el encogimiento... Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. A mí me ocurre lo contrario, que se me enfrían los pies cuando me duele la barriga. Es mentira, pero me apetecía decir una chorrada.
    Has hecho bien en extender a quinientas palabras esa media línea.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pienso que todas mis historias podrían contarse enteras sólo en el título, pero tengo una facilidad pasmosa para enrollarme. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Qué curioso. Yo cuando me duele la cabeza estornudo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ah, sí? Qué cosas más raras hace a veces el cuerpo... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Pues si que el tiempo estaba inclemente!! No relaciono el frio con dolor de barriga, pero cada uno lo vive de manera diferente.
    Aca hoy está lluvioso, horrible.. pero es viernes!
    buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hoy sábado ha amanecido por aquí también con lluvia y bastante fresco. La primavera no se anima a entrar, parece. Besotes!!!

      Eliminar
  8. El sector friolero de mi familia a eso lo llama "coger frío en la tripa". Para que veas que no estás sola.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que yo el frío lo cojo en los pies y la tripa se solidariza. ¿Será lo mismo? Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Yo soy de vivir congelada como 9 meses al año, los otros 3, muero de calor. Lo de tener los pies helados es horroroso, yo lo paso fatal, eso si, ando con mi bola de agua caliente como las yayas hasta finales de mayo casi, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo paso un frío horrible la mayor parte del año también. Eso sí, del calor no me quejo nunca. Besotes!!!

      Eliminar
  10. ¡¡¡¡¡¡Hola!!!! Yo soy muy friolera y también me duele la barriga cuando se me enfrían los pies, y a veces incluso la cabeza. Eso siempre lo remedio con un baño caliente(según mi familia hago sopa de Gemma por la temperatura del agua) y me tomo una infusión hirviendo en la bañera. Con eso ya mejoro un poco.
    Besos y como molan esas quedadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pero es que me da mucha pereza llenar la bañera... Soy friolera y vaga. Lo peor. Jajajaja. Me alegra ver que hay más gente que adolece de dolor de barriga con el frío de pies. Me siento menos sola. Besotes!!!

      Eliminar
  11. como siempre muy buen post! te dejo un besazo para la hipotermia!
    besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se ha ido pasando. Una semana es mucho tiempo para una hipotermia. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Yo cuando llegué me pagué a la estufa y luego me envolví en la manta, me puse la eléctrica en la espalda y a los gatos encima. En seguida estaba calentita!! :)
    Y no, no estás sola. El destino y el blog nos han juntado para estar locas juntas.
    Un beso! (emoticono de estar sufriendo un ictus)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues qué suerte. A mí es que me cuesta muchísimo entrar en calor, ya sea con mantas eléctricas, gatos biológicos o viceversa...
      Tres emoticonos de ictus para ti. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Yo tengo que tener los pies y los hombros calientes o me siento helada! Por eso uso albornoz! Si los hombros los tengo tapados ya no tengo frío! Cada una tiene sus rarezas!! Juas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los hombros también son muy suyos... Besotes!!!

      Eliminar
  14. Jejeje yo creo que podrías haber sacado unas quinientas palabras más. A mí la barriga no me duele, pero sí la espalda. Debe ser por el efecto encogimiento al sentir tanto frío. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como le comento a Margari, ese dolor también suele estar muy asociado al frío... Besotes!!!

      Eliminar
  15. A mi me cuesta un horror entrar en calor, también. Y muchas veces ni siquiera en la cama. Un asco
    Pero oye, lo pasaste bien así que fue por una buena causa
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que como me acueste congelada, congelada me quedo durante horas, aunque sea metida en la cama. Besotes!!!

      Eliminar
  16. podrá bajar la temperatura, pero nunca tu número de palabras! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Tengo manías para dar y tomar... Besotes!!!

      Eliminar
  17. Lectora anónima9 abr. 2018 19:29:00

    Y una pregunta indiscreta... ¿Cómo no os metisteis dentro? ¡Ni 5 minutos aguanto yo en una terraza si paso frío!
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque Naar y yo somos fumadoras y estar de cañas sin cigarrito no es lo mismo. Los vicios son así. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar