Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 1 de diciembre de 2014

Crónicas Felinas CXIV: No pasarán

Marrameowww!!!

Con la tontería, Munchkin ya lleva dos meses bajo el mismo techo que un servidor. El balance viene siendo positivo, si dejamos de lado sus ansias por que lo amamante (esto ya se le va pasando un poco, por suerte) y que venga a morderme la oreja cuando estoy en brazos de Morfeo.

Tiene una gran tendencia a acaparar los juguetes y no dejar que juegue con ninguno. También tengo que reconocer que ahora, de repente, me ha dado por juguetes a los que antes no hacía ni caso pero, al ver lo bien que se lo pasa el infante, he decidido probar a ver cuál es la gracia hasta que viene él y me los roba. Normalmente le dejo hacer porque soy de poco discutir y, para qué negarlo, también bastante vago por lo que casi que prefiero dejar que se salga con la suya antes que ponerme a montar la gresca por un quítame allá esa pelotita con cascabel incorporado. Habrá quien opine que me dejo expropiar mis bienes pero la verdad es que me da bastante igual. Soy feliz teniendo mi rinconcito mullido en el sofá donde pasarme las horas muertas echando interminables siestas y esto suele respetarlo bastante porque, por norma general, anda por ahí haciendo el cabra o se va a dormir él solo a la cama, en un alarde de independencia y rebeldía adolescente.

Pero… siempre hay un pero. Y en este caso serían los ratoncitos de juguete. No cualquier ratoncito. Unos pequeñitos que siempre me han encantado y que no me dejan usar mucho porque me da por metérmelos enteros en la boca y a estos humanos exagerados les da por imaginarse que me voy a terminar atragantando y no sé cuántas paranoias más.

Pues bien, podré soportar que Munchkin se haga con el control de cualquier juguete pero los ratoncitos… ayyyy, los ratoncitos. En las raras ocasiones en que logro hacerme con uno bajo el férreo control de mis humanos, no lo suelto ni a sol ni a sombra. Con deciros que el otro día, sin ir más lejos, cogí el ratoncito con mis fauces y, cuando vi que el canijo venía a intentar arrebatármelo, le tiré un zarpazo y hasta le gruñí, cosa que no hago ni con los veterinarios más infames. Los ratoncitos son mi último reducto de independencia; el estandarte que representa el gato único que otrora fui; la última propiedad privada que me va quedando y, aunque el derecho de usufructo me sea administrado con cuentagotas, bien vale la pena esperar lo que haga falta para luego disfrutar de ellos, así que en esto no pienso ceder ni un poquito. Ya puede quedarse con todos los otros juguetes, que no me importa. Ni siquiera le echo la bronca cuando viene a meter el hocico en mi platito para robarme granos de pienso cuando estoy comiendo pero mis ratoncitos son sagrados y por ellos me convierto en un felino coraje dispuesto a darlo todo por sus roedores de plástico.

Prrrrrr.

42 comentarios:

  1. Di que sí, así no se acostumbra mal. Lo que quiera menos los ratoncitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son míosssss. Mis tesooorooossss.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  2. Así me gusta, defendiendo lo tuyo!!
    Tengo aquí un montón de juguetes que compartiría gustosa contigo.
    Lamiditosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, contigo, compartiría hasta los ratoncitos, jatetú!!!

      Prrrrrrrrrrrrrrr

      Eliminar
  3. Mi gato juega poco pero se come al veterinario cuando puede. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso lo hacía Luhay. Éste parece que se va portando bien pero aún es pronto para cantar victoria.

      Prrrrrrrrrr.

      Eliminar
  4. Mi ama no me deja jugar con esos rantoncitos que dices. Una vez me regalaron uno, me lo metí en la boca y me lo sacó por la fuerza. Y nunca más se supo. Jo. Así que te entiendo, no cedas!!
    Un cabezazo, prrrrrr
    RON.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A ti también te mola metértelos enteros en la boca? Como digo, a mí me dejan jugar con ellos muy de vez en cuando, justamente por lo mismo. Es que no entienden que están buenos, oye.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  5. ABUR-RES
    PEGÚNTALE A LA BUJA QUÉ OPINA REL SENOR TABARÉ
    ESTOY INTERESARO COMO PERIORISTA

    QUE TE RENNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN

    SARPASOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres saber de su opinión sobre Tabaré, le preguntas. Este es mi espacio y si te aburro, ya sabes.

      Pffffffffffffff.

      Eliminar
    2. QUE BOBO ERES
      TOLAI

      Eliminar
    3. Tú sí que eres bobo.

      Macarra.

      Eliminar
  6. Hay que plantarse en algún momento, porque si no estos críos se te van comiendo el terreno hasta terminar meándosete encima. No bajes la guardia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sería capaz de hacer eso? ¿En serio? Qué asquito...

      Estaré atento, gracias por la advertencia.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Es lo único que pides y es todo lo que te mereces, los ratoncitos son tuyos y que Munchkin se busque sus propias manías! (que no incluyan tetas si es posible)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es todo lo que me merezco? Eso ha sido pasivo-agresivo.

      No sé si ronronear o no. Me has desconcertado.

      Eliminar
  8. Dí que sí! Munchkin también te rompe los juguetes?? A mí Noa casi ha acabado con todos los míos. Al principio me molestaba pero ahora le he cogido el gusto porque me encanta estrenar!! Paciencia Forlán, es bonito tener compañía de tu especie.
    Gruñiditos de Lluna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo lo rompe, con lo cuidadoso que soy yo... Pero sí, prefiero un juguete que respire.

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Jajajaja... es tu talón de Aquiles, que se le va a hacer. Un respeto.

    Rascaditas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. Para una cosa que pido...

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  10. Hombre!! yo estoy contigo, los ratones son sagrados!! claro que ahora que lo dices mis ratoncitos han desaparecido?! que me aspen pero que... Forlán hablamos me voy a buscarlos estas brujas me lo han robado fijo!! Grrr Lito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues corre, porque como te los hayan confiscado ya no los recuperas.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Pues como diría alguien por ahí, por tus ratones MA-TAS!
    Lametones!!

    ResponderEliminar
  12. Yo por mis ratoncitos MA-TO, podrías haber titulado la entrada, Forlán :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En pocas cosas coincido con la bruja pero en la tirria a esa mujer, sí que lo hago.

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  13. Blah, ya sabemos que al rato se los dejaras al bicho para que juegue. Te estas haciendo viejo y te entrara la ternura por el minino. Yo se.

    Cuidate gato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero es que acaso no tiene ya suficiente?

      Prrrrrrrrr.

      Eliminar
  14. Que gatito tan cucada jeje

    un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy una cucada, soy una fiera!!

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  15. pues anda que cuando llegue el bebe... lo llevas claro!! jajjajajajjajajajja... y encima siempre hay posibilidades de que vengan gemelos!! jajajajajjajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Bebé? ¿Gemelos? ¿Qué me he perdido?

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  16. Con los ratoncitos no!!! Esos son tuyos... a defenderlos gatito valiente!!
    jajajaja

    ResponderEliminar
  17. No sin mis ratoncitos jajajajjajaaja, hasta que al final termines cediendo, ya verás ya....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no, que no. Son míosssss.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  18. Bueno, va, por una vez te dejo tener razón. Que se busque otro entretenimiento Munchkin...
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para una cosa que reivindico...

      Prrrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  19. Así me gusta Forlancito, que aunque seas más bueno que el pan no permitas que te cojan de bobo. Me parece que ese pequeñín está un poco consentido y tienes que recordarle quién es el rey de la casa.
    Rascaditas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se me está subiendo a la chepa y no se puede consentir.

      Prrrrrrrrrrr.

      Eliminar
  20. Haces bien, que empieza con los ratoncitos de marras y acaba acaparando tu hueco del sofá. Hay que defender lo justo, pero con uñas (literal) y dientes
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso. Muy bien dicho.

      Prrrrrrrrrrrrr.

      Eliminar