Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 3 de diciembre de 2015

Una serie de catastróficas desdichas V: La historia de un envío (o dos). Primera parte.

Continuando con mi saga de desgracias, hoy paso a relatar algo donde, si bien no hay ningún electrodoméstico implicado, me hizo darme cuenta de que, definitivamente, algo no marchaba bien en mi vida.

En realidad todo había comenzado meses atrás, cuando una compañera de trabajo de mi madre anunció que viajaba a Europa y que estaría unos días en casa de una sobrina que vive en Móstoles. Mi madre, emocionada, le preguntó si tendría a bien quedar conmigo para entregarme un paquetito. La mujer respondió afirmativamente y hacia España que viajó con el encargo pero, por azares del destino, no pudo quedar conmigo y el paquete quedó en Móstoles abandonado a su suerte hasta que yo tuviera tiempo de ir a rescatarlo.

Mi idea inicial era hacer intercambio de paquetes para que esta señora le llevase también algo a mi madre pero, dado que el plan A no había salido según lo esperado, decidí mandarlo por correo certificado. Hasta aquí, todo medianamente bien pero resulta que, al día siguiente de hacer el envío, miro el papelito de correos y veo que puse mal el número de apartamento. En serio, me sé la dirección de mi madre de memoria. Vete a saber en qué estaría yo pensando. Llamé a Correos y me dijeron que el paquete estaba todavía en la oficina. Ahí  que me dirigí rauda y me dijeron que no, que de ahí ya había salido (me encanta la coordinación que tienen, de verdad) pero que se podía mandar un fax a una especie de oficina internacional para corregir el dato. Me hicieron rellenar un formulario (hay formularios para todo en esta vida) y me dijeron que con eso quedaba solucionado. No obstante, mi madre ya estaba avisada de la locura transitoria de su hija y se había dedicado a informar de lo estúpida que soy a la portera del edificio y a la habitante del apartamento erróneo.

Días más tarde me meto en la página de Correos a ver qué tal va mi envío y me entero de que me lo tienen retenido en aduana. Al parecer, ahora quien recibe algo en Uruguay tiene que declarar el contenido (algo que ya hice yo al enviarlo) y pagar una tasa de aduanas por recogerlo (cosa que también pagué yo al enviarlo). Pero bueno, contra la burocracia no se puede luchar, así que mi madre rellenó online el formulario que han creado para tal fin e imprimió el justificante para ir a Correos a pagar los cinco dólares que le pedían como rescate por su paquete. A todo esto, tuve que decirle qué era y cuánto valía para que ella pudiera rellenar el formulario. Me cargué la sorpresa y las normas de educación en un abrir y cerrar de ojos. Dice el churri que la culpa es mía por andar mandando huevos Fabergé por correo.

Os contaré el resto de la historia en la próxima entrega para que esto no se haga eterno y para manteneros enganchados.

Sí, soy muy mala.

50 comentarios:

  1. Ostras!!! Que emocionante lo has dejado ¿Qué son huevos Fabergé? ¿Le dieron el paquete a tu madre? ¿Te llegó tu paquete? ¿Que tenía el tuyo? ¿Por qué? ¿por qué nos dejas con esta intriga?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los huevos Fabergé son uno huevos muy caros (y, para mi gusto, muy feos) que se usan en decoración. Mira, aquí te lo cuentan: https://es.wikipedia.org/wiki/Huevo_de_Faberg%C3%A9

      Os dejo con esta intriga porque soy muy cruel, básicamente.

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. ¡Así que eres de Uruguay! ¡Qué exótica! Sólo conozco a un tipo de allí, por cierto. Y ahora que lo pienso no conozco mucho de allá salvo que Pepe Mujica mola y ya lo quisieramos aquí. ¿Cuál es la comida más típica de allá?

    ¿Sabremos qué mandaste en el próximo post? Me tiene intrigado :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo nací aquí pero viví allí diez años y mi madre si es uruguaya de pura cepa. La comida más típica yo diría que es el asado pero prefiero otros platos como la pascualina y los zapallitos rellenos. Mmmmm.
      Si quieres conocer más, pincha en mi etiqueta "Uruguay" aquí a la derecha y te lees el relato del viaje que hice en 2012. A ver si te dan ganas de ir. Jajajaja.
      Lo sabréis todo a su debido tiempo. Ahí lo dejo...

      Besotes!!!!

      Eliminar
    2. Ohhhh sólo eres medio exótica :(

      Me da que en todo sudamérica sois muy fans del asado, por lo menos los paises con los que comparte frontera Uruguay lo son también. Pero claro, el asado no me parece algo exótico, en cambio los otros platos molan, los he tenído que buscar no creas que no.

      Y oye, no te digo yo que no termine yendo, me gusta mucho viajar :)

      Eliminar
    3. Se come de vicio (aunque yo para comer soy buena, casi cualquier plato típico me viene bien, jajajaja).

      Pues si vas ya nos contarás, aunque moriré de envidia. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Ahhh yo ya quería saber en que iba a terminar, ahora tengo que esperar :(

    Acá mi hermana mandó traer algo y los del correo le esculcaron las cosas y se quedaron con las más geniales, esos de correos no conocen límites.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué mal!!! A mí eso nunca me ha pasado pero prefiero no decirlo muy alto. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  4. Me entero ahora que eres Uruguaya! Hubiera jurado que eras chilena... he tenido que mirar en san Google qué era un huevo Fabergé y tiene pinta de haberte costado justo eso, un huevo. Espero que llegue.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. No mandé un huevo Fabergé. Era un chiste del churri. Por un lado, me parecen un horror y, por otro, creo que no me llegaría el sueldo de muchos meses para comprar uno. Me alegra tener esta pinta de poder adquisitivo, oye. Voy a ir hoy mismo a pedir un crédito, que seguro que me lo dan. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Hola! Vaya racha que has llevado... y por lo que leo aun queda historia, jajaja. Lo que dices tú, estos de correos tienen poca coordinación entre ellos, pero en fin, que le vamos a hacer, jejeje. Tengo curiosidad por saber que ha pasado con el paquete, jejee, Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo se sabrá a su tiempo, pequeña saltamontes. Jajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  6. Dejarnos así. Al final va a tener razón Forlán y vas a ser mala de verdad.
    Besos de todas formas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy mala. Es una excusa para que tengáis que volver. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Siiiii, eres muy mala porque quiero saber qué pasó con tu paquete. Seguro que a tu mami le encantó aunque no fuera una sorpresa.
    Un besito y me quedo esperando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo sabrás, lo sabrás... Besotes!!!

      Eliminar
    2. Parece que solo yo sabía que eres uruguaya, eso es por lo mucho que me encanta la gente de allí,jejeje.

      Eliminar
    3. No, qué va. Lo sabe mucha gente pero Holden no lleva aquí mucho y tal vez no me había leído nunca ningún comentario al respecto...

      Muchos besotes!!!

      Eliminar
  8. a mí una vez me mandaron un paquete a Madrid Guatemala. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por el precio de un envío nacional el paquete viajó un montón. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. siempre pasa algo!

    la última vez que envié un paquete lo dirigí a la Familia Álvarez y no se lo entregaban a nadie si no llevaban el DNI de la Señora Familia ¬¬

    allí me enteré que los paquetes que pasan de 1kg pasan sí o sí por aduanas... nunca mais!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿La señora Familia? Me muero...

      Allí pasan por aduanas pesen lo que pesen (esto no llegaba al kilo ni de blas) y hay que pagar rescate por ellos. Una forma como cualquier otra de recaudar dinero del contribuyente. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Puf, te entiendo perfectamente.
    a mí me han retenido en aduana mogollón de paquetes, para Andorra, para Canarias....
    Es desesperante...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí nunca me había pasado que me retuvieran algo en aduanas. Te sientes como una delincuente que está traficando con algo chungo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Madre mía! Me había creído lo del Fabergé... menos mal que una de tus respuestas a un comentario me ha sacado de mi error (ya pensaba que debía ser como una promesa y llevarías ahorrando años).
    Ju! Que ingenua soy!!

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, mujer... Aparte me parecen un espanto así que yo creo que aunque tuviera el dinero, no los compraría jamás.

      Un besote!!!

      Eliminar
  12. Yo incluso para enviar un correo electrónico, me lo leo diez veces antes y hasta lo deletreo de ser necesario.

    Un .es en vez de un .com, y quizás a quién le estaría enviando mis fotos de bombero o policía en donde salgo en sensuales posiciones sugerentes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Yo he recibido correos de lo más extraños. Hasta me mandaron una invitación a una barbacoa en un pueblo de Brasil. Me da que alguien se debe de haber ofendido porque no le invitaron. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  13. Hola: la política de envíos internacionales y las aduanas son unaverdadera mafia... menuda susto te llevarías con el error de la dirección pero tu madre estuvo muy hábil al avisar a la dueña del apartamento de la recepción del envío. Me tienes intrigada con tu paquete abandonado en Móstoles y si tu madre recibió perfectamente el suyo... me encantan este tipo de historias porque me consuela no ser la únic a la que le suelen pasar este tipo de 'catástrofes'... Al final siempre termino diciendo que tengo alguien me lanzó un gafe.... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay épocas en que todo nos sale torcido. Lo bueno es que, al final, todo se soluciona.

      Besotes!!!

      Eliminar
  14. hey! el suspenso es como esa especie de formulario no??


    :O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves. Si a mí me hace esperar la burocracia, yo os hago esperar a vosotros. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  15. jajajajaja necestio más!!!!!

    Bueno... si te sirve... yo una vez mandé un paquete con destino España.. Y no es que me lo retuvieran... ¡¡es que me mandaron un telegrama!! (primer y último telegrama que espero recibir en mi vida) avisándome de que tenía que personarme en correos inmediatamente... En serio... casi me da un pasmo...
    Y es que hay cosas... que es mejor no enviar por correo... como por ejemplo... el casquillo de una bala con una bala usada en su interior... jajajaja Hay cosas que solo se me ocurren a mí...
    Tranquila, que el minipaquete que te he enviado hoy, no lleva nada de eso... ajaj :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras... Habrán pensado que estabas enviando una amenaza de muerte o algo. Vaya cosas se te ocurren. Jajajaja.
      ¿Ya lo has mandado? Me muerdo los codos!!! Besotes y gracias.

      Eliminar
  16. Y yo, como siempre con la cabeza en las nubes, imaginando por donde andará tu paquete y la de historias que nos podría contar si tuviese la capacidad de hablar.
    Pero a falta de las suyas, las tuyas, que las cuentas con mucha gracia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mis paquetes, últimamente, siempre les pasa algo. Menos mal que no mando demasiados porque si no estaría toda la vida hablando de Correos. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Me tienes alucinada, qué leches es un huevo Fabergé?? jajajaja . Te lo sabes todo!!
    Desde luego, lo de los papelorios es un horror, eh?
    Besos y buen finde, semi-uruguayita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo por ahí arriba a Madre Desesperada, un huevo Fabergé son unos huevos carísimos y feísimos que se usan en decoración para demostrar que ya no sabes en qué gastarte la pasta. Por si lo dudas, no mandé un huevo Fabergé. Era un chiste del churri. (Es que hay gente que se lo ha creído).

      Buen finde para ti también, guapetona semi-austriaquita!!!

      Eliminar
  18. Mira el Churri qué graciosón es, yo también me lo había creído. Y esa señora tan desastre que va dejando paquetes por Móstoles, ella inició el cúmulo de desgracias y no es por señalar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que desconozco los motivos por los que no me llamó. Supongo que algo habrá pasado. Pero no sé si culparla de mis tragedias con los electrodomésticos. Dudo que su poder alcance a tanto. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  19. Pues nada, aquí me tienes a mí también esperando por el final de la historia.....
    To be continued

    ResponderEliminar
  20. Alaaaa, y nos quedamos con toda la intriga.

    Piensa en positivo, te ha pasado esto antes de las Navidades que es la época de paquetería por excelencia, así que has agotado tu cupo de desgracias postales por este año.

    No me lo creo ni yo, pero a ver si para el Destino cuela :P

    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente no tengo suerte con Correos. Ni con Navidades ni sin ellas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  21. Esto no es burocracia ni nada de eso, es extorsión y atraco por parte de banda desalmada, que son muy listos todos. Besos infernales nena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Sí, la verdad es que el término "burocracia" se queda un poco corto. Besotes!!!

      Eliminar
  22. La verdad que Correos es la pera. Y espera... ¿alguna vez has enviado algo a Canarias? es como hacerlo a otro planeta... En fin, ya dirás si al final le gusto lo que ya sabía que era...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, ahora que lo dices, no. A Canarias creo que nunca he tenido que mandar nada. Cruzaré los dedos. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  23. Anda, que yo también tuve una historia de esas interminables con un pedido que venía de Israel. Tocó pagar aduana y toda la vaina...Ya nos contarás cómo continúa la historia.

    Beso! :)

    ResponderEliminar